jueves, 31 de octubre de 2019

"La burbuja ya explotó": Experto cree que la Reserva Federal solo 'maquilla' el desastre económico de EE.UU.


RT  -   31 oct 2019 05:38 GMT

Peter Schiff, director ejecutivo de Euro Pacific Capital, cree que la Fed trata de ocultar el mal estado de la economía estadounidense, con el único fin de conservar la confianza de los consumidores.

Melania Trump durante una visita a un hospital de Nashville (Tennessee, EE.UU.), el 24 de julio de 2018. Kevin Lamarque / Reuters

El director ejecutivo de la asesora de inversiones Euro Pacific Capital, Peter Schiff, cree que la Reserva Federal de EE.UU. (Fed) está tratando de evitar que explote una burbuja económica que, en realidad, ya lo ha hecho, según comentó este martes a RT durante el programa 'Boom Bust'.

"Simplemente, ignora lo que dicen y mira lo que hacen", dijo Schiff. Según explica, desde la Fed "están tratando desesperadamente de evitar que salga el aire de esta burbuja" con el objetivo conservar la confianza de los consumidores, valiéndose para ello de medidas como su plan de inyección de 60.000 millones mensuales en la economía o el recorte de tasas que estaría preparando para la semana que viene.
Sin embargo, el analista asegura que esto "no va a funcionar", porque "la burbuja ya explotó".

"El juego ha terminado"

En la misma línea, el experto asegura que "la única pregunta" que cabe hacerse es "lo rápido que va a salir ese aire y cuándo los mercados se darán cuenta de que el juego ha terminado", así como entender qué ha estado haciendo la Fed, además de "la verdadera naturaleza de esta economía de burbujas".

Schiff considera que los consumidores están seguros de que la economía es un desastre, pues no tienen dinero ni ahorros, sus trabajos son precarios y están cargados de deudas. "Pero mientras sigan pidiendo préstamos para comprar cosas que no pueden pagar con dinero que no tienen, por alguna razón seguirán optimistas", dijo. "La Fed juega con esto", concluye el director general de Euro Pacific Capital.

El Congreso de EE.UU. aprueba la resolución sobre el 'impeachment' que autoriza investigar a Trump


RT  -   31 oct 2019 17:11 GMT

La resolución establece los lineamientos para iniciar el juicio político al presidente de EE.UU.

Donald Trump. / Joshua Roberts / Reuters

La Cámara de Representantes de EE.UU. ha votado este jueves una resolución que establece formalmente los próximos pasos a dar en la investigación de juicio político contra el presidente del país, Donald Trump.

De esta manera, el Partido Demócrata finalmente logró formalizar la medida luego de que los republicanos criticaran esa enmienda "al estilo soviético" por falta de transparencia y debido proceso.

La iniciativa pone al presidente del Comité de Inteligencia, el demócrata Adam Schiff, a cargo del proceso de 'impeachment' y limita el acceso de congresistas republicanos y de los abogados de la Casa Blanca.

A su vez, el inquilino de la Casa Blanca ha reaccionado a la aprobación de la iniciativa publicando un mensaje en Twitter en el que la califica de "la caza de brujas más grande de la historia de EE.UU.".

Unos minutos antes, el mandatario expresó que "la farsa del 'impeachment' está haciendo daño al mercado de valores", pero "a los demócratas que se dedican a no hacer nada no les importa".

¿Qué pasos establece la resolución?

La medida autoriza a los comités a continuar sus investigaciones de juicio político y establece procedimientos y normas para las audiencias públicas, incluida la emisión de citaciones y el interrogatorio de testigos.

Por otro lado, la resolución sienta las bases para dos fases del proceso:

  • En la primera, el Comité de Inteligencia, que ha estado celebrando audiencias a puerta cerrada sobre las interacciones de Trump con Ucrania, llevará a cabo audiencias abiertas antes de emitir un informe y trasladar sus hallazgos al Comité Judicial.

  • En la segunda, el Comité Judicial podría buscar evidencias adicionales y celebrar sus propias audiencias, en las que el equipo legal de Trump podría participar. Al concluir su investigación, el comité podría recomendar uno o más artículos de juicio político.

¿Qué pasará después?

Si el Comité Judicial recomienda razones para la destitución, los así llamados artículos de juicio político ('articles of impeachment'), la Cámara en pleno votará sobre ellos. Si una mayoría aprueba alguno de los artículos, el presidente es acusado y el caso pasa al Senado para su juicio. Se necesita un voto de dos tercios del Senado para condenar y destituir a un presidente de su cargo.

¿Qué dice la Casa Blanca?

La Casa Blanca ha criticado la resolución, asegurando que pone de manifiesto que la investigación "ha sido una farsa ilegítima desde el principio".

La secretaria de prensa, Stephanie Grisham, denunció en un comunicado que la Casa Blanca "tiene prohibido participar en absoluto", hasta después de que el presidente del Comité de Inteligencia, Adam Schiff, "realice dos rondas de audiencias unilaterales para generar un informe parcial para el Comité Judicial". "Incluso entonces, los derechos de la Casa Blanca permanecen indefinidos, poco claros e inciertos, porque esas reglas aún no se han escrito", se lamentó la vocera.

Alberto Fernández en busca de rearmar la integración regional


Viaja a México para reunirse con López Obrador y convoca al Grupo de Puebla en Buenos Aires

En su primer viaje como presidente electo, Fernández mostrará su intención de apuntalar un armado progresista como en los tiempos de la Unasur. El Grupo de Puebla vuelve a reunirse en un momento de turbulencia regional.

Por Fernando Cibeira
Página 12  -  30 de octubre de 2019

Alberto Fernández viaja a México junto a Felipe Solá.

La semana que viene Alberto Fernández mostrará sus primeras cartas como presidente electo en materia internacional. Primero, el lunes, cuando se encuentre en el DF con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y la segunda oportunidad será a partir del viernes, cuando arrancará el segundo encuentro del Grupo de Puebla, un agrupamiento de líderes progresistas que se reunirá en Buenos Aires. En un momento de convulsión regional y de crisis de los modelos neoliberales, el presidente electo dará los pasos iniciales en su idea de recuperar aquella idea de integración que hace no mucho sirvió para crear organismos como la Unasur y la Celac, hoy abandonados.

Cuenta la leyenda que López Obrador no tiene pasaporte. Sus viajes al exterior en los últimos años se cuentan con los dedos de una mano. Recientemente, por ejemplo, no asistió ni a la asamblea de las Naciones Unidas ni a la cumbre del G20. Pero eso no quiere decir que no tenga posturas nítidas en materia de política exterior. Quienes lo conocen aseguran que esas posiciones son muy similares a las que sostiene Alberto Fernández. Por eso ambos desean encontrarse. Se iban a reunir durante la campaña, pero López Obrador prefirió retrasarlo para cuando Fernández fuera presidente electo para cuidar las formas diplomáticas.

En principio, Alberto Fernández viajará el viernes junto a quien todo indica que será su canciller, Felipe Solá, para ser recibidos por López Obrador el lunes en el Palacio Nacional. Será el primer viaje al exterior del presidente electo, con lo que enviará señales en diferentes direcciones. Una, obvia, a Brasil. Tradicional primer destino de los presidentes argentinos -y viceversa-, Fernández lo pasó por alto porque la relación con Jair Bolsonaro va de mal en peor. El brasileño fue de los pocos presidentes que no lo felicitó por el triunfo, furioso por su militancia a favor de la libertad de Lula. Ayer le dedicó un nuevo mensaje (ver recuadro). México y Brasil, por otro lado, son los países que se tradicionalmente se disputan el liderazgo en Latinoamérica. También será una señal para Estados Unidos: Alberto Fernández mostrará su intención de volver a fortalecer la integración regional y no apostar a los vínculos bilaterales, como es del gusto de Washington.

Como le pasa a Alberto Fernández, a López Obrador le disgusta la postura del Grupo de Lima sobre Venezuela. De hecho, México dejó de asistir a los encuentros de ese grupo desde enero pasado. AMLO, como se lo conoce en su país, defiende a rajatabla el principio de no injerencia en los asuntos internos de otros países y plantea el diálogo como la salida al entuerto venezolano. El presidente electo de Argentina coincide plenamente con esa idea. Ambos se niegan a calificar al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura, como presiona el Departamento de Estado.

A la vuelta de su viaje, en Buenos Aires, se realizará el segundo encuentro del Grupo de Puebla. El primer capítulo en julio pasado, justamente en la ciudad mexicana de la que tomó el nombre. En aquella ocasión estuvieron Solá, Jorge Taiana y Carlos Tomada como representantes del peronismo. Ya hay confirmados unos 25 participantes para el evento que se realizará el 8, 9 y 10 de noviembre en el Hotel Emperador. Entre quienes viajarán habrá ex presidentes como Dilma Rousseff, Fernando Lugo, Ernesto Samper y Leonel Fernández, y se espera que también pueda hacerlo el vicepresidente boliviano Alvaro García Linera. Los integrantes del Grupo de Puebla mantienen un activo chat de WhatsApp en el que discuten todos los temas de política regional y les permite sacar comunicados sobre los temas de actualidad. Así, fueron de los primeros en salir a reconocer el triunfo electoral de Evo Morales. 

Desde el Grupo desmienten a quienes desde la derecha regional los acusan de buscar desestabilizar gobiernos promoviendo movilizaciones como las que ocurrieron en Ecuador y Chile. "No hay nada conspirativo ni nada oculto en el armado del Grupo de Puebla. Nuestro objetivo es ayudar a la unidad del progresismo en la región", explicó el ex senador chileno Marco Enriquez-Ominami, quien viene trabajando en la organización del encuentro y ayuda a Alberto Fernández en el armado de su agenda exterior.