jueves, 16 de mayo de 2019

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 17 DE MAYO DE 2019



A inicios de semana, inesperadamente ha irrumpido con fuerza al seno de la asamblea legislativa salvadoreña el tema de la amnistía y la propuesta ley de reconciliación nacional, elementos que meses atrás también fueron parte del debate público paralelamente a la campaña electoral.

Como entonces, son visibles los intereses de quienes postulan la manera de inducir las formas y los fondos del proyecto que, luego que en 2016 la sala de lo constitucional de la corte suprema de justicia declarara inconstitucional la anterior ley de amnistía de 1993, ésta debiera reformarse de acuerdo a parámetros del derecho internacional, pero para muchos sectores de la población aquellos defienden y resguardan a ambos bandos contendientes.

Tal es así que los pasos de la comisión ad hoc que ha estado trabajado la elaboración del proyecto de ley por mandato de la misma sala de la corte, han tenido seguimiento crítico de sectores de la sociedad civil, sobre todo aquellos que propugnan por que se incluya y potencie el derecho de las víctimas y sus familias, y también por la búsqueda de la verdad.

Esta vez han sido el presidente de la asamblea, Norman Quijano, y otros diputados, principalmente integrantes de Arena y el Fmln, quienes sorprendieron a través de entrevistas de los medios periodísticos, mostrando inusitado interés porque la propuesta presentada por la comisión, pudiera ser discutida y aprobada por la comisión política parlamentaria en estos días, e inmediatamente ser presentada en la plenaria de esta semana; y al aprobarse, ser enviada de inmediato al presidente Salvador Sánchez Cerén, quien debiera sancionarla y publicarla en el diario oficial como ley de la república.

El propósito por cumplir la resolución de la sala de lo constitucional para sustituir la abolida amnistía por la nueva ley de reconciliación nacional, con plazo que concluiría en julio de este año, no es despreciable; es más, es un compromiso y obligación de los diputados. Lo que ha sorprendido es la sospechosa premura mostrada por los interlocutores que expusieron ante los periodistas sus planes, pareciendo ansiosos por lograrlo antes que concluya el actual período presidencial el 31 de mayo.

Tal ha sido la candidez o desfachatez, como se quiera interpretar, mostrada por esos diputados que han sido pillados en el acto, que dos días después han rectificado y reconocido su desmedida y confesa prisa, sobre todo porque que sus planes eran insostenibles. Debido a ello la comisión política parlamentaria ha nombrado una nueva subcomisión para analizar la propuesta de mejor manera, ahora sin pretensiones de conseguir su inmediata aprobación.

Por supuesto, han sido muchas las reacciones de personalidades, de ciudadanos y de grupos sociales vinculados al tema, destacando el mensaje en la red digital twitter del sacerdote José María Tojeira, ex rector de la UCA y actual responsable del instituto de derechos humanos de dicha universidad, haciendo el llamado que, frente al intento de la asamblea legislativa de promulgar una nueva ley de amnistía, enmascarada en una llamada ley de reconciliación, la ciudadanía debe decir no, según se cita.

Por su lado, el presidente electo Nayib Bukele, también ha advertido tempranamente en mensajes por redes sociales la intención de los partidos en el parlamento de aprobar lo que llamó una ley exprés, agregando que las leyes de amnistía van en contra del orden jurídico internacional y de la dignidad de las víctimas.

Tras ello, ha hecho más patente su disposición a rechazar cualquier proyecto de ley como el que se había pretendido impulsar, señalando que quienes lo aprobaran se convertirían en transgresores.

Así es que, de nuevo, en este país centroamericano se ha desmontado otro madrugón legislativo, a fuerza de la reacción y sensibilidad de la población organizada o no; patentándose también la advertencia a los responsables que deberían pensarlo muy bien antes de dar otro paso, específicamente, al legislar.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, desde la provincia de Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.