miércoles, 20 de noviembre de 2019

Duque pide a embajador de Colombia en EE.UU. regresar al país tras polémico audio


RT   -    20 nov 2019 18:11 GMT

En la filtración, Francisco Santos criticó al canciller saliente Carlos Holmes Trujillo.

El presidente de Colombia Iván Duque y el embajador Francisco Santos, el 6 de septiembre de 2018. cancilleria.gov.co/

El presidente de Colombia, Iván Duque, pidió al embajador de su país en EE.UU., Francisco Santos, regresar a Bogotá tras la filtración de un polémico audio en el que criticó a funcionarios de su Administración. 

Medios locales reportan que Duque habría pedido a Santos regresar a Colombia para sostener una reunión y analizar la polémica conversación que sostuvo con la nueva canciller, Claudia Blum, en un café en Washington D.C., EE.UU.

Declaraciones sobre EE.UU.

En la conversación, difundida por Publimetro, Santos y Blum discutieron sobre la agenda nacional, Venezuela y el Departamento de Estado de EE.UU., que según el embajador, "está destruido" bajo la Administración de Donald Trump. 

"Aquí el Departamento de Estado, que era importantísimo, está destruido, no existe [...] Trump puso a [Rex] Tillerson y le salió con un chorro de babas", dijo Santos a Blum, agregando que actualmente, salvo por el secretario Mike Pompeo, el resto de los funcionarios en la dependencia no tienen "peso".  

Administración de Duque

Los diplomáticos intercambiaron puntos de vista a raíz de la llegada de Blum a la Cancillería, tras la salida de Carlos Holmes Trujillo, quien fue nombrado por Duque nuevo ministro de Defensa de Colombia. 

"Yo quiero que te conozcan y vamos armando una agenda estratégica, porque Carlos [Holmes Trujillo] no hizo nada. No tenía una estrategia", dijo Santos a Blum, a lo que ella respondió que el canciller "estaba haciendo política".

Sobre las relaciones con EE.UU. en materia de Defensa, Santos afirmó que las relaciones están "superbién", pero que ahora el problema es que no tiene un interlocutor en el Ministerio colombiano, ya que el exministro Guillermo Botero "no trabajaba". "Espero que Carlos [Holmes Trujillo] sea el interlocutor", dijo. 

Venezuela

Los diplomáticos colombianos dedicaron una parte importante de la conversación para hablar de Venezuela, la agenda de Washington, el desafío del presidente Nicolás Maduro —que no es reconocido como mandatario por la Administración de Iván Duque—y los recientes fracasos de Bogotá para influir en la política interna del país vecino. 

"Si este señor no se va [Nicolás Maduro], Colombia no tiene futuro. Si este señor no se va, nos va a hacer la vida imposible", dijo Santos. 

Según declaró el embajador colombiano en EE.UU., actualmente prepara una agenda de visita con parlamentarios europeos a la frontera de Colombia y Venezuela. "Me toca a mí inventarme cosas para que ellos tengan en el 'top of mind' [en la mente] Venezuela", dijo Santos. 

Ante la incertidumbre del papel que tomará EE.UU. en Venezuela, Francisco Santos propuso "acciones encubiertas allá adentro, para generar ruido y apoyar a la oposición que allá está muy sola". 

La canciller Blum señaló que "Colombia tiene que jugársela" porque están retrasados con Venezuela.

"La gente ya no cree, no cree en lo que hizo el Gobierno [de Iván Duque]. Esa ayuda humanitaria fue un fiasco total", dijo Blum sobre el intento de ingresar insumos desde Colombia a Venezuela el 23 de enero pasado, que según ha denunciado el Gobierno de Nicolás Maduro, formó parte de una estrategia de EE.UU. para justificar una intervención extranjera.
  
"Mal manejo de la palabra"

En entrevista con W Radio, Francisco Santos habló sobre sus polémicas declaraciones, admitiendo que pudo haber incurrido en un "mal manejo de una palabra". 

Sobre la falta de interlocución en materia de Defensa, Santos pidió disculpas al exministro Botero, aunque admitió que sentía "un vacío".

El embajador en EE.UU. cuestionó que en lugar de sus declaraciones, la noticia tendría que ser cómo se filtró una conversación privada.

La ONU pide "rendición de cuentas" por las muertes de manifestantes en Bolivia


RT   -    20 nov 2019 16:50 GMT

El martes, un operativo militar y policial en una planta de hidrocarburos dejó seis muertos y decenas de heridos.

Soldados en la planta de hidrocarburos de Senkata, en El Alto, donde fallecieron seis manifestantes, 20 de noviembre de 2019. Aizar Raldes / AFP

La ONU advirtió que "no se puede aceptar" la muerte de manifestantes en Bolivia y destacó la necesidad de que haya una rendición de cuentas cuando se registran casos de "violencia o fallecimientos". 

En unas declaraciones a la prensa en Nueva York, Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, expresó la importancia de permitir las manifestaciones y de que "el Gobierno muestre contención".

Para el portavoz, "ninguna muerte de manifestantes civiles es aceptable" y "en casos de violencia y de fallecimientos debe haber rendición de cuentas". 

"Hemos visto reportes de cómo los civiles mueren en las protestas tratando de ejercer su derecho a expresarse y los responsables deben rendir cuentas", reiteró.

"Uso desproporcionado de la fuerza"

Asimismo, comentó que la ONU está "preocupada por los acontecimientos", y pidió a todos los actores que "den una oportunidad al diálogo, incluyendo el ejercicio de contención tanto en actos como en palabras".

En estos momentos, se encuentra en Bolivia el enviado de Naciones Unidas, Jean Arnault, quien junto a la Conferencia Episcopal Boliviana y la Unión Europea, mantiene contactos entre las partes con el objetivo de lograr la pacificación.

Policía durante una protesta contra el Gobierno de facto en Cochabamba, donde murieron 9 manifestantes por disparos, 15 de noviembre de 2019. AFP

Mientras tanto, el martes un operativo policial en la planta de hidrocarburos de Senkata, ubicada en El Alto, bastión de movimientos campesinos e indígenas que apoyan al dimitido presidente Evo Morales, dejó seis muertos y unas 30 personas heridas.

Los manifestantes, que bloquearon la planta para protestar contra el gobierno de la autoproclamada presidenta, Jeanine Áñez, denunciaron el uso desproporcionado de la fuerza por parte del Ejército y la Policía.

Por su parte, Fernando López, ministro de Defensa del actual Gobierno de facto de Bolivia, aseveró que "de las Fuerzas Armadas no salió ni un solo proyectil" durante el operativo.

En total, desde las elecciones generales del pasado 20 de octubre, que dieron inicio a una crisis política, han fallecido 30 personas, y 27 de esas muertes tuvieron lugar tras el golpe de Estado del pasado 10 de noviembre, según datos de la Defensoría del Pueblo.

En este sentido, la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, exigió al Gobierno de facto desmovilizar a las Fuerzas Armadas y anular la vigencia del decreto que exime de responsabilidad penal a los policías y militares que participan "en los operativos de restablecimiento y estabilidad del orden interno".

"Tras el decreto gubernamental, recordamos a Bolivia que los militares no deberían ejercer tareas policiales. Si sucede, su participación debería estar sujeta a la ley internacional de Derechos Humanos. Las fuerzas del orden deben rendir cuentas de sus actos, incluido el uso de la fuerza", instó en Twitter la ONU.

Escrache en Paraguay a Luis Almagro y la OEA por su posición sobre el Golpe


GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

Jóvenes impidieron que Almagro ofreciera una charla sobre "Democracia y Desarrollo" en una universidad en Asunción.

DIARIO REGISTRADO  -  MIÉRCOLES 20 DE NOVIEMBRE DE 2019 10:42


Organizaciones sociales y políticas de Paraguay expresaron su repudio al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y al mismo tiempo manifestaron su solidaridad con el pueblo de Bolivia y el presidente legítimo de ese país, Evo Morales.

Este martes, Almagro, de nacionalidad uruguaya, tenía previsto ofrecer una charla sobre “Democracia y Desarrollo” en una universidad privada en Asunción, sin embargo, organización sociales, políticas y estudiantiles echaron del recinto académico al titular del organismo interamericano, según reportó el colaborador de teleSUR en Paraguay, Osvaldo Zayas.

En las expresiones de repudio surgieron gritos como “¡asesino!”, “¡Almagro, tus manos tienen sangre!”, “¡golpista!” y  "Almagro fascista, vos SOS el terrorista".

Cuando el secretario general de la OEA llegó, las organizaciones que se colocaron en la entrada de la Universidad del Pacífico le hicieron saber su repudio y le gritaron que era responsable del golpe de Estado en Bolivia y de las muertes que se están dando en ese país en contra de las comunidades indígenas.