miércoles, 2 de octubre de 2019

Nueva York multará con hasta 250.000 dólares a quien llame "extranjero ilegal" a otra persona


RT  -   2 octubre 2019 12:43 GMT

Las reglas actualizadas de la Comisión de Derechos Humanos establecen que el acoso o la discriminación contra personas por el uso de otro idioma o su dominio limitado del inglés se consideran ilícitos.

Imagen ilustrativa. Pixabay

La ciudad de Nueva York (EE.UU.) ha actualizado sus pautas legales sobre el comportamiento que viola la prohibición de discriminación basada en el origen nacional o el estatus migratorio de una persona.

Entre otras cosas, las autoridades locales han estipulado que "el uso de los términos 'extranjero ilegal' e 'ilegales', con la intención de degradar, humillar u ofender a una persona o personas en el lugar de trabajo, equivale a una discriminación ilícita".

Los infractores pueden recibir una multa de hasta 250.000 dólares por cada violación si discriminan a alguien en el lugar laboral, establecimientos comerciales u otras instalaciones públicas.

La Comisión de Derechos Humanos, que publicó las reglas actualizadas la semana pasada, señaló que 3,2 millones de residentes de Nueva York nacieron fuera de EE.UU., lo que representa el 37% de la población de la ciudad.

"Nos enorgullece inmensamente la diversidad de nuestra ciudad y las comunidades de inmigrantes que llaman hogar a la ciudad de Nueva York", afirmó el vicealcalde Phil Thompson en un comunicado. "Esta nueva guía de aplicación de la ley ayudará a garantizar que ningún neoyorquino sea discriminado en función de su estado migratorio o su origen nacional".

Uso de otro idioma y amenaza de llamar a las autoridades

Las reglas actualizadas también establecen que el acoso o la discriminación contra alguien por el uso de otro idioma o su dominio limitado del inglés, o la amenaza de llamar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EE.UU.  para denunciar a una persona por motivos discriminatorios, se consideran violaciones de la ley.

La comisión proporcionó algunos ejemplos específicos de cómo se aplicarían las directrices. Por ejemplo, las violaciones pueden incluir:

  • acosar a un cliente de un restaurante por su acento;

  • negarse a hacer reparaciones en un departamento ocupado por una familia inmigrante y amenazar con llamar a ICE si se quejan;

  • pagar un salario más bajo o retener salarios a los trabajadores debido a su estatus migratorio;

  • acosar a un cliente en un comercio diciéndole que deje de hablar su idioma y exigiéndole que hable inglés.

Siguiendo pasos. Trama. ¿Cuentos de conspiración? II/IV


Por Manuel E. Zavaleta M.


II.-  Trama

Si unimos la cuna de oro en que nació, su aparición como candidato a alcalde, sin militancia ni adhesión conocidas al partido 'oficial' de izquierda, al que llamó “su partido”, la composición del equipo de trabajo que lo acompañó sobre el que tenía más poder que autoridad, su efectiva administración ante la población que lo eligió en uno de los municipios más pequeños: obras y servicios gratuitos. El experimento funcionó.

Si a lo anterior ilamos: la propiedad de medio de publicidad, a través del cual trató comercialmente con el FMLN, su casi inmediata oposición a actuaciones de funcionarios de “su partido” siendo alcalde, la publicidad de estos desencuentros, las controversias que inicia con empresarios de medios de comunicación y la notoriedad que esto le da, y si a ello agregamos el entorno geopolítico, podemos hacernos varias preguntas en cuanto a la aparición del personaje; las que más provocan son ¿Se trató de un fenómeno social en la política nacional o se trató de un “caballo de Troya”?, ¿Cuál fue o es el propósito?, y por supuesto ¿Qué consecuencias traerá?, todo dentro del análisis especulativo y no agorero. Como se respondan podrá estarse satisfecho, tranquilo, esperanzado o ante una trama o un posible guion cinematográfico.

En diversos países han emergido figuras sin apoyo partidario pero con mucha presencia en las luchas populares, que desembocaron en la unificación de las organizaciones sociales en la confrontación con las autoridades y sus proyectos neoliberales. De boca en boca la información, la noticia, codo a codo la acción. Apoyo popular que los elevó a la dirigencia del Gobierno superando el poderío electoral tradicional de los partidos políticos.

Fueron analizados como fenómenos políticos estas “excepciones”, a la fecha, la organización sólida ciudadana posterior las mantiene o  las desplazó el poder fáctico y político acumulado por muchos años.

Los “indignados” en España, “Yo soy 132” en México, caravanas de migrantes desde Honduras, Guatemala y El Salvador, son muestra de movimientos organizados sin cabeza visible, “horizontales”, sin propósito claro con la característica en común de haber sido hechos a través de las redes sociales. Aglutinaron mucha personas, se manifestaron, movilizaron gobiernos, estuvieron en la noticia mundial, luego han languidecido o desaparecido. Se acumula experiencia.

Otro ejemplo de organización “horizontal”, con visos de espontaneidad y con consecuencias políticas, es el de la lucha contra la corrupción: Honduras y Guatemala nos sirven para ejemplificar. Movimientos que terminaron en las creaciones de sendas comisiones internacionales para la investigación de corrupción, que afectó a funcionarios de los más altos cargos, incluido mandatario en ejercicio. Con estos se lograron modificar gobiernos. Hubo objetivos logrados. La experiencia se acrecienta.

Los golpes de estado militares, violentos y sangrientos, frecuentes en las décadas de los setenta y ochenta, hablando de nuestro entorno geográfico, pasaron a la historia -no obstante el sucedido en Honduras en dos mil nueve- y son sustituidos por la modalidad de los “golpes de estado blandos o suaves”, en los que se utiliza el aparato judicial. Algunos funcionaron, otros no tanto: Brasil, Paraguay son muestra de los primeros, Argentina, Ecuador de los segundos. En este último se percibe traición.

Como antecedentes notorios, y con el mismo señalamiento de corrupción de los funcionarios: El caso de la FIFA, y el de los “Papeles de Panamá”. El primero dirigido por la  fiscales y judicatura estadounidense, el otro, hecho público por el periodismo. Y el más famoso, el caso Odebrecht, extendido por una docena de países.

Al prurito de combatir la corrupción -de los funcionarios- se agrega el denominador común: que tanto los golpes de estado militares como los “blandos”, partieron desde la derecha política y el poder económico nacional o internacional; han sido dirigidos en su inmensa mayoría contra gobiernos de izquierda o progresistas, o que no responden ya, a los intereses internacionales de los grandes capitales -de donde surgen los intereses geopolíticos.

Como característica puede agregarse que la intención -velada o no- va dirigida a dañar lo más posible a la izquierda política, dentro de la lucha por la hegemonía económica y control político, en nuestro caso, de América Latina, hasta su desaparición.

La globalización de la economía, el desarrollo de las comunicaciones, el consumismo provocado, la flexibilización laboral, la desintegración familiar, el individualismo, el exceso de datos más que información, la pérdida de referencias concretas de la ideología de izquierda, entre otras circunstancias, hacen permeable a la población cada vez más empobrecida y frustrada ante propuestas esperanzadoras de figuras carismáticas o demagógicas.

Las personas exitosas, mostradas así en los medios de comunicación se han vuelto el referente: deportistas, artistas, empresarios, todo triunfadores, todos autónomos, todos mandando, todos consiguiendo  lo deseado, reciben la admiración, sin ser ejemplos, de quienes nunca los alcanzarán.


… continuará