viernes, 10 de mayo de 2019

CÓMO DEFINEN AL SOCIALISMO LOS BILLONARIOS


Por Manuel E. Yepe

No fue sorprendente escuchar a los multibillonarios Bill Gates, Charlie Munger y Warren Buffett, entrevistados en la CNBC-TV el jueves 9 de mayo, defender al capitalismo. Pero sí sorprendió que Gates hiciera un comentario positivo acerca del socialismo o, al menos, de lo que se define en Estados Unidos como socialismo.

Gates señaló que el actual aumento de la retórica pro-socialista en Estados Unidos no se refiere realmente al socialismo según alguna definición estricta del vocablo. Las políticas “socialistas” que escuchamos de políticos como Alexandria Ocasio-Cortez (AOC) y Bernie Sanders son, en mayor medida, sobre políticas capitalistas con un fuerte aporte de seguridad social. ¡Y eso está bueno!

"El socialismo solía significar que un estado controlaba los medios de producción", y según Gates, " mucha gente que aquí promueve el socialismo no lo definen de esa manera clásica."

También dice Gates que la mayoría de la gente que favorece al socialismo en Estados Unidos no habla de un verdadero socialismo. ¡Y tienen razón!

“La mayoría no argumenta contra el capitalismo... sólo cree que debería haber cambios en los impuestos, tasas impositivas más progresivas y reinstalar el impuesto al patrimonio. Lo que quieren con ello es capitalismo con mejor nivel de impuestos", dice Gates.

Según él, la mayoría de los estadounidenses de izquierda no aboga por que la propiedad de los medios de producción pase a los trabajadores, que todas las industrias se nacionalicen y que sea abolida completamente la propiedad privada, que son los principios reales de la ideología socialista. La mayoría de la gente de izquierda apoya a políticos que prometen un capitalismo con una sólida base de seguridad social. Pero no hay indicios de que lo que proponen sea en verdad socialismo.

La garantía de empleo federal de AOC, por ejemplo, consistiría en un estándar de referencia para el empleo que incluya un salario mínimo de $15 vinculado a la inflación, atención médica completa y licencia por enfermedad y por los hijos. Esta propuesta mejoraría drásticamente la calidad del empleo en Estados Unidos al proporcionar capacitación y experiencia a los trabajadores y al mismo tiempo brindar servicios públicos muy necesitados por las comunidades en áreas como el servicio de parques, el cuidado de los niños y la conservación del medio ambiente.

Pero eso no es socialismo en el sentido clásico de la palabra. Es capitalismo con una fuerte red de seguridad social. La mayoría de los países ricos de Europa ya tienen lo que AOC propone. Eso no los hace socialistas. En todo caso, los hace socialdemócratas.

Estados Unidos no tiene un Partido Socialdemócrata, de ahí que cualquier cosa a la izquierda del Partido Demócrata se le llama socialismo porque los estadounidenses no tienen un vocabulario que permita hablar de estas cosas con mayor sutileza que la de una izquierda contra una derecha binaria.

¿Por qué a gente como Bernie Sanders y AOC se les agrupa como socialistas e incluso a veces se llaman a sí mismos con ese término?

Porque Fox News se pasó los años de Obama llamando así a todas las políticas del Partido Demócrata. Como resultado, hay dos generaciones de personas (Mileniales y Generación Z) que simplemente utilizan el término socialista sin preocuparse mucho por lo que significa exactamente. Para las generaciones más jóvenes, el socialismo sólo significa asegurarse de que todos puedan ir al médico cuando lo necesiten, o tener un techo sobre sus cabezas, o tener dinero para comprar comida, sin importar las circunstancias de esa persona. Y estas generaciones se imaginan que todo puede lograrse dentro del sistema existente, sin derrocar a la clase dominante y sin la instalación de un nuevo sistema político dirigido por la clase obrera.

Como señala Gates, hay algunos socialistas de verdad en el mundo. Y hay incluso verdaderos socialistas en los gobiernos de todo el mundo.

Pero la mayoría de los socialistas estadounidenses son simplemente izquierdistas que obvian las etiquetas de los partidos y hablan de políticas. Bill Gates lo sabe y Donald Trump también lo sabe.

No es que Bill Gates sea progresista. Tipos como Gates saben claramente que las guillotinas están llegando y si Estados Unidos sigue por el camino de la austeridad y los recortes de impuestos para millonarios y multimillonarios todo puede ocurrir.

Según la información disponible, Gates vale más de 101.000 millones de dólares, lo que debería considerarse literalmente un delito en una sociedad civilizada en la que 13 millones de niños no tienen suficiente para comer. Pero, por ahora, tendremos que aceptar que al menos hay algunos multibillonarios que reconocen la necesidad de cambios reales en la sociedad global.

La Habana, Mayo 10 de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

La caña de azúcar, dulce savia y cubanía


Editado por Lorena Viñas Rodríguez

Foto: Archivo.

Por: Guadalupe Yaujar Díaz

La Habana, 10 mayo (RHC) Por estos días hace 503 años que la caña de azúcar en Cuba arribó a la Isla (13 de mayo del año 1516) en una nave de los colonizadores españoles procedente de La Española, actual Santo Domingo, y aclimatarse exitosamente en los suelos casi vírgenes de La Mayor de Las Antillas.`

Una larga historia recorrió la caña que tuvo su génesis en Nueva Guinea, fue llevada a Persia y a Egipto por las huestes de Alejandro Magno, y se abrió paso hasta las Islas Canarias, donde la tomó Cristóbal Colón para traerla al Nuevo Mundo durante su segundo viaje, en 1493.

Hizo su entrada en España, por medio de los árabes, y cuando el adelantado Cristóbal Colón izó realizó su tercer viaje a nuestras tierras, entre sus cargas incluyó la caña de azúcar. Al llegar a Santo Domingo (La Española) y sembrar la caña, esta debido al clima tropical y la tierra creció dando un máximo de su dulzura.

Así llegó a la América entre otros cultivos que trajo Colón para alimentar a navegantes y animales y la siembra de la gramínea trajo consigo abundancia para unos y miseria para otros,
La siembra de la gramínea trajo abundancia para unos pocos y miseria para muchos, levantó ciudades, demandó de más brazos esclavos importados desde África, extinguió gran parte de los bosques ancestrales cubanos, ancló la economía nacional en el monocultivo, y generó toda una cultura propia.

Es innegable que la plantación esclavista, a partir del mestizaje, fue fundamental en la formación de la nacionalidad cubana. Con el comienzo de la esclavitud llegaron a la Isla hombres y mujeres, con diferentes costumbres, lenguas y creencias religiosas, que unidos en el barracón tejieron el proceso de transculturación.

Su cultivo y posterior actividad económica recorrió un largo trayecto cuando desde comienzos del siglo XVI se fabricó a partir del jugo de la caña la raspadura y la miel de forma muy rudimentaria.

El desarrollo de la planta durante los siglos XVII y XVIII hizo florecer su cultivo e industria como actividad económica fundamental, tempranamente ligado a la introducción de los esclavos para trabajar en los trapiches destinados a la incipiente fabricación de azúcar de caña.

Cuba ocupó en 1870 el tercer lugar mundial en la producción y mercado azucareros, tras la introducción del ingenio mecanizado, la introducción de la primera locomotora de vapor del ferrocarril cubano y en 1838 se incrementó aún más la elaboración de azúcar.

Desde la etapa colonial, la producción cañera ocupó un lugar preponderante en la isla con un sabor reconocido a nivel internacional.

El Doctor en ciencias Biológicas Antonio Chinea Martín, quien recorrió más de una decena de países para conocer más sobre la preciada planta asegura que la composición genética de las gramíneas traídas hace 500 años se atesora, junto a otros miles de híbridos y formas, en uno de los bancos de germoplasma más completos del mundo.

Tras siglos de explotación colonial y neocolonial, el triunfo revolucionario en enero de 1959 dignificó las condiciones de vida y trabajo de los obreros del sector e impulsa el desarrollo de investigaciones y la aplicación de tecnología en los campos cañeros.

Actualmente en Cuba, hombres de ciencia y productores laboran en obtener el máximo provecho a la caña en cada zafra, ante la significativa baja de los niveles productivos de un rubro del cual el país eroga divisas en importaciones para satisfacer la demanda nacional.

La isla poseedora de una rica historia y experiencia en el tema, en el complejo contexto mundial y frente a los efectos del cambio climático, tiene un alto reto: el país apuesta por la sustitución de importaciones.

Pompeo se reunirá con Putin en visita a Rusia


Washington, 10 mayo (Prensa Latina) El secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, visitará Rusia a inicios de la próxima semana y se entrevistará con el presidente de ese país, Vladimir Putin, anunció hoy una fuente oficial.

Según un comunicado de la vocera del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, el próximo lunes Pompeo llegará a Moscú para reunirse con el personal en la Embajada norteamericana en esa capital, antes de un encuentro con empresarios y estudiantes de su nación.

Ese mismo día, el jefe de la diplomacia estadounidense colocará una ofrenda floral ante la Tumba del Soldado Desconocido.

Pompeo viajará el martes a Sochi, donde dialogará con el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, y Putin sobre toda la gama de asuntos bilaterales y multilaterales, expuso la portavoz sin ofrecer más detalles.

Lavrov y Pompeo celebraron el pasado lunes una reunión en Finlandia en el contexto de la cumbre del Consejo Ártico.

Hace una semana, Putin y su homólogo estadounidense, Donald Trump, sostuvieron un diálogo telefónico sobre temas que incluyeron a Venezuela y la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

Tuve una larga y muy buena conversación con el presidente Putin de Rusia. Como siempre he dicho, mucho antes de que empezara la caza de brujas, llevarse bien con Rusia, China y todo el mundo es algo bueno, no algo malo, escribió el mandatario republicano en su cuenta personal de la red social Twitter.

Hablamos sobre comercio, Venezuela, Ucrania, Corea del Norte, control de armas nucleares e incluso el 'engaño ruso'. ÂíDiscusión muy productiva!, añadió el jefe de la Casa Blanca.

Trump llama engaño y caza de brujas a la investigación de casi dos años concluida en marzo último sobre una presunta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y una supuesta complicidad con su campaña.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, comunicó entonces a reporteros que ambos presidentes conversaron durante más de una hora.

A decir de Sanders, en el diálogo el gobernante norteamericano reiteró la necesidad 'de una transición pacífica en Venezuela', país donde el 30 de abril ocurrió un intento de golpe de Estado respaldado por la administración de Trump, que desconoce al Gobierno constitucional de Nicolás Maduro.

Tal mención de Sanders a una 'transición pacífica' se produjo el mismo día en que medios estadounidenses reportaron que los miembros del equipo de seguridad nacional de Trump y un grupo de militares se reunieron en el Departamento de Defensa para abordar la situación en el país sudamericano.

En medio del intento golpista en Caracas, miembros de la administración norteamericana acusaron a Cuba y Rusia de mantener a Maduro en el poder.

Moscú, por su parte, reconoce la legitimidad de Maduro, reelegido con el 68 por ciento de los votos en mayo de 2018, y ha exigido a Estados Unidos poner fin a la injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

mv/dsa

HOJA DE RUTA…SIN RUTA


Jorge Gómez Barata

Donald Trump no es un ideólogo ni realiza su trabajo apegado a dogmas o programas políticos. Es un empresario habituado hacer negocios y no política. Entre otros cometidos, Trump llegó a la Casa Blanca para deshacer la obra de su predecesor. En esa visión, desafortunadamente incluyó a Cuba que fue convertida en blanco. Venezuela que había logrado convivir con tres administraciones anteriores fue demonizada y hostilizada.

Desafortunadamente, Trump escogió como Secretario de Estado a Red Tillerson, director ejecutivo de Exxon Mobile de la cual era gerente general cuando el presidente Chávez nacionalizó la Faja Petrolífera del Orinoco donde la transnacional tenía importantes inversiones. En 2007 el gigante petrolero demandó a PDVSA ante los tribunales reclamado una indemnización de 20 mil millones de dólares. Diez años después en 2017 el tribunal declaró sin lugar la reivindicación y liberó al país sudamericano de la obligación de pagar.

Tal vez la vocación del presidente Trump para los negocios explique que, a la vez que tienen lugar brutales amenazas contra Cuba y Venezuela, se realicen extrañas maniobras. Por ejemplo. Según John Kavulich, presidente del U.S.-Cuba Trade y Economic Council In, entre diciembre 2018 y enero 2019, la Casa Blanca creo un grupo de trabajo para tratar de resolver las reclamaciones de casi 6000 empresas estadounidenses por propiedades nacionalizadas. Según Kavulich, el grupo estaba formado por Jared Kushner, asesor especial y yerno del presidente y otros dos negociadores que aprovecharían los avances alcanzados durante la administración Obama.

El empeño puede haber sido abortado por el alegado incidente de eventos sónicos que según Estados Unidos afectaron a parte de su personal diplomático en La Habana, por el agravamiento de las tensiones en torno Venezuela y sobre todo por el nefasto papel del secretario de estado Mike Pompeo, el asesor de seguridad nacional John Bolton y el senador Marcos Rubio.

Entre otras constantes manifestaciones de hostilidad, el pasado el pasado 29 de abril el presidente Trump amenazó a la Isla con: “…Un completo embargo total…”. Y John Bolton, afirmó que la Isla debería pagar por “controlar el Gobierno de Maduro…”

Esos hechos que en otros tiempos hubiera bastado para decretar la alarma de combate en Cuba, no impidieron que ese mismo día 29 de abril, según un funcionario del Departamento de Estado, Carlos Fernández de Cossío, director de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba fuera recibido en el Departamento de Estado.

En aquel contexto, de modo inmediato y categórico tanto el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, como el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, rechazaron ambos pronunciamientos afirmando categóricamente que: “En Venezuela no hay operaciones militares ni de seguridad, ni tropas cubanas…”

Cuatro días después, el tres de mayo, al amparo del Capítulo III de la Ley Helms-Burton, se presentaron reclamaciones contra la naviera estadounidenses Carnival y, casualmente, como en una operación calibrada, en Washington, EXXON demandó a las empresas cubanas, CUPET y CIMEX.

En ese intenso contexto, el 2 de mayo, un funcionario cubano de alto rango reiteró la conocida disposición de la Isla a pagar indemnizaciones a los estadounidenses cuyas propiedades fueron nacionalizadas, mediante un acuerdo de suma total. También aludió al reclamo cubano por daños ocasionados por el bloqueo y otras agresiones de Estados Unidos. Igualmente se reiteró la posición de que “Cuba de ayudar a negociar una salida pacífica en Venezuela, si el presidente Nicolás Maduro lo solicita.

El domingo 5 de mayo, en el programa Face The Nation de la cadena CBS el secretario de estado Mike Pompeo, dijo que el gobierno de los Estados Unidos está en contacto con Cuba en el tema de Venezuela. También hubo rumores de que otras estructuras regionales, estaría interesadas en sumar a la Isla a la búsqueda de soluciones negociadas en Venezuela.

Probablemente haya algunos estrategas estadounidenses ajenos a la escuela de Bolton que consideren posible una maniobra de “disparo por elevación” de modo que aproximándose a Cuba aprovechen sus relaciones con Maduro para ayudar a introducir moderación en un conflicto que trata de apartarse de las opciones extremas.

Tal vez los hábiles diplomáticos cubanos logren que Cuba deje ser parte del problema para ser parte de la solución. Ojalá. En cualquier caso, toda la confianza y el apoyo para ellos. Allá nos vemos.

La Habana, 10 de mayo de 2019

………………………………………………………………….
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

Detienen al principal sospechoso del ataque a tiros que dejó herido de gravedad al diputado argentino Héctor Olivares


RT  -   10 mayo 2019 14:46 GMT

El legislador que representa a la provincia de La Rioja en el Parlamento se encuentra en un hospital de la capital, y su estado de salud es crítico.

La Policía recolecta evidencia de la escena del crimen cerca del Congreso argentino, el 9 de mayo del 2019. / Natacha Pisarenko / AP

El principal sospechoso de haber asesinado al funcionario de la provincia de La Rioja, Miguel Yadón, y herido al diputado del mismo distrito, Héctor Olivares, acaba de ser detenido este viernes por la mañana en la ciudad de Concepción del Uruguay, Entre Ríos (Argentina). Se trata del dueño del automóvil desde el cual se efectuaron los disparos este jueves cerca del Parlamento, en la Ciudad de Buenos Aires.

Su nombre es Juan Jesús Fernández, y según informa TN, fue capturado en un vehículo Renault 19 color gris. Asimismo, la hija de aquel sujeto también había sido detenida previamente por las autoridades. Por lo pronto, una de las hipótesis es que el político fallecido sostenía una relación sentimental con aquella joven, y que el ataque homicida pudo haberse cometido por motivos pasionales. Sin embargo, todavía no se confirmó si el acompañante del auto utilizado en la escena del crimen es la pareja de la mujer involucrada, situación que reforzaría la teoría principal.   

Por su parte, Olivares se encontraba junto a Yadón cuando se concretaron los disparos, y el legislador de la Unión Cívica Radical (UCR), partido que es parte del Gobierno de Mauricio Macri, fue herido de gravedad.

Hasta ahora, hay cinco detenidos vinculados al atentado en la vía pública, producido a pocos metros del Congreso. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ya celebró la detención de Fernández y afirmó que el sujeto intentaba escapar a Uruguay, un país vecino. 

Mientras la Justicia continúa investigando el caso, la salud de Olivares se encuentra en "estado crítico", según el parte médico del jueves. Así, se espera que en las próximas horas se actualice el reporte clínico, que tiene en vilo a gran parte de la sociedad argentina.

Guaidó dice que "probablemente aceptaría" una intervención militar de EE.UU. en Venezuela


RT  -   10 mayo 2019 14:30 GMT

Las declaraciones se producen después del allanamiento de la inmunidad de un grupo de diputados que, según el Tribunal Supremo de Justicia venezolano, participaron en la intentona golpista del pasado 30 de abril.

El líder opositor Juan Guaidó, en una rueda de medios en Caracas, Venezuela. 9 de mayo de 2019. Ivan Alvarado / Reuters

El diputado opositor venezolano Juan Guaidó afirmó este viernes que está abierto a aceptar una intervención estadounidense en su país. "Si los norteamericanos propusieran una intervención militar ahora, probablemente lo aceptaría", han sido las palabras exactas de Guaidó para el diario italiano La Stampa

En el texto, el autoproclamado 'presidente encargado' asegura que lo que ocurre en su país es "terrorismo de Estado contra el Parlamento", con referencia al allanamiento de la inmunidad de un grupo de diputados que, según el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), participaron en la intentona golpista del pasado 30 de abril, y que serán procesados por delitos como traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección o rebelión civil, entre otros.

La Asamblea Nacional (AN) venezolana, de mayoría opositora, se encuentra en desacato desde 2016, según sentencia del Supremo, por lo que sus actos carecen de validez legal. En su seno, se ha desconocido la legitimidad del presidente Nicolás Maduro, quien ha sido calificado como "usurpador", y se ha llamado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a participar en su eventual derrocamiento.

Postura de Italia

Italia, que no reconoce ni a Maduro ni a Guaidó como mandatarios, ha pedido que se realicen "elecciones libres" en Venezuela. Además, alberga en su Embajada en Caracas a Mariela Magallanes y a Américo De Grazia, dos de los parlamentarios señalados de haber participado en los sucesos del 30 de abril, cuando Guaidó, junto a un grupo de militares y policías, sacó ilegalmente al opositor Leopoldo López de su arresto domiciliario.

Hasta ahora solo ha sido detenido Edgar Zambrano, uno de los asambleístas que cometió un "delito en flagrancia", según el TSJ, al ser captado en un video en el distribuidor vial donde Guaidó llamó a un levantamiento militar contra el Gobierno de Maduro.

EE.UU. listos para intervenir

Desde la Administración estadounidense han comunicado en diversas ocasiones su apertura a intervenir militarmente en Venezuela. Este mismo jueves, el jefe del Comando Sur, Craig Faller, afirmaba a través de Twitter que cuando fuera invitado por "Juan Guaidó y el Gobierno legítimo de Venezuela", hablarían sobre su "apoyo" a aquellos líderes del Ejército venezolano "que tomen la decisión correcta".

El Gobierno de Maduro rechaza injerencias

Por su parte, el Gobierno venezolano rechaza toda injerencia extranjera. Así, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, condenó la intromisión de EE.UU. y Colombia en sus asuntos internos y desaprobó que dichos países exijan la liberación del diputado Zambrano.

En la misma línea se pronunció el canciller venezolano, Jorge Arreaza, quien tildó las afirmaciones de Faller como una "exhibición adicional del nervio neocolonialista pro (Doctrina) Monroe en acción; intervencionismo militar de Washington a su mayor extensión".

De igual modo, Venezuela publicó un comunicado donde se asevera que Washington "promueve, organiza y financia" una campaña para "producir un cambio de Gobierno por la fuerza".

En el texto se afirma que algunos gobiernos "han decidido emitir opiniones no solicitadas en relación con la administración de justicia en Venezuela (...) y la consecuente privación de libertad de ciudadanos abiertamente incursos en la asonada en contra del orden constitucional".

ESPAÑA: La Fiscalía pide 150 años de cárcel para un coronel salvadoreño implicado en el asesinato de Ellacuría


Inocente Montano participó en el "diseño y ejecución" de la matanza de seis jesuitas en 1989

Inocente Orlando Montano, en 2013 STEVEN SENNE (AP) REUTERS-QUALITY

El País  -  Madrid 10 MAY 2019 - 01:32 CEST

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido para el coronel Inocente Orlando Montano 150 años de cárcel por su participación en el asesinato en noviembre de 1989 en El Salvador del rector de la Universidad Centroamericana (UCA), el jesuita vasco Ignacio Ellacuría, y de otros cinco sacerdotes pertenecientes a esta orden religiosa, cuatro de ellos españoles.

El ministerio público solicita para Montano 30 años de prisión por cada uno de los “cinco asesinatos terroristas” de los religiosos españoles y la privación de todos los honores militares, según un escrito al que ha tenido acceso EL PAÍS.

Montano era en 1989 viceministro de Seguridad Pública de El Salvador. Insigne miembro de La Tandona, promoción de una veintena de oficiales ultraderechistas que ocupó puestos clave en el Ejército, el mando se hizo célebre por su fiereza contra los jesuitas, a los que atribuía conexiones terroristas. "Los jesuitas están plenamente identificados con los movimientos subversivos", llegó a clamar Montano días antes del 16 de noviembre de 1989.

Un grupo de militares salvadoreño asesinó esa madrugada a Ellacuría. Filósofo y teólogo de la liberación, el religioso se había convertido en un personaje perturbador para la dictadura. Sus posiciones proclives al diálogo y su voluntad para alcanzar la paz entre la guerrilla revolucionaria del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el Ejecutivo situaron al cura en la mirilla de los cenáculos más reaccionarios del Gobierno controlado por la formación Alianza Republicana Nacionalista.

Con los seis jesuitas también fueron ejecutados la mujer y la hija del guardián de la universidad, de 15 años.

Montano fue uno de los cinco coroneles considerados clave en el caso. El mando actuó bajo las órdenes del entonces jefe del Estado Mayor René Emilio Ponce, fallecido en 2014.

Los religiosos asesinados en 1989

El ministerio público solicita también cinco años de prisión menor para el teniente René Yusshy Mendoza, miembro del batallón Atlacatl, grupo encargado de ejecutar la matanza.

La Fiscalía considera que Mendoza “ha colaborado activamente con la investigación” y “tenía notablemente disminuida su capacidad” porque la desobediencia a las órdenes del Estado Mayor podía suponer riesgo para la vida.

Montano, hoy con 76 años, “participó en la decisión, diseño y ejecución de los asesinatos”, según el escrito presentado por la Fiscalía al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. El documento estima que el procesado constituyó “una estructura al margen de la legalidad, que alteró gravemente la paz pública […] con ejecuciones civiles y desapariciones forzosas”.

La Audiencia Nacional abrió la causa por la matanza de los jesuitas en 2011 en virtud del principio de justicia universal. EE. UU., donde Montano aterrizó en 2001 con documentación falsa, entregó al coronel a España en 2017. El juez envió en noviembre de ese año a Montano a prisión por su participación en el plan que culminó con el asesinato de Ellacuría y de los jesuitas españoles Ignacio Martín Baró, Segundo Montes Mozo, Armando López Quintana y Juan Ramón Moreno Pardo.

Con documentos desclasificados de EE. UU., la investigación judicial estima que Montano fue testigo del momento en el que el coronel y ministro de Defensa René Emilio Ponce ordenó a su subordinado Guillermo Alfredo Benavides asesinar a Ellacuría y no dejar testigos.

Días antes de la matanza, el Ejército había orquestado una campaña de desprestigio contra los jesuitas vinculados a la Universidad Centroamericana (UCA), según la Fiscalía. “A Ellacuría se le acusó en repetidas ocasiones de ser uno de los principales consejeros y estrategas del FLMN […]. Los jesuitas eran extranjeros enviados por España para recolonizar el país, eran líderes de hordas terroristas”, sostiene el ministerio público en un escrito firmado por Teresa Sandoval.

El viceministro de Defensa Juan Orlando Zepeda alegó incluso que los sacerdotes fueron cómplices del asesinato del fiscal general de El Salvador. “El enemigo está entre nosotros. Debe ser identificado y denunciado. Por tanto, por tanto, vamos a tomar la decisión final para resolver esta situación”.