lunes, 29 de abril de 2019

Diplomático: "México rechaza absolutamente cualquier intervención militar o violenta en América Latina"


RT  -   29 abr 2019 12:35 GMT

"México es el único país que tiene puentes de comunicación al primer nivel con las dos partes en el conflicto en Venezuela", asegura Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe de México, en 'Entrevista', de RT. La nueva política migratoria mexicana, la crisis política en Venezuela o el bloqueo de Cuba son algunos de los temas que aborda el subsecretario aclarando la posición de su país.



La política exterior de México se apega a los principios de no intervención en asuntos de otros países, con disposición a favorecer el diálogo que ayude a llegar a una solución a la crisis en Venezuela, dijo Maximiliano Reyes.

"La apuesta de México es por el diálogo, o por la comunicación entre el Gobierno y la oposición venezolana (…) Pensamos que si la solución pacífica no se basa en diálogo, entonces queda alguna solución que va a tener algún contenido de violencia en algún momento, puede ser una intervención militar, generación de conflictos internos, guerras civiles, algo intermitente como en Siria o un nuevo modelo de intervención militar, y no queremos eso para América Latina", comentó.

El subsecretario mexicano para América Latina y el Caribe recuerda que desde mediados de la década de 1990 la región ha tenido "cierta paz y estabilidad", por lo que insta a todos los gobiernos latinoamericanos a poner el foco en el crecimiento y desarrollo económico de sus respectivos países. "Si estamos concentrando los esfuerzos en pelearnos entre nosotros internamente o con otros hermanos latinoamericanos, o bien estamos gastando los recursos en guerras intestinas nunca vamos a salir adelante. Entonces, México rechaza cualquier intervención militar o violenta en América Latina y en este caso en Venezuela", agregó.

Respecto a la decisión de México de no acompañar al Grupo de Lima, de desconocer al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, Reyes aclaró que su país "no reconoce o desconoce gobiernos, lo que hace es mantener o romper relaciones diplomáticas", y reiteró que deben ser los propios venezolanos quienes deben elegir a su Gobierno.

En cuanto a la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) de reconocer a Gustavo Torre como representante de la Asamblea Nacional venezolana, dirigida por el líder opositor Juan Guaidó, ante ese organismo multilateral considera que es un "antecedente muy peligroso". "Estamos enfrentando un precedente de derecho internacional muy grave", porque en cualquier otro momento y [cualquier otro] país también podría reconocer a un diputado como representante de ese Estado ante un organismo internacional, y en caso de la OEA se "debe a los intereses de EE.UU. en la región", comentó.

Por último, sobre la decisión tomada por el Gobierno estadounidense de reactivar el título III de la polémica Ley Helms-Burton contra Cuba, el entrevistado indicó que México condena esa jurisdicción "extraterritorial" del siglo pasado. "Los bloqueos ya debe ser superados, no podemos seguir viviendo como en la época de la Guerra Fría. Mantener bloqueos económicos y sobre todo leyes extraterritoriales nos parece de otro momento y además es un atentado contra los derechos humanos, sociales, económicos de la sociedad mundial y de cada país", finalizó.

OTROS MODOS DE LUCHAR CONTRA EL BLOQUEO


Jorge Gómez Barata 

Al reconvertir la política hacia Cuba en rehén de la derecha miamense y ponerla en manos de funcionarios viscerales que, en lugar de velar por los intereses de Estados Unido procuran la restauración contrarrevolucionaria, la administración del presidente Donald Trump regresa a los enfoques de los años sesenta. Así lo evidencia la invocación al uso de la fuerza militar y el recrudecimiento del bloqueo con la activación del Capítulo III de la Ley Helms-Burton. 

Quien no puede retroceder a aquel momento es Cuba para la cual el retorno al pasado no es opción. La época de confrontación extrema en la cual la Revolución devolvía golpe por golpe y se armaba hasta los dientes, está trascendida. Hay mutaciones en el plano interno, la doctrina militar vernácula, ha cambiado, es diferente el contexto internacional y el sistema de alianzas político-militares de entonces es ahora inexistente. Hoy la resistencia es acompañada de un esfuerzo proactivo basado en la batalla de ideas y se desenvuelve en los ámbitos políticos y diplomáticos.

La buena noticia es que, en cuanto a Estados Unidos, respeto a la situación pretérita, el país está varios pasos adelante. El alineamiento hemisférico a la política anticubana de Washington que hubo en el pasado, contrasta con el aislamiento internacional del imperio visibilizado, entre otras acciones, en las votaciones de la Asamblea General de la ONU.

Por otra parte, algunos avances alcanzados en el breve período en que los presidentes Obama y Raúl Castro trabajaron para normalizar los vínculos, incluidos el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la exclusión de la Isla de países que apoyan el terrorismo, parecen irreversibles.

En el plano interno, la conclusión del liderazgo nacional acerca de la necesidad de reformar el modelo económico, perfeccionar la institucionalidad  y actualizar el entorno jurídico, incluido la adopción de una nueva Constitución, son avances hacia el perfeccionamiento del sistema que progresa en dirección a la democratización, incluida la definición del país como “un estado socialista de derecho”, que acoge un importante sector privado.

En los primeros años del proceso revolucionario (1959-1962) período en que se realizó la Reforma Agraria que expropió los latifundios y se decretó la nacionalización de las empresas norteamericanas, la Revolución combatía a la riposta y, en la medida de lo posible, devolvía golpe por golpe. De alguna manera, las agresiones económicas de los Estados Unidos se saldaban con la nacionalización de sus propiedades.

En los siguientes treinta años la Revolución contó con el apoyo del Campo socialista que si bien no cubría todos los requerimientos, permitía aplicar una gama de políticas sociales y avanzar en el desarrollo del país. A partir del colapso soviético en 1991 la situación cambio. Al bloqueo estadounidense se sumó la ruptura de todo tipo de colaboración, no solo con la Unión Soviética sino con todos los países de Europa Oriental. Fidel Castro llamó a aquellos hechos: “Un doble bloqueo”. 

Desde entonces, con éxito relativo, Cuba trata de insertarse en los circuitos de la economía global, atraer inversión extranjera directa y obtener créditos, contra lo cual, a partir de ahora pretende levantarse la Ley Helms-Burton y su fatídico Capítulo III.

No obstante, no hay nada que indique que Cuba cederá en sus objetivos esenciales y es obvio que encontrará los modos adecuados para, desde la contemporaneidad, enfrentar la nueva embestida. Como ha dicho el Canciller Bruno Rodríguez “Cuba responderá a las agresiones con una mayor amplitud en sus vínculos con todos los sectores de la sociedad estadounidense…, utilizando todas las herramientas a su disposición…”.

Aun en las más adversas circunstancias, el jefe de la diplomacia cubana reitera la invariable disposición a la cooperación con Estados Unidos en terrenos de beneficio mutuo… incluso al diálogo en cualquier tema sobre bases de respeto a la independencia y soberanía. De cómo pudiera realizarse ese esfuerzo les contaré. Allá nos vemos.

La Habana, 28 de abril de 2019

…………………………………………………………………………..
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

EE.UU. podría dejar de compartir información con sus aliados europeos si usan móviles Huawei con la red 5G


RT  -   29 abr 2019 15:09 GMT

La medida no tiene carácter comercial, sino que está vinculada con la seguridad, indicó un alto funcionario de ciberseguridad del Departamento de Estado de EE.UU.



Si los aliados europeos de Estados Unidos utilizan dispositivos de la compañía china Huawei con la red 5G, Washington reevaluará la necesidad de compartir con ellos su información, indicó un alto funcionario de ciberseguridad del Departamento de Estado de EE.UU., Robert Strayer, citado por Reuters.

"La postura de Estados Unidos es la de que poner a Huawei o a cualquier otro proveedor no fiable en cualquier parte de la red de telecomunicaciones 5G supone un riesgo", declaró Strayer.

"Si otros países insertan y permiten que los proveedores no fiables se conviertan en proveedores de sus redes 5G, tendremos que volver a evaluar la capacidad de compartir información y estar conectados con ellos en la forma en que lo estamos hoy", agregó.

Tecnología de quinta generación, ¿una arma estratégica?

La compañía Huawei es objeto de una constante presión por parte del Gobierno norteamericano, que acusa a la empresa china de espionaje, algo que la compañía rechaza, e insta a sus socios de no colaborar con ella.

"Desafortunadamente, EE.UU. considera la tecnología 5G como un arma estratégica. Para ellos es como una especie de bomba nuclear", declaró el fundador del gigante asiático, Ren Zhengfei, en una entrevista con los periódicos alemanes Wirtschaftswoche y Handelsblatt.

Sin embargo, pese a las reiteradas advertencias de Washington a sus aliados para que no usen los productos de Huawei y prohíban el desarrollo de la tecnología de quinta generación en su territorio, varios países europeos, Francia e Italia entre ellos, las han ignorado, negándose a endurecer el control sobre este servicio.

Por su parte, China señala que aquellos países que consideran establecer el 5G en su territorio no deberían ceder a la presión externa. Según anunció el pasado domingo el embajador chino en Londres, el Gobierno de Theresa May —que, supuestamente, habría decidido excluir la participación de Huawei en el desarrollo de la red 5G en el territorio británico— debe tomar sus decisiones de forma independiente y resistir la presión que ejercen otros países.

Según las fuentes de Reuters, el Consejo de Seguridad Nacional británico acordó permitir eventualmente la participación de Huawei, pero de forma limitada y con algunas restricciones adicionales.

ESPAÑA Y COSTA RICA EN LOS INFORMATIVOS DEL DOMINGO


Por Pedro Martínez Pírez

Dos noticias sobresalieron este domingo en los medios de prensa en Cuba: la visita oficial de tres días a Costa Rica del Canciller Bruno Rodríguez, y la victoria electoral del Partido Socialista Obrero Español que encabeza Pedro Sánchez, quien como Presidente de España estuvo en visita oficial en La Habana en noviembre pasado.

Tres días antes de su llegada a San José el Canciller cubano ofreció una conferencia de prensa en La Habana en la cual exhortó a la comunidad internacional a detener las agresiones del gobierno de Estados Unidos contra Cuba.

Rodríguez denunció las recientes medidas anticubanas anunciadas por su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, que refuerzan el bloquo, afectan a todas las familias cubanas sin excepción, y hacen aún más difíciles los viajes de los estadounidenses a Cuba.

Aseguró el canciller cubano que el reforzamiento del bloqueo mediante la aplicación integral de la Ley Helms-Burton, está destinado al fracaso, como lo demuestran las reacciones de Canadá, México, España y el resto de la Unión Europea, que rechazan especialmente la aplicación del título tercero de esa ley, que fue aprobada dn 1996 por el Congreso yanqui.

El encuentro en San José de Bruno Rodríguez Parrilla con su homólogo de Costa Rica, Manuel Ventura Robles, será el primero de este tipo desde el restablecimiento hace una década de las relaciones diplomáticas entre las dos naciones.

La primera actividad del Canciller cubano en San José fue el homenaje a José Martí y a otros patriotas, como Antonio Maceo y Flor Crombet, quienes tuvieron en Costa Rica un sólido apoyo en la lucha por la primera independencia de Cuba.  Rodríguez intercambió también con integrantes del Movimiento de Solidaridad con Cuba en Costa Rica, a quienes agradeció su amistad y firme apoyo en la lucha contra el bloqueo de los Estados Unidos.

Y en cuanto al triunfo de Pedro Sánchez en las elecciones de este domingo los cubanos no olvidamos que durante su visita oficial a Cuba el presidente español entregó al Historiador de La Habana, Eusebio Leal, la famosa Silla de Antonio Maceo, que se llevó de Cuba como trofeo de guerra el tristemente célebre gobernador colonial Valeriano Weyler.

Son noticias de este domingo que compensan las malas nuevas y las mentiras que constantemente brotan desde el grupo de poder ultraconservador y macartista que sueña desde Washington en implantar la Doctrina Monroe en Nuestra América.

La Habana, 29 de abril de 2019