viernes, 3 de mayo de 2019

EE.UU. maneja opciones militares para Venezuela "adaptadas" a las circunstancias en el terreno


RT   -   3 mayo 2019 18:37 GMT

Así lo ha afirmado el secretario de Defensa, Patrick Shanahan, en una reunión con altos funcionarios del Pentágono.

El secretario de Defensa estadounidense, Patrick Shanahan. Yuri Gripas / Reuters

El secretario de Defensa de EE.UU., Patrick Shanahan, se reunió con el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, para discutir sobre la situación de Venezuela, y tras el encuentro le dijo a la prensa: "Tenemos un conjunto completo de opciones adaptadas a ciertas circunstancias". 

A su vez, Shanahan expresó: "A medida que cambian las condiciones, hacemos modificaciones y ajustes". Aunque el funcionario del Pentágono no dio demasiadas especificaciones, recordó lo dicho por el presidente, Donald Trump: "Todas las opciones están sobre la mesa". 

En otras palabras, afirmó que "la gente debería tener confianza" en los planes de la Casa Blanca con respecto al país bolivariano. Sobre ello, manifestó que "tienen profundidad". No obstante, aquel servidor público señaló: "Quiero evitar entrar en que podríamos hacer esto o aquello".

Según informa AP, del encuentro también participó el almirante de la Marina, Craig Faller, a cargo del Comando Sur. Una de las responsabilidades de Faller sería relevar la situación de Venezuela, donde las fuerzas norteamericanas pueden hacer tareas de vigilancia para respaldar las informaciones de inteligencia. El secretario de Defensa solicitó el encuentro porque quería una actualización de los informes.

El 1 de mayo, Pompeo ya había manifestado en una entrevista con Fox Business que "la acción militar es posible". Al mismo tiempo, aseveró: "Si eso es lo que se requiere, eso es lo se hará".

EE.UU. fue el primer país en reconocer a Juan Guaidó como mandatario de Venezuela, luego de que el líder de la Asamblea Nacional se haya autoproclamado como presidente interino. Más tarde, el 30 de abril, ese político opositor dirigió un levantamiento armado que tenía como fin derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro, algo que desde la Revolución Bolivariana fue denominado como un golpe de Estado. 

Más información, en breve.

Putin y Trump han discutido la situación en Venezuela y Corea del Norte en conversación telefónica


RT  -   3 mayo 2019 16:47 GMT

También se precisa que los presidentes hablaron sobre el informe del fiscal especial Robert Mueller.

Leonhard Foeger / Reuters

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha discutido este viernes la situación política en Venezuela y la desnuclearización de Corea del Norte en una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Los presidentes, que dedicaron gran parte de su conversación al tema de Corea del Norte, subrayaron su compromiso con la desnuclearización del país y la normalización de la situación en la península de Corea. Según la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, Trump ha pedido a Putin que ejerza presión sobre Corea del Norte sobre esta cuestión. Por su parte, el mandatario ruso ha informado a Trump sobre los resultados clave de su reciente cumbre con líder norcoreano Kim Jong-un en Vladivostok.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha confirmado que los presidentes conversaron durante una hora y media. Según Sanders, ambos mandatarios también hablaron del informe del fiscal especial Robert Mueller. La conversación entre los mandatarios "ha sido muy positiva", añadió la portavoz de la Casa Blanca.

Además, Putin y Trump han discutido la posibilidad de concertar un nuevo acuerdo nuclear entre Rusia, EE.UU. y China, así como la prolongación del tratado existente sobre las medidas de reducción y limitación de armas estratégicas ofensivas.

Entre otros temas, los presidentes abordaron el desarrollo de las relaciones comerciales e inversión mutuamente beneficiosas entre sus países. 

Más información, en breve.

MAS DE CIEN MILLONES SIN TRABAJO EN EEUU


Por Manuel E. Yepe

Triste noticia la que hoy esconden los medios de prensa de Estados Unidos, el número de estadounidenses sin trabajo ha sobrepasado los cien millones de personas, cifra que supera la de los que estaban en esa situación en cualquier momento de la Gran Recesión de 2008 y 2009.

Según datos publicados por el periodista Michael Snyder, casi 102 millones de ciudadanos estadounidenses no tienen trabajo en la actualidad.

Las reclamaciones de beneficios estatales por desempleo crecieron de 37,000 a 230,000 en la semana que terminó el 20 de abril, según el Departamento de Trabajo. El aumento fue el mayor desde principios de septiembre de 2017.

Se agrava el asunto al recordar que durante la última década los legisladores de todo el país han hecho más dificultoso solicitar beneficios por desempleo y han reducido el tiempo durante el cual pueden recibirlos los cesantes.

Durante la última década, el número de estadounidenses que se encuentran en la categoría de “desempleados” ha disminuido constantemente, pero el número de estadounidenses “que no forman parte de la fuerza laboral” ha ido en más rápido incremento.

En ambos casos se trata de estadounidenses que no tienen trabajo.  Es sólo una cuestión de cómo el gobierno federal decide categorizar a esos individuos.

En estos momentos se publica que sólo existen 6,2 millones de estadounidenses oficialmente “desempleados”, pero esto es tan sólo la mitad de la historia.

Los principales medios de comunicación raramente mencionan el número de estadounidenses categorizados como “no en la fuerza laboral” que ha crecido exponencialmente desde la última recesión.  En este momento, esa cifra es de 95,577 millones.

Cuando se suman 6,2 millones de “oficialmente desempleados” a 95,577 millones de estadounidenses categorizados como “no en la fuerza laboral”, se obtiene un gran total de casi 102 millones de estadounidenses que no tienen trabajo en este momento.

Según John Williams, de la firma shadowstats.com que rastrea cuál sería la cifra real de empleo si se utilizaran cifras adecuadas, la tasa real de desempleo en Estados Unidos en este momento es del 21,2 %.

Un indicador que shadowstats.com prefiere tomar en cuenta es la tasa de participación de la fuerza laboral civil que en esencia refiere el porcentaje de la población en edad de trabajar que está realmente involucrado en la fuerza laboral. Justo antes de la última recesión, la tasa de participación de la fuerza laboral civil se situaba en torno al 66 %. Pero, cuando la recesión golpeó, la tasa de participación de la fuerza laboral civil cayó por debajo del 63 %, y se mantuvo entre el 62 y el 63 % durante un largo período de tiempo.

En este momento se habla de apenas un 63,0 %, tasa que no representa una verdadera recuperación.

Si se quisiera afirmar que Estados Unidos ha tenido una muy marginal recuperación del empleo desde la última recesión, el argumento sería podría ser legítimo. Pero algo más allá de esto sería simplemente una deshonestidad.

Lo cierto es que la economía de Estados Unidos se está desacelerando rápidamente una vez más, y la mayoría de los estadounidenses no está preparada para lo que está por venir.

Los reclamos iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron de 37,000 a 230,000 en la semana que terminó el 20 de abril, dijo el jueves el Departamento de Trabajo. El aumento fue el mayor desde principios de septiembre de 2017.

Cuando un estadounidense en edad de trabajar no tiene trabajo, las estadísticas lo incluyen en una de dos categorías diferentes.  O bien se los clasifica como “desempleado” o como “no está en la fuerza laboral”.

Pero usted tiene que sumar ambas categorías para obtener el número total de estadounidenses sin trabajo.

Durante la última década, el número de estadounidenses que se encuentra en la categoría de “desempleados” ha disminuido constantemente, pero el número de estadounidenses “que no forman parte de la fuerza laboral” ha ido en rápido aumento.

En ambos casos estamos hablando de estadounidenses que no tienen trabajo.  Es sólo una cuestión de cómo el gobierno federal decide categorizar a esos individuos.

En este momento, se nos dice que sólo 6,2 millones de estadounidenses están oficialmente "desempleados", y eso suena muy bien, pero lo que los principales medios de comunicación raramente mencionan es el hecho de que el número de estadounidenses categorizados como "no en la fuerza laboral" ha crecido enormemente desde la última recesión.  En este momento, esa cifra es de 95,577 millones.

Si eso te suena terrible, es porque es terrible.

La Habana, Mayo 1º de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.