lunes, 6 de mayo de 2019

"Hasta nunca": el duro mensaje del alcalde de Nueva York a Jair Bolsonaro tras la cancelación de su viaje


El presidente brasileño anunció que no asistirá a la entrega de un premio concedido por la Cámara de Comercio Brasil-EEUU. "Huyó. No estoy sorprendido; los matones en general no saben recibir un golpe", lanzó Bill de Blasio, jefe de la Ciudad

Bill de Blasio, Jair Bolsonaro (Reuters)

INFOBAE  -  5 de mayo de 2019

"Hasta nunca", lanzó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a Jair Bolsonaro, tras la decisión del polémico presidente de Brasil de anular su viaje a la mayor ciudad de Estados Unidos en medio de protestas contra su visita.

"Denunciamos su intolerancia. Huyó. No estoy sorprendido; los matones en general no saben recibir un golpe", tuiteó de Blasio, que hace días había calificado al mandatario brasileño como "un hombre peligroso".

"Hasta nunca @jairbolsonaro. Tu odio no es bienvenido aquí", añadió el alcalde demócrata.

Tras una intensa campaña en su contra, Bolsonaro desistió el viernes de su viaje a Nueva York, donde el 14 de mayo recibiría el premio anual de "Persona del Año" de la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos en una cena de gala.

La gala originalmente iba a ser realizada en el Museo de Historia Natural de Estados Unidos, pero tras una avalancha de críticas y una petición que sumó casi 25.000 firmas contra el evento, la institución anunció en abril que no era "el lugar ideal" para tal homenaje.


El acto fue después confirmado en el hotel Marriot Marquis en Times Square. Desde fines de abril manifestantes de diversos grupos de izquierda, activistas por los derechos homosexuales, indígenas y del medio ambiente han protestado cada tarde frente al hotel.

Organizadores de las protestas dijeron que aunque Bolsonaro no venga, la cena de gala en su honor sigue en pie y seguirán manifestando cada tarde frente al hotel Marriott hasta que se anule el evento.

Cada año, la cámara escoge a dos personalidades, una brasileña y otra estadounidense, y las premia en su cena de gala para más de mil personas. Este año, los premiados son Bolsonaro y el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo.

(Con información de AFP)

EL IMPERIO TIENE QUE REAJUSTAR SUS POLÍTICAS


Por Manuel E. Yepe

Citado por Strategic Culture, Zhang Jiadong, investigador y profesor en el Centro de Estudios Americanos de la Universidad china de Fudan, considera que Estados Unidos está aprendiendo a lidiar con su nuevo estatus mediante un cambio de políticas. Luego que Donald Trump asumiera la presidencia, la política interior y exterior de Estados Unidos ha experimentado un dramático giro.

En primer lugar, Washington ha comenzado a mirar más hacia sus asuntos internos promoviendo el lema “América Primero” en detrimento de su política anterior y una agenda hegemónica propia con hincapié en la soberanía, la reciprocidad y el nacionalismo.

En segundo lugar, su apertura y su inclusión están cambiando gradualmente hacia la cercanía y la estrechez. (Respecto a su trato con China, el comportamiento de EEUU se ha hecho más estrecho en materia de inmigración y del tratamiento con expatriados chinos).

En tercer lugar, Washington ha pasado de ser promotor de su versión de la justicia en abstracto a la defensa de sus intereses.

Hay quienes creen que EEUU ha sido así siempre y lo que ha marcado la diferencia es la franqueza de su nuevo presidente. Otros piensan  que se trata de un ajuste gradual y Washington regresará a su nivel de apertura e inclusión de siempre.

Cuando terminó la II Guerra Mundial, EEUU era un líder integral. Su PIB representaba más del 50 % del total mundial, y la producción manufacturera era de entre el 60 y el 70 % de ésta. Militarmente, era más fuerte que todos los demás países juntos. A medida que las élites científicas y educativas huyeron a Estados Unidos para buscar asilo durante la guerra, el país se convirtió, y sigue siendo, el centro científico y educativo del mundo. Desde el punto de vista financiero, los principales recursos financieros del mundo se encontraban, en su mayoría, en manos de los Estados Unidos. Estados Unidos fue considerado líder y liberador del mundo libre, pese a que fue el último país importante en incorporarse a la Segunda Guerra Mundial con las fuerzas aliadas para derrotar al fascismo.

Debido a esto, EEUU pudo establecer un enorme sistema hegemónico.

Aunque la Unión Soviética tenía capacidad para desafiar a EEUU en algunos campos, como el militar, Washington emergió como el país más poderoso del mundo en términos de fuerza nacional integral.

En el mundo posterior a la Guerra Fría, el poder político de Estados Unidos alcanzó su punto máximo tras ganar la primera Guerra del Golfo.

Estados Unidos dominó casi por completo el mundo en las condiciones de un orden mundial unipolar.

Sin embargo, todo comenzó a declinar luego que EEUU sufrió graves reveses económicos y de seguridad. Los ataques del 11 de septiembre del 2001 pusieron de manifiesto que su seguridad no era absoluta. La crisis hipotecaria de 2007 reveló su vulnerabilidad económica y la crisis financiera mundial de 2008 demostró que Estados Unidos también necesitaba de apoyo exterior.

Debido a los cambios en el orden mundial y su estatura internacional, algunas de las políticas de Estados Unidos que fueron efectivas en el pasado dejaron de funcionar. El comercio solía ser una actividad mediante la cual Washington influía en las políticas internas y externas de muchos países, por ejemplo. Antes de la entrada de China en la OMC, EEUU utilizaba el trato unilateral de nación más favorecida como palanca para influir en algunas de las políticas internas y externas de China. Ya no puede de hacerlo.

En la reciente disputa comercial entre China y EEUU, algunos importantes pasos adoptados por EEUU ya no han sido permitidos por la OMC. La influencia de Estados Unidos en el comercio de otros países, también ha dado señales de debilitamiento.

Incluso en la defensa, su influencia relativa se ha reducido y cada vez son más los países que están desarrollando capacidades de defensa naval y aérea.

Durante un largo período posterior a la II Guerra Mundial, EEUU había sido un hegemón marítimo. Ahora, las fuerzas marítimas de países asiáticos como China, Japón e India, se han fortalecido y más Estados ribereños reclaman derechos sobre sus aguas en virtud de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Aunque las fuerzas marítimas y aéreas y Estados Unidos no hayan sido aun expulsadas, su libertad para operar fuera de sus aguas y espacio aéreo ha disminuido.

Con su liderazgo erosionado, Estados Unidos ha comenzado a cambiar la naturaleza de sus políticas y trata de compensar su menor influencia mediante ajustes, acoso e intimidación.

Para evitar la confrontación estratégica directa con Washington algunos países hacen concesiones. “Pero, a la larga, las relaciones de EEUU con otros países, China incluida, volverán a la lógica de las relaciones internacionales”, según vaticinio del investigador y profesor chino Zhang Jiadong.

La Habana, Mayo 6 de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

Exxon vs Cupet- Cimex. Entradas a la venta


Jorge Gómez Barata

Aprovechando el clima creado por la activación del Capítulo III de la Ley Helms-Burton, Exxon Mobil, una de las mayores transnacionales del mundo, ha presentado una demanda contra las empresas cubanas Corporación Cimex S.A y la Unión Cuba-Petróleo (CUPEX), que fue radicada como la causa 19-CV-1277 en la Corte del Distrito de Columbia.

Cuba Petróleo (CUPET) es un holding formado por 41 empresas estatales y cinco mixtas, que gestionan todas las fases de la industria del petróleo, el gas, y los lubricantes en la Isla, operando las refinerías, los pozos, oleoductos, las flotas de buques y cisternas, y las gasolineras. Por su parte, la Corporación CIMEX es otro grupo empresarial de capital estatal cubano que integra más de 80 empresas.

Estas dos entidades tienen un peso importante en la economía cubana y en las relaciones con socios extranjeros, son vitales para el desempeño económico nacional, y claves en las expectativas de atraer capital foráneo. Según el demandante, la naturaleza de la acción obedece a que los demandados han “traficado” con propiedades suyas, que fueron nacionalizadas por Cuba en 1960.

Curiosamente, en lugar de demandar al estado (gobierno) cubano que fue quien nacionalizó sus propiedades, Exxon encauza a dos empresas, Cupet y Cimex, que no existían cuando aquellos hechos se produjeron y que, como entidades estatales, regidas por los preceptos de dirección centralizada que existen en la economía de la Isla, carecen de autonomía, atribuciones, y recursos para librar un contencioso judicial como el que sugiere la demanda.

Por otra parte, pude ser un error conceptual acusar al gobierno y a empresas cubanas de “traficar” con propiedades de Estados Unidos, que, al ser nacionalizadas se convirtieron en entidades públicas gestionadas por el estado. Aunque discutible la figura de “trafico” se concibió para ser aplicada a terceros.

Nadie trafica con aquello que le pertenece, cosa que ninguna empresa ni el gobierno de los Estados Unido ponen en duda, circunscribiendo su reclamación al resarcimiento financiero, cosa que el gobierno cubano reconoce y espera la oportunidad de honrarlo.

Al invocar el capítulo III de la ley conocida como Helms-Burton, los abogados de Exxon, que seguramente conocen la existencia en Cuba de la Ley 80, cuyo primer artículo declara ilícita, inaplicable, y sin valor ni efecto jurídico alguno la “Helms-Burton”, pueden haber internado su reclamación en un callejón sin salida jurídico. En consonancia con la mencionada ley, probablemente Cupet y Cimex ni siquiera puedan darse por enterados.

Exxon pide a la Corte del Distrito de Columbia que se realice juicio contra los acusados, aludiendo haber sufrido daños por 71.611.002.90 a lo cual habría que sumar un interés del 6 por ciento anual que asciende a 283 millones para un total (con números redondos) de unos 363 millones. Según la demanda, Cupet y Cimex debería además cubrir los costos del litigio.
  
Como es usual, la corte concede a ambas partes 60 días, a partir de la radicación de la causa, para llegar a algún acuerdo “extrajudicial”. Si bien Cupet y Cimex pudieran aprovechar el plazo para establecer contacto con Exxon, e informarse de todos los aspectos de la demanda, difícilmente pueda avanzar más allá.

En consonancia con las posiciones históricas de Cuba, extremadamente celosa de su soberanía, es muy poco probable que las empresas cubanas accedan a un litigio en una corte norteamericana que, según el profesor Jesús Arboleya, es el peor lugar para interactuar con Cuba.

Seguramente, los líderes, juristas, y diplomáticos cubanos encontrarán las mejores opciones. Toda la confianza para ellos. Allá nos vemos.

La Habana, 06 de mayo de 2019

…………………………………………………………………………
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

Lavrov tras reunirse con Pompeo: "No veo ni siquiera en EE.UU. a partidarios de una solución militar en Venezuela"


RT  -   6 mayo 2019 16:00 GMT

Este lunes, el ministro de Exteriores ruso ha celebrado una reunión cara a cara con el secretario de Estado de EE.UU. en un foro internacional en Finlandia.



"Tuvimos una conversación buena y constructiva. Revisamos varias situaciones regionales que están en la agenda actual, las relaciones internacionales en general, y discutimos temas relacionados con la estabilidad estratégica", dijo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, a los periodistas después de las conversaciones con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, que tuvieron lugar este lunes en un foro internacional en Rovaniemi (Finlandia).

La situación en Venezuela ha sido el tema principal de las conversaciones entre Lavrov y Pompeo. "Entre mis contactos con colegas estadounidenses, europeos y latinoamericanos no veo a partidarios de una solución militar imprudente", dijo Lavrov, quien expresó la esperanza de que esta comprensión "se convierta en una política práctica, y que no haya una solución militar, porque esta sería catastrófica".

En cuanto a la posibilidad de una intervención militar en Venezuela, el ministro ruso recordó que Moscú se opone categóricamente a cualquier acción militar en cualquier lugar que infrinja el derecho internacional.

"El uso de la fuerza solo puede ser autorizado por el Consejo de Seguridad de la ONU, o puede aplicarse en respuesta a una agresión contra un Estado soberano. Nada de eso, ninguna de esas opciones, se observa en Venezuela", precisó Lavrov.

Un día antes, el canciller ruso se reunió en Moscú con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza. Durante ese encuentro Lavrov enfatizó que Moscú "insta a los estadounidenses y a todos aquellos que los apoyan a abandonar sus planes irresponsables y a actuar exclusivamente en el marco del derecho internacional". Durante la rueda de prensa posterior a la reunión, el ministro ruso denunció la existencia de una "campaña irresponsable" contra Venezuela con el fin de derrocar el Gobierno legítimo del país, subrayando al mismo tiempo la solidaridad de Rusia con el país suramericano.

El pasado miércoles, Lavrov y Pompeo mantuvieron una conversación telefónica en la que el ministro ruso le advirtió de "las graves consecuencias" que traería consigo la continuidad de "los pasos agresivos" del Gobierno norteamericano hacia Venezuela. En medio de la creciente tensión, agravada por el intento de un golpe de Estado dirigido por la oposición "con el claro apoyo de EE.UU.", el canciller ruso recordó que la interferencia en los asuntos internos de un Estado soberano "viola el derecho internacional".

CUBA SE ABRE AL MUNDO


Por Pedro Martínez Pírez

El turismo y la diplomacia se dan las manos en La Habana para continuar esta semana la batalla contra el bloqueo y por el respeto a la soberanía de las naciones de Nuestra América.

La edición 39 de la Feria Internacional de Turismo de Cuba se realizará esta semana en la capital cubana luego de conocerse que en los cuatro primeros meses de este año y a pesar de las acciones anticubanas del gobierno de Donald Trump, creció en 7 por ciento el arribo de visitantes a Cuba comparado con igual período del año anterior.

Del millón 930 mil visitantes que llegaron a Cuba hasta el 30 de abril pasado, más de seiscientos veinte mil procedieron de Canadá, país que se mantiene como el primer emisor de turismo hacia Cuba.

Y Canadá es también uno de los países que con mayor claridad ha rechazado la controvertida Ley Helms-Burton, lo cual agradeció el pasado fin de semana el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en diálogo telefónico con el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau.

Unos dos mil participantes de 40 países se habían acreditado hasta el pasado fin de semana en la Feria Internacional de Turismo de Cuba, la cual se desarrollará hasta el próximo sábado en la fortaleza San Carlos de La Cabaña, con España como país invitado, y en el año del Medio Milenio de La Habana.

España es el país con mayor conectividad aérea hacia Cuba y el de mayor presencia en la inversión extranjera en el sector turístico cubano.

Según los organizadores de la Feria se han contratado 150 espacios expositivos de la emblemática sede, en representación de entidades hoteleras y extrahoteleras, agencias de viajes, turoperadores, líneas aéreas y otras empresas relacionadas con el turismo.

El pasado viernes, y como prueba de las resistencias al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, la compañía estadounidense American Airlines inauguró una nueva ruta de vuelo que enlazará diariamente a las ciudades de Miami y Santiago de Cuba.

Con el de Santiago de Cuba son doce los vuelos diarios de esa compañía estadounidense, que llegan también a las ciudades de La Habana, Holguín, Camagüey, Santa Clara y Varadero.

Y la cadena hotelera suiza Kempinski, que desde hace dos años administra un hotel de 5 estrellas plus en La Habana, anunció para los próximos meses un segundo hotel de lujo en la cayería norte de la provincia de Ciego de Avila con lo cual esa importante empresa europea ampliará su presencia en el archipiélago cubano y también en las Américas.

El mundo se niega a plegarse al bloqueo de los Estados Unidos, que por otra parte afecta a los ciudadanos de ese país, quienes se ven impedidos de viajar libremente a Cuba, como hacen más de un millón de canadienses al año.

La Habana, 6 de mayo de 2019

Trump: "Con China perdemos 500.000 millones de dólares al año, eso no va a continuar"


RT  -   6 mayo 2019 11:44 GMT

El presidente estadounidense advirtió el domingo que los aranceles aplicados a importaciones chinas valuadas en 200.000 millones de dólares aumentarán el próximo viernes del 10 % al 25 %.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Clodagh Kilcoyne / Reuters

China ha sido la mayor causa de pérdidas comerciales de Estados Unidos, según ha escrito el presidente norteamericano, Donald Trump, en su cuenta de Twitter con vistas a un nuevo aumento de aranceles contra el gigante asiático.

"Durante muchos años Estados Unidos ha estado perdiendo entre 600.000 y 800.000 millones de dólares al año en el comercio. Con China perdemos 500.000 millones de dólares. Lo siento, pero no vamos a seguir perdiéndolos", indicó el inquilino de la Casa Blanca.

El presidente estadounidense advirtió el pasado domingo que los aranceles aplicados a importaciones chinas valuadas en 200.000 millones de dólares aumentarán el próximo viernes del 10 % al 25 %. Además, amenazó con imponer "en breve" aranceles del 25 % a otros productos chinos por 325.000 millones de dólares que, de momento, no están sujetos a impuestos.

Ambas partes se han visto envueltas en intensas negociaciones desde el año pasado por un acuerdo para abordar las preocupaciones de Estados Unidos sobre el superávit comercial de China y el presunto robo de propiedad intelectual. Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron una tregua arancelaria el 1 de diciembre para dar tiempo a sus negociadores principales para llegar a un acuerdo.

Al anunciar su decisión el domingo pasado, Trump señaló que las negociaciones comerciales con China "continúan, pero muy lentamente".

Exasesora de Seguridad Nacional critica política de Trump hacia Cuba y Latinoamérica


Editado por Maite González Martínez

Washington, 6 mayo (RHC) La exasesora de Seguridad Nacional Susan Rice declaró que en la política exterior de Estados Unidos, bajo el Gobierno del presidente Donald Trump, se privilegia la demagogia sobre la democracia.

En un artículo de opinión que publica este lunes el diario The New York Times, Rice, consejera de Seguridad Nacional de 2013 a 2017 y exembajadora de su país ante las Naciones Unidas, en la administración de Barack Obama, puntualizó que el enfoque de la política exterior del mandatario “parece impulsivo, de improvisación e incipiente'.

De acuerdo con la exfuncionaria, las directivas en ese sector también carecen de claros 'propósitos, valores o incluso ideología”.

Rice abordó las contradicciones del gobernante con los miembros de su equipo gubernamental. Un día, ejemplifica, altos funcionarios dicen algo y al otro día el mandatario los contradice.

Agrega que el tema unificador de la política exterior de Trump es simplemente servir a su política interna, incluso cuando va en contra de la mayoría.

En relación con América Latina, en las últimas semanas Trump tomó una serie de acciones que no están ligadas a estrategias coherentes y no brindarán los resultados deseados, si estos se miden en términos de lograr los objetivos de la política exterior estadounidense, señala Rice.

Acentúa que las políticas de la Casa Blanca más bien pueden tener éxito solo en la medida en que ayuden al presidente a obtener la reelección energizando las bases republicanas.

En el caso de Cuba, sostiene la analista, el Gobierno retomó la Guerra Fría, imponiendo las formas más severas de sanciones contra ese país permitidas por las leyes estadounidense.

Trump revirtió la política de sus predecesores republicanos y demócratas al permitir que los estadounidenses demanden a compañías extranjeras que utilizan propiedades confiscadas sin compensación.

La administración también limitó fuertemente las remesas y prometió poner fin a la mayoría de las formas de viajes no familiares, acciones que perjudicarán directamente al pueblo de Cuba y al naciente sector privado, señala.

Al anunciar triunfalmente este cambio de política ante los veteranos de la agresión de Bahía de Cochinos, el asesor de seguridad nacional, John Bolton, enfatizó repetidamente el contraste con el enfoque del presidente Obama y prometió una búsqueda incesante del cambio de régimen, subrayó Rice.

Cualquiera que esté familiarizado con los más de 60 años de políticas fallidas de Estados Unidos hacia Cuba antes de la apertura de Obama en 2014 sabe que el bloqueo fracasó, y la actual política, entre otros aspectos que plantea Rice, “aislará más y empobrecerá al pueblo cubano y castigará a nuestros aliados europeos y canadienses”. Rice critica, además, las acciones contra Venezuela y asegura que el anuncio de Trump sobre Cuba alejará a Washington de la misma coalición de países aliados que necesita para permanecer unidos en Venezuela, su objetivo real parece ser otra cosa: avivar su base.

Muchos presidentes antes de Trump cometieron errores graves, a veces catastróficos en la política exterior; pero, pocos, si acaso, decidieron casi todos los aspectos de la política exterior sobre la base de lo que lo ayudaría a ser reelegido, subraya la exasesora de Seguridad Nacional. (Fuente/PL)