martes, 14 de mayo de 2019

"Lucharemos hasta el final": China cambia el tono durante la nueva escalada de la guerra comercial con EE.UU.


RT   -    14 mayo 2019 12:20 GMT

Según un medio local, Pekín no quiere competir con EE.UU., pero ha advertido que está plenamente capacitado para responder a Washington.

Imagen ilustrativa. Yuri Gripas / Reuters

El programa informativo Xinwen Lian de la cadena estatal CCTV ha cambiado el tono con el que presenta la información sobre el conflicto comercial que enfrenta a China y EE.UU. al apelar a los sentimientos de la gente, informa Yahoo Finance. Entretanto, la tensión en las relaciones entre ambos países crece.

Según el programa, los chinos no quieren luchar con EE.UU. pero al mismo tiempo no tienen miedo de hacer frente a Washington. "Si EE.UU. quiere hablar, la puerta está abierta, si quieren luchar, lucharemos hasta el final", se dijo en la emisión de una de las televisiones chinas más destacadas.

"Tiene sentido apelar a una visión más nacionalista si el estado espera que pueda venir un período duro para la economía y para el país, apelar a mantenerse juntos y a la defensa de la nación", según comentó Allan von Mehren, analista y economista del Danske Bank.

Desde abril del año pasado China hizo esfuerzos para suavizar los sentimientos hostiles hacia EE.UU. en las redes sociales después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, impusiera aranceles a los productos chinos. Sin embargo, el cambio de tono llegó desde este viernes cuando las tarifas se incrementaron del 10 % al 25 % para una serie de mercancías chinas importadas a EE.UU. por valor de 200.000 millones de dólares al año.

El programa también hizo un repaso a la historia china y a las acciones de EE.UU. en el ámbito comercial para contener el desarrollo del gigante asiático.

"Después de los 5.000 años, ¿qué tipo de batalla no hemos visto? En el gran proceso de realización del rejuvenecimiento nacional, inevitablemente habrá dificultades, obstáculos e incluso tormentas. La guerra comercial impuesta por EE.UU. contra China es solo un obstáculo en el proceso de desarrollo de China. No es gran cosa. China seguramente fortalecerá su confianza, superará las dificultades, convertirá la crisis en oportunidad, y luchará por el mundo nuevo", se explicó en el programa televisivo.

Asimismo, desde la cadena CCTV se subrayó que China está plenamente preparada para responder a las acciones estadounidenses de manera integral.

Tensión en la Embajada de Venezuela en Washington tras el intento de desalojo de los activistas


RT  -   14 mayo 2019 14:29 GMT

La sede diplomática está ocupada por movimientos sociales para impedir la entrada del personal nombrado por el diputado opositor Juan Guaidó.

Activista en el interior de la Embajada de Venezuela en Washington, EE.UU., 1 de mayo de 2019. Clodagh Kilcoyne / Reuters

Este martes, la fachada de la Embajada de Venezuela en Washington amaneció con nuevos carteles, tras el intento de desalojo de los activistas que permanecen allí para impedir la entrada del personal nombrado por el diputado opositor Juan Guaidó, a quien la Casa Blanca reconoce como "presidente encargado" del país caribeño.

Desde su autoproclamación, Guaidó intenta hacer ingresar a la sede diplomática a quien designó arbitrariamente como 'representante' ante ese país, Carlos Vecchio, y a su 'embajador' ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Tarre Briceño.

En un documento sin membretes ni firma, supuestas autoridades norteamericanas instaron a los activistas a "desalojar la Embajada" porque solo debía ser "usada para fines diplomáticos", al tiempo que advirtieron que, de lo contrario, los ocupantes estarían violando la ley federal y local. No obstante, en el texto se reconocen a Vecchio y Tarre como 'representantes legítimos' de Caracas, a pesar de que sus designaciones son ilegales a la luz de la Constitución venezolana.

En un documento claramente ilegal, sin membretes, firma, o alguien que se responsabilice por ello, se aseguran que la Embajada de Venezuela es usada para fines diplomáticos y que reconocen a Vecchio y Tarre como rep. Piden desalojar o “estarán violando ley federal y de DC”.

El intento de desalojo se produjo tras las presiones de los seguidores del diputado opositor, que encabezó el intento de golpe de Estado en Caracas el pasado 30 de abril, y tras varios días de protestas e incidentes en las afueras del edificio con manifestantes a favor y en contra del presidente Nicolás Maduro.

¿Qué ocurrió?

El lunes, los activistas que se oponen a la entrada del personal nombrado por Guaidó y los reporteros, a través de las redes, alertaron sobre la posibilidad de un desalojo forzoso. A las afueras, los simpatizantes del diputado opositor esperaban y gritaban "perdedores" y otros insultos, mientras que en el interior de la sede diplomática un cartel advertía: "EE.UU. está violando la Convención de Viena", con referencia a la obligación de los Estados de resguardar las instalaciones y los activos de los países que se usan para fines diplomáticos aunque se rompan las relaciones.

Con el paso de los minutos, la tensión se incrementaba. Una serie de tuits informaba sobre los accesos a la sede diplomática. "La policía acaba de romper la cerradura en las puertas de la Embajada. No han hecho arrestos. El Colectivo de Protección de la Embajada se niega a salir y se puede ver en las ventanas".

Las autoridades hablaron con quienes estaban dentro, que aún permanecen en el edificio, y se retiraron, según información del periodista Max Blumenthal. 

Posteriormente, la abogada de los activistas explicó que estos conversaron con la policía sobre la ilegalidad en la estarían incurriendo de ingresar al lugar, por lo que se marcharon.

Los movimientos sociales que se encuentran en la sede diplomática, agrupados en Colectivos por la Paz (Collectives for Peace), conformado por 'Popular Resistance' y 'Codepink', fueron invitados por el Gobierno de Maduro, después de que la Cancillería venezolana denunciara que personal de Guaidó había tomado dos edificios: el consulado de Venezuela en Nueva York, el 13 de abril; y la oficina venezolana del Agregado Militar en Georgetown, el 19 de marzo.

El pasado 24 de abril se cumplieron tres meses desde que el presidente venezolano ordenara regresar a Caracas a todo su personal diplomático acreditado en EE.UU., tras la ruptura de relaciones entre ambos países.

DOS ÓPTICAS DISTINTAS SOBRE EL DESARROLLO


Por Manuel E. Yepe

Dos visiones distintas, pero muy fundamentadas y valiosas acerca de las relaciones internacionales, aporta la Fundación de Cultura Estratégica en un reporte comparativo del experto Federico Pieraccini acerca de dos eventos efectuados respectivamente en Washington y Beijing, comparando los puntos de vista de las dos economías más grandes del mundo sobre algunos de los temas más trascendentales del desarrollo global.

En Beijing, en el Foro de la Faja y la Ruta, más de 40 líderes mundiales debatieron sobre la Iniciativa de la Faja y la Ruta (B&R), un proyecto llamado a transformar todo el continente euroasiático, mejorando el libre comercio entre docenas de países mediante inversiones en infraestructura, transporte, energía y cooperación tecnológica.

El B&R es un proyecto gigantesco llamado a expandirse en los años venideros al ritmo que permite la tecnología actual, sin pasar por alto las necesidades de los países involucrados. El número de participantes en el evento del B&R de Beijing es asombroso: más de 5.000 delegados, 37 jefes de Estado y 10 de los miembros más importantes de la ASEAN. Ciento veinticinco países han suscrito intenciones de cooperar en el gran proyecto, y 30 organizaciones han ratificado 170 acuerdos que suman una inversión proyectada por el Banco Popular de China de más de 1,3 billones de dólares entre 2013 y 2027.

Es un proyecto revolucionario que caracterizará a las próximas décadas, si no siglos. Contrasta con la tendencia estadounidense a la dominación hegemónica porque se basa en consideraciones humanitarias para superar conflictos, así como evitar guerras a través de la cooperación y la prosperidad compartida.

Washington, exigiendo lealtad a cambio de nada e incapaz de infligir por sí mismo daño a Rusia y China, se remite a presiones sobre sus aliados europeos a través de una guerra de aranceles y prohibiciones tecnológicas dirigidas a favorecer a las empresas estadounidenses.

Beijing se comporta de manera opuesta a la moraleja de la fábula de Esopo sobre “El Viento del Norte y el Sol”, ofreciendo en el proyecto B&R una cooperación ganar-ganar y los beneficios que de ella se derivan. El proyecto tiende a elevar el nivel de vida de la población con enormes préstamos para mejorar las infraestructuras básicas de ferrocarriles, escuelas, carreteras, acueductos, puentes, puertos, conectividad a Internet y hospitales. El objetivo es crear un sistema sostenible en el que docenas de países cooperen entre sí para el beneficio colectivo de sus poblaciones.

La iniciativa china tiene como objetivo ofrecer a todos los países implicados igualdad de oportunidades para el desarrollo basándose en su capacidad real para mejorar el bienestar de todas las partes implicadas y no en el poder militar o económico.

El B&R cuenta hasta ahora con el apoyo de 126 estados y territorios, así como de una gran cantidad de organizaciones internacionales. Es la nueva cara, veraz y realista, de la verdadera comunidad mundial. Esta iniciativa china sólo podría haber tenido lugar en un mundo post-unipolar con múltiples centros de poder.

Washington está consciente de los cambios que se han producido en los últimos diez años y del cambio de actitud de los responsables políticos que le acompañan, y así lo refleja en la redacción de los dos documentos que guían a toda administración estadounidense: la Nuclear Posture Review (NPR) y la National Defense Strategy (NDS). En ellos se explica cómo ve Estados Unidos el mundo y lo que pretende hacer para combatir el emergente orden mundial multipolar.

Trump no puede permitirse un conflicto con Venezuela, Irán o Corea del Norte, ni militar ni políticamente. En los casos de Brasil, Colombia y Venezuela, no parecen muy dispuestos a sacrificarse por Washington; y no hay yihadistas a los que armar para lanzarlos contra civiles indefensos como ocurrió en el Medio Oriente, por lo que no encuentra fuerzas disponibles capaces de derrotar a los pueblos decididos a resistir al imperialismo estadounidense por motivos patrióticos.

Atacar a Irán daría lugar a una respuesta iraní devastadora contra las tropas estadounidenses desplegadas en docenas de bases dispersas por todo Oriente Medio e infligiría pérdidas que serían demasiado costosas para Washington, lo que haría que los avances fueran pírricos.

La República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) es intocable por virtud de su política de disuasión nuclear.

Lo que queda para Trump y sus neoconservadores son apenas amenazas vacías de guerra, y una gran cantidad de propaganda bélica que solo sirve para llenar las arcas de los fabricantes estadounidenses de armas.

La Habana, Mayo 13 de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.