jueves, 21 de noviembre de 2019

Paro nacional en Colombia en medio de censura a medios, allanamientos y militarización de calles


RT   -     21 nov 2019 11:58 GMT

Los manifestantes protestan contra las políticas laborales y pensionales que podría llevar a cabo el presidente Iván Duque, a pesar de que el Ejecutivo afirma no haber aprobado nada todavía.



El paro nacional que se inicia este jueves en Colombia en contra del llamado "paquetazo de Duque" ha estado precedido de allanamientos a organizaciones sociales y fuerte presencia de los cuerpos de seguridad del Estado en las calles, lo que ha sido catalogado por sus organizadores como "tratamiento de guerra, persecución y criminalización de la protesta".

Los días previos han estado marcados por los reiterados desmentidos del presidente Iván Duque sobre las supuestas reformas laborales y pensionales que haría su Gobierno y los llamados de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez a estar alertas ante los "intereses de otros" que quieren "destruir a Colombia como lo han hecho en Chile y Ecuador".

Por otro lado, la tensión se elevó con los allanamientos "preventivos" en busca de "material terrorista" en medios de comunicación y colectivos y con el reforzamiento de la presencia de los militares en las calles, mientras que la frontera está cerrada desde la medianoche del martes.

El llamado a esta paralización de actividades, que será acompañada por acciones de calle, se hizo el pasado 4 de octubre durante el denominado Encuentro Nacional de Emergencia —organizado por la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) y más de cien movimientos sociales—, donde también se fijó la fecha para la 'Toma de las capitales', una gran manifestación en contra de las políticas laborales Duque que se realizó el pasado 17 de octubre.

Censura a medios

Distintas organizaciones sociales, movimientos sindicales, figuras políticas y partidos han rechazado los allanamientos que han hecho las autoridades a colectivos que han participado en las movilizaciones anteriores en ciudades como Bogotá, Medellín y Cali. De igual forma, se ha alertado sobre acciones en contra de quienes distribuyen en volantes y carteles propaganda a favor del paro.

Entre los afectados se encuentra la revista cultural Cartel Urbano, el colectivo gráfico Puro Veneno —que hizo un grafiti '¿Quién dio la orden?' sobre las ejecuciones extrajudiciales o 'falsos positivos' en Colombia entre 2000 y 2010, y que fue borrado por las autoridades—, y otros grupos como La Otra Danza Colectivo, Ak al Konvate y Subversión.

En un video compartido por Cartel Urbano se observa la llegada de las autoridades a esas instalaciones y el documento con la orden de registro por presunción del delito de "fabricación, tráfico y porte de armas de uso militar". Además, se les ha señalado de alentar la protesta, de tener pancartas a favor y de guardar material explosivo, lo que ha sido negado por ellos en un texto colgado en su página web.

La revista ha catalogado esta acción como un "atentado a la libertad de prensa" debido a que un medio de comunicación tiene el derecho a promocionar la protesta, si así quisiera, según han indicado en el escrito.

Un pronunciamiento de rechazo similar ha hecho la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), que denunció la solicitud que hizo el Centro Cibernético de la Policía Nacional de eliminar un  manual de autoprotección contra El Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), que colgó en su página web el medio digital Cerosetenta, perteneciente a la Universidad de Los Andes.

Casi 30 allanamientos

La Policía Metropolitana de Bogotá publicó en su cuenta de Twitter que se realizaron "27 diligencias de registro y allanamiento en 15 localidades de Bogotá y en el municipio de Soacha". En estas acciones fueron capturadas dos personas y se incautaron "diferentes elementos para la elaboración de artefactos explosivos improvisados y bombas incendiarias", según su reporte.

Por su parte, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, ha dicho en entrevista con W Radio que los allanamientos fueron hechos con "legalidad y pruebas de inteligencia" para evitar hechos violentos el 21 de noviembre.

Al ser indagada por los pinceles, pancartas y camisetas con material alusivo al paro que fue confiscado, afirmó que "vienen elementos químicos con los que construyen las bombas molotov" y que son medidas preventivas. 

Militarización en las calles

El recién nombrado ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, desmintió que Bogotá u otra ciudad colombiana fuera a ser militarizada, sin embargo, en las redes han circulado videos e imágenes de presencia inusual de uniformados en las calles y en las cercanías de las universidades donde ha habido anteriores protestas.

Frente a estos señalamientos, Holmes Trujillo explicó que en la capital, por solicitud de las autoridades locales, se incluiría el patrullaje de miembros del Ejército hasta el pasado miércoles.

Aunque el titular de Defensa coincide con el presidente colombiano en que la Fuerza Pública respeta la movilización pacífica y que "garantizará la participación de los ciudadanos", ha reiterado que "actuará con contundencia" ante hechos de violencia y alteraciones del orden público.

Con referencia al acuartelamiento previo al paro, señaló que es un procedimiento rutinario "en eventos como movilizaciones y elecciones".

Holmes Trujillo entró a esa cartera luego de que su anterior titular, Guillermo Botero, renunciara tras el debate en el Senado para aprobar una moción de censura en su contra por la actuación de las Fuerzas Armadas en el bombardeo donde murieron por lo menos ocho menores de edad en una zona de San Vicente del Caguán (Caquetá), en el sur del país.

Cierre de frontera y toque de queda

La ministra del Interior anunció que el presidente firmará un decreto donde se faculta a las autoridades locales para que ordenen toques de queda "cuando las circunstancias lo ameriten", tras una evaluación previa entre autoridades territoriales, las fuerzas militares y la Policía.

Esta medida puede venir acompañada de prohibición de porte de armas y de consumo de alcohol.

De igual manera, el Ejecutivo de Iván Duque anunció el martes el cierre temporal de sus pasos fronterizos, por tierra y agua, con Ecuador, Venezuela, Brasil y Perú. 

"Intimidación y persuasión"

El movimiento social Congreso de los Pueblos, que ha promovido el paro, ha alertado en un comunicado que el Gobierno ha implementado medidas "para amedrentar, perseguir y sabotear" las actividades de este jueves.

Han pedido que "cese el tratamiento de guerra a la protesta social". Asimismo, han asegurado que el "uso de la fuerza militar" es una "estrategia de desarticulación" que busca la "intimidación y persuasión de los manifestantes" y "abre la posibilidad de una incursión militar en los centros urbanos".

Ante esta situación, han pedido el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo.

¿Cuáles son las razones del paro?

Las razones para sumarse a esta jornada de paro y protesta son las mismas de las manifestaciones recientes: rechazo al "paquetazo" de Duque, denominado así por los convocantes, que han señalado que el Ejecutivo prevé realizar una serie de reformas laborales, pensionales y tributarias que apuntarían hacia el desmejoramiento de las condiciones de los trabajadores y jubilados y a la privatización del Estado.

Estudiantes protestan en contra de la corrupción, en Bogotá, Colombia, el 27 de septiembre 2019. Luisa Gonzalez / Reuters

Además se suman las demandas de sectores estudiantiles, sindicales y sociales que han sido incumplidas, según los manifestantes, y se denuncian las acciones policiales en contra de la protesta.

Por su parte, el partido FARC llama a manifestarse en contra del bombardeo donde murieron por lo menos ocho niños en el Caquetá, los asesinatos en este año de 52 indígenas en el departamento del Cauca, de 155 líderes sociales y de más de 50 exguerrilleros desmovilizados.

El exhorto también se hace para solicitarle al Gobierno mayor rapidez en la implementación de los acuerdos de paz establecidos entre el Estado y las extintas FARC.

Desmentidos de Duque

Días antes de la protesta, el 17 de noviembre, el presidente colombiano estrenó el programa televisivo 'Contacto con Duque', de corte similar al 'Aló, Presidente' (conducido por el fallecido presidente Hugo Chávez) y 'En Contacto con Maduro', (que dirigía el mandatario venezolano). En su primer programa, desmintió los señalamientos en su contra. 

Además, en los últimos días ha reiterado que no iba a aumentar la edad para pensionarse y que el Gobierno no había presentado ningún proyecto de reforma laboral ni pensional. 

También afirmó que su Administración objetará el artículo 44 del Presupuesto General del país que contemplaba que las "universidades públicas del país pagarían las sentencias o fallos proferidos en contra de la Nación con los recursos asignados por parte de esta".

Presidente de Colombia, Iván Duque. Facebook / Iván Duque

Por otro lado, Duque anunció que impulsará un proyecto de reducción del porcentaje de cotización de las pensiones, que rechaza la propuesta de pagarles a los jóvenes un salario por debajo del mínimo y que no se considera aumentar la edad para obtener una pensión.

"Toda propuesta será discutida en la Mesa de Concertación Laboral, de la que hacen parte las centrales obreras y el sector privado", ratificó.

Si bien el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) ha arrojado que en el tercer trimestre de 2019, el Producto Interno Bruto creció un 3,3% (con respecto al mismo periodo de 2018) y la tasa de desempleo en 13 ciudades y áreas metropolitanas fue 10,1% en septiembre, lo que implica una disminución de cuatro puntos porcentuales comparándolo con el año anterior, Colombia siendo el país más desigual de América Latina.

¿Cómo llegaron este punto?

Los primeros pasos para llegar a este día se dieron a finales de septiembre cuando los universitarios protestaron en Bogotá, y posteriormente en otras ciudades, en rechazo al destape de un millonario caso de corrupción en la capitalina Universidad Distrital José Caldas en el que se vieron involucradas autoridades de esa casa de estudios. Frente a estas manifestaciones, los estudiantes denunciaron la represión del Escuadrón Móvil Antidisturbios, que incluso ingresó a uno de los recintos universitarios y causó afectaciones por gases lacrimógenos en un hospital.

Ya en octubre, colectivos estudiantiles realizaron una movilización nacional en rechazo a la corrupción, la represión de los antimotines y en reclamo del "cumplimiento integral" de los acuerdos firmados con el Gobierno a finales del año pasado.

Los detractores de estas movilizaciones, entre los que se encuentra la propia vicepresidenta, han señalado sin pruebas a Caracas, de infiltrar las manifestaciones con fines vandálicos y desestabilizadores. "Algunos quieren sembrar caos, desorden y destrucción, dañando las maravillosas posibilidades que tiene nuestro país", afirmó la política.

Mientras tanto, los llamados de unirse el paro se han incrementado, ante la aprehensión que ha mostrado el Gobierno ante la protesta, en momentos en los que la región se ha visto sacudida por manifestaciones en rechazo de las políticas económicas alentadas por sus gobernantes.

Nathali Gómez

Testimonio de embajador en la UE, coloca a Trump ante la destitución


La Jornada  -  David Brooks, corresponsal | miércoles, 20 nov 2019 19:49

Gordon Sondland, embajador de Estados Unidos en la Unión Europea. Foto Ap

Nueva York. Las declaraciones explosivas de un embajador nombrado por Donald Trump seguramente llevarán a que su jefe sea acusado formalmente por la cámara baja del Congreso de cargos que ameritan su destitución. Su testimonio contradijo la defensa de la Casa Blanca cuando afirmó que hubo un "quid pro quo" con el gobierno de Ucrania bajo órdenes del presidente y con el conocimiento de casi todo el gabinete. 

Gordon Sondland, el hombre que básicamente compró su puesto como embajador a la Unión Europea como aparente premio por su donación de un millón de dólares para la toma de posesión del presidente Trump, implicó directamente al ocupante de la Casa Blanca en el intento para sobornar a un gobierno extranjero.

El esfuerzo de presionar al gobierno ucraniano fue bajo la “dirección expresa” de Trump, afirmó Sondland, subrayando que “seguimos las órdenes del presidente”.

Indicó que fue Rudy Giuliani, el abogado personal de Trump, el designado por el presidente para promover el esfuerzo para dejar en claro al presidente Volodymyr Zelensky que una visita a la Casa Blanca estaba condicionada a cambio de un anuncio oficial de una investigación que dañaría a contrincantes demócratas del Trump en la próxima elección de 2020. “¿Hubo un quid pro quo?…. la respuesta es sí”.

“Giuliani demandó que Ucrania hiciera una declaración pública anunciando las investigaciones sobre la elección 2016/servidor del DNC y Burisma. El señor Giuliani estaba expresando los deseos del presidente de Estados Unidos, y sabíamos que estas investigaciones eran importantes para el presidente”. El hijo de Joe Biden, precandidato presidencial demócrata, estaba en la junta directiva de la empresa de gas Burisma y la referencia al “DNC” es que los republicanos siguen promoviendo una teoría de conspiración ampliamente descartada de que hubo asistencia ucraniana para los demócratas en la elección estadunidense de 2016.

Agregó que “suponía” que el congelamiento de asistencia militar estadunidense a Kiev era parte de esta misma presión, y que posteriormente quedó “abundantemente claro a todos que había un vínculo”.

Sondland no sólo implicó al presidente, sino al secretario de Estado Mike Pompeo, el vicepresidente Mike Pence, el secretario de Energía Rick Perry y el jefe del gabinete interino Mick Mulvaney. “Todos estaban en el circuito. No fue secreto”.

Los republicanos, visiblemente sacudidos por las declaraciones, buscaron cuestionar la credibilidad de las afirmaciones de Sondland ya que nunca confirmó que Trump había dado órdenes expresas para el famoso quid pro quo y, por primera vez, parecieron distanciarse un poco de Giuliani. Argumentaron que no podía haber existido tal condicionamiento porque los ucranianos no estaban enterados de que se había congelado la asistencia militar para ellos.

Pero poco después, en una segunda sesión ante el mismo comité, la subsecretaria asistente de Defensa Laura Cooper reveló nueva información indicando que los ucranianos sí estaban enterados desde por lo menos el mismo día que se produjo la llamada entre Trump y Zelensky del 25 de julio -la cual detonó este proceso de impeachment- que no estaba llegando la asistencia aprobada. Eso daña el argumento de Trump y sus aliados de que nunca existió ningún condicionamiento en la relación bilateral. De hecho, ese mismo 25 de julio, la Casa Blanca argumentaba que los ucranianos no estaban enterados sobre la asistencia hasta mucho después de esa llamada.

El representante demócrata Adam Schiff, quien preside del Comité de Inteligencia, respondió que sí se le entregó la asistencia militar a los ucranianos pero sólo después de que el Congreso anunció que estaba investigando este asunto.

Trump, al salir de la Casa Blanca para viajar a Texas, y sin responder a preguntas de periodistas leyó de sus apuntes con plumón (fotógrafos capturaron frases incluyendo “no quiero un quid pro quo”) afirmando “que no lo conozco muy bien (a Sondland). No he hablado mucho con él… Parece ser un buen tipo”. A principios de octubre, en un tuit, Trump elogió a su embajador como “un hombre muy bueno y un gran estadunidense”.

Analistas enfatizaron que las declaraciones de hoy casi garantizan que los demócratas en la cámara baja formulen los cargos que ameritan la destitución del presidente -o sea, su impeachment. Pero los republicanos, quienes controlan el Senado donde se realizaría el juicio político aún no muestran indicios de estar dispuestos a abandonar a Trump, y por lo tanto se espera que será exonerado al final.

Aunque eso dependerá en gran parte de la opinión pública. A pesar de tantas declaraciones “explosivas” nutriendo las graves acusaciones contra Trump -y que probablemente hubieran marcado el fin de otros mandatarios- aún no se sabe qué tanto le importa todo esto a la ciudadanía en esta era de la política como “reality show”.