miércoles, 15 de mayo de 2019

Miles brasileños movilizados en defensa de la educación


Más del 70 por ciento de las universidades atendieron el llamado a participar en el paro. | Foto: @LemusteleSur

Telesur   -   15 mayo 2019

El paro nacional en defensa de la educación y contra los recortes presupuestarios del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, se desarrolla masivamente en más de cuatro ciudades.

Miles de estudiantes y docentes brasileños se movilizan este miércoles en el paro nacional universitario contra el recorte del 30 por ciento del presupuesto, emitido por el Gobierno del presidente, Jair Bolsonaro. 

La protesta en la que participan estudiantes y docentes también se desarrolla en varias ciudades del país suramericano, tales como Sao Paulo y Río de Janeiro.  La población a través de las las redes sociales  ha catalogado la movilización como el "Tsunami de la Educación".

"Bolsonaro puede pensar que esto no lo presiona, pero tendremos estas manifestaciones y otras cosas que están por venir (...) Él va a probar el sabor de la presión popular", enfatizó la presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), Mariana Dias.

El corresponsal de TeleSur en Brasil, Nacho Lemus, destacó a través de Twitter, que la protesta congregó en ciudades como Marabá y Brasilia a 5.000 personas, Curitiba a 10.000 y unas 50.000 manifestantes salieron a las calles de Fortaleza.

Más del 70 por ciento de las universidades atendieron el llamado a participar en el paro, donde exigen al Congreso aprobar una medida provisoria que reforme la estructura planteada por el ministro de Educación Abrahan Weintraub, que contempla el recorte del 30 por ciento del presupuesto.

"Estudiantes de secundaria, universitarios, posgraduados, profesores y trabajadores de la educación ocupan calles y aulas en todos los estados de la federación, contra los recortes de 30 por ciento en las instituciones federales", declaró la UNE.

Recortes presupuestarios de educación en Latinoamérica

Estudiantes de países como Ecuador y Argentina también se han pronunciado en las calles en rechazo a los recortes presupuestarios de educación emitidos por los actuales Gobiernos de derecha.

Cerca de 100 estudiantes de la facultad de Medicina de la Universidad Central de Guayaquil, ciudad ubicada en la región litoral de Ecuador, protestaron este martes exigiendo al Gobierno del presidente, Lenín Moreno, no aplicar recortes de presupuestos, los cuales perjudicarían las jornadas laborales de la comunidad estudiantil.

Por su parte, los docentes y estudiantes de Argentina, convocan para este jueves a una nueva jornada de la "marcha de las antorchas", por el ajuste de fondos que lleva a cabo la administración del presidente, Mauricio Macri.

La protesta es en defensa del salario y contra el fin de los recortes presupuestarios, reseñan medios locales.

Washington Post destapa un plan secreto de EE.UU. contra miles de migrantes


RT   -   15 mayo 2019 11:33 GMT

Exfuncionarios del Departamento de Seguridad Nacional detallaron un operativo, por ahora suspendido, que busca desatar un clima de miedo en las 10 principales ciudades de destino de migrantes centroamericanos.



The Washington Post develó planes secretos de la Casa Blanca para detener a miles de migrantes que viven en EE.UU.. La investigación fue publicada este lunes, con el testimonio de siete funcionarios y excolaboradores de Departamento de Seguridad Nacional que aseguran que la actual administración pretende crear un clima de miedo para disuadir a los indocumentados de entrar o asentarse en territorio estadounidense.

Según los informantes, el asesor principal de Donald Trump en este campo, Stephen Miller, y el subdirector del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, Matthew Albence, "estaban deseosos de llevar a cabo arrestos masivos y dramáticos" con el propósito de demostrar fuerza y enviar un mensaje a quienes pretenden cruzar la frontera desde México.

La idea era implementar redadas altamente visibles en las 10 ciudades principales de destino de los migrantes centroamericanos, como entre otras Nueva York, Chicago y Los Ángeles. La planificación de estas operaciones calculó detener inicialmente 2.500 adultos y niños, pero el objetivo final sería de 10.000 migrantes.

El plan se concibió en septiembre y la presión para llevarlo a cabo se incrementó a medida que aumentaba la ira del presidente, quien, según los entrevistados, ordenó adoptar el enfoque más "duro" posible. Incluso, se trabajó en la aceleración de casos llevados a los tribunales para emitir una gran cantidad de órdenes de deportación.

Los arrestos previstos incluirían operativos contra padres con hijos en sus hogares y vecindarios. Eso motivaba preocupación en cuanto al manejo de familias cuyos niños fuesen ciudadanos estadounidenses, y también por la falta de espacio y de camas para mantener a los migrantes detenidos, entre otras cosas.

Finalmente, el proyecto fue detenido.

¿Por qué se detuvo temporalmente el plan?

Kirstjen Nielsen, entonces todavía secretaria de Seguridad Nacional, y el exfuncionario de inmigración Ronald Vitiello, habrían detenido el proyecto por razones operativas y ante el riesgo de una fuerte indignación pública. Sin embargo, otros funcionarios aclararon que las objeciones fueron por cuestiones logísticas y no éticas.

Además, existía la preocupación de "que pudiera resultar contraproducente, al desviar recursos de las operaciones críticas de respuesta de emergencia en la frontera", agregó desde el anonimato uno de los colaboradores del proyecto.

¿Golpe a Huawei?: Trump firma una orden ejecutiva que declara "emergencia nacional" por amenazas contra la tecnología estadounidense


RT   -   15 mayo 2019 23:23 GMT

La orden prohíbe el uso de equipos de telecomunicaciones fabricados por compañías consideradas como una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU.

Logotipo de Huawei en Dongguán, provincia de Cantón, China. Tyrone Siu / Reuters

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha firmado este miércoles una orden ejecutiva que declara una emergencia nacional por amenazas contra la tecnología estadounidense, informó la Casa Blanca.

La orden prohíbe el uso de equipos de telecomunicaciones fabricados por compañías consideradas como una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU., lo que allana el camino para una prohibición total de los productos fabricados por Huawei Technologies de China.

En particular, la medida proscribe la compra o uso de cualquier tecnología de comunicaciones producida por entidades que están controladas por "un adversario extranjero" y que puedan crear un "riesgo indebido de sabotaje" de los sistemas de comunicaciones de EE.UU. o "efectos catastróficos" para la infraestructura estadounidense.

El Departamento de Comercio tiene 150 días para formular reglas que puedan identificar a "países o personas particulares" como adversarios extranjeros.

"Proteger a EE.UU. de adversarios extranjeros"

"El presidente ha dejado claro que esta Administración hará lo que sea necesario para que EE.UU. siga siendo seguro y próspero, y para proteger a EE.UU. de adversarios extranjeros que están creando y explotando de manera activa y cada vez más las vulnerabilidades en la infraestructura y los servicios de tecnología de la información y las comunicaciones en EE.UU.", escribió la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders en un comunicado.

Por su parte, el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, Ajit Pai, ha celebrado la orden, calificando la medida como "paso significativo hacia la protección de las redes de EE.UU.".

La promulgación de esa orden suscitaría aún más tensiones en las relaciones entre Washington y Pekín, las dos economías más grandes del mundo, que ya se encuentran enfrascadas en una batalla por las prácticas comerciales chinas, consideradas por las autoridades norteamericanas como 'desleales'. En particular, EE.UU. afirma que la empresa Huawei actúa bajo órdenes del Gobierno chino y que sus equipos podrían ser usados para el espionaje. Por su parte, la compañía ha negado en reiteradas ocasiones las acusaciones de Washington.

El Departamento de Comercio incluye a Huawei en su 'lista negra'

Por su parte, el Departamento de Comercio de EE.UU. ha anunciado que incluirá a Huawei Technologies Co Ltd y a 70 empresas afiliadas a su llamada 'Lista de Entidades', lo que impedirá al gigante chino de las telecomunicaciones comprar piezas y componentes a las compañías norteamericanas sin la aprobación del Gobierno de EE.UU.

El departamento explica en un comunicado que tiene razones para concluir que Huawei está "involucrado en actividades que son contrarias a la seguridad nacional o al interés de la política exterior de EE.UU.".

"Supresión nada razonable de las compañías chinas"

El anuncio llega en un momento crítico de las relaciones entre EE.UU. y China, tras la mutua imposición de aranceles en los últimos meses a productos valorados en cientos de miles de millones de dólares.

Este martes, Reuters informó que Trump debía firmar la orden ejecutiva en algún momento de esta semana.

En una aparente respuesta, Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, acusó a Washington de estar "abusando de su poder para difamar maliciosamente y derrotar a ciertas compañías chinas".

El vocero instó a EE.UU. a que deje de "usar el pretexto de la seguridad nacional para llevar a cabo la supresión nada razonable de compañías chinas", y que proporcione "un entorno justo y equitativo" para las empresas del país asiático.

La preocupación de que firmas extranjeras puedan ayudar a adversarios de EE.UU. a infiltrarse en sistemas informáticos sensibles ha cobrado importancia en los últimos años en el país norteamericano.

A finales de 2017, el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS, por sus siglas en inglés) ordenó a todas las agencias gubernamentales de su país prescindir de productos de Kaspersky Lab, el mayor proveedor ruso de seguridad cibernética y antivirus, debido a los supuestos "riesgos de seguridad" y a la preocupación de que ciertos directivos de Kaspersky podrían tener vínculos con la inteligencia rusa y otras agencias gubernamentales. DHS no proporcionó ninguna prueba que confirmara sus afirmaciones.

DEUDAS, INVERSIÓN, Y PRAGMATISMO


Jorge Gómez Barata

La percepción del liderazgo cubano respecto a la inversión extranjera, incluidas las que pudieran realizar entidades de Estados Unidos, es diferente a la existente 60 años atrás cuando fueron nacionalizadas las empresas foráneas. Probablemente a las corporaciones les ocurra lo mismo.

Aunque la huella no sea exactamente la misma, el tiempo pasó para todos. Entre otras cosas, se trata de un dilatado e intenso período histórico en el cual Cuba, una auténtica sobreviviente, maduró institucionalmente, y se preparó para lidiar con ese fenómeno, entre otras cosas porque posee un marco jurídico apropiado, expresado en la Ley de Inversión Extranjera, y en la Constitución de la República.

Por otra parte, la proyección global de la economía parece haber modificado ciertos comportamientos de las empresas extranjeras respecto a los países que las acogen. Aunque no son menos capitalistas, las transnacionales y los inversionistas de hoy parecen más flexibles, y se adaptan mejor a las legislaciones nacionales y al perfil independiente de los estados actuales. Los tiempos en que la United Fruit y la Standard Oil, para citar dos ejemplos conspicuos, quitaban y ponían gobiernos va quedando atrás.  

Estados socialistas como China y Vietnam han alcanzado un acelerado desarrollo y bienestar gracias a la participación del capital extranjero, y a la sabiduría de sus líderes y empresarios para aprovechar las ventajas que aportan las empresas foráneas, portadoras de capitales, tecnologías avanzadas, modernas técnicas de gerencia, actitudes abiertas ante la innovación, y otras peculiaridades positivas.

Además de recogerlo en la letra y el espíritu de las propias leyes de nacionalización, los dirigentes cubanos, especialmente su líder histórico Fidel Castro, han declarado la disposición de Cuba de honrar los compromisos adquiridos al nacionalizar las propiedades estadounidenses en la década de los sesenta, posición reiterada por los presidentes Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel.

En línea con esa disposición, durante el gobierno del presidente Barack Obama, una vez restablecidas las relaciones diplomáticas con Cuba, se creó una Comisión Binacional, que según se sabe efectuó varias reuniones. Más tarde, según John S. Kavulich, Presidente de U.S. Cuba Trade and Economic Council Inc, a fines de 2017 o principios de 2018, en el seno de la administración Trump se formó un grupo de trabajó encabezado por Jared Kushner, para estudiar todo lo relacionado con las reclamaciones a Cuba por concepto de nacionalizaciones.
Aunque la gestión no fructificó, los protagonistas viven para contarlo y, tal vez, cuando sea posible, reintentarlo.

En diferentes momentos Cuba se ha mostrado dispuesta a considerar el pago de las indemnizaciones a las empresas estadounidenses nacionalizadas mediante la modalidad de “Suma total”. Una transacción que incluye a los gobiernos, y que ya fue utilizada con otros países. También se ha considerado el cambio de “Deuda por deuda”.

Mientras el asunto se dilucida, la pregunta es si a Cuba le interesan las inversiones extranjeras, incluidas las norteamericanas. ¿Le interesarán también las que pudiera proponer EXXON Mobile? ¿Pudiera la Isla considerar la posibilidad de convertir la deuda contraída con las empresas nacionalizadas en capital de inversión? ¿Pudiera EXXON Mobile utilizar los 300 millones de dólares que reclama como anticipo para instalar una nueva refinería en Cuba o para adquirir acciones en algunas de la existentes?

Los temas están abiertos y en la búsqueda de la paz, y en el afán de progresar con soberanía y equidad vale todo. Allá nos vemos.

La Habana, 15 de mayo de 2019

…………………………………………………………………… 
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!