jueves, 21 de marzo de 2019

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 22 DE MARZO DE 2019


AUDIO

Diversas y renovadas muestras por la lucha contra la privatización del agua se han incrementado a inicios de semana, así como eventos valorables entre lo espontáneo o quizás premeditado; ante las que la población salvadoreña ha expresado repudio y rechazo, ante tan siquiera intentos por la usurpación de ese derecho consagrado en la constitución.

Como ha ocurrido semanas y meses atrás, este último lunes, vecinos de varias comunidades en la periferia capitalina han realizado cierres de importantes calles por los que transitan miles de personas, en protesta por la ausencia por períodos variados del servicio de agua potable domiciliar, bajo la responsabilidad de ANDA – Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados -, institución gubernamental encargada de su distribución.

A la par de reacciones diversas de comprensión y rechazo por dichas medidas, subyace la percepción de la incapacidad institucional para garantizar el derecho al agua para todos los salvadoreños; mientras en la asamblea legislativa se retoma coincidentemente la discusión de la Ley General de Aguas que se encuentra en fase de anteproyecto por más de una década.

Como consecuencia, se decide por mayoría de partidos de la derecha la integración del ente rector del agua, integrando a sectores representantes de empresas privadas, a espaldas de las diversas propuestas expuestas por otros sectores sociales que propugnan por la sola participación de instituciones estatales, tal como sucede en el resto del mundo.

Este hecho provoca la reacción inmediata por rechazo a dicha designación sobre el ente rector que tendría incidencia trascendental del manejo del agua, incluyendo su distribución.

Desde políticos, organizaciones que han luchado contra intentos de su privatización, instituciones académicas, estudiantes universitarios y otros más, han alzado la voz y la disposición de emprender diferentes medidas para impedir que el proyecto así redactado en su artículo 14 no sea llevado a plenaria legislativa y pudiera ser aprobado por la mayoría de derecha que, al parecer, demuestra a qué sectores e intereses sirve.

Las protestas no se han hecho esperar a través de las redes sociales y manifestaciones públicas que han abundado en denuncias y señalamientos a los diputados y partidos que participaron en dicha decisión que, aunque no es definitiva, siembra la intención de consolidarla después, como siempre se ha hecho.

Lo diferente en estas circunstancias es que la población está muy atenta, más que nunca, de los movimientos y decisiones en el parlamento; una de las instituciones más desprestigiadas, al igual que los partidos políticos, y que ahora recibe de inmediato muestras de repudio, sobre todo si con su desempeño no atienden los intereses de la mayoría de la población que, en este caso, no quiere nada que se parezca a lo privado, luego de experiencias anteriores en las que se le impusieron medidas neoliberales que siguen afectando a todos.

La dolarización, la implementación del IVA, las privatizaciones de servicios públicos, entre otras, son algunas de las causas de la aprehensión que se expresa en casi todas las organizaciones sociales e instituciones relacionadas, que se amparan en la imposibilidad constitucional de la privatización del agua como tal, pero sin desconocer los subterfugios que se suelen utilizar por los sectores poderosos y minoritarios que pretensen de cualquier manera usufructuarla según sus intereses.

Ya han ocurrido efectos a consecuencia de las presiones populares que cada día se multiplican en dicho sentido, tal es así que los medios de comunicación informan este jueves que al menos 2 de 7 diputados, pertenecientes a la derechista Arena, Mayteé Iraheta y Gustavo Escalante, que participaron en la votación al interior de la comisión señalada, han hecho públicas sus retractaciones a dicha acción, por lo que han solicitado convocarla de nuevo para dejar sin efecto el artículo 14 aprobado.

En este país centroamericano todavía los partidos políticos y algunos de sus integrantes no han asimilado la rotunda derrota en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de febrero, y tampoco han comprendido el alcance que puede tener que la población al fin participe en la política nacional ante decisiones trascendentales para la vida del país y la de todos los salvadoreños; sin embargo es notable el resquebrajamiento de la estructuras partidarias, cuando algunos de dichos funcionarios no están de acuerdo a sólo obedecer las órdenes de las cúpulas respecto a tales decisiones con sus votos, sobre todo si saben que serán juzgados por el electorado en elecciones venideras.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, desde la provincia de Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.