sábado, 17 de agosto de 2019

Posible recesión pone contra la pared a las aspiraciones electorales de Trump


Publicado en Cubadebate el 17 agosto 2019

Donald Trump. Foto: Reuters.

Las aspiraciones electoral del actual mandatario estadounidense, Donald Trump, podrían estar en peligro debido a la amenaza de recesión que crece sobre la economía del país norteño.

Luego de más de dos años de promocionar una economía fuerte bajo su gobierno, Trump y sus principales ayudantes económicos se encuentran ahora a la defensiva después de que las señales de una recesión inminente aparecen en todo el mundo esta semana, asegura este sábado un artículo del diario digital The Hill.

Por su parte, el mandatario niega que sus políticas tengan algo que ver con la desaceleración de la economía mundial, incluso en medio de una guerra comercial con China y alega que un presidente demócrata traería mayor confusión.

En tweets durante la semana Trump señaló con el dedo tanto a la Reserva Federal como a los medios de comunicación por las recientes turbulencias, particularmente después de que los mercados bursátiles cayeron bruscamente.

En sus ataques el mandatario dijo en un Twitter que ‘los medios de comunicación falsos hacen todo lo que pueden para derrumbar la economía porque piensan que eso será malo para mí y para mi reelección’.

Al valorar esa situación Mark Hamrick, analista económico principal de Bankrate.com, señaló que el mandatario y la Casa Blanca ‘tienen todas las razones para estar preocupados, no importa quién sea el candidato demócrata, que esto es algo que puede hacer tropezar sus esperanzas de reelección’.

Según The Hill la contracción de la economía es un obstáculo de enormes proporciones para cualquier titular, y pocos presidentes consiguieron un segundo mandato después de que la economía retrocediera en el primero.

Para Trump, agregó, el riesgo político de una recesión es mucho mayor dada su amplia impopularidad más allá de su base en momentos en que la preocupación por la crisis se multiplica.

Mientras tanto, la aprobación del presidente se mantienen dentro del rango del 40 por ciento al 44 por ciento desde mayo y recibe las más altas calificaciones en el manejo de la economía algo contrariado por sus malas notas en el manejo de las relaciones raciales, según indica la encuestadora Gallup.

El índice de aprobación de Trump indica que es bien visto en general en la economía (53,46 por ciento), Educación (44,50), Política exterior (41,57) y Relaciones raciales 34,64 por ciento, según un sondeo realizado por Gallup del 1 al 14 de agosto.

Según expertos si las señales rojas sobre la inminente recesión continúan, esto podría poner en peligro no sólo las calificaciones de Trump sobre la economía, sino también la aprobación general de su desempeño presidencial.

(Con información de PL)

CHINA Y HONG KONG ANTE EL ESPEJO


Jorge Gómez Barata

Al presentar la fórmula de “Un país dos sistemas”, Deng Xiaoping empujó al límite la innovación social socialista al creer posible la convivencia, en un mismo espacio nacional y bajo un mismo liderazgo, del socialismo y el capitalismo desarrollados. Tal vez no se percató de que las instituciones son diferentes, y existen prácticas incompatibles.

La audacia dejó perplejos a los conservadores chinos, quienes creyeron que el eficaz modo de producción y el atractivo estilo de vida del poderoso enclave financiero, erosionaría los valores y debilitaría las estructuras de la República. En cambio, muchos hongkoneses sospecharon que podía ocurrir lo contrario, y cuando funcionaran las asimetrías y se aplicara el modo socialista de ejercer el poder, serian abducidos por la madre patria.

Las reformas impulsadas por Deng Xiaoping asombran por su amplitud y profundidad, pero más aún por su éxito. Dos veces purgado y otras tantas rehabilitado, accedió a la máxima jerarquía china, y desde esa posición, entronizó fórmulas de mercado, cameló a los chinos de ultramar, y concedió facilidades a la inversión extranjera. La guinda del pastel fue la fórmula ideada para reincorporar a Hong Kong y Macao, que durante 155 y 150 años respectivamente fueron colonias de Gran Bretaña y Portugal.

El líder chino no solo se atrevió a entronizar fórmulas de mercado para hacer viable el socialismo, sino que incorporó a su sistema político dos enclaves capitalistas, que conservaron sus instituciones liberales, las estructuras económicas, la moneda, la capacidad para dictar leyes propias, mantener aduanas y fronteras, funcionando con una razonable autonomía.

La excepcionalidad es visible. Macao es la única ciudad de China donde el juego no solo es legal, sino que constituye la primera industria.

Cada año en sus 36 casinos, 44 000 millones de dólares cambian de manos. Por su parte en Hong Kong existen 7,500 rascacielos, se habla en inglés, la moneda oficial es el dólar, los vehículos se conducen por la izquierda, la principal fiesta es la navidad, y el 37 por ciento de los universitarios son extranjeros.

  Según se afirma, la propuesta de Deng era como un disparo por elevación que mostraba a Taiwán una zanahoria para atraerla a la “madre patria”, sin violencia, y sin suprimir su status, sus conquistas, ni imponer a sus ciudadanos e instituciones los rigores de la organización estatal socialista y el predominio del partido comunista vigentes en China.

Tal vez, Deng era consciente que al incorporar Hong Kong a China importaba las contradicciones de un sistema ajeno al socialismo, y aunque con sus 1,104 km² y siete millones de habitantes, el enclave es demasiado pequeño para constituirse en un “Caballo de Troya”, y sin embargo, podía devenir en un mal precedente, foco de inestabilidad, o en un ejemplo inquietante. Así ha ocurrido.

Mientras en China, a pesar de las tensiones de las reformas, se mantiene un control razonable, en 2012 en Hong Kong se creó un movimiento de naturaleza ideológica denominado “Escolarismo”, que mediante protestas populares, impidió la inclusión en los programas educacionales de contenidos presuntamente asociados al adoctrinamiento.

En 2014 en el enclave capitalista tuvieron lugar masivas protestas, al parecer inspiradas en los movimientos “Occupy”, desencadenados en occidente para reclamar una reforma electoral que pusiera fin a la excesiva tutela de Beijing. La ocupación de calles e instituciones, y el levantamiento de barricadas, provocó la intervención de la policía antidisturbios, que utilizó gases lacrimógenos.

La rebelión fue sofocada y sus líderes condenados, pero las causas más profundas persistieron. A la larga, la idea de machihembrar estructuralmente el capitalismo con el socialismo puede no ser viable.

No se trata solo de que convenga a China, también se necesita ser aceptable para los hongkoneses. Lo mismo que para bailar tango, para completar la fórmula de Deng, se necesitan dos que marquen el paso.

En 2019 la inestabilidad regresó a Hong Kong, esta vez con más amplitud y participación ciudadana que el movimiento “escolarista” de 2012 y la “Revolución de los Paraguas de 2014, lo cual conlleva a un endurecimiento de las posiciones de China, cuyo presidente Xi Jinping ha advertido que existe una “línea roja” que no puede ser sobrepasada.

Las informaciones acerca de movimientos de tropas, incluso de tanques hacia el emporio financiero, inevitablemente recuerdan a Tiananmen, que también forma parte del legado de Deng Xiaoping.

Quienes creen que existe futuro para un socialismo que reúna en un todo social el desarrollo, la prosperidad económica, la sostenibilidad, y la democratización, confían en que, como mismo las reformas económicas arrojaron resultados halagüeños para China, también pudieran lograrse en otras áreas.

La pregunta del momento es: ¿Cuál de los dos fenómenos prevalecerá?

¿China terminará por parecerse a Hong Kong o será a la inversa? Tal vez no ocurra lo uno ni lo otro y suceda exactamente lo contrario.

Allá nos vemos

La Habana, 17 de Agosto de 2019

………………………………………………………………………
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

EE.UU. emite una orden para incautar al petrolero iraní Grace 1 liberado en Gibraltar


RT  -   16 agosto 2019 23:59 GMT

La solicitud, publicada por el Departamento de Justicia de EE.UU., señala que se confiscará la embarcación, el petróleo que trasporta y una suma de 995.000 dólares.

El petrolero iraní Grace 1. Jon Nazca / Reuters

Un tribunal de Estados Unidos emitió este viernes una orden de captura sobre el petrolero iraní Grace 1, recién liberado de Gibraltar. El documento se ha dado a conocer luego de que Washington advirtiera sobre prohibiciones de visa y entrada al país para su tripulación, así como repercusiones para aquellos que trabajen con los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní (CGRI), denotados por ese país como terroristas.

La solicitud, publicada por el Departamento de Justicia de EE.UU., señala que se confiscará la embarcación, el petróleo que trasporta y una suma de 995.000 dólares. La decisión obedece a "violaciones" del Acta de Poderes Económicos por Emergencia Internacional (IEEPA, por sus siglas en inglés), según las cuales Irán habría hecho uso ilegal del sistema bancario estadounidense (fraude bancario y lavado de dinero) para realizar "envíos ilícitos" de petróleo a Siria, destinados a apoyar a los CGRI.

La IEEPA es una ley federal adoptada en 1977 que autorizaría a regular el comercio tras declarar una emergencia nacional en respuesta a "cualquier amenaza inusual y extraordinaria a EE.UU. que tenga origen extranjero".

La misiva asegura que el supuesto esquema de fraude fue puesto en marcha a través de "engañosos viajes del Grace 1" e involucra a "múltiples partes afiliadas al CGRI". "Una red de compañías de fachada supuestamente lavó millones de dólares en apoyo de tales envíos", puntualiza el comunicado.

El Grace 1, de bandera panameña, fue detenido en aguas del estrecho de Gibraltar, en el sur de la península Ibérica, el pasado 4 de julio. Su retención estuvo a manos de infantes de Marina británicos y la Policía gibraltareña, bajo sospecha de transportar crudo a Siria en violación de las sanciones de la Unión Europea a Damasco, una afirmación que las autoridades iraníes niegan rotundamente.

El buque cisterna fue liberado esta semana luego de que las autoridades del territorio de ultramar británico afirmaran disponer de las "garantías escritas formales" de las autoridades de Irán de que el petrolero no descargará en Siria. Este jueves, fueron liberados del arresto al capitán y tres tripulantes del petrolero iraní.

La embarcación aún no ha abandonado las aguas de Gibraltar pero saldrá "tan pronto como organice la logística necesaria", afirmó este 16 de agosto el primer ministro de este territorio, Fabian Picardo.

El Trumpismo, el nuevo virus global


Chencho Alas

El trumpismo se está regando como  pólvora a nivel global causando estragos donde se hace presente. Encuentra su base en el nacionalismo del hombre y de la mujer blanca, la “supremacía blanca” que conduce necesariamente al rechazo de los pueblos así llamados de “color”: los negros, los latinos, los de piel amarilla y los de piel roja a los cuales los acusa de ser sus enemigos.

Trump es seguidor de la teoría llamada “el gran reemplazo” (great replacement) según la cual los pueblos de color pretenden terminar con el ADN del blanco, lo cual constituye un genocidio. La estrategia para lograrlo se centra según Trump en la “invasión” en la frontera sur de migrantes, que posteriormente van a procurar el  mestizaje de los pueblo s de color con blancos y blancas. Con eso, la pureza del ADN del blanco desaparece lo mismo que su superioridad.

La respuesta que Trump está dando, lo mismo que sus secuaces es un discurso lleno de odio, lo cual es recibido con aplausos por los miembros del Ku Klux Klan y los neonazis. Muy fácilmente se le va la lengua a Trump, el cerebro no porque tiene muy poco, y en sus discursos o en sus twists que abundan, busca la manera de burlarse, de cosificar o de animalizar a los pueblos de color. El 10 de enero del 2018, en una reunión en la Casa Blanca con senadores de ambos partidos se refirió a los pueblos de África, de Haití y de El Salvador como “cagaderos”. La oficina de las Naciones Unidas dijo que los comentarios  fueron “chocantes y vergonzosos”.

De la animalización y cosificación solo hay un paso para llevar adelante una política de “tolerancia cero” para los indocumentados pobres o poco educados que pretenden hacer de los Estados Unidos su nuevo país. La brutalidad con la que han sido tratados los migrantes ha sido criminal, sobre todo el trato que se le ha dado a los niños a los que se les ha encerrado en jaulas de hierro sin proveerles suficientes alimentos, agua –algunos han saciado su sed en la tasas de los servicios higiénicos- atención médica, …

El virus de Trump se ha regado en todo el país. Ha servido de inspiración para llevar adelante masacres, como es el caso de El Paso, Texas, acaecida el 2 de agosto, en la que hubo 22 muertos y 26 heridos. El crimen fue cometido por un hombre blanco de 21 años de nombre Barry Chavarack quien viajó 12 horas hasta llegar a su objetivo, El Paso, para asesinar a mejicanos. Las autoridades han catalogado el crimen de odio y según el manifiesto que escribió, se inspiró en la teoría del gran reemplazo y en los discursos de Trump.

El virus ha cruzado fronteras. La inclinación por el rechazo, la agresión, la burla, la cosificación de personas ha influenciado a varios países del orbe. Naciones tan lejanas como la India se han convertido en víctimas. Narendra Modi, primer ministro, ha seguido una ruta parecida con Kashimir. El Japón ha entrado en guerra comercial con Corea del Sur. Jair Bolsonaro, el ultraderechista presidente de Brasil, copia las políticas antiambientalistas de Trump. Ha acelerado la deforestación de la cuenca del Amazonas y aplica una política de mano superdura contra los criminales. Suya es la frase “un policía que no mata, no es policía”. Quiere nombrar a su hijo, quien no sabe nada de diplomacia, embajador de Brasil en Washington

En Europa son varios los países que se han infestado del Trumpismo. Se puede seguir el virus en Italia, Alemania, Rumanía y Suecia. Los partidos de extrema derecha, fascistas, están creciendo. Los crímenes de odio se han multiplicado tanto en Grecia como en Inglaterra, Suecia, New Zealand, Canadá y últimamente en Noruega.

Trump tiene en la Casa Blanca un equipo de ultraderecha evangelista antinmigración que le asesora en muchos campos liderado por el vicepresidente Pence. El equipo se llama Capitol Ministries. Están desarrollando una política de penetración en América Latina. Ya se han hecho presentes en varios países incluido Honduras cuyo presidente, el tirano Juan Orlando Hernández tuvo su adiestramiento en Washington a pesar de ser el narcojefe. También han visitado al gobierno de Costa Rica y a Nayib Bukele de El Salvador. Nayib es el actual niño bonito de Washington y de nuestro pueblo. El nuevo destino de El Salvador me queda en tinieblas, aunque Nayib ya sacó bastante las uñas.

(Ojalá lean el artículo titulado ¨Veleidades del tuiteo presidencial¨ de Rodolfo Cardenal, Noticias la UCA, 15/08/19)

Austin, Tx, 16 de agosto de 2019