viernes, 2 de agosto de 2019

La nacionalización de Mauricio Funes viola leyes de Nicaragua aseguran abogados de ese país


No cumple requisitos pues en El Salvador se le acusa de varios delitos penales.

LA PÁGINA  -  Agencias   -  02/08/19

La nacionalización del expresidente salvadoreño Mauricio Funes y su familia se opone a la legislación nicaragüense aseguran abogados aglutinados en la organización Acción Penal de Nicaragua.

De acuerdo con los juristas, al otorgarle la nacionalidad nicaragüense a Mauricio Funes, quien es acusado por corrupción en El Salvador, se han infringido dos artículos de la Ley General de Migración y Extranjería.

El artículo 54 de dicha ley establece que los naturales de Centroamérica y España, podrán adquirir la nacionalidad nicaragüense cuando tengan dos años de residencia permanente en el país, y aunque Funes cumple esta primera parte, de acuerdo con el abogado Boanerges Fornos, “Funes no es residente, es un asilado político, según ha dicho él y el Gobierno de Nicaragua”.

Para los abogados de Acción Penal, la violación más evidente es el hecho que uno de los requisitos fundamentales para adquirir la nacionalidad nicaragüense está referido a que la persona que sea beneficiada no posea antecedentes penales en su país de origen, y en el caso de Funes y su familia existen acusaciones por parte de la justicia salvadoreña por actos de corrupción y malversación de fondos.

“Es un prófugo de la justicia salvadoreña que le imputa la comisión de hechos delictivos aprovechándose de su cargo de presidente de la República de El Salvador”, explicó Boanerges Fornos.

El martes el Gobierno de Nicaragua oficializó a través de La Gaceta, diario oficial, la nacionalización de Funes, sus dos hijos y su pareja sentimental. Funes permanece en Nicaragua desde septiembre de 2016, cuando fue beneficiado con asilo político por parte del Gobierno presidido por Daniel Ortega

En el Salvador, el expresidente Funes es señalado por la justicia de ese país de malversar 351 millones de dólares.

Una de las promesas que había hecho el presidente Nayib Bukele durante sus primeros días de gobierno, era lograr la extradición de Funes hacia El Salvador antes de cumplir cien días en el poder, sin embargo con la nacionalización de Funes, eso no sería posible ya que la Constitución nicaragüense indica que no se pueden extraditar a sus nacionales, pese a ello el fiscal general salvadoreño Raúl Melara dijo el jueves que insistirán en la extradición de Funes.

Con información del Nuevo Diario