miércoles, 27 de noviembre de 2019

Noam Chomsky: «Cuatro años más de Trump pueden significar el final de gran parte de la vida en la Tierra»


SPANISH REVOLUTION  -   Xan Pereira Castro  -  noviembre 22, 2019

El lingüista, filósofo y politólogo da una primera visión de las elecciones en EE.UU. en 2020.

A medida que se acelera la carrera electoral de 2020, empieza a mostrarse el miedo a otros cuatro años de Donald Trump. Para discutir lo que está realmente en juego en las elecciones presidenciales de 2020, CJ Polychroniou de Truthout entrevistó a Noam Chomsky, el principal intelectual público del mundo y fundador de la lingüística moderna. 

«Me parece psicológicamente imposible discutir las elecciones de 2020 sin enfatizar, lo más fuertemente posible, lo que está en juego: la supervivencia, nada menos», indicó Chomsky, quién continuó: «Cuatro años más de Trump pueden significar el final de gran parte de la vida en la Tierra, incluida la sociedad humana organizada en cualquier forma reconocible. Palabras fuertes, pero no lo suficientemente fuertes», ha señalado Chomsky para comenzar la entrevista.

«Quisiera repetir las palabras de Raymond Pierrehumbert, autor principal del sorprendente informe del [Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático] de octubre de 2018, ya que fue reemplazado por advertencias aún más graves: ‘Con respecto a la crisis climática, sí, es hora de pánico. Estamos en serios problemas’. Estos deberían ser los términos definitorios de las elecciones de 2020», advierte el lingüista.

Chomsky también tiró de ironía en la entrevista, señalando que, de una forma u otra, Trump es una amenaza para el planeta: «Para ser justos, debemos agregar que Trump también está buscando formas de evitar la amenaza ambiental: destruirnos primero con la guerra nuclear. Esa es la lógica simple de su demolición del Tratado Reagan-Gorbachev [Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio] seguido inmediatamente por la prueba de misiles que lo violan; la amenaza de desmantelar el Tratado de Cielos Abiertos (iniciado por Eisenhower), y finalmente, Nuevo COMIENZO».

«Estos golpes finales al régimen de control de armas constituyen, muy simplemente, un llamado a otras naciones para que se unan a nosotros en la creación de armas nuevas y aún más horrendas para destruirnos a todos, ante el aplauso desenfrenado de los fabricantes de armas», señala Chomsky

«Esas son las consecuencias altamente probables de más de Trump y la fiesta que se arrastra a sus pies, aterrorizados por su base de adoración. Proporcionan los antecedentes esenciales para las elecciones de 2020», sentencia el afamado pensador.

López Obrador responde a Trump sobre designar a narcos como terroristas: "Cooperación sí, intervencionismo no"


RT   -    27 nov 2019 14:10 GMT

De manera escueta, el mandatario mexicano informó que será el canciller Marcelo Ebrard quien fije una postura sobre este tema.



El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó el intervencionismo extranjero, luego de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, revelase que lleva tres meses trabajando en una iniciativa de ley para designar a narcotraficantes mexicanos como terroristas, lo que compromete la soberanía de México.

"En mi caso no quiero polemizar este día, ni mañana. Solo decir: cooperación sí, intervencionismo no. Y ahí lo dejamos", señaló López Obrador. "No a la confrontación política", agregó.

El mandatario mexicano explicó que no quiere emitir un posicionamiento más amplio debido a que en estos días se celebra el Día de Acción de Gracias en EE.UU. y prefiere no polemizar sobre el tema.

"El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, tiene instrucciones de atender este asunto y seguramente les va a informar el día de hoy o mañana", dijo el presidente mexicano. "No hay nada qué temer", añadió.

El canciller Marcelo Ebrard informó que ya entabló contacto con el Gobierno estadounidense para abordar el tema.

"Ya en comunicación con el gobierno de EE.UU. Haremos diplomacia de unidad nacional para defender soberanía y decisiones propias. Saldremos adelante. Les informo avances", señaló en redes.

Horas antes, Ebrard publicó un mensaje en Twitter en el que expresó: "México no admitirá nunca acción alguna que signifique violación a su soberanía nacional. Actuaremos con firmeza. Ya he transmitido la postura a EE.UU. así como nuestra resolución de hacer frente a la delincuencia trasnacional. Respeto mutuo es la base de la cooperación".

Las declaraciones de Trump

Trump declaró el martes que EE.UU. considerará terroristas a los cárteles del narco mexicanos por su papel en el tráfico de drogas y de personas, lo que, de acuerdo a su visión, pone en riesgo la seguridad nacional estadounidense.

En una entrevista con Bill O'Reilly, expresentador de Fox News, el mandatario estadounidense indicó que lleva trabajando "los últimos 90 días" en el proceso de denominar terrorista a una entidad, proceso que —dijo— "no es tan fácil". "Tienes que pasar por un proceso, y estamos bien en ese proceso", aseveró Trump.

"Mire, estamos perdiendo 100.000 personas al año por lo que está sucediendo y lo que viene a través de México", agregó el presidente, refiriéndose a las muertes relacionadas con el tráfico de drogas.
En conformidad con las leyes estadounidenses, una vez que un grupo es designado como organización terrorista, esto convierte en delincuentes a los individuos que se encuentren en EE.UU. o estén sujetos a su jurisdicción y que le presten fondos u otro apoyo material.

De este modo, designar como terroristas a narcotraficantes mexicanos facultaría legalmente a EE.UU., según sus propias leyes, para intervenir de manera directa en territorio mexicano con el fin de erradicar a los cárteles de la droga.

Tras la masacre de las familias mormonas LeBarón y Langford, a principios de noviembre, congresistas estadounidenses pidieron intervenir con agentes armados en territorio mexicano, luego de que el presidente Trump ofreciera apoyo militar al presidente López Obrador para erradicar a los cárteles de la droga.

Un ofrecimiento que fue rechazado por el Gobierno mexicano, a pesar de que se permitió a agentes del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI) ingresar a México para coadyuvar en las investigaciones para resolver el asesinato de tres mujeres y seis niños que contaban con doble nacionalidad, mexicana y estadounidense.

Gobierno de Chile admite violaciones y anuncia cambios en Carabineros


Por Rafael Calcines Armas


Santiago de Chile, 27 nov (Prensa Latina) Tras 40 días de fuerte represión policial a manifestantes y más de 11 mil 500 heridos, el gobierno de Chile admitió a regañadientes la violación de derechos humanos y consideró necesaria una 'reforma' de Carabineros.

Desde que comenzó la revuelta social el 18 de octubre último, organismos nacionales de derechos humanos, personalidades internacionales como la premio Nobel Rigoberta Menchú, académicos, políticos y el clamor popular, denunciaron esas violaciones a las cuales el gobierno respondió con evasivas de que algo así estuviera ocurriendo.

Pero finalmente no quedó al parecer otra alternativa que admitir lo evidente, luego que la organización Human Rights Watch, invitada por el propio presidente Sebastián Piñera, emitiera un apabullante informe dando cuenta de 'graves violaciones' a los derechos humanos.

La subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, tratando de endulzar la píldora, dijo que el gobierno recibió 'con dolor' los datos sobre graves vulneraciones a los derechos de las personas, 'incluyendo denuncias de abusos, malos tratos y violencia sexual'.

Asimismo expresó que seguirán revisando las recomendaciones hechas por los observadores internacionales y señaló como medida concreta la instrucción dada al director de Carabineros, general Mario Rozas, para revisar las actuaciones que se alejen de lo establecido y que significan cuestionamientos y denuncias.

Para ello, el general Rozas deberá presentar una serie de propuestas en el plazo de una semana, mientras que el Ministerio del Interior creará un grupo para que con 'urgencia' proponga medidas de corto y mediano plazo para la agenda de modernización de Carabineros.

Por su parte, el ministro de Interior, Gonzalo Blumel, dijo una vez más que hay situaciones graves que podrían constituir violaciones de derechos humanos que tienen que ser investigadas, revisadas y sancionadas en el caso de ser ciertas'.

No obstante, admitió que 'hay muchísimas situaciones que vamos a tener que abordar con mucha fuerza en los próximos días'.

Pero la tendencia a minimizar la gravedad de las denuncias sobre la violencia desplegada por agentes del Estado, en especial Carabineros, sigue presente.

De ello dio cuenta la coronel Karina Soza, directora suplente de la Dirección de derechos Humanos de Carabineros, quien en una declaración de esa institución señaló 'que se pueden haber cometido errores, que son materia de investigación'. Desde sectores políticos y el movimiento social, el reclamo, en cambio, va más allá de 'reformar' el cuerpo de Carabineros y se exige justicia y reparación a las víctimas.

Entre otras muchas voces, la diputada Karol Cariola, del Partido Comunista, consideró que el presidente Sebastián Piñera debería pedirle la renuncia a Rozas inmediatamente.

Pero advirtió que hay medidas del mandatario que van en la dirección contraria, como la de presentar al congreso un proyecto de ley para permitir que el ejército 'colabore' con el personal de carabineros en la custodia de instalaciones estratégicas. Sin embargo, no solo Rozas está en la mira, sino también el mandatario, porque todas las denuncias sobre violaciones refuerzan directamente la acusación constitucional que analiza una comisión de la Cámara de diputados contra Piñera, precisamente como máximo responsable de la represión desatada desde el 18 de octubre.

rgh/rc

Jeanine Añez, ¿por qué odia a los indígenas?


Ollantay Itzamná

La autoproclamada gobernante inconstitucional de Bolivia, Jeanine Añez, por su apellido aparenta ser descendiente del Escudo Añez de Sevilla, España. Y por su primer nombre, de alguna comunidad francófona o anglófona. Pero, sus facciones físicas (frente y pómulos pronunciados, nariz semiaguileña, labios diminutos y gruesos cabellos) la delatan como una aborigen andina boliviana, muy a pesar de su cabello teñido.

En las repúblicas criollas fue (y aún lo es) muy común la castellanización (o traducción) de los apellidos indígenas para ser “permitidos” como ciudadanos en los estados etnofágicos.

Así, por ejemplo, los Mamani (que en aymara significa águila) se inscribían en el Registro Civil como Aguilar, Halcón, etc. Los Qhespi eran registrados como Quispe, Quisbert, etc.

En el caso de la boliviana autoproclamada, Jeanine Añez, su apellido inicialmente fue Añas (que en quechua significa zorrino), pero sus ancestros lo castellanizaron como Añez para evitar y/o mitigar la discriminación racial cotidiana, y así intentar legarle “ciudadanía”.

Con seguridad que los ancestros inmediatos de Jeanine migraron de la zona andina de Bolivia hacia el amazónico Departamento de Beni, en las olas migratorias internas promovidas por el Estado boliviano, durante el pasado siglo. Y, como toda migrante andina de segunda generación, Ella se asumió más camba (habitante del Oriente del país) que los mismos aborígenes del lugar.

¿De dónde proviene el racismo y fundamentalismo de Jeanine Añez?

Los diferentes mensajes racistas y fundamentalistas posteados en sus redes sociales contra los pueblos indígenas, la frialdad con la liberó de responsabilidades penales, mediante Decreto, a los militares y policías que masacraron bajo su mandato a más de 30 aymaras y quechuas en cuestión de horas, y la naturalidad con la que es capaz de discursear a sus víctimas sobre la “cultura de la no violencia”, en un país con calles impregnadas con aroma a sangre humana fresca, nos indica que Añez es una mujer racista deshabitada.

Ella padece una esquizofrenia cultural/identitario que hace que odie lo que es (indígena) y ame lo que no es (española), producto de su condición de mujer colonizada.

Odia su cuerpo indígena, intenta ocultar sus facciones indígenas en busca de ser “aceptada” como integrante de la “familia camba”, supuestamente descendiente de españoles. La identidad camba, en los hechos, se afianza en la negación violenta del “ser qholla” (andino). Las masacres contra pueblos indígenas, en buena medida, son acciones afirmativas de la “identidad camba”. Añez para demostrar que no es Añas tuvo de realizar acciones afirmativas como Añez.

Un aborigen oportunista, para llegar a ser “indio permitido” en el sistema colonial y/o republicano debía necesariamente traicionar/vender, sacrificar, a sus parientes. Sólo así gozaba del “beneficio de la duda” del patrón. Es decir, cuanto más muestras de odio y desprecio por los suyos expresaba un “indio asimilado”, más “aceptado y querido” se sentía por su patrón. Aunque éste jamás lo llegaba a aceptar o querer como parte de su gueto.

Jeanine Añez padece este síndrome de la mujer deshabitada. Sueña, se esfuerza, incluso masacra a su familia indígena, para demostrar que Ella no es indígena, pero jamás llegará a ser la sevillana o andaluz que sueña ser. Porque los cambas jamás la admitirán como tal, ni sus facciones qhollas le permitirán ser camba.

Lo cierto es que la quincuagenaria Dictadora democristiana se hunde en la vorágine de la anomia existencial, consumida por el sentimiento de culpa de ser la Malinche de América Latina Plurinacional en pleno siglo XXI.


Ollantay Itzamná
Defensor latinoamericano de los Derechos de la Madre Tierra y Derechos Humanos
@JubenalQ

EU: Giuliani, ligado con multimillonario venezolano corrupto


La Jornada  -  David Brooks, corresponsal | 26 nov 2019 20:38 

La sonrisa de Rudy Giuliani podría cambiar en los próximos días. Foto Afp

Nueva York. El abogado personal del presidente Donald Trump, Rudy Giuliani, quien se encuentra al centro de la investigación que podría desembocar en un juicio político de su jefe, fue vinculado hoy no solo con socios ucranianos acusados de actos corruptos sino también con un multimillonario venezolano bajo investigación por lavado de dinero en Miami.

A la vez, el Comité Judicial de la cámara baja anunció que su primera audiencia pública sobre el proceso de evaluación de evidencia para formular cargos que ameritan la destitución del presidente, se llevará a cabo el 4 de diciembre.

El florero de corrupción alrededor de la Casa Blanca se amplió con revelaciones del Washington Post que cuando Giuliani viajó a Madrid, en agosto para encontrarse con un asesor del presidente ucraniano y presionar a ese gobierno a investigar a los demócratas para favorecer a Trump en las elecciones de 2020, también estaba haciendo una tarea para otro cliente, el multimillonario venezolano Alejandro Betancourt López, en cuya mansión en España se alojó (junto con sus socios ucranianos-estadunidenses quienes aparentemente estaban interesados en negocios en Venezuela).

El venezolano había contratado a Giuliani para ayudarlo ante una investigación en su contra del Departamento de Justicia por sospechas de lavado de dinero y soborno.

Mientras tanto, en la Casa Blanca, Trump bromeó sobre el proceso de su impeachment al participar en la rara tradición presidencial anual de perdonar la vida de un par de pavos antes del Día de Acción de Gracias que se festejara este jueves, y comentó que los pájaros ya habían sido convocados por el jefe del Comité de Inteligencia para testificar. Al igual que los pavos, Trump y sus estrategas y aliados siguen convencidos de que el Senado bajo control republicano le perdonó la vida en el caso de que, como se espera, enfrente un juicio político.

El Comité Judicial de la cámara baja se prepara para asumir la responsabilidad del proceso de impeachment, programando su primer audiencia donde expertos legales reconocidos se enfocarán en definir las bases constitucionales para la evaluación y formulación de cargos para un impeachment.

Ahí se evaluará si proceder a formular cargos que ameritan la destitución del presidente -conocidos como “artículos de impeachment”- que serán sujetos a la aprobación del pleno de la cámara baja y, si son aprobados, enviados al Senado para presentarse en el juicio político del presidente.

El presidente del Comité Judicial, el demócrata Jerrold Nadler, envió una carta a la Casa Blanca invitando al presidente y/o sus representantes a participar en la audiencias tal como fue establecido por las reglas aprobadas por la cámara baja.

Aunque Trump ha comentado que le gustaría testificar junto con varios integrantes de su gabinete, argumentó de nuevo hoy que no lo ha permitido por considerar el proceso como un ataque contra la presidencia misma, y que tiene que defender el puesto para futuros mandatarios.

Sin embargo, un juez federal acaba de desechar los argumentos de la Casa Blanca de que sus altos funcionarios gozan de una “inmunidad absoluta”, declarando en su fallo que “los presidentes no son reyes” al ordenar que el ex abogado de la Casa Blanca Don McGahn debe cumplir con la orden de comparecer ante el Congreso. Sin embargo, el Departamento de Justicia hoy ya apeló la decisión.

Por ahora, los demócratas están evaluando los cargos relacionados con el abuso de poder y obstrucción de la justicia para formular los cargos y someterlos a una votación ante el pleno de la cámara antes de la Navidad y con ello, si son aprobados, enviarlos al Senado para un probable juicio político a principios de enero.

La encuesta más reciente, de Reuters/Ipsos, difundida hoy registra que la opinión pública por 47 por ciento contra 40 favorece el impeachment de Trump.