martes, 7 de mayo de 2019

CUBA. LA BATALLA JUDICIAL


Jorge Gómez Barata

No conozco que Cuba haya tenido oportunidad de librar una batalla judicial contra el bloqueo económico de los Estados Unidos en las propias cortes de ese país, posibilidad que aparece ahora, cuando dos de sus mayores uniones económicas, CubaPetróleo y CIMEX, que en total agrupan a 120 empresas, son demandadas por EXXON MOBILE, la segunda corporación de Estados Unidos, y la novena más grande del mundo. Seguramente la dirección política y el gobierno cubano evaluarán las opciones.

Cuba estaría en todo su derecho de no responder al requerimiento de la Corte del Distrito de Columbia donde ha sido radicada la causa 19-CV-1277 por la cual EXXON demanda a las empresas cubanas acusadas de “traficar” con propiedades nacionalizadas. Esta línea de acción pudiera estar sustanciada por razones de soberanía, que aconsejan no someter a examen en tribunales extranjeros asuntos de índole nacional.

La parte cubana pudiera acogerse al capítulo primero de la Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubana (Ley 80), que declara “Ilegal, inaplicable, y sin valor ni efecto jurídico alguno la Ley Helms-Burton en Cuba”.

En caso de responder positivamente a la citación de la corte sin hacer concesiones de soberanía, la Isla, maltratada por un bloqueo de sesenta años, pudiera aprovechar la oportunidad para exponer sus argumentos, y probar, ante la opinión pública internacional, la legitimidad de las nacionalizaciones de propiedades extranjeras que significaron el rescate de las riquezas nacionales. 

Una actuación así generaría enorme expectativa, promovería amplia cobertura mediática, y aprovecharía la habitual trasparencia de los procesos judiciales de carácter civil en los Estados Unidos. Ese escenario permitiría promover la solidaridad internacional, denunciar ante una corte la aberración que significa la Ley Helms-Burton, no solo por su carácter extraterritorial, sino por las atribuciones que da al Congreso y al Presidente de Estados Unidos para recolonizar a Cuba, incluido el nombramiento de un “oficial a cargo” de liderar la transición a la democracia.

En este caso, la Unión Europea y varios países del Viejo Continente que tienen relaciones con las empresas demandas e intereses en Cuba, como Europa, así como Canadá y otros estados, pudieran figurar como compañeros de viaje. Incluso, tal vez otras empresas estadounidenses demandadas pudieran sumarse. 
       
Aunque, tratándose de un juicio civil, donde se excluye la participación de los estados, en caso de desplegarse la batalla judicial, seguramente Cuba añadiría un importante componente diplomático.

RIESGOS Y OPORTUNIDADES 

Alguien puede citar el argumento de que, en caso de librar la “batalla judicial” las empresas corren el riesgo de ser condenadas a cancelar la deuda, lo cual carece de significado, porque desde 1959 la Isla ha reiterado su disposición para hacerlo. De no responder, de todas maneras, Cupet y Cimex serían conminadas a pagar, aunque sin la oportunidad de ejercer su legítima defensa, dilatar el proceso, y negociar las condiciones de pago.

Entre las oportunidades, además de las ya mencionadas, figura la de obtener una sentencia moderada y lograr un escalonamiento de pagos, que en otros procesos ulteriores pudiera servir para invocar el principio de “Stare decisis”, traducible como: “mantener las cosas decididas", una doctrina observada en Estados Unidos, según la cual, las sentencias judiciales crean precedentes.

En el caso de ser sentenciada a pagar, quizás fuera posible negociarse las condiciones en que lo haría, que por razones de fuerza mayor tiene que ser escalonada, cosa que algún juez, incluso EXXON pudiera comprender. En ese caso, Cuba habría dado un paso en dirección a la normalización de las relaciones con Estados Unidos, que a pesar del ambiente desfavorable, es un objetivo prioritario de su política exterior.

 Un argumento cubano pudiera afirmarse en el originalísimo jurídico defendido vehementemente por el juez de la Corte Suprema Antonin Scalia, quien sostiene que las cortes de Estados Unidos nunca deben buscar soluciones en leyes o sistema legales externos. Obviamente Scalia hubiera comprendido que aquello que doctrinariamente es válido para Estados Unidos, lo es también para otros países, lo cual retrata la extraterritorialidad de la Ley Helms-Burton. 

Algunos compañeros que disfrutan de la mayor consideración se han atrincherado en precedentes y posiciones ideológicas, y me han comentado: “¡Jamás Cuba iría a discutir a una corte norteamericana…!” Con el mayor respeto he visto caer demasiados altares y remitirse muchos “jamases” como para acreditar la fórmula.     

La historia está por escribirse y a veces se hace con pautas no predecibles. Tal vez EXXON no la tenga fácil. Seguramente los líderes, los juristas, y los diplomáticos cubanos encontrarán las mejores fórmulas. Toda la confianza para ellos. Allá nos vemos.

La Habana, 07 de mayo de 2019

………………………………………………………………………..
Este artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

EE.UU. amenaza con sancionar a todos los magistrados del TSJ venezolano si no se oponen a Maduro


RT   -   7 mayo 2019 20:32 GMT

Pence dijo que Washington considerará responsables de no aplicar la ley en el país suramericano a 25 jueces de la Corte Suprema.

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en Washington, el 7 de mayo de 2019. Tom Brenner / Reuters

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, dijo este martes que Washington prevé sancionar a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, si no se oponen al presidente constitucional, Nicolás Maduro.

"Si la Corte Suprema de Venezuela no regresa a su mandato constitucional para defender el estado de derecho, los EE.UU. responsabilizarán a sus 25 magistrados por sus acciones", dijo Pence, en un discurso ante la Americas Society en el Departamento de Estado.

"Sentimos que ahí es donde se debe aplicar la presión […] los magistrados del TSJ se hundirán o nadarán juntos", enfatizó.

Pence manifestó que como medida de presión al gobierno de Maduro, Washington continuará sancionando a otros funcionarios venezolanos y "recompensará" a quienes apoyen la transición política en Venezuela.

Como ejemplo, el vicepresidente estadounidense informó que EE.UU. levantó todas las sanciones que habían sido impuestas a Christopher Figuera, ex director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), por apoyar al diputado opositor Juan Guaidó durante la intentona golpista del martes pasado.

Sanciones previas

En mayo de 2017, la Oficina de Control de Activos de Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE.UU. incluyó en sus sanciones contra Venezuela a ocho miembros que forman o formaron parte del TSJ.

Las sanciones recayeron sobre el presidente del TSJ, Maikel José Moreno Pérez, y los siguientes siete altos miembros de la Sala Constitucional del organismo: Juan José Mendoza Jover, Arcadio de Jesús Delgado Rosales, Gladys María Gutiérrez Alvarado, Carmen Auxiliadora Zuleta de Merchán, Luis Fernando Damiani Bustillos, Lourdes Benicia Suarez Anderson y Calixto Antonio Ortega Ríos.

Más información, en breve.

El Supremo de Venezuela solicita allanar la inmunidad de siete diputados opositores por conspiración y traición a la patria


RT  -   7 mayo 2019 20:15 GMT

Los delitos estarían relacionados con el fallido intento de golpe de Estado del 30 de abril.

Exterior del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, Venezuela. 

Los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), reunidos en la Sala Plena Extraordinaria, solicitaron a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) este martes el allanamiento de la inmunidad de un grupo de diputados que presuntamente participó en el fallido intento de golpe de Estado dirigido por el parlamentario Juan Guaidó, quien el pasado 30 de abril sacó de su arresto domiciliario al político opositor Leopoldo López y llamó al levantamiento de las fuerzas armadas. 

El máximo tribunal decidió solicitar el desafuero de los siguientes parlamentarios opositores por "la comisión flagrante de los delitos de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio":

·        Henry Ramos Allup, expresidente de la Asamblea Nacional, perteneciente al partido conservador Acción Democrática (AD).

·        Luis Germán Florido, fundador del partido de derecha liderado por Leopoldo López, Voluntad Popular (VP).

·        Marianela Magallanes López, del partido Causa R.

·        José Simón Calzadilla Peraza, perteneciente al Movimiento Progresista de Venezuela.

·        Andrés Enrique Delgado Velázquez, exgobernador del estado Bolívar y exdiputado de la AN por el partido Causa R.

·        Américo De Grazia, miembro del partido Causa R.

·        Richard José Blanco Delgado, del partido Alianza Bravo Pueblo (ABP), liderado por el exalcalde Antonio Ledezma, prófugo de la Justicia venezolana.

De esta manera, la Sala Plena envió una copia de esta sentencia a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para que "determine lo conducente", según el artículo 200 de la Constitución venezolana, lo que significa que, de ser aprobado el allanamiento de la inmunidad de los diputados por el organismo plenipotenciario, se proseguiría con las detenciones y posteriores enjuiciamientos.

Según esta decisión, por tratarse de delitos en flagrancia, no se les realizará antejuicio de mérito a este grupo de siete legisladores, como lo estipulan las leyes en el caso de altos funcionarios.

Otras acciones

La semana pasada, el TSJ responsabilizó al diputado opositor Edgar Zambrano de "delitos flagrantes" tales como "traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil", entre otros.

El parlamentario quedó registrado en un video grabado en el Distribuidor Altamira, donde permanecieron Guaidó y López junto a un grupo de militares desertores el pasado 30 de abril, mientras saludaba y abrazaba al líder de VP y al teniente coronel insurrecto Ilich Sánchez Ramírez. 

Ya a principios de abril, la ANC aprobó el desafuero de Guaidó. En esa oportunidad, el dirigente manifestó que no le preocupaba esa medida porque para él, el TSJ es un "órgano ilegítimo".

En la madrugada del 30 de abril el diputado opositor Juan Guaidó, autoproclamado 'presidente encargado', sacó con ayuda de un grupo de militares a Leopoldo López, que había sido condenado a 13 años de cárcel, de su arresto domiciliario.

Guaidó apareció con López y un grupo de militares desertores en un video e hizo un llamado al pueblo y al Ejército a sumarse a un golpe de Estado contra el Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Tras los llamamientos de Guaidó, en diferentes zonas de Caracas se produjeron incidentes entre grupos opositores y las fuerzas del orden público.

Hasta ahora, según información del fiscal general venezolano, Tarek William Saab, ha habido cinco fallecidos, 233 detenidos y 18 órdenes de captura.

Macron se diluye a los dos años de mandato


La crisis de los 'chalecos amarillos' frena la agenda reformista del presidente francés, que este martes cumple dos años en el Elíseo

EL PERIÓDICO  -  Eva Cantón
París -  07/05/2019 a las 00:36 CEST

APF / LUDOVIC MARIN

Nadie esperaba que Emmanuel Macron se convertiría en el octavo presidente de la República francesa el 7 de mayo del 2017 en unas elecciones que sacudieron el tablero político francés con la promesa del joven exministro de Economía de acabar con las prácticas del viejo mundo.

Dos años después de su llegada al Elíseo, la crisis de los 'chalecos amarillos' ha frenado la agenda reformista con la que Macron pretendía modernizar el país. El presidente tropieza con el mismo destino de sus predecesores, que también vivieron un segundo aniversario lastrados por una impopularidad que hipotecó el resto de su mandato. Según el barómetro YouGov elaborado para CNews, sólo el 26% de los franceses tiene una opinión favorable del presidente, aunque repunta ligeramente desde la caída espectacular del verano del 2018.

Fue entonces,  días después del triunfo de los Bleus en el Mundial de Fútbol, cuando estalló el ‘caso Benalla’ –su antiguo jefe de seguridad filmado mientras golpeaba a unos manifestantes el Primero de Mayo-  dando al traste con el camino de rosas que había recorrido en sus primeros meses en el poder. El escándalo no solo alteró su agenda, sino que tuvo un efecto devastador sobre su imagen.

Además, tuvo que hacer frente a las dimisiones de ministros emblemáticos que abandonaron el barco ‘macronista’ como el titular de Ecología, Nicolas Hulot, decepcionado por la ausencia de avances o el de Interior, Gérard Collomb, uno de los primeros ‘pesos pesados’ que apoyó su aventura presidencial.

Buena estrella

Hasta que el 'caso Benalla' rompió su buena estrella, Macron había logrado sin problemas aprobar una reforma laboral por decreto, reforzar el arsenal antiterrorista, transformar la mítica empresa nacional del ferrocarril (SNCF) o endurecer la política migratoria. También unos tímidos resultados económicos, con un nivel de paro a la baja (8,8% en enero de 2019 frente al 9,5% en abril de 2017), un crecimiento estable (1,6% en 2019 frente al 1,1% en 2016) y un déficit público en el 2,5%.

El pasado 25 de abril, durante la rueda de prensa en la que presentó las medidas destinadas a calmar la cólera de los chalecos amarillos, confió en relanzar su mandato sobre bases nuevas, cambiando de método pero no de rumbo.

“¿Hay que pararlo todo? Me he preguntado si nos hemos equivocado. Todo lo contrario. Las medidas no han sido lo suficientemente rápidas, humanas, radicales pero creo profundamente que han sido justas”, justificó entonces. En esa misma comparecencia admitió que el contacto con los franceses durante los meses que duró el maratón del gran debate nacional le transformó. Y prometió un enfoque más humano y una forma de ejercer el poder menos vertical. Para el presidente de la Asamblea Nacional, Richard Ferrand, Macron rompe con una forma de cesarismo mal percibido por los franceses.

A pesar de las turbulencias, Macron todavía puede contar con una mayoría parlamentaria sólida y una oposición que bracea para recomponerse. Su apuesta es ahora movilizar al Ejecutivo, que hasta ahora ha estado embarcado en sofocar el conflicto de los chalecos amarillos y no ha dado un paso en las reformas pendientes: prestación por desempleo, pensiones, función pública o las reformas institucionales.

Duelo con Le Pen

Si en el plano doméstico, el país sigue fracturado, en la escena internacional Macron aparece cada vez más aislado. La refundación del proyecto europeo que lanzó en su famoso discurso de La Sorbona en 2017 ha tropezado con las dificultades de Angela Merkel para unirse a las ambiciones europeístas de París dejando en barbecho los planes de lograr un presupuesto de la zona euro.

Las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo serán, además de una suerte de nuevo duelo con la ultraderechista Marine Le Pen, un auténtico referéndum sobre el presidente, cuyo partido busca sin demasiado éxito aliados en la nueva cámara de Estrasburgo. El seísmo político que Macron auguraba a escala europea no parece probable.

Cuando el pasado 25 de abril se le preguntó si sería candidato en el 2020. “Creo que sería indecente hablar de eso. La cuestión es saber cómo se tiene éxito hoy. Quiero apasionada, furiosamente, tener éxito este mandato”, respondió.

“Una promesa fundamental del proyecto ‘macroniano’ era dar a las reformas liberales de inspiración europea una amplia base social y política. Esta apuesta se ha perdido. A pesar de los refuerzos venidos de la derecha y de la izquierda, ha retomado la impopularidad de sus predecesores”, analiza en 'Le Figaro' el politólogo Jérôme Sainte-Marie.

EL SALVADOR: Acerca del nuevo Ejecutivo, 2019


Por Manuel E. Zavaleta M. *

Para comenzar, hablar de nuevo gobierno es desacertado. La Constitución de la república expresa que “Los órganos fundamentales del Gobierno son el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial.” (art. 86 inc. 2)

El Gobierno se completa con los Concejos Municipales, Ministerio Público, las Gobernaciones, instituciones  autónomas y alguna otra por ahí.

Qué hay con este nuevo ‘órgano Ejecutivo’: que lo presidirá un ex militante de un partido de izquierda “socialista”, al que ahora no le interesa si se es de derecha o izquierda sino otros aspectos; empresario, nacido en cuna de oro como lo ha dicho; que obtuvo el voto de la mayoría de la población electora, sobre la base de la movilización de masas, agitando la bandera del descontento y la decepción con el actual Ejecutivo y su respectivo partido político (fmln); comparándolo y hasta haciéndolo igual al partido político de extrema derecha (arena)  ya expulsado por los votantes.

Hay otros aspectos que pueden mencionarse, pero a mi visión, estos son los trascendentes.

Ser miembro de una organización partidaria electoral no es garantía de ser de la ideología que lo sustenta o pregona, ¿Cuántos en el fmln pueden afirmar que son de izquierda y demostrarlo?, ¿qué es ser de izquierda en El Salvador?, ¿qué es ser progresista?, ¿qué es ser Revolucionario?

La historia reciente, de la tiranía militar, la guerra civil y los ‘acuerdos de paz’, nos muestran que en el bloque insurgente, Revolucionarios se encuentran buscándolos con una lamparita; de izquierda muchos pero más instintivos que conocedores, de inconsciente conciencia, preparados para la guerra pero no para gobernar; y los había, y hay, contrarrevolucionarios y de derecha envueltos en el oropel de centristas.

Si solo va a tomar en cuenta a ‘tecnócratas’ significa claramente que pretende gobernar como empresario, ya que aquellos basan su calidad en la eficacia sin ideología. A lo que se puede agregar que será con visión de derecha, aunque no lo pregone o acepte.

Si a esto se agregan los pre nombramientos, la situación empieza a clarificarse, pues a este momento el elegido ha  parecido moneda al aire.

Basta ver la “hoja de vida” y se muestran como especímenes de clase más que tecnócratas.

Y si agregamos lo dicho al ser entrevistada la futura Canciller: becada por el Departamento de Estado, mandada a trabajar a la OEA por el Departamento de Estado dentro del ámbito del combate a las drogas, y todos sabemos lo que esto implica en Latinoamérica. Interesante que habla de Departamento de Estado, sin mencionar país.

La Canciller de El Salvador será una empleada del Departamento de estado de los EEUU.

San Salvador, 06 de mayo de 2019

* Abogado salvadoreño