jueves, 12 de septiembre de 2019

Declaración de la UPEC: Twitter censura masivamente a periodistas y medios en Cuba


Publicado en Cubadebate el 11 septiembre 2019

En la tarde de este miércoles, decenas de cuentas en Twitter de periodistas y medios cubanos fueron bloqueadas por la plataforma, unos minutos antes de que se iniciara la comparecencia en televisión del Presidente Miguel Díaz Canel y otros altos funcionarios del gobierno cubano. Durante una hora y media, ellos expusieron de manera exhaustiva medidas económicas excepcionales, como respuesta al recrudecimiento de las acciones de guerra económica de Estados Unidos contra nuestro país.

Apenas iniciada la transmisión en vivo del programa Mesa Redonda Informativa, que comenzó a las 6:30 pm -hora local- y era esperada por millones de cubanos, decenas de profesionales denunciaron a través de Facebook, Whatsapp y otros canales sociales que sus cuentas en Twitter habían sido suspendidas. Podían acceder a su timeline, pero tenían bloqueadas las opciones de “me gusta”, “retuitear” y comentar.

Entre los medios bloqueados “por violar las reglas de Twitter” se encuentran @Cubadebate con casi 300 000 seguidores y @Granma_Digital con cerca de 167 000 seguidores, además de @MesaRedondaCuba, @RadioRebelde, @DominioCuba, @Cubaperiodistas, @CanalCaribe, entre otros usuarios, que incluyen a periodistas en activo.

Varios profesionales alertaron también en Facebook el cierre de sus canales en la plataforma del pájaro azul. Suspendieron, por ejemplo, todas las cuentas de los periodistas y directivos de Cubadebate, sin excepción, además de la de Leticia Martínez (@leticiadecuba ) y Angélica Paredes (@aparedesrebelde), del equipo de prensa del Presidente; la de la Vicepresidenta Primera de la Unión de Periodistas de Cuba, Rosa Miriam Elizalde (@elizalderosa), y del periodista de Granma, Enrique Moreno Gimeranez (@GimeranezEm), entre otros.

“Parece una operación concertada de denuncias falsas por uso abusivo y violación de políticas de la plataforma. Sorprende el sesgo político, la selectividad de los usuarios afectados y la oportunidad (oportunismo): cuando habla el Presidente Díaz Canel”, escribió Elizalde.

Fueron bloqueadas, además, la cuenta institucional del Ministerio de Comunicaciones (@MINCOMCuba) y la de funcionarios de gobierno, como la de Yaira Jiménez Roig (@yairajr), directora de Comunicación e Imagen del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. También, la de la directora del Centro Nacional de Educación Sexual, Mariela Castro Espín (@CastroEspinM).

No es la primera vez que usuarios cubanos de Twitter reportan problemas para ingresar a sus cuentas y reciben mensajes de que estas han sido bloqueadas y deben seguir el procedimiento para recuperarlas. Lo nuevo es la masividad de este acto de guerra cibernética, obviamente planificado, que busca limitar la libertad de expresión de instituciones y ciudadanos cubanos, y silenciar a los líderes de la Revolución.

El Grupo de Tareas de Internet para Cuba, del Departamento de Estado, en junio pasado emitió sus recomendaciones para utilizar la red como autopista de subversión en Cuba. Ha propuesto entregar más fondos para abrir sitios digitales, generar “contenidos atractivos” en la red, dotar de becas y financiar a una cibermilitancia entrenada en el acoso, la mentira y el sicariato político, que no suele ser afectada por este tipo de acciones de Twitter.

La Unión de Periodistas de Cuba denuncia enérgicamente la desaparición de esos espacios para la expresión de las ideas, en un acto de censura masiva a periodistas, editores y medios de comunicación. Exigimos que se restablezcan de inmediato las cuentas bloqueadas que, en ningún caso, han violado las políticas de Twitter, mientras la plataforma pisotea flagrantemente los derechos de los comunicadores, les impide ejercer su trabajo e intenta amordazar un suceso informativo de primer orden en nuestro país.

Presidencia Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba.

La deuda real de EEUU es mucho mayor de lo que pensamos: ¿qué va a pasar ahora?


CC0 / Pixabay /

SPUTNIK   -    11.09.2019

Los nuevos cálculos de la deuda norteamericana hechos por expertos de renombre llevan a conclusiones aterradoras.

La envergadura real de la deuda pública de EEUU se reveló en el informe de la empresa financiera norteamericana AllianceBernstein. La cadena televisiva CNBC a su vez emitió un análisis titulado 'El nivel real de la deuda estadounidense puede llegar a ser del 2000% de la economía nacional'.

El columnista de la versión rusa de Sputnik Iván Danílov estudió la investigación de la prestigiosa estructura financiera y cree que las conclusiones y sugerencias de sus analistas preparan a la sociedad para el futuro recorte de los gastos sociales y otros elementos del estado de bienestar.

El quid de la metodología de cálculos de AllianceBernstein, según la cual la deuda equivale al 1832% del PIB, consiste en incluir no solo los bonos públicos , sino el endeudamiento en toda su diversidad, es decir, las futuras obligaciones de los llamados programas sociales: Medicare, pensiones, etc.

Cómo se calcula la deuda estadounidense

Refiriéndose a la deuda pública de EEUU, normalmente se menciona la cifra de 22,5 billones de dólares que consta del 106% del PIB. Hay expertos optimistas que creen que el tema de la deuda no existe, porque la misma no incluye los endeudamientos del Departamento del Tesoro ante otras agencias y fondos públicos. Según ellos, resulta que la deuda es solo del 78% del PIB estadounidense (16,7 billones de dólares). Pero los partidarios de esta forma de cálculos parten del raro supuesto de que los compromisos de la tesorería norteamericana ante las estructuras públicas que pagan las pensiones, medicinas y subvenciones de todo tipo, no se tienen que cumplir.  

El economista jefe de AllianceBernstein Philipp Carlsson-Szlezak incluye en sus cálculos todas las obligaciones de EEUU como país, por ello la conclusión es espeluznante: la deuda total es mayor de 388 billones de dólares. Para no socavar la confianza y salvar a los inversores, se propone sacrificar el bienestar de los ciudadanos estadounidenses de a pie, afirma Carlsson-Szlezak, citado por la CNBC.

Ciertamente el default de las obligaciones norteamericanas supondría una catástrofe para los mercados mundiales. Es indicativo que el de Rusia no se quedaría muy afectado, porque hace tiempo la cartera de bonos norteamericanos se vendió por los riesgos de sanciones, aunque sí indirectamente como parte de la economía mundial.

​Danílov subraya que, por lo visto, para solucionar el problema de la deuda, la receta de Donald Trump es devaluar de forma constante el dólar porque "la economía estadounidense es una burbuja financiera", según declaró aún en su campaña preelectoral. De esta forma se podría cumplir con las obligaciones, lo que llevaría el sistema financiero mundial a la depresión, pero formalmente los compromisos sociales se cubrirían. El que Rusia y China hayan engrosado considerablemente las reservas de oro, pone de manifiesto que hay países que se quieren asegurar de las consecuencias de este guion poco atractivo.

CAYÓ BOLTON PERO NO LA MADRE QUE LO PARIÓ


Por Manuel E. Yepe

Astuto, testarudo y políticamente peligroso… Así adjetiva el analista de política exterior, columnista de la agencia de prensa británica Reuters, Daniel R. DePetris, la defenestración del tenebroso asesino múltiple en la política de Estados Unidos John Bolton, anunciada ayer por su jefe, el no menos tenebroso Donald Trump, presidente de Estados Unidos de América.

“John Bolton es todo lo contrario a lo que debería ser un asesor presidencial de seguridad nacional. Es tan testarudo como un rinoceronte, tan astuto como una serpiente y tan peligroso como un escorpión. La de Bolton es una visión extrema, en blanco y negro, del mundo: si no eres un aliado de Estados Unidos, eres un adversario que necesitas una bota en el cuello en forma de fuerza militar o de sanciones económicas.

“Las consecuencias estratégicas de segundo y tercer orden no son un obstáculo para Bolton. ¿Por qué pasar por el espectáculo humillante de negociar cuando simplemente se puede bombardear las instalaciones nucleares de Irán o acabar violentamente con el “régimen” de Kim Jong-un por la fuerza?

“La diplomacia, después de todo, es para los débiles, los burócratas del Departamento de Estado y los apaciguadores. Si el jefe insiste en la diplomacia, entonces aconséjele que exija la luna, las estrellas y todo lo demás antes que ofrecer una moneda de cambio en forma de alivio de sanciones”.

John Bolton hizo su carrera actuando como demoledor de acuerdos de control de armamentos y, de hecho, de acuerdos de cualquier tipo. Antes de unirse a la administración Trump, como asesor de seguridad nacional, Bolton fue, por breve tiempo, embajador ante Naciones Unidas y subsecretario de Estado para el control de armas, en cuyo cargo intentó destituir a un analista de inteligencia por no estar de acuerdo con su posición sobre un supuesto programa de armas biológicas de Cuba.

Cuando el presidente le pidió a Bolton que se desempeñara como su asesor de seguridad nacional el año pasado ello generó muchas preocupaciones y confusiones porque Trump y Bolton no podían tener desacuerdos más fundamentales en materia de política exterior. Aunque ambos se burlaban de las Organización de Naciones Unidas, así como de las organizaciones internacionales en general y tenían puntos de vista divergentes en algunos de los asuntos más importantes de la agenda, Bolton preferiría atacar a Irán antes que dialogar con sus líderes, alternativa que Trump ha dicho en numerosas ocasiones que estaría más que feliz de considerar (en la próxima reunión de la Asamblea General de la ONU, por ejemplo).

En cuanto a Venezuela, Trump parece haberse lamentado de tratar de derrocar a Nicolás Maduro, cuando Bolton atacaba a Caracas como integrante de una “troika de la tiranía”. La obsesión de Bolton por desnuclearizar unilateralmente a Corea del Norte -un enfoque que pesó sobre Trump durante su segunda cumbre con Kim Jong-un, en febrero- es mucho más probable que conduzca al fin de la diplomacia que al fin del programa armamentista nuclear de Pyongyang. (Si es que alguna vez lo hubo).

Trump se cansó de Bolton de la misma manera que se cansó de otros miembros de su personal más allegado: Rex Tillerson, James Mattis, Steve Bannon, Reince Priebus, H.R. McMaster, y John Kelly fueron todos convenientes al presidente en un momento dado, sólo para ser abruptamente despedidos o convencidos de que renunciaran.

Bolton, tan espinoso como un puercoespín al tratar con sus colegas, llevaba mucho tiempo con tirantez en las relaciones con Trump. La NBC News informó que los dos hombres tuvieron una pelea a gritos a puertas cerradas la noche anterior a la renuncia de Bolton.

Trump informó que anunciará el nombre de su nuevo asesor de seguridad nacional la próxima semana, y los pasillos en Washington ya están llenos de especulaciones al respecto.

Según DePetris, Trump necesita un asesor que esté dispuesto a participar en una negociación pragmática y esté preparado para una negociación incómoda pero necesaria. Necesita a alguien que le ayude a poner fin a las guerras que han continuado sin rumbo y sin propósito.

Necesita a alguien que responsabilice a los miembros de la administración cuando se nieguen a ejecutar la política una vez que sea aprobada por las agencias.

Todo esto será más fácil con Bolton fuera del equipo.

Pero la Humanidad no se hace ilusiones. En el salón oval de la Casa Blanca quedan muchos otros Halcones casi tan crueles y despiadados como éste  para aconsejar al Halcón en jefe. Pero indudablemente ha habido un respiro.

La Habana, Septiembre 11 de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.