martes, 15 de octubre de 2019

Hablando de órdenes


Por Manuel E. Zavaleta M.

El actual Presidente del Ejecutivo se destaca, a partir de que lo es, por dar órdenes a sus (así lo muestra) funcionarios de manera tajante y pública, aunque no solo a ellos.

Antes de tomar posesión del cargo, ordenó a la PNC dejar en libertad, en dos horas, a detenidos durante protesta contra la Asamblea Legislativa. Ni siendo Presidente de la República puede hacerlo, legalmente.

A la Asamblea Legislativa le ha ordenado en repetidas ocasiones, que aprieten el botón, a favor de sus pedimentos.

Nada se hace, y parece que tampoco se dice, si no lo ordena. Basta recordar el caso del jefe policial que se atrevió a opinar espontáneamente y que días después, sin publicar la orden, fue removido de su cargo.

Ha ordenado públicamente que hagan puentes, que cerquen centros habitacionales como represalia ante asesinatos de agentes policiales, que reparen porciones de calles, entre muchas que ha exhibido.

La orden más repetida y publicitada ha sido: despedir a personas de los entes gubernamentales, sin más trámite que cumplir inmediatamente su voluntad manifiesta, a todas luces impregnada de arbitrariedad. Lamentablemente, funcionarios genuflexos así la han cumplido.

A la Corte Suprema de Justicia, si bien no fue orden en sentido estricto, con el mismo aire de superioridad, le advirtió que no fuese a resolver en contra de esos despidos. Aquella, acaba de amparar a mujer despedida en estado de preñez.

A la Ministra de Educación, sobre tomar medidas con quienes participaron en la marcha relacionada a las pensiones: «Se le ordena a la Ministra de Educación @HananiaCarla ejecutar “Plan Limpieza” a todos los maestros que pretenden desestabilizar mi gobierno y que no vayan a trabajar mañana viernes 27 de septiembre. – Mi gobierno acabará con ese 4% que solo sirve para criticar” 11:33 am 26 Sep 19», tuit a nombre de Nayib Bukele, no desmentido.

Últimamente ha ordenado a patrono específico que indemnice a trabajadores, cesantes -según él- por ejecución de orden administrativa de cierre de centros de trabajo, agregando que esas personas sean contratadas, con aumento salarial de cien dólares, por otros empresarios. A la fecha nadie ha aceptado el ofrecimiento.

Más allá y de muchísima mayor importancia que lo que la auto complacencia pueda dar al ego o aportar al adelanto de campaña electoral, es el contenido de las órdenes, y se le debe poner la atención debida por la traza que sugieren.

Importancia también hay que darle a lo que no ordena.

No ordena respetar el derecho al trabajo; no ordena que se revise la constitucionalidad o no, de la entrega de las pensiones a los bancos; no ordena, que la fuerza armada abra sus archivos; no ordena, que detengan el permiso al proyecto depredador y privatizador del agua, de poderosa familia, al norte del departamento San Salvador; no ordena, que sus funcionarios presenten declaración patrimonial; no ordena, se informe a la población sobre el acuerdo que firmó con Estado Unidos, relacionado al control de la migración; no ordena, se informe qué hay detrás de las donaciones; no ordena, al presidente de ANDA que explique el porqué del empeoramiento del servicio de agua potable (este funcionario dijo que agua hay); no ordena, a este mismo funcionario que solucione ese pésimo servicio (le ha sido disminuido el presupuesto); no ordena, revisión del sistema impositivo que sigue favoreciendo a los que más dinero tienen… Podríamos alargar la lista.

No da orden para que la Prensa Gráfica y El Diario de Hoy paguen impuestos, como tanto lo dijo y repitió en el periodo de propaganda electoral. Agregado a ello es importante que aclare por qué han salido de la órbita de sus denuncias y hoy las dirige a medios relacionados o relacionables con la izquierda ideológica.

Y otras órdenes, que suponemos existen dado su actuar pero que no han sido publicitadas, relacionadas con el quehacer de algunos de sus funcionarios, como del Ministro de Trabajo y Previsión social sobre clara línea de a quiénes investigar y sancionar, o de la directiva del ISSS y su injerencia en lo sindical; a guisa de ejemplos.

Ignorancia y arrogancia, muestran algunas órdenes; el punto es ¿se trata de eso?, ¿de solo estilo de hacer? o, ¿hay un propósito, avieso quizá, detrás de ello?, se trata de actuaciones de autoridad -no de patrono-, que en casos lindan con la ilegalidad, si es que no la traspasan.

La garantía de la democracia, formal al menos, es la división de poderes políticos y el control mutuo que de ello deriva. ¿Es que no lo sabe o no lo entiende?, o, ¿es que no le importa? Llama la atención el constante reto a la legalidad -característica inmanente del Estado de Derecho, y que le permitió llegar al cargo que ejerce-, el irrespeto a la división de poderes, su desprecio por el control al no rendir cuentas.

Disgrego brevemente.

Al vicepresidente del Ejecutivo se lo conoce por haber apoyado y luchando con los trabajadores, exponiendo la integridad por la justicia en contra de la ignominia de la guerra civil y el manifiesto interés geopolítico estadounidense. Finalizada la guerra se mantuvo así de alguna manera, del lado de los intereses populares y la legalidad.

Siendo el segundo al mando del Ejecutivo (también votado el cuatro de febrero anterior) e inmediato sustituto, es parte del plan de gobierno y de sus propósitos, sin embargo cabe preguntar:¿Tiene participación en tales órdenes?,¿Conoce el vicepresidente de los acuerdos e intenciones que subyacen en ellas?, recordemos que además de funcionario es abogado. ¿Ha cambiado su visión y actuar?, él tiene las respuestas.

Finalizo:

Ordenar, de acuerdo al idioma oficial de El Salvador (artículo sesenta y dos de la Constitución de la República), tiene varias acepciones: 1.- Colocar algo o a alguien de acuerdo con un plan o de modo conveniente; 2-Encaminar o dirigir algo a un fin: 3- Mandar, imponer, dar orden de algo; 4- Conferir las órdenes sagradas de algo; 5- Recibir las órdenes sagradas.

También: Que impone su voluntad o su autoridad con rigor.

Además: Actitud rígidamente autoritaria o situación de abuso de poder.

San Salvador, 15 de octubre de 2019

Al Gobierno de Ecuador le "llama la atención" que RT transmitiera en vivo las protestas más masivas en los últimos 15 años


RT  -   15 oct 2019 17:09 GMT

Previamente, el Ejecutivo había acusado a Correa y Maduro de estar detrás de las manifestaciones contra el 'paquetazo' de Lenín Moreno.

Ministra del Interior de Ecuador, María Paula Romo, en rueda de prensa en Quito, Ecuador, 15 de octubre de 2019. Luis Robayo / AFP

La ministra del Interior de Ecuador, María Paula Romo, considera que Rusia está detrás del nivel de "violencia" que su país enfrentó, en materia de comunicación, durante la cobertura a las manifestaciones contra el 'paquetazo' de Lenín Moreno.

"Un nivel parecido de intensidad y de violencia al que se enfrentó en las calles del país también se enfrentó en la comunicación", como "el ataque en redes sociales" y "la cantidad de información falsa", señaló la ministra, a quien le "llama la atención que una protesta haya sido transmitida en vivo por el canal público del gobierno ruso", en referencia a RT. No obstante, reconoció que este medio, hizo cobertura "de todo lo que estaba sucediendo en las calles".

Esta acusación se produce dos días después de terminadas las manifestaciones antigubernamentales en el país suramericano, donde, según dijo, "hay muchas cosas todavía que vamos a tener que aclarar y valorar".

La ministra, sin embargo, no hizo referencia a las quejas que hubo durante las manifestaciones contra los medios tradicionales nacionales, principalmente por parte del movimiento indígena —que lideró las protestas—, por la escasa cobertura o silencio guardado durante el levantamiento popular.

Los acusados

Durante las manifestaciones contra el 'paquetazo', el Gobierno de Ecuador denunció que hubo un intento de "desestabilización" desde el extranjero. 

Moreno acusó directamente a su antecesor, Rafael Correa, y al mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

"El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización", señaló el presidente en cadena nacional, describiendo a esos políticos como "corruptos" y evasores de la Justicia.

Mientras, Romo, en declaraciones a la prensa el 10 de octubre y a través de sus redes sociales, anunció el arresto de 17 venezolanos cerca del aeropuerto de Quito, quienes tenían en su poder, según la ministra, "información sobre la movilización" del presidente moreno y del vicepresidente, Otto Sonnenholzner.

Un día después, la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía General del Estado los dejó en libertad. Eduardo Febres Cordero, presidente de la Asociación de Venezolanos en Ecuador, confirmó que a estas personas, detenidas "de manera ilegal y arbitraria", son conductores de las plataformas de taxis Uber y Cabify.

La injerencia rusa

No es la primera vez que el Gobierno de Ecuador alude a Rusia en medio de conflictos.

El 11 de abril pasado, cuando Ecuador decidió retirar el asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que había permanecido desde 2012 en la Embajada de Quito en Londres, Romo, desde la capital ecuatoriana, dijo que en el país estaban viviendo "dos hackers rusos" que colaboraban con el activista australiano y de los cuales facilitaría pruebas.

Sin embargo, de esos "hackers rusos" no salieron pruebas a la luz posteriormente, ni se tuvo mayor información. El único detenido fue Ola Bini, cuya nacionalidad es sueca.

"La percepción ahora es que Macri es un idiota"


Lapidario artículo del Financial Times sobre el gobierno de Cambiemos y Mauricio Macri

El principal diario de las finanzas globales destaca que los pésimos resultados económicos serían graves para cualquier candidato que busque la reelección. Pero para un representante de una de las familias más ricas del país "son especialmente tóxicos".

Página 12   -   15 de octubre de 2019

El Financial Times describe al presidente Macri con "falta de carisma y habilidades oratorias débiles". Imagen: AFP

El Financial Times, principal diario económico a nivel global, volvió a publicar un artículo con fuertes críticas a la gestión de Mauricio Macri. La nota repasa los principales números de la economía de Cambiemos, que se derrumbó por todos lados luego de recibir la mayor ayuda financiera de la historia de parte del FMI. “Estos datos serían graves para cualquier candidato que busque la reelección. Pero para un representante de una de las familias más ricas del país son especialmente tóxicos", dice. El artículo reproduce la opinión del presidente del departamento de ciencias políticas de la Universidad Nacional de Buenos Aires, Luis Tonelli, quien señaló que "la percepción ahora es que Macri es un idiota que no tiene sensibilidad hacia las personas, es de clase alta y no entiende nada".

Los periodistas Michael Stott and Benedict Mander asistieron a la convocatoria del “Sí, se puede” días atrás en Mendoza. “Unos pocos miles reunidos en una plaza vitorearon obedientemente y agitaron pancartas con el lema de la campaña mientras el presidente se abría camino a través de un discurso mudo que duró apenas 20 minutos, con su voz a veces fallando. Su esposa Juliana Awada, vestida de negro de diseñador, le puso una mano reconfortante en el hombro, exudando la elegancia millonaria sin esfuerzo que le valió una aclamación 'mejor vestida' de Vogue", señala la nota, que contrasta con algunas de las crónicas de medios argentinos que se entusiasman con una supuesta oleada de optimismo que podría acercar los números de las elecciones del 27 de octubre al balotaje entre Macri y Alberto Fernández.

El Financial Times es bastante más pesimista cuando dice que “Macri promete que ´Ahora viene algo diferente`, pero todo sugiere que el 'algo diferente' reservado para Argentina es el principal oponente de Macri; Alberto Fernández, un peronista de izquierda que es el favorito absoluto para ganar las elecciones el 27 de octubre". El artículo menciona que “la credibilidad ya maltrecha de Macri recibió otro golpe cuando el gobierno se vio obligado a posponer los pagos de la deuda interna e imponer controles de cambio. Los empresarios tenían grandes esperanzas en Macri cuando asumió el poder, pero muchos perdieron la paciencia después de los repetidos errores de su administración en la economía". Incluso cita al presidente del departamento de ciencias políticas de la UBA, Luis Tonelli, quien señaló que "la percepción ahora es que Macri es un idiota que no tiene sensibilidad hacia las personas, es de clase alta y no entiende nada". Luego Tonelli aclaró en su cuenta de Twitter que “estaba hablando coloquial e informalmente en castellano y dije `boludo´... seguramente usaron el Google translator”. Tonelli es políticamente afín al radicalismo asociado al macrismo.

Según el Financial Times, Macri es un "un ingeniero civil capacitado (…) que pudo superar la falta de carisma y habilidades oratorias débiles para ganar una segunda vuelta en las elecciones presidenciales de 2015 en parte porque los argentinos estaban hartos del gobierno anterior, que estaba sumido en escándalos de corrupción y dejando atrás una economía caótica". “En la economía, Macri se presentó en 2015 como el candidato del futuro, prometiendo que su equipo solucionaría los problemas económicos de Argentina. Ahora, habiendo fallado significativamente en hacerlo, está recurriendo a una apelación a valores como la tolerancia y la democracia que tienen poca resonancia más allá de su base de clase media", agrega.