sábado, 15 de junio de 2019

Un senador de EE.UU. propone invadir Venezuela para asustar a Irán y Corea del Norte


RT  -   15 jun 2019 12:09 GMT

Lindsey Graham argumentó que Washington debería usar sus fuerzas militares para intervenir en el país latinoamericano con el fin de "poner puntos en el casillero" y advertir a otros países.

Aeronaves militares Osprey en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de EE.UU. en Miramar, California, el 6 de junio de 2019. Cheng Chang / EE.UU. cuerpos de Marina / Reuters

El senador estadounidense Lindsey Graham, un aliado cercano del presidente Donald Trump, reiteró el viernes su llamamiento a una invasión militar a Venezuela, similar a la que Ronald Reagan realizó en Granada en 1983.

En una entrevista con Fox News, Graham sugirió que Trump debería "poner la fuerza militar sobre la mesa" respecto a Caracas, para asustar a Corea del Norte e Irán.

"Dale un ultimátum a Cuba. Sin Cuba, Maduro no dura un día. Dile a Cuba que salga de Venezuela. Haz lo que hizo Reagan en Granada: ¡pon la fuerza militar sobre la mesa!", afirmó el legislador, en respuesta a una pregunta del presentador sobre cómo debería manejar Trump los conflictos internacionales.

"Necesitamos puntos en el casillero. Comienza con tu propio patio. Arregla a Venezuela y todos los demás sabrán que estás hablando en serio", afirmó el senador de Carolina del Sur, implicando que los problemas con Corea del Norte e Irán se resolverían justo después de que Washington coloque a Caracas en su lugar.

Minimizar la influencia cubana 

Además, en otra entrevista en el programa de radio The Hugh Hewitt Show, Graham insistió en que Trump debería inspirarse en Raegan y su invasión a Granada. El senador subrayó que es importante minimizar la influencia cubana en Venezuela.

"Si yo fuera Trump, daría un ultimátum a Cuba: 'Retiren todas sus fuerzas'. Y si no lo hacen, pondría fuerzas militares en la región y limpiaría nuestro patio trasero. Cuando Cuba se involucró en Granada, ¿qué hizo Ronald Reagan? Los echó. Eso es lo que haría con Venezuela", advirtió el político estadounidense.

Asimismo, Graham recalcó que "un combate militar" entre EE.UU. y Venezuela "duraría aproximadamente 24 horas", porque "esto no es Irán o Corea del Norte". Tras asegurar que "el Ejército venezolano se doblaría como un traje barato", el senador volvió a afirmar que le gustaría ver al presidente Trump  hacer "lo que hizo Reagan cuando se trató de la interferencia de Cuba en Granada".

"Nos ayudaría con Irán. Nos ayudaría con Corea del Norte", concluyó Graham.

¿SUGERENCIAS DE LA UNIÓN EUROPEA?


Jorge Gómez Barata

En días pasados, circularon comentarios atribuidos al señor Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea en La Habana quien, en un encuentro de organismos gubernamentales cubanos con diplomáticos y empresarios europeos, ante la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, habría instado a las autoridades de la Isla a: “Convertir el problema en oportunidad, facilitando más el comercio y las inversiones...”

Aunque los consejos no carecen de validez, el diplomático pasó por alto el hecho de que su posición constituye una rectificación porque, esa Europa que ahora alude, entre 1996 y 2016, aplicó a rajatabla, la llamada “Posición Común”, mediante la cual el Viejo Continente sintonizó sus políticas hacía Cuba con las de los Estados Unidos, sumándose oficial e íntegramente al bloqueo.
  
Entre las reacciones de expertos cubanos surgió una pregunta obvia: ¿Qué quieren o sugieren los inversionistas europeos?

La breve respuesta llegó de Juan Triana, un brillante y activo académico y economista cubano que expresó: “Los inversionistas extranjeros aspiran: (1) Transparencia. (2)  Contratación directa de la fuerza de trabajo… (3) Seguridad en el retorno de sus inversiones. (4) Respeto a los términos de los contratos en especial en los temas de importación y exportación. (5) Facilidades para establecerse en Cuba: trámites migratorios, compra de vivienda, autos, cuentas bancarias personales… (6) Menos burocracia en la cadena de negociación. (7) Más profesionalidad de los grupos negociadores…” Otro añadió la dualidad monetaria y las tasas de cambio y alguien mencionó la pobre conectividad. 

Lo que hace notable la declaración del embajador es la paradoja de que Cuba, a la vez que realiza notorios esfuerzos por atraer inversión extranjera, la hace difícil por varias razones: preceptos y prejuicios ideológicos, alertas de seguridad y exceso de regulaciones.

No hace mucho, el ministro de relaciones exteriores Bruno Rodríguez proclamó que: “Mientras Estados Unidos cierra, Cuba abre”, precepto que, de aplicarse a la economía interna pudiera ser un camino. La fórmula del canciller debería universalizarse.

Diez años después, aunque se ha fomentado el trabajo por cuenta propia que, aunque precarios genera cerca de un millón de empleos, los beneficiados con la distribución de tierras ociosas, se esfuerzan por avanzar, se ha creado un incipiente mercado inmobiliario, la compra venta de autos produce algunos lucros, y en las grandes ciudades algunos jóvenes calificados han encontrado espacios en la esfera de la reparación y configuración de teléfonos celulares, los resultados no son significativos.

Las empresas estatales no son más independientes, el estado no se libera del comercio y la gastronomía presupuestada. Aunque se realizan esfuerzos notables, la producción de azúcar no crece, la agricultura no despega y de la ganadería, la pesca y la producción de carne de ave, apenas se habla.

Las facilidades para la inversión extranjera no son mayores, no se han establecido las pequeñas y medianas empresa privadas nacionales y extranjeras. El mercado mayorista” y la “ventanilla única” parecen imposibles para los ministerios encargados. No se flexibiliza ni un milímetro el comercio exterior, la aduana no contribuye a la apertura, el banco no crea fórmulas para aprovechar las remesas, y no se ha resuelto la cuestión de las posibilidades de inversión de los cubanos residentes en el extranjero.

En términos estrictamente económicos, respecto a la economía interna, los efectos económicos de las reformas son magros y su impacto externo, prácticamente nulos. Tal vez no le falta razón al embajador: “Hay que tratar de convertir el problema en oportunidad…” Quien conozca una solución distinta a la apertura, levante la mano. Allá nos vemos.

La Habana, 09 de junio de 2019

…………………………………………………………………………
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

Thelma Pueblos


Ollantay Itzamná

Tomada de internet

Guatemala, “país chiquito de inmensos volcanes donde todo queda lejos”, nuevamente es noticia mundial porque una mujer indígena maya empobrecida, sin “cualificación” académica, hace una disrupción política sin precedentes.

“Yo soy Thelma Cabrera, soy mujer maya mam, defensora de derechos humanos y derechos de la Madre Tierra. Las comunidades en resistencia, en asamblea, me eligieron para ser candidata a la presidencia de la República por el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP). Aquí nadie buscó un hueso... Fue decisión asamblearia para recuperar todo lo que se ha privatizado… para impulsar un proceso constituyente… para crear el Estado Plurinacional, porque los pueblos no tenemos Estado”,  así se presenta Thelma Cabrera, sin soltar su bandera (hecha a mano) donde resalta un volcán con sol naciente.

Ella, de 49 años de edad, con su sencillez, belleza natural, claridad de ideas, y dignidad que irradia, en las últimas semanas ha inyectado “entusiasmo” en la apática coyuntura electoral en la que Guatemala elegirá a su próximo gobernante nacional, legisladores y autoridades municipales, el 16 de junio.

No se autodefine como “lidereza” (individuo liberal), se asume como defensora de derechos. No sólo de los derechos humanos, sino también derechos de la Madre Tierra. Es decir, Ella supera el antropocentrismo occidental y nos revela la identidad cosmocéntrica de lo humano. Esta autoidentificación está relacionada con la propuesta del Buen Vivir que platea el MLP.

Thelma asume su ser de mujer indígena (en una sociedad racista y machista), como sujeta con dignidad. No como víctima. Por ello proclama las históricas agenda irresueltas de los pueblos con dignidad y gallardía, mas nunca clamando conmiseración.

Thelma es esencialmente comunitaria. “Fueron las comunidades en asamblea que me encomendaron esta responsabilidad”, es una autoconciencia que restriega la falsa conciencia de todos sus oponentes circunstanciales (¿quién y cómo fueron electos candidatos Uds.?, parece decirles). Imposible analizar/comprender la autonarrativa de Thelma dentro de las categorías del individualismo metodológico.

Thelma no protesta, ni se queja, ni promete. Ella propone soluciones estructurales a los males estructurales que padece Guatemala como Estado y sociedad. “Nosotros sabemos de las enfermedades de Guatemala. Tenemos la medicina”, indicó, con convicción, en más de una ocasión mostrando el documento del proceso constituyente plurinacional hecho por las comunidades.

Thelma no se identifica con la vieja izquierda (neoliberal), ni con la social democracia. Mucho menos con los patrones que saquean el país. Ella, ante el “asombro de los y las revolucionarias e indigenistas ilustradas” desafía al sistema neoliberal, al debilitado Estado criollo, y al imperialismo norteamericano. “No vamos a quitar nada a nadie. Sólo vamos a hacer cumplir las Leyes que Uds. aprobaron”, les dice a cuantos infructuosamente buscan tildarla de “comunista”.

Thelma no representa al pueblo maya. Ella representa a las comunidades organizadas de los cuatro pueblos de Guatemala (Mestizo, Maya, Xinca y Garífuna) articulados, ahora, en MLP. La plurinacionalidad no es un discurso para Thelma, es una vivencia de 26 años de ejercicio y defensa de derechos en los territorios.

Por esto y mucho más, Thelma Cabrera no es lidereza, no es representante del pueblo maya, Ella no está en campaña electoral. Thelma es comunidades en resistencia, pueblos dispuestos a cambiar su destino adverso. Thelma Cabrera expresa la dignidad y la gallardía mancillada de los cerca de 9 millones de guatemaltecos empobrecidos, y de los millones de los nuevos pobres que ya nacieron (y están en la clase media aún) o están por nacer.

Ollantay Itzamná
Defensor latinoamericano de los Derechos de la Madre Tierra y Derechos Humanos
@JubenalQ


OTTAWA Y LO PEOR DE LA OPOSICION VENEZOLANA


Por Manuel E. Yepe

Canadá no sólo ha financiado y apoyado a los partidos de la oposición en Venezuela, sino que se ha aliado abiertamente con algunos de sus elementos más antidemocráticos y extremistas de ese país. El gobierno liberal canadiense ha apoyado abiertamente la oferta del partido Voluntad Popular (VP) de tomar el poder por la fuerza desde enero de 2019, aunque en verdad Ottawa ha dado su apoyo durante años a este partido electoralmente marginal de la nación norteamericana.

El partido VP que patrocina a Juan Guaidó tiene una historia lamentable para los venezolanos. Poco después de que Henrique Capriles, el candidato presidencial de la coalición opositora Mesa Redonda de Unidad Democrática reconociera su derrota en enero de 2014, su líder, Leopoldo López, lanzó el movimiento “La Salida”, en un intento por derrocar a Nicolás Maduro. Los activistas de VP formaron tropas de choque para las protestas de guarimbas que en 2014 dejaron 43 venezolanos muertos, 800 heridos y una gran cantidad de propiedades dañadas. Docenas más murieron en una nueva ola de protestas respaldadas por el VP en 2017.

Aunque el VP ha sido efectivo en avivar la violencia, no ha logrado, sin embargo,  ganar muchos votos. Ocupó el 8% de los escaños en las elecciones de 2015, en las que la oposición obtuvo el control de la Asamblea Nacional. Con 14 de los 167 diputados en la Asamblea, VP obtuvo la mayoría de los cuatro escaños en la coalición de la Mesa Redonda de Unidad Democrática. En las elecciones regionales de diciembre de 2012, su vicepresidente fue apenas el sexto partido más exitoso y tuvo un desempeño algo mejor en las elecciones municipales del año siguiente.

Fundado a finales de 2009 por Leopoldo López, el VP siempre se ha destacado por sus estrechos contactos con Estados Unidos, especialmente por sus relaciones con representantes diplomáticos de esa nación, según ha informado el Wall Street Journal.

López estudió en la Kennedy School of Government de la Universidad estadounidense de Harvard.

En lo interno, López maneja de manera hábil sus lejanos parentescos como tataranieto del líder independentista de América Latina Simón Bolívar, y su condición de bisnieto de un presidente y nieto de un miembro de un gabinete presidencial.

Entre 2000 y 2008 fue alcalde del Chacao, municipio venezolano de unos 65.000 habitantes.

Durante el golpe militar de 2002 López orquestó las protestas públicas contra el presidente legítimo y líder revolucionario Hugo Chávez y desempeñó un papel principal en el “arresto ciudadano” del ministro del Interior venezolano. En 2014 Leopoldo López fue sentenciado y condenado a 13 años de prisión por la fiscalía y el Tribunal Supremo de Justicia por incitar, planear y haber liderado la violencia durante las protestas de las guarimbas en ese año.

 Se conoce que funcionarios canadienses tuvieron cercano contacto con emisarios de López tras su condena. En noviembre de 2014, su esposa Lilian Adriana Tintori Parra, conocida deportista y activista política venezolana, visitó Ottawa para reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores John Baird, colega suyo en el gabinete conservador de Jason Kenney, Primer Ministro de Alberta desde 2019, y líder del Partido Conservador de esa provincia desde 2017. Tras conocer a la esposa de López, Baird demandó la libertad de éste y de otros terroristas presos políticos del VP.

Tres meses después, Carlos Vecchio, Coordinador Nacional de Política del gobierno fantasma de Guaidó, visitó Ottawa junto con Diana López, hermana de Leopoldo López, y Orlando Viera-Blanco para hablar ante la Subcomisión de Derechos Humanos de la Comisión Permanente de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional de Naciones Unidas donde, en conferencia de prensa, atacaron al gobierno venezolano y en un foro de la Universidad McGill discursearon sobre la supuesta “crisis por declive de la democracia y la represión de los derechos humanos en Venezuela”.

El gobierno espectral de Juan Guaidó nombró a Carlos Vecchio  y Orlando Viera-Blanco como sus embajadores en Estados Unidos y Canadá, respectivamente. En octubre de 2017 Vecchio y la diputada Bibiana Lucas asistieron a una reunión de un grupo Anti-Maduro, celebrada en Toronto.

Canadá indudablemente ha fortalecido la posición de línea dura del VP dentro de la oposición. Un artículo del Wall Street Journal de febrero titulado “¿Qué diablos está pasando?”, pregunta ¿Cómo es que un pequeño grupo se incautó del control de la oposición?

Como escribe el escritor y activista político de Montreal Yves Engler, los venezolanos no necesitaban que Canadá viniera a dar impulso a un partido marginal que solo podrá contribuir a llevar a su país a un conflicto cada vez más grave y complejo.

La Habana, Junio 5 de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

Más de 500 empresas se enfrentan a Trump por los aranceles: “No son una herramienta eficaz”


Publicado en Cubadebate el 15 junio 2019 

La iniciativa forma parte de 141 asociaciones empresariales y 520 compañías, entre ellas las cadenas de distribución Walmart y Costco. Foto: Reuters.

Más de 500 empresas de Estados Unidos enviaron una carta al presidente estadunidense, Donald Trump, en la que le piden que evite una guerra comercial con China y que no imponga nuevos aranceles al país asiático, una medida que, según los firmantes, reduciría el PIB estadunidense en un 1% y costaría más de dos millones de empleos.

La iniciativa forma parte de una campaña contra la subida de los aranceles que han puesto en marcha más de 150 asociaciones de varios sectores económicos en EE.UU., entre ellos el comercio minorista, la industria, la tecnología y la agricultura.

La carta, que se puede consultar en la página web de los impulsores, está firmada por 661 entidades: 141 asociaciones empresariales y 520 compañías, entre ellas las cadenas de distribución Walmart y Costco, y las firmas de moda Levi Strauss y Gap.

Los firmantes tomaron esta decisión ante la posibilidad de que Estados Unidos imponga a China aranceles adicionales del 25% a productos valorados en 300 mil millones de dólares (266 mil millones de euros), el 60% de los cuales son bienes de consumo.

La carta afirma que la imposición de nuevos aranceles tendrá un impacto “significativo, negativo y a largo plazo” en la economía estadounidense, en los negocios y en las familias.

Según los firmantes, los aranceles “no son una herramienta eficaz” para cambiar las “prácticas comerciales” de China porque recaen directamente en las empresas estadounidenses.

Las 661 compañías y asociaciones piden a la Administración estadounidense que vuelva a la mesa de negociación y que trabaje con los aliados de EE.UU. en la búsqueda de soluciones realistas.

“Una escalada de la guerra comercial no interesa a nuestro país y perjudicará a las dos partes”, subraya la misiva.

Los impulsores de la iniciativa calculan que una subida adicional de los aranceles, sumada a las ya aplicadas, supondría la pérdida de más de dos millones de puestos de trabajo en Estados Unidos y recortaría el producto interior bruto (PIB) del país en torno a un 1%.

Además, costaría una media de 2 mil dólares a cada familia estadounidense.

El pasado 20 de mayo un grupo de más de 170 compañías, incluidas las multinacionales Nike y Adidas, reclamaron a Trump que eliminase el calzado de la lista de productos chinos, cuyas importaciones podrían verse afectadas por aranceles del 25%.

(Con información de EFE)