sábado, 29 de junio de 2019

Fraude electoral y bullying racista en Guatemala


Ollantay Itzamná

Las recientes elecciones generales en Guatemala fueron denunciadas como fraude, y desconocidas en sus resultados preliminares, por Thelma Cabrera, maya mam, ex candidata a la Presidencia de la República por el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP). “Denunciamos fraude electoral, y no aceptamos los resultados…”, anunció MLP, luego de enumerar acciones fraudulentas en las diferentes etapas del proceso electoral, al siguiente día de las votaciones (17 de junio).

“Indios, deberían agradecer y aceptar resultados, les dieron el 4º lugar”

El rechazo y descalificaciones al MLP por denunciar el fraude electoral fueron inmediatos. Opinadores, profesionales, ciber activistas…, acusaron a Cabrera y al MLP de “irresponsables”, “malagradecidos”, “desestabilizadores”… Incluso indígenas profesionales llamaron a indígenas del MLP a “respetar las reglas electorales y celebrar el histórico 4º lugar que habían obtenido”.

Los “haters” (personas que odian) en las redes sociales no desperdiciaron los instantes para descargar toda su artillería racista y misógina contra los “indios malagradecidos”. Los mensajes eran nítidos para Cabrera y las insumisas comunidades del MLP: “Se les permitió participar en nuestra fiesta electoral. Respeten las reglas… Están desestabilizando nuestro sistema y tranquilidad democrática”.

Pasaron las horas. La Embajada norteamericana, ni los finqueros de Guatemala, pudieron parar la viralización en las redes sociales de las evidencias captadas por celulares de las evidencias de fraude. Muy a pesar del reiterado “clamor” de la misión de Observación Electoral de la OEA en Guatemala: “en Guatemala no hubo fraude”, el TSE tuvo que aceptar “su fracaso profesional”, ordenar el reconteo de votos “acta por acta”, colocar nuevamente en cero los resultados electorales en su sitio web, aceptar las renuncias de sus funcionarios….

El TSE y los grupos de poder del país hacen el teatro del “reconteo de votos” no porque hayan experimentado una metanonía democrática, sino porque, ahora, “temen” la constatada sublevación democrática indocampesina en las urnas (que cobra una incipiente aceptación urbana). “No es lo mismo organizar el banquete electoral sin la participación indígena, que con el MLP dentro”.

Una cosa distinta es “vencer/someter” militarmente a indios apolíticos desorganizados. Otra muy diferente es “derrotar en las urnas” a millones de “indios” que comienzan a despertar políticamente y a “votar por ellos mismos”.

Hubo fraude, pero fue una indígena quien denunció

“No se puede hablar de fraude cuando sólo son acciones fraudulentas. Son errores. Imprecisiones técnicas. Esperemos el reconteo. Aún no es fraude”, repiten opinadores y ciber analistas.

Un vergonzoso regateo lingüístico con tal de “no reconocer” que a indígenas y campesinos del MLP, también les asiste la razón. O quizás porque su “esperanza laboral” está centrada en el cambio de turno en la “administración pública”.

¿Cuál habría sido la actitud de estos y otros colegas si el o la denunciante hubiese sido un colega blanco y profesional? ¿Le hubiesen aplicado bullying con la misma intensidad?

Pero, para “desgracia” de los integrantes privilegiados de la cultura oficial del país, Thelma Cabrera sólo cursó hasta 6º grado de primaria. Y, aun así, Cabrera y el MLP se dieron cuenta del fraude electoral, ahora en etapa de revisión. Un hater, en las redes sociales, decía: “Cabrera denuncia fraude porque en 6 años de escuela no aprendió a contar números”. Ahora, ¿quién es el que no sabe contar?

¿Qué es un fraude electoral entonces?

Dícese fraude electoral: “a la intervención ilícita en un proceso electoral con el propósito de impedir, anular o modificar los resultados reales ya sea aumentando la cantidad de votos del candidato favorecido, disminuyendo las de los candidatos rivales, o ambas…”. Así definen fraude electoral hasta los diccionarios más elementales.

Fraude se refiere a las acciones ilícitas antes de las votaciones, durante las votaciones, en el cómputo y digitalización de datos. Son acciones que están orientados no sólo a modificar los resultados de las votaciones, sino también a impedir que se realice el proceso electoral.

Fraude electoral significa limitar la publicidad de algún partido. Trasladar personas el día de las votaciones. Entregar papeletas marcadas. Colocar en las papeletas los logos de partidos en tamaños diferentes. Impedir la presencia de fiscales electorales en los recintos. No entregar copia de actas a los fiscales… Modificar los resultados de las actas al momento de digitalizar…

Si bien, ni la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) de Guatemala, ni el Código Penal, conceptualizan el fraude electoral, sin embargo, en la legislación comparada, como la de Colombia, se define  el fraude electoral como acciones ilícitas referidas a todo el proceso electoral. La LEPP, por única vez, refiere a fraude en su Art. 93º al abordar causales para la cancelación de partidos políticos.

Considerando esta conceptualización lato sensum (sentido amplio), y conociendo las evidencias de fraude electoral denunciadas, más la aceptación del TSE para reconteo de votos, es simplemente el machismo, el clasismo o el racismo el que obnubila la mente a cuantos aún no aceptan la triste y dura realidad del fraude electoral en Guatemala. Muy a pesar de la confesión de parte del TSE.

En este sentido, el problema entonces, ya no es el fraude electoral, sino la falsa conciencia de la ciudadanía plena cuya noción de “democracia” se ancla en el funcionamiento del ritual electoral. Y, si este ritual cae, entonces, irremediablemente el país cae en la dictadura, según los ciudadanos plenos. Eh aquí la razón del por qué se niega a aceptar el fraude electoral denunciado por “profetas indeseados”.


Ollantay Itzamná
Defensor latinoamericano de los Derechos de la Madre Tierra y Derechos Humanos
@JubenalQ

COMO MUEREN LAS DEMOCRACIAS


Jorge Gómez Barata

“Como mueren las democracias”, es un libro escrito por Steven Levitsky, profesor de gobernanza en Harvard, y su colega Daniel Ziblatt, quienes alertan acerca de un proceso global que pone en peligro a los sistemas políticos más avanzados, incluida la democracia en Estados Unidos. Fue de los más leídos en 2018.

Todas las grandes doctrinas políticas vigentes, especialmente el liberalismo, el marxismo, y la socialdemocracia, reconocen a la democracia como la principal categoría política de la era moderna, pero ninguna ha logrado éxito completo en su implantación, ni cuentan con herramientas eficaces para protegerla.

La democracia es un refinado producto de la cultura europea, que paradójicamente inició su difícil andadura en el Nuevo Mundo, específicamente en los Estados Unidos, donde ahora muchos la perciben en peligro. Se trata de una realización, aunque inacabada, imprescindible. La democracia no proporciona todas las soluciones, pero ofrece un horizonte eficaz a la convivencia humana.

Simplificando las cosas, las democracias tienen tres grandes enemigos: los demagogos que prometen y no cumplen, los caudillos que engañan y no prometen, aunque tampoco cumplen, y los populistas que prometen mucho más de lo que hacen. Todos suelen acudir a la represión, descartan a las instituciones, y apelan a las multitudes. El neoliberalismo socava sus bases.

En América Latina cíclicamente asumen el poder algunos de esos redentores que se presentan a sí mismos como mesías. Gentiles y autoritarios, persuasivos o represivos, ideológicamente contradictorios, son históricamente prescindibles.

No importa si son generales o doctores, dictadores civiles o militares, violentos o persuasivos, detestan la democracia porque ella les pone fecha de caducidad. Su habilidad radica en buscar atajos para la historia, enarbolar consignas maximalistas, plataformas patrióticas y discursos nacionalistas con los cuales arrean a los pueblos a partir de particulares convicciones morales, caprichosos códigos de ética, y estilos paternalistas. Valientes y temerarios, reinan más que gobernar en inexpugnables falocracias.

En América Latina la fragilidad de la democracia se expresa en aterradoras estadísticas. Tomando como base 25 países, entre 1902 y 2002 hubo allí 327 golpes militares. El país donde más se realizaron fue Bolivia con 56. En El Caribe se conocieron 15. En el Nuevo Mundo solo Estados Unidos y Canadá están invictos con cero golpes de estado.

Uno de los hallazgos atribuidos a los autores es mostrar que los Estados Unidos están en riesgo porque ha aparecido un raro espécimen político en cuyo ADN, tanto nuclear como mitocondrial, se revelan rasgos que pudieran hacerlo políticamente teratógeno. El peligro radica en que, a pesar de la solidez de sus instituciones, la democracia americana puede carecer de antídotos eficaces.

En 1835 Alexis Tocqueville hizo un retrato que, aunque no cesa de discutirse, proporciona una mirada optimista hoy puesta en duda: “Si hay algún país en el mundo en el que se pueda apreciar en su justo valor el dogma de la soberanía del pueblo, estudiarlo en su aplicación a los negocios públicos y juzgar sus ventajas y sus peligros, ese país es sin duda Norteamérica…” El desempeño de Donald Trump está poniendo a prueba esa percepción.

Respecto al libro citado, The Washington Post opinó: “Ya estamos inundados de indignación, lo que necesitamos desesperadamente es una mirada sobria y desapasionada de la situación actual…”

Según Paul Krugman, refiriéndose a los Estados Unidos dijo: “Si quiere comprender lo que está sucediendo en nuestro país, necesita leer Cómo mueren las democracias”.

The Guardian, manifestó: “Académico y legible, alarmante y sensato... el mayor de los muchos méritos del libro es su rechazo al excepcionalísimo occidental. No hay vacunas en la cultura estadounidense que nos proteja, solo formas de hacer negocios que ahora se sienten decrépitas”

Por su parte, Wall Street Journal expresó: “Los autores argumentan que las democracias no se destruyen debido a los impulsos de un solo hombre, en cambio, se degradan en el curso de una dinámica tit-for-tat (pagar con la misma moneda) …Donald Trump no es un dictador, pero es imposible leer “Cómo mueren las democracias” sin preocuparse de que nuestra decadencia colectiva de las normas democráticas pueda abrirle la puerta a alguien más abajo, tal vez incluso a uno de una persuasión ideológica completamente diferente ".

La democracia tradicional, única realmente existente, está en peligro.

El libro de Steven Levitsky y Daniel Ziblatt no la salvarán, pero vale la pena meditar sobre el riesgo. Allá nos vemos.

La Habana, 24 de junio de 2019

……………………………………………………………………………
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

LA CASA BLANCA PREPARA ALGO CONTRA IRÁN


Por Manuel E. Yepe

Hasta ahora – afirma el periodista Philip Giraldi–, junio ha sido un mes animado a la luz de la aparente diligencia con que EEUU pretende rehacer el mundo a su propia imagen y semejanza.

En un artículo publicado el 20 de junio de 2019 en el sitio web Unz.com (en español se identifica como El Ojo Digital), Giraldi, quien es además doctor en historia de Europa y fue especialista en contraterrorismo y oficial veterano en operaciones de la CIA en Europa y el Medio Oriente, comenta que existe expectación por saber si la Casa Blanca se está preparando para “hacer algo” contra Irán en el terreno militar.

Los recientes incidentes, relacionados con presuntos ataques a petroleros noruegos y japoneses en el Golfo de Omán fueron atribuidos inmediatamente a Irán por el Secretario de Estado del régimen de Trump, Mike Pompeo, con tan poca consideración por las pruebas que incluso medios convencionales de comunicación estadounidenses que son invariables cumplidores de las normas que se les fijan, se quedaron boquiabiertos. En su cobertura inicial de la situación, The New York Times se hizo eco de afirmaciones del gobierno pero, si uno lee los comentarios de lectores sobre lo publicado aprecia que 90% de los que se molestaron en expresar una opinión considera que la versión difundida no es creíble.

Varios comentaristas han recordado el enteramente falso incidente del Golfo de Tonkin que condujo a la escalada de la participación estadounidense en Vietnam de 1964, hecho que se expresó con frecuencia en los comentarios de los lectores, tanto en los medios de comunicación convencionales como alternativos. Otros recordaron, en cambio, los falsos reportes de inteligencia que vinculaban al líder iraquí Saddam Hussein con los terroristas del 11 de septiembre de 2001, así como los falseados informes sobre un programa nuclear secreto iraquí y la existencia de unos gigantescos planeadores capaces de lanzar armas biológicas por sobre el Océano Atlántico que proliferaron por esos días.

La historia final data de principios de junio, cuando el secretario de Estado Mike Pompeo se reunió en privado con los líderes judíos estadounidenses quienes le expresaron su preocupación por la posibilidad de que el líder laborista británico Jeremy Corbyn se convirtiera en primer ministro. (Corbyn había sido blanco de fuertes ataques de los judíos británicos por haber sido el primer político de alto rango del Reino Unido en hablar con lástima o simpatía sobre la difícil situación de los palestinos).

A Pompeo le preguntaron si, en caso de resultar electo Corbyn, EEUU estaría dispuesto a trabajar con ellos para accionar contra los inconvenientes que pudieran surgir para los judíos en el Reino Unido.

El Secretario de Estado estadounidense contestó: “Podría ser que el Sr. Corbyn se las arregle para ser elegido… Es posible. Pero debe usted saber que no esperaremos a que haga esas cosas para empezar a rechazarlas. Haremos todo lo que esté en nuestras manos para evitar llegar a ese extremo. Sería demasiado riesgoso, importante y difícil hacer algo luego de haber ocurrido su elección”.

Hay ciertas ambigüedades tanto en la pregunta como en la respuesta, pero parece que los judíos estadounidenses quieren unirse a sus homólogos británicos para derribar o contener a un político de tan alto nivel elegido para tan alto cargo, por no ser Corbyn suficientemente pro-Israelí.

El Secretario de Estado Pompeo está de acuerdo con ellos en que hay que hacer algo, lo que incluye muy posiblemente tomar algunas medidas -probablemente encubiertas- para asegurarse de que Corbyn no se convierta en Primer Ministro. Pero como Pompeo podría estar pensando en subvertir las instituciones del aliado más cercano de Estados Unidos es, en cierta medida, una buena noticia que él esté siendo en ignorado por los medios.

Junio no ha terminado todavía, pero es bueno que Estados Unidos aún no haya invadido a Venezuela, pese a los reclamos del oportunista y farsante senador Marco Rubio y del demente senador Lindsey Graham, dice el periodista Philip Giraldi.

Había una serie de aspectos cuestionables en la versión de Pompeo, sobre todo por la improbabilidad de que Irán atacara un barco japonés mientras el Primer Ministro japonés estaba en Teherán haciendo una visita. El ataque en sí, atribuido a minas iraníes, tampoco coincidió con los daños sufridos por los buques, que se encontraban muy por encima de la línea de flotación, un detalle que fue señalado por el capitán del buque japonés, entre otros. Los tripulantes del barco también vieron objetos voladores, lo que sugiere que los misiles u otros proyectiles fueron los culpables, disparados por casi todos los que se encontraban en la zona.

Y luego está la cuestión del motivo: los Estados Unidos, Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos quieren una guerra con Irán mientras que los iraníes intentan evitar un ataque B-52, así que ¿por qué Irán haría algo que prácticamente garantizaría una respuesta devastadora de Washington?

La Habana, Junio 24 de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

CARAVANA ESTADOUNIDENSE CONTRA EL BLOQUEO


Por Pedro Martínez Pírez

El mejor homenaje al Reverendo estadounidense Lucius Walker, quien hace treinta años inició las famosas caravanas de Pastores por la Paz, será el arribo este martes a Cuba de 37 activistas de esa Fundación Interreligiosa que llegan con un nuevo cargamento solidario y un mensaje de paz y amistad.

Gail Walker, hija del fallecido religioso estadounidense, quien es Directora Ejecutiva de la Fundación, viene al frente del grupo solidario que inició su recorrido en la ciudad de Nueva York el pasado 8 de junio y recorrió 40 ciudades de los Estados Unidos antes de llegar el pasado viernes a México, desde donde viajará a Cuba.

Esta formidable Caravana, que refleja los verdaderos sentimientos de solidaridad hacia Cuba, realizó las últimas actividades en territorio norteamericano para informar sobre los objetivos del viaje en San Pedro, California, y Houston, Texas.

Este lunes, según informó Gail Walker, los caravanistas solidarios ofrecerán una conferencia de prensa en México, en la cual explicarán los objetivos de esta nueva iniciativa, y denunciarán la guerra económica contra Cuba que ha sido intensificada durante la administración de Donald Trump.

Subrayó la Directora Ejecutiva de la Fundación Interreligiosa Pastores por la Paz que desde hace treinta años esa organización ratifica su rechazo al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba, y que mantendrá las Caravanas hasta que los ciudadanos estadounidenses no necesiten licencias para viajar a Cuba.

El viaje de los Pastores por la Paz, quienes permanecerán en Cuba hasta el 5 de julio próximo, se realiza pocos días después de que la Administración Trump prohibiera el viaje de los Cruceros a puertos cubanos, medida que afectó a ochocientos mil estadounidenses que se proponían viajar este año a Cuba.

Gail Walker y los demás activistas solidarios de los Pastores por la Paz recibirán el afecto y la gratitud del pueblo cubano, que resiste hace sesenta años las agresiones del imperio.

La Habana, 24 de junio de 2019

Trump y Xi acuerdan una tregua en la guerra comercial entre EE.UU. y China


RT  -   29 jun 2019 14:35 GMT6664

Los líderes de ambos países se reunieron en el marco de la segunda jornada de la cumbre del G20 de Osaka (Japón).

Donald Trup y Xi Jinping se dan la mano en la cumbre del G20 de Osaka (Japón), el 29 de junio de 2019. / Kevin Lamarque / Reuters

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, han acordado reanudar las negociaciones económicas y comerciales entre ambos países sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo, así como posponer la imposición de nuevos aranceles, según lo expresaron tras reunirse en el marco de la segunda jornada de la cumbre del G20 de Osaka (Japón), informa Xinhua.

Según la agencia china, el inquilino de la Casa Blanca se comprometió, "al menos por el momento", a no introducir nuevos aranceles a las exportaciones chinas, y adelantó que los equipos de negociación de ambas potencias debatirán temas específicos.

En el arranque de la reunión, el mandatario chino dijo a su homólogo estadounidense que, pese a los grandes cambios ocurridos en el panorama internacional y entre sus dos países a lo largo de los últimos 40 años, "un hecho básico permanece sin cambios: China y EE.UU. se benefician de la cooperación y pierden en la confrontación". En este sentido, hizo hincapié en que "la cooperación y el diálogo son mejores que la fricción y la confrontación".

La "diplomacia del ping-pong"

Xi evocó ante Trump la así llamada "diplomacia del ping-pong" de 1971 en la ciudad japonesa de Nagoya, donde tuvo lugar el intercambio de encuentros internacionales entre China y EE.UU. durante el 31.º Campeonato Mundial de Tenis de Mesa. El presidente chino recordó que ocho años después, en 1979, Washington y Pekín establecieron relaciones diplomáticas.

Por otro lado, Xi valoró el contacto telefónico y por correo mantenido con Trump en los últimos meses, y dijo estar preparado para intercambiar puntos de vista con su contraparte estadounidense sobre cuestiones fundamentales relacionadas con el desarrollo de ambos países a fin de "establecer una dirección […] en un periodo venidero y hacer avanzar la relación China-EE.UU. basada en la coordinación, la cooperación y la estabilidad".

Durante los 80 minutos que duró el encuentro, ambos líderes destacaron la importancia que supone mejorar las relaciones. En particular, Trump elogió "la excelente relación" personal que mantiene con su homólogo chino y aseguró que pueden hacer algo "verdaderamente monumental", subrayando el carácter "histórico" que tendría un "acuerdo de comercio justo" entre EE.UU. y China.

Corea del Norte y Taiwán

Los presidentes también hablaron de Corea del Norte y de Taiwán. Xi dijo que apoya los esfuerzos de Trump y del líder norcoreano, Kim Jong-un, por mantener abiertas las vías de comunicación entre Washington y Pionyang. Sobre Taiwán, el mandatario estadounidense dijo que se tomaba muy en serio las preocupaciones de Pekín sobre la isla y que EE.UU. se adheriría a la política de "una sola China".

Tras el encuentro, que duró diez minutos menos de lo previsto, Trump dijo que la reunión no solo fue "buena", sino "mejor de lo esperado". "Hemos vuelto al camino", dijo el presidente estadounidense. Por su parte, Pekín confirmó que EE.UU. aceptó no imponer arancel adicional alguno a sus productos.

Gesto hacia Huawei

"China es sincera en continuar las negociaciones con EE.UU. para manejar las diferencias […] y abordar las preocupaciones legítimas de cada uno", dijo Xi, añadiendo que Pekín "tiene que salvaguardar sus propios intereses" en cuanto a su soberanía. El mandatario del país asiático también trasladó a su homólogo el deseo de que Washington trate de manera justa a las compañías y estudiantes chinos.

Por su parte, Trump anunció que permitirá la venta de componentes estadounidenses a Huawei Technologies, compañía china que el pasado mes de mayo fue incluida por el Departamento de Comercio estadounidense en su 'lista negra' comercial junto con 70 de sus empresas filiales, hecho que impidió a la firma comprar piezas y componentes a compañías de EE.UU. sin la aprobación de Washington.

De este modo, las relaciones bilaterales entre Washington y Pekín entran en una nueva fase de diálogo tras la última escalada de tensión. Tras 11 rondas de conversaciones, representantes de ambos países volverán a sentarse a la mesa de negociaciones para tratar de llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

Pompeo y Bolton presentes

Durante el encuentro, el mandatario estadounidense estuvo acompañado por el secretario de Tesoro, el secretario de Estado y el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., Steven Mnuchin, Mike Pompeo y John Bolton, respectivamente, así como por el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, e Ivanka Trump, en calidad de asesora principal.

Por su parte, la delegación de Xi Jinping estuvo formada por el consejero de Estado y canciller, Wang Yi, el vicepresidente Liu He, el ministro de Comercio Zhong Shan y el también consejero de Estado Yang Jiechi.

¿Tregua provisional?

La guerra arancelaria chino-estadounidense se intensificó a primeros de mayo, cuando Washington introdujo un paquete de tasas adicionales sobre importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares y amenazó con gravar otros 300.000 millones en caso de que fuera necesario.

En respuesta, el gigante asiático contraatacó con gravámenes sobre mercancías estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares y advirtió sobre posibles represalias contra las compañías estadounidenses que operan en China.

En ese momento, el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, afirmó que el líder estadounidense tomaría una decisión final respecto a las nuevas medidas restrictivas contra Pekín tras encontrarse con su homólogo chino, Xi Jinping, en la cumbre del G20.

EE.UU. y China discuten la posibilidad de excluir a Huawei de la lista negra.


EE.UU. y China discuten la posibilidad de excluir a Huawei de la lista negra. | Foto: EFE

Telesur  -   29 junio 2019 (Hace 2 horas 43 minutos)

Trump anunció al término de la cumbre del Grupo de los 20 (G20) que permitirá a las empresas estadounidenses vender material a Huawei, al precisar que se trata de los dispositivos que no suponen un "riesgo para la seguridad nacional".

Contestando a la pregunta de si esto significa que la compañía china será eliminada de la lista negra, el líder estadounidense dijo que "hablamos de esto".

En su cuenta de Twitter, Trump destacó su encuentro con el líder chino en el marco de la cumbre del G20, que concluyó este sábado en Osaka, e invitó al dirigente norcoreano Kim Jong-un reunirse en la frontera militarizada entre las dos Coreas.

Washington y Beijing discuten la posibilidad de excluir a la empresa de telecomunicaciones china Huawei de la lista negra del Departamento de Comercio, precisó, quien adelantó que el próximo martes podrían reunirse para estudiar el levantamiento del veto.

A mediados de mayo pasado el Departamento de Comercio de los Estados Unidos incluyó a Huawei en una lista negra que cierra para el gigante chino el acceso a componentes y tecnologías norteamericanas.

Huawei también fue incluido en la lista de empresas con las cuales los empresarios estadounidenses tienen prohibido hacer negocios sin licencia especial.

El anuncio se produjo luego de la esperada reunión entre Trump y el presidente chino Xi en el marco de la cumbre del G20.

Ambos dirigentes han mostrado este sábado su intención de zanjar la guerra comercial que enfrenta a ambos países desde hace algo más de un año.

"Vamos a suspender esos aranceles y ellos van a comprar nuevos productos agrícolas" (estadounidenses), agregó Trump en la rueda de prensa que ofreció poco después de reunirse con el gobernante de China.

"Si podemos llegar a un acuerdo será un evento histórico", afirmó Trump, que recordó que Estados Unidos estaban analizando la posibilidad de imponer aranceles a importaciones chinas por valor de más de 300.000 millones de dólares.