domingo, 12 de enero de 2020

Las tropas de EE.UU. en Irak supieron del ataque iraní con dos horas y media de antelación


RT   -    12 ene 2020 13:55 GMT

Según los empleados de esta instalación militar, los militares se enteraron del peligro y lograron esconderse en búnkeres.

Bases aéreas iraquíes (Al Asad y Erbil) que albergan tropas estadounidenses. Google Map / RT

Los militares estadounidenses de la base aérea Al Asad, en Irak, supieron el pasado miércoles que Irán preparaba un ataque con misiles contra su posición y lograron esconderse en búnkeres dos horas y media antes de la ofensiva, según lo han explicado a CNN empleados de esta instalación militar.

Parte del personal fue evacuado de las bases por aire, mientras que otros militares que permanecieron en territorio de la base se refugiaron en búnkeres. Según el medio, lo único que los uniformados no sabían era de qué forma actuaría Teherán.

La madrugada del pasado 8 de enero, Irán lanzó 22 misiles balísticos de corto alcance contra dos bases aéreas iraquíes que albergan tropas estadounidenses, en respuesta al asesinato de general iraní Qassem Soleimani en un ataque con drones ocurrido días antes. Horas después, Trump ofreció un discurso en el que dijo que EE.UU. continuará ejerciendo "la máxima presión" sobre Irán.

El mismo día del ataque un funcionario estadounidense desde Bagdad destacó a Fox News que la inteligencia de EE.UU. supo de antemano que Irán atacaría sus bases en Irak tras interceptar conversaciones entre ambos países relativas a la ofensiva. Tras conocer cuándo tendría lugar el ataque, el servicio de inteligencia alertó a sus tropas, según el medio.

La situación en la región se volvió explosiva el pasado 2 de enero, después de que un ataque aéreo lanzado por el Pentágono en Bagdad acabara con la vida de 12 personas, entre ellas Qassem Soleimani y el líder de Kataib Hezbolá y de las Fuerzas de Movilización Popular, Abu Mahdi al Muhandis.

Un día después, el presidente iraní, Hasán Rohaní, declaró que "Irán y otros países que buscan la libertad en la región se vengarán". Cinco días después, el país persa lanzó misiles contra bases con tropas estadounidenses en Irak.

Daños sufridos por la base aérea Al Asad, en Irak, tras el ataque iraní con misiles, el 8 de enero de 2020. Planet / Reuters

Sanciones económicas adicionales

Washington respondió al ataque imponiendo sanciones económicas adicionales contra Irán. El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, aclaró después que las sanciones impuestas por Washington afectan a la industria, al sector textil, a la minería y otros ámbitos de la economía del país persa.

Por su parte, el enviado especial de Irán en la ONU, Majid Takht Ravanchi, calificó de "inconcebible" la llamada del presidente de EE.UU. Donald Trump a cooperar con el país persa después de anunciar nuevas sanciones contra Teherán.


Alerta de emergencia en Canadá por "incidente" en la central nuclear de Pickering


RT   -    12 ene 2020 12:54 GMT

El Gobierno de la provincia canadiense de Ontario aseguró que "no ha habido una liberación anormal de radioactividad desde la estación".

La central nuclear de Pickering en Ontario, Canadá. Flickr / ilker / CC BY 2.0

El Gobierno de la provincia canadiense de Ontario ha emitido este domingo una alerta de emergencia para la población que vive en un radio de 10 kilómetros en torno a la central nuclear de Pickering.

Usuarios de las redes sociales compartieron capturas de pantalla de sus teléfonos con el texto de advertencia recibida de la provincia Ontario, en el que se lee que la alerta se debió a un "incidente" reportado desde la planta, sin facilitar información más precisa.

No obstante, en los mensajes se asegura que "no ha habido una liberación anormal de radioactividad desde la estación" y que las personas que se encuentran en los alrededores de la planta "no necesitan tomar medidas de protección en este momento".

Los servicios de emergencia están respondiendo al incidente, añaden las autoridades.

Una hora después, la corporación Ontario Power Generation refutó esta información, alegando en su cuenta de Twitter que la alerta sobre la planta en Pickering ha sido emitida por error y que "no hay peligro para la población o el medio ambiente".

Más información, en breve.

Irán confirma la detención del embajador de Reino Unido y su posterior liberación tras ser identificado


RT   -    12 ene 2020 12:56 GMT

Según el viceministro de Relaciones Exteriores iraní, el hombre fue "detenido como extranjero desconocido en una reunión ilegal" y fue liberado 15 minutos después que su identidad fue confirmada.

El embajador de Reino Unido en Irán, Rob Macaire. Khalil Senosi / AP

El embajador de Reino Unido en Irán, Rob Macaire, fue detenido momentáneamente este sábado durante una manifestación en Teherán, siendo liberado "después de ser identificado", según ha destacado el viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Araghchi.

Según el viceministro, el hombre fue "detenido como extranjero desconocido en una reunión ilegal" y fue liberado 15 minutos después que su identidad fue confirmada.

Cientos de personas acudieron a las universidades de Irán este sábado para realizar vigilias y protestas, después de que Teherán admitiera haber derribado accidentalmente el avión ucraniano con 176 personas a bordo, muchas de los cuales eran estudiantes iraníes. La manifestación derivó en un mitin que exigía la renuncia y el enjuiciamiento de los responsables del desastre.

Por su parte, el Ministerio iraní de Asuntos Exteriores ha convocado este domingo a Macaire para abordar su participación en una manifestación ilegal. Al diplomático se le recordó que la presencia de embajadores extranjeros en reuniones ilegales no está en consonancia con sus responsabilidades como representante político de su país, reza el comunicado de la Cancillería iraní.

Reacción de Reino Unido

El secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, calificó la detención del diplomático británico de "violación flagrante del derecho internacional" e insistió en que Macaire fue arrestado sin ningún "motivo o explicación".

"El Gobierno iraní se encuentra en un momento de encrucijada. Puede continuar su marcha hacia el estatus de paria con todo el aislamiento político y económico que conlleva, o tomar medidas para reducir las tensiones y emprender un camino diplomático hacia adelante", reza el comunicado oficial de Raab.

Por su parte, EE.UU. ha instado a Irán a "disculparse formalmente ante Reino Unido" por violar los derechos del embajador británico con su arresto.

A Celia Sánchez: en el 40 aniversario de su salto a la inmortalidad


Por Giraldo Mazola

Este 11 de enero se cumplen 40 años de la desaparición física de Celia Sánchez Manduley, “la tía” como muchos decíamos cariñosamente cuando hablábamos de ella. Falleció cuando le faltaban cuatro meses para cumplir 60 años de edad. Nos abandonó tempranamente cuando la seguíamos necesitando, pero realmente no se fue.

 Muchos aseguran que, como las personas buenas no mueren, ella aparece entre las flores, los helechos arborescentes o las chinas pelonas de los arroyos de la Sierra.

Su recuerdo queda en las muchas obras que aún conservan su impronta, en la belleza de los detalles que sugería a arquitectos e ingenieros, que luego las hacían suyas. El Parque Lenin, la Casa de los Cosmonautas o el Palacio de las Convenciones, lo atestiguan.

Se le ha hecho un monumento en su natal provincia, bello por cierto, como si ella misma lo hubiera diseñado, se reproduce su foto en nuestros medios masivos, cuando se relata alguna actividad de Fidel, pero muchos de los que la conocimos le tenemos reservado un modesto monumento en nuestros corazones que nos la recuerda no solo en días como este, sino constantemente.

Cuando Batista hipócritamente edificaba el monumento al  Apóstol en la capital, ella con su padre, en el año y día de su centenario colocó en la cresta del pico Turquino un busto de Martí, que desde allí oteaba el horizonte como reclamando la conclusión de su obra, mancillada por el tirano. Pocos  de los guerrilleros que después combatieron allí o los miles de jóvenes que llegaban fatigados a su cima después de convertirse en Cinco Picos, conocían que ese monumento fue obra suya.

Ella no supo entonces que meses después, ese mismo año, en Santiago, un centenar de jóvenes iniciarían el intento de reivindicarlo, inmolándose en el cuartel Moncada. Tampoco imaginó que volvería a aquella cúspide acompañando al líder de los moncadistas, vestida de verde olivo, como primera guerrillera con un fusil colgado en su tierno hombro de mujer.

Con el humanismo que heredó de su padre y la sensibilidad de la madre, organizó con los nombres de Norma, Aly, Carmen, Liliana o Caridad, la base de apoyo del incipiente movimiento guerrillero, creciendo ella misma con el vigor incontenible de esa fuerza y convirtiéndose en la sencilla e insustituible Celia, con cuyo nombre la ha eternizado nuestro pueblo. Armando Hart afirmó en su oración fúnebre que “será imposible escribir la historia de Fidel Castro sin reflejar a la vez la vida de Celia.”

Después de la victoria de enero de 1959 prosiguió, con idéntica sencillez y sensibilidad, alejada de publicidad y ostentaciones, su trabajo de apoyo a toda la obra generada por Fidel.

Tuvo tiempo para recopilar una detallada documentación de la lucha revolucionaria, que sentó cátedra y promovió seguidores y que ha enriquecido preservándola la historia de la Revolución Cubana.

Con su flor predilecta, la mariposa, adornando a veces su cabello o entre los dedos, como mujer delicada y tierna que era, estaba atenta y alerta a todo.

Como dijera su colaboradora Nelsy Babiel, “Celia estaba en todo y no aparecía en nada; evadía las entrevistas para evitar que se resaltara su obra. Su maternal preocupación por cada compañero, por cada familia campesina, en los días de la lucha guerrillera, se extendió, tras la victoria, a su pueblo. Todos confiaban en ella y ninguno fue defraudado.”

Tuve el privilegio de verla con frecuencia cuando me designaron en 1960 al frente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, ICAP, que cumplirá en este 2020 sus sesenta años.

En la base de ese organismo está su mano delicada, su sugerencia oportuna, su alerta temprana y su pupila protectora. Sigue inspirándolo con su ejemplo.

El Comandante en Jefe, en la primera década visitaba con frecuencia el ICAP, me hacía acompañarlo a un hotel o residencia a ver un dirigente extranjero o una delegación. También se presentaba de improviso en el recorrido que hacían esos visitantes por alguna obra de la revolución para conversar con ellos. En esas ocasiones “chequeaba” mi trabajo, reiteraba lo que esperaba lograr del ICAP, me daba indicaciones, me hacía críticas o atendía solicitudes que le hacía, así, sobre la marcha.

Celia era la persona que con dulce pero firme trato venía después a controlar el cumplimiento de lo que me hubiera indicado o a comunicarme la solución que Fidel orientaba sobre algún asunto que le hubiese planteado. Siempre, sin falta, me daba sugerencias y consejos. La asocio, pues, al nacimiento y desarrollo de esa institución.

De esos recuerdos no olvido que la primera vez que fue al ICAP me dijo Usted delante de todos. Hasta ese momento nadie me había llamado de ese modo. Yo la traté de tú, no por falta de educación sino porque inspiraba confianza y ella, imperturbable, persistía en el trato de Usted que mantuvo siempre después.

Cuando se retiró me quedé pensando y lo que me vino a la mente fue que por alguna razón quería establecer una barrera y la causa pueril que imaginé era que no le caía bien por algún motivo.

Muchos años después, cuando estaba de embajador en Argelia, la visité en la calle Once donde residía modestamente, pues se había empeñado, con esa preocupación constante por todos, en que continuara mis estudios universitarios interrumpidos por la lucha clandestina y me había matriculado, sin yo saberlo, en el curso que ella inició en la Escuela Superior del Partido Ñico López, enviándome por la valija las notas mecanografiadas de las clases a las que ella asistía. Ante mis argumentos de la complejidad de estudiar de ese modo me retaba, con su ejemplo, siguiendo el curso, a pesar de ser abogado y  tener obviamente mayores complicaciones que yo.

Le recordé aquella ocasión en que me había dicho Usted por primera vez y las tonterías que pensé entonces. Se rio mucho y me explicó la influencia de su padre en la formación de esa forma de tratar a las personas a las que se les debía evidenciar respeto.

Cuando le dije que en esa época yo era un joven inexperto y no un personaje importante, me respondió que en efecto era muy joven, pero que estaba investido por la Revolución de una autoridad que era necesario reforzar y eso hacía. Me dio otra lección esa vez de que sus acciones siempre tenían un objetivo.

Cuando me gradué por fin de Licenciado en Ciencias Sociales ya había fallecido; no pude agradecerle su estímulo para lograrlo o volver a escuchar que me tratara de Usted, pero una mañana soleada fui al cementerio con un ramo de mariposas y mi título, y conversé allí a solas con ella.

Este 11 de enero iré de nuevo al cementerio con mariposas o sin ellas si no las encuentro, a lo que he convertido en mi anual conversación con ella a solas.

La Habana, 11 de enero de 2020