viernes, 24 de enero de 2020

Pentágono: 34 militares de EE.UU. presentan lesiones cerebrales causadas por el ataque de Irán contra sus bases


RT    -    24 ene 2020 20:32 GMT

La mitad de los afectados ya se ha reincorporado al servicio activo, mientras que la otra mitad todavía está recibiendo tratamiento en Alemania y EE.UU.


Un total de 34 efectivos de las Fuerzas Armadas de EE.UU. sufrieron "lesiones cerebrales traumáticas" a consecuencia del ataque con misiles lanzado a primeros de mes por Irán contra las tropas estadounidenses, declaró este viernes el Departamento de Defensa de EE.UU.

"34 efectivos en total han sido diagnosticados con conmociones cerebrales y lesiones cerebrales traumáticas", indicó ante los periodistas el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman.

En una rueda de prensa celebrada en el Pentágono este viernes, el alto funcionario norteamericano precisó que 17 de los militares afectados habían sido hospitalizados en Alemania, pero que luego 8 de ellos fueron trasladados a EE.UU. para recibir tratamiento. Otros nueve efectivos todavía están siendo "evaluados y tratados" en el país europeo.

Los demás 17 soldados ya se han incorporado al servicio activo en Irak. Uno de ellos había sido evacuado a Kuwait, mientras que otros 16 habían recibido ayuda médica en Irak, detalló Hoffman.

La madrugada del pasado 8 de enero, Irán bombardeó las bases aéreas iraquíes que albergan tropas de EE.UU. en respuesta a la muerte de su general mayor, Qassem Soleimani, asesinado días antes en un ataque estadounidense con drones. 

Más información, en breve.

Venezuela se limita a manifestar "respeto" por negativa de Sánchez a reunirse con Guaidó


© Sputnik / Mikhail Turgiev

SPUTNIK    -     17:13 GMT 24.01.2020

MADRID (Sputnik) — El Gobierno de Venezuela elude emitir valoraciones sobre la decisión del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de no reunirse con el diputado opositor venezolano Juan Guaidó durante su paso por Madrid, una negativa que desde Caracas es vista con el mismo "respeto" que cualquier otra decisión del Ejecutivo español.

"Yo no me meto para nada en los asuntos de política interna de España, país al que queremos y respetamos muchísimo", señala en una entrevista con Sputnik el Ministro para el Turismo y Comercio Exterior de Venezuela, Félix Plasencia.

En las últimas horas, la negativa de Pedro Sánchez a reunirse con Guaidó despertó una gran polémica en España, país que le reconoció como presidente encargado de Venezuela tras su autoproclamación el pasado mes de enero.

Pese a reconocer a Guaidó como presidente encargado, Sánchez evitará el encuentro con el líder opositor y se desplazará durante la jornada del 25 de enero al litoral mediterráneo para visitar las zonas afectadas por el paso del temporal Gloria, que en la última semana causó 13 muertos en España.

Sánchez delegará la tarea de recibir al político venezolano en su nueva canciller, Arancha González Laya, que en las últimas horas insistió en que España mantiene el reconocimiento a Guaidó como presidente encargado incluso después de que el izquierdista Pablo Iglesias, uno de los cuatro vicepresidentes del Gobierno español, se refiera a él como un mero "líder opositor".

En su conversación con esta agencia, mantenida en el marco de la Feria Internacional de Turismo-FITUR, Félix Plasencia eludió pronunciarse sobre toda esta polémica y se limitó a expresar que Venezuela respeta las decisiones del Gobierno español.

"Yo no tengo que hacer ninguna declaración y ningún comentario en torno a asuntos de la política interna de España porque yo represento a un Gobierno soberano que respeta el derecho de otro país a tener su debate y su dinámica política como mejor le parezca", afirmó.

El integrante del Gobierno venezolano insistió en que tanto España como Venezuela son países que viven "en democracia", por lo que sus mandatarios están perfectamente legitimados para desplegar las acciones diplomáticas que consideren oportunas.

No obstante, Plasencia aprovechó la ocasión para criticar la visita de Juan Guaidó y su gira europea, asegurando que se trata de un "show mediático" para "incitar al injerencismo extranjero" en Venezuela.

Pese a evitar pronunciarse sobre la actuación del Gobierno español, Plasencia sí se mostró muy crítico con los partidos de la derecha española, que preparan un gran recibimiento para Guaidó.

El líder del conservador Partido Popular, Pablo Casado, acompañará este 25 de enero a Guaidó en un mitin convocado por la oposición venezolana en el centro de Madrid.

Además, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (también del Partido Popular) entregará al líder opositor las Llaves de Oro de la cuidad.

En las últimas horas distintas voces del Partido Popular criticaron con dureza la negativa de Sánchez a recibir a Guaidó, asegurando que ello le convierte en cómplice de lo que consideran una "atroz dictadura" liderada por Nicolás Maduro.

"Pedimos a esos políticos que no utilicen el discurso irresponsable de algunos sectores, que no se hagan eco de esa posición disociada de Venezuela que no es la mayoría, que es un segmento aislado", respondió Plasencia.

El ministro de Maduro instó a la derecha española a no hablar del Gobierno venezolano "de manera irrespetuosa" porque Caracas "es respetuosa con España", con quien desea tener "la mejor relación posible".

Rodrigo Duterte: "Me gustaría abrir nuevos frentes con Rusia y China, ellos respetan la soberanía del país, algo que EE.UU. no hace"


RT    -     24 ene 2020 15:03 GMT

"Trump es una gran persona, y no creo que realmente quiera desatar una guerra", afirma el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, en 'Entrevista', de RT. ¿Qué pueden ofrecerle Rusia y China a su país que EE.UU. no puede? ¿Por qué para él Donald Trump es mejor que Barack Obama? ¿Cuánto tiempo pasará hasta que los filipinos dejen de emigrar en busca de trabajo? ¿Por qué le apoyan a pesar de que su guerra contra las drogas ha dividido al mundo?

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, asevera que se inclina por mantener buenas relaciones con Rusia y China porque estos países respetan la soberanía de los demás. "EE.UU. nos sigue viendo como un Estado vasallo, ya que estuvimos bajo su control durante 50 años", dijo el mandatario. Washington "no respeta la soberanía de los gobiernos" extranjeros y "rehúso adaptarme a la política exterior estadounidense", subrayó.

En cuanto a la disputa territorial por las islas Spratly en el mar de la China Meridional entre Pekín y varias naciones de la región, incluida Filipinas, Duterte manifestó que a diferencia de los demás países involucrados en esa puja prefiere mantener "relaciones amistosas" y "fomentar el comercio" con China.

"No puedo hacer sonar los tambores de guerra, no podemos permitírnoslo. Esto aniquilaría Filipinas. (…) Sería una imprudencia si enviara, como Vietnam, pequeños barcos sólo para acabar con la nariz rota al final del día", dijo. Argumentó que en la actualidad "hay muchísimos barcos estadounidenses" en aguas filipinas, y en caso de que Manila adopte una postura agresiva contra Pekín, la situación podría ser aprovechada por EE.UU. "bajo el pretexto" de defender Filipinas, con lo "podríamos perder el control" y "una guerra con China ahora no nos sirve".

"Los mataré. No hay dudas sobre eso"

Sobre la guerra contra las drogas que el Gobierno de Duterte lleva adelante desde 2016, y que según diferentes informes ha dejado ya más de 12.000 muertos, el entrevistado no dudó en declarar que mataría a un narcotraficante para evitar que destruya a la población con los estupefacientes. "Las drogas pueden destruir y controlar. Cualquier país puede ser destruido por su culpa. Y le he dicho a todos que si destruyen mi país, Filipinas, con drogas, los mataré. No hay dudas sobre eso", avisó.

Los métodos empleados por el líder filipino en la lucha contra las drogas han sido condenados por la comunidad internacional en reiteradas ocasiones. No obstante, el jefe de Estado asegura que las medidas adoptadas han ayudado a disminuir la criminalidad y drogadicción en su país, y que cuenta con el respaldo de la población.

Además, el presidente filipino aseguró que se rehúsa a adaptarse a la política exterior estadounidense y ha señalado que han aumentado los intercambios comerciales con China. "Me gustaría abrir frentes con Rusia", agregó Duterte.

Asimismo, el mandatario señaló que "EE.UU. nos sigue viendo como un estado vasallo, ya que estuvimos bajo su control durante 50 años", a diferencia de los gobiernos chino y ruso que "respetan la soberanía del país".

Los insultos a Obama

Duterte también comentó que ha recibido una invitación del Gobierno estadounidense para asistir a la cumbre EE.UU.– ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), que se celebrará en marzo próximo. Pero dijo que no asistirá a esa cumbre.

El mandatario filipino reveló que nunca ha estado en EE.UU. pese a que en una ocasión también fue invitado por el expresidente Barack Obama. "Una vez Obama me criticó en una conferencia de prensa y en cierto modo comprendí que también soy el líder de un país soberano. Debería haberme criticado en un lugar más apropiado. Debería haber llevado el caso a Naciones Unidas, en vez de criticar al presidente de otro Estado en una rueda de prensa, así que me enfadé y dije muchas cosas", recordó.

Trump "es muy buena persona"

En septiembre de 2016, Duterte llamó "hijo de puta" al expresidente estadounidense por cuestionar su política de lucha contra el narcotráfico, aunque dos años después pidió disculpas por sus palabras.

Según el entrevistado, Obama "era un líder que no tenía realmente visión de futuro" y el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, "es mejor" que su antecesor. Mencionó que "nunca" insultaría a Trump, a quien calificó como una "muy buena persona". "Solo [le fallan] las formas de hacer las cosas. Yo realmente no creo que quiera desatar una guerra. Quizás lo que quiere realmente es enseñarles [una lección] a algunos líderes", comentó.

IMPACTO DE TRUMP EN LA JUVENTUD DE EEUU


Por Manuel E. Yepe

Es fácil imaginar el formidable impacto negativo que la presidencia del energúmeno Donald Trump puede estar teniendo- sobre las juventudes de Estados Unidos.

Trump envía en cada acción, cada gesto y cada palabra de su comportamiento como primer mandatario de la nación que rige los destinos del mundo capitalista, señales de que ser racista, ser sexista, homofóbico o misógino es un mérito que equivale a una insignia honorífica.

Históricamente los presidentes ineptos son impugnados, entre otros defectos, por ser mentirosos, malcriados y groseros, que son precisamente los calificativos que más “adornan” la conducta cotidiana de Donald Trump.

Así lo destaca el nuevo libro titulado The Fixers, en el que se examina la  relación que existió entre Trump y Roy Cohn (1927-1986), abogado estadounidense quien fuera más conocido por haber sido consejero principal del senador Joseph McCarthy durante las audiencias del senado anticomunista que el Ejército y el propio senador McCarthy llevaron a cabo en los años de la década del 1950.

Fue Cohn quien orquestó las persecuciones macartistas contra presuntos comunistas que más tarde se hicieron extensivas a los  homosexuales.

Miles y miles de estadounidenses fueron sometidos investigaciones policiacas y legales. Sus vidas, familias y carreras fueron destruidas como resultado de ello.

Posteriormente, Cohn se convertiría en el abogado personal de Donald Trump, el actual presidente de la nación norteamericana.

Roy Cohn era públicamente homofóbico y fomentaba la persecución pública contra los homosexuales. Actualmente se sabe que él mismo era un hombre homosexual y murió en 1986 a la edad de 49 años por complicaciones relacionadas con el SIDA.

Trump se había “distanciado” de Cohn a partir de que éste se enfermó.

No obstante, el Presidente organizó en su honor "una cena  de despedida" en su lujoso club Mar-a-Lago poco antes de su muerte causada por el SIDA, según el libro antes mencionado.

El texto del libro afirma que Trump recordaría más tarde esa visita de Cohn cuando en 2016 dijo en son de broma a unos huéspedes en su club, que tuvo que hacer fumigar Mar-a-Lago después de la visita de ese hombre que se estaba muriendo de una enfermedad relacionada con el SIDA. "Tuve que gastar una fortuna para fumigar todos los platos y cubiertos de este local dijo entre bromas".

En un extracto del libro publicado en el Wall Street Journal, sus autores, Joe Palazzolo y Michael Rothfeld, escribieron que Cohn, como el primer fixer de Trump, "manipuló los medios de prensa y  el sistema legal para asegurar ventajas comerciales para el Sr. Trump. "Hizo pasar a su cliente por un desarrollador fabulosamente exitoso que transformó la colección de edificios de apartamentos de bajo costo de su padre en Brooklyn y Queens en un imperio de torres de condominios de lujo con sede en Manhattan.

Las opiniones de Trump sobre los medios de comunicación y las celebridades fueron moldeadas por Cohn y sus sucesores, personas en las que confió para proyectar una versión particular de sí mismo, que a menudo se parecía poco a la realidad.

"Sus carreras con el Sr. Trump arrojaron luz sobre su ascenso en la vida pública y su victoria en las elecciones presidenciales de 2016".

En el 2017, surgieron grabaciones de bromas del presidente Trump en las que se habla de que éste obligó a la Princesa Diana a hacerse la prueba del VIH antes de tener con ella relaciones sexuales. Trump hizo tan horribles comentarios poco después de la muerte de la Princesa Diana en 1997, en una entrevista radial con el atleta Howard Stern.

Cuando Cohn murió a causa del SIDA en 1986, su biografía era tan fascinante como despreciable. Su periplo vital lo asemejaba más a un villano de película que a un abogado real. Lo cual podría ser divertido si no fuera porque las consecuencias de sus peores actos todavía repercuten en el mundo.

Tras graduarse en la facultad de derecho con solo 20 años, Cohn se hizo de un nombre procesando a los esposos Ethel y Julius Rosenberg acusados de espionaje. Ya en ese caso dejó de lado la ética para asegurarse de que el matrimonio judío no solo fuera declarado culpable sino condenado a muerte y ejecutado, a pesar de que las pruebas eran claramente insuficientes para ello.

A lo largo de los años 50 se convirtió en la mano derecha de McCarthy durante la caza de brujas y en el abogado del jefe mafioso Anthony Salerno. Dos movimientos que le auparon en los círculos de poder –y corrupción- de Nueva York. Su figura era algo así como la de un puente entre los jefes del crimen organizado y los políticos y hombres de negocios que debían tratar con ellos.

Su falta de escrúpulos y sus maneras belicosas le convirtieron en un personaje notorio, que se rodeaba de las personas más prominentes del país: celebridades, magnates de la comunicación, los Reagan... y Donald Trump.

Los dos hombres unieron fuerzas por primera vez cuando Trump, por entonces un joven empresario de la construcción, fue demandado, junto a su padre, por negarse a alquilar sus apartamentos a inquilinos negros. En contra de la opinión inicial de Cohn, Trump llegó a un acuerdo con los demandantes, no sin antes contrademandar al Gobierno por 100 millones de dólares. Trump había aprendido una de las reglas de oro de Cohn: “nunca admitas que estás equivocado y nunca te disculpes”.

La Habana, 22 de enero de 2020

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

LA CONSTITUCIÓN Y EL JUICIO POLITICO


Jorge Gómez Barata

Muchas personas ignoran que la palabra “impeachment” no figura en la Constitución de los Estados Unidos. Tampoco en las traducciones al español se menciona la figura “Juicio político”. En tres ocasiones el texto constitucional adoptado en 1790 se refiere a “juicio de residencia” que, en español, entre otros significados tiene el de: “Pedir cuenta por un juez a quien ejerce o ha ejercido cargo público…”

La Constitución estadounidenses, en su Sección 3, establece: “…Tan solo el Senado podrá conocer de procedimientos de residencia…Si el residenciado fuera el Presidente, presidirá la sesión el Presidente del Tribunal Supremo…” La Sección 4, especifica que: “El presidente, el vicepresidente y todos los funcionarios civiles de los Estados Unidos serán destituidos de sus cargos mediante procedimiento de residencia, previa acusación de traición, cohecho u otros delitos graves y menos graves…”

La Constitución solo alude al presidente para especificar que, en su caso, el tribunal constituido por el Senado será presidido por el presidente de la Corte Suprema. En cuanto a lo demás el mandatario queda sujeto a las mismas disposiciones que el resto de los funcionarios. Y según se observa el “Juicio de residencia” podrá incoarse, no solo por delitos o faltas políticas, sino por otros delitos graves y menos graves…”

En los tres casos en que al presidente se le ha formado causa de “impeachment” o “juicio de residencia” Andrew Johnson (1868) y Donald Trump (2020) han sido enjuiciados por cargos políticos, en cambio Bill Clinton lo fue por motivos de faldas en el caso de Mónica Lewinsky y perjurio que no son hechos políticos. El presidente puede ser incluso enjuiciado por un “delito menos grave”.

Al leer las actas y otros análisis de la Convención Constituyente se observa que el enjuiciamiento del presidente fue objeto de debates para evitar que pudiera colocarse por encina de la ley o fuera un rehén de tribunales por causas menores. Así se estableció que solo podía enjuiciarlo el Senado, previa acusación de la Cámara de Representantes y solo en caso de conducta criminales, es decir delitos.

Esta precisión excluyó la posibilidad de que el presidente fuera enjuiciado por “mala administración” es decir por hacer mal su trabajo, en cuyo caso el mandatario estaría a merced del legislativo.

Quizás por eso Trump sostiene que: “No he hecho nada malo…”  porque mientras no lo haga no debería ser juzgado. En el caso que nos ocupa, la llamada al presidente ucraniano puede ser una torpeza política, un mal acto de gobierno, aunque no necesariamente un delito.

Según la mencionada Sección 3 de la Constitución: “…La sentencia en procedimientos de residencia no podrá exceder de la destitución del cargo e inhabilitación para obtener y desempeñar otro cargo de honor, de confianza o de retribución en el Gobierno de los Estados Unidos; pero el funcionario convicto quedará, no obstante, sujeto a ser acusado, juzgado, sentenciado y castigado con arreglo a derecho…”

Según están norma al ser juzgado el presidente Trump corre dos riesgos: (1) Ser encontrado culpable de alguno de los dos cargos por los cuales se le juzga en cuyo caso sería automáticamente destituido y (2), una vez que ya no sea presidente, ser detenido, juzgado e incluso condenado por otros delitos que puedan imputárseles en cuyo caso tendrían que ser ajenos a la función presidencial.

 Al respecto existe el precedente del presidente Gerald Ford que en 1974, en su primer acto de gobierno otorgó a Richard Nixon “perdón presidencial” por todos los asuntos asociados al escándalo Watergate, por lo cual fue tanto criticado como elogiado, incluso condecorado.

Hasta su muerte, Ford sostuvo “…Haber hecho lo correcto para Estados Unidos”.

La Habana, 23 de enero de 2020


....................................................................................................
El presente artículo fue publicado por el diario !Por esto!

Demócratas cerrarán fase de alegatos contra Trump en juicio político


Cubasí   -   PL   -   Viernes, 24 Enero 2020 08:22

Los siete congresistas demócratas designados como gerentes del juicio político del presidente Donald Trump concluirán hoy la presentación de su caso contra el mandatario.

Los siete congresistas demócratas designados como gerentes (fiscales) del juicio político del presidente Donald Trump concluirán hoy la presentación de su caso contra el mandatario, acusado de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Esta será la tercera jornada consecutiva en la que los miembros de la fuerza azul expondrán las pruebas recopiladas contra el gobernante, con el objetivo de tratar de convencer al Senado de mayoría republicana de remover a Trump de su cargo.

Las imputaciones aprobadas por la Cámara de Representantes contra el jefe de la Casa Blanca están relacionadas con los llamados que Trump realizó a Ucrania para que ese país abriera una pesquisa sobre las elecciones norteamericanas de 2016 y otra sobre el exvicemandatario y precandidato presidencial demócrata Joe Biden.

A partir del testimonio de testigos y de diversos documentos, los miembros de la fuerza azul sostienen que el presidente presionó a Kiev para que lanzara esas indagaciones con el fin de beneficiarse en los comicios de noviembre venidero, y no para luchar contra la corrupción allí, como han dicho él y sus partidarios.

La acusación formal contra Trump lo convirtió en el tercer presidente en la historia del país en enfrentar un juicio político en busca de su destitución, el cual comenzó formalmente el martes con la discusión y posterior aprobación de las reglas de este proceso.

Según lo acordado, se les dio a los fiscales un total de 24 horas, distribuidas en tres días (miércoles, jueves y viernes) para detallar la naturaleza de las acusaciones contra Trump y las evidencias que las sustentan.

Ayer, el congresista demócrata Jerry Nadler, uno de los fiscales, calificó de incorrecta, ilegal y peligrosa la conducta del mandatario republicano, y añadió que ningún otro presidente había usado su puesto para obligar a una nación extranjera a ayudarlo a hacer trampa en las elecciones.

Su colega Adam Schiff, en tanto, sostuvo que Trump traicionó los intereses del pueblo estadounidense cuando abusó de su autoridad como comandante en jefe para beneficiarse a sí mismo.

La evidencia es consistente. Establece claramente que a Trump no le importaba la corrupción, por el contrario, estaba persiguiendo un objetivo corrupto, afirmó sobre el interés del jefe de Estado en que Ucrania investigara a sus rivales políticos.

Pese a las maratónicas jornadas de alegatos, ninguno de los senadores republicanos ha dado señales de que podría romper con su partido y apoyar el caso de la fuerza azul contra el presidente.

El resultado casi seguro de este proceso será la absolución del gobernante, por lo que la principal apuesta de los demócratas quizás sea tratar de convencer al pueblo de que Trump sí tuvo una conducta inadecuada, para buscar una condena contra él en las urnas.

Luego de que los fiscales concluyan hoy la presentación de sus argumentos, el equipo legal del mandatario dispondrá igualmente de 24 horas en tres días para defender a Trump.

López Obrador: la Guardia Nacional de México no usó la fuerza contra migrantes


© AP Photo / Rebecca Blackwell

SPUTNIK    -    16:17 GMT 24.01.2020

CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Los agentes de la Guardia Nacional de México no utilizaron la fuerza y no hubo lesionados en la detención de unos 800 migrantes centroamericanos la tarde del 23 de enero, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Muy bien la Guardia Nacional, resistiendo, no utilizando la fuerza, nada más aguantando; yo no las he visto [las imágenes], pero realmente no se ha utilizado la fuerza, han hecho muy buen trabajo los de la Guardia Nacional", dijo el mandatario mexicano al responder a una pregunta sobre las escenas difundidas por cadenas de televisión y redes sociales sobre la contención de más de un millar de migrantes centroamericanos que intentaban ingresar al país.

El jefe de Estado se refirió a una operación de agentes migratorios de guardias nacionales en la que según el Instituto Nacional de Migración (INM) "fueron rescatadas 800 personas migrantes de origen centroamericano en el municipio de Frontera Hidalgo, luego de ingresar hoy de manera irregular por la zona fronteriza de Chiapas" con Guatemala.

"Es mínimo [el uso de la fuerza], no hemos tenido afortunadamente lesionados, se les ha dado refugio, atención médica, yo tengo información de que la Guardia Nacional ha actuado bien", subrayó el gobernante.

López Obrador relató pasajes del informe que recibió en la reunión matutina de este 24 de enero del gabinete de Seguridad Nacional sobre la situación en la frontera sur.

"Lo que se nos informó es de que no ha habido lesionados, no ha habido heridos, se ha resuelto bien el problema", insistió el presidente mexicano, quien agregó que hubo "muchos [migrantes] que fueron engañados, porque les dijeron que iban a pasar sin problema".

López Obrador confirmó que los centroamericanos que desde el fin de semana intentan transitar territorio mexicano para llegar a la frontera norte con EEUU, están siendo deportados a sus países.

"Es un regreso asistido, [son] más de mil migrantes, y se les ofreció refugio trabajo, todo", pero fueron por las personas que en su mayoría son jóvenes pero también familias con niños.
Señaló además que "es un movimiento también no espontáneo; claro que hay necesidad, pero hay una conducción política".

La operación fue condenada por las principales redes de defensores de derechos humanos del país.

El ministro español Ábalos reconoce encuentro informal con vicepresidenta venezolana


© REUTERS / Jon Nazca

SPUTNIK   -   14:07 GMT 24.01.2020

BARCELONA (Sputnik) — El ministro español de Transportes, José Luis Ábalos, reconoció un encuentro informal con la vicepresidenta venezolana vetada en la Unión Europea, Delcy Rodríguez, durante una escala de su vuelo en el aeropuerto de Madrid, una noticia que provocó una fuerte polémica en España.

El diario digital Vozpópuli publicó este 23 de enero una información según la que el ministro se reunió con la número dos de Nicolás Maduro en el aeropuerto madrileño de Barajas la madrugada del pasado 20 de enero, aprovechando que su vuelo realizaba una escala técnica en España de camino a Turquía.

"El encuentro entre Ábalos y Rodríguez, que ha sido negado por el primero al ser preguntado por Vozpópuli, se desarrolló en el interior de la aeronave que llevó a esta última de Caracas a Madrid", relata el periódico, que señala que tuvo acceso a los detalles del vuelo de la compañía Sky Valet.

Esta supuesta reunión desató la polémica en España, ya que Delcy Rodríguez tiene prohibido el acceso al espacio Schengen en el marco de las sanciones de la Unión Europea a dirigentes venezolanos próximos a Nicolás Maduro.

En declaraciones al diario El País, el propio ministro admitió haber "coincidido" con la vicepresidenta, pero negó cualquier "contacto formal" y haberse desplazado al aeropuerto con la intención de reunirse con ella.

Ábalos explicó que acudió al aeropuerto madrileño a título personal para recibir al ministro de Turismo venezolano, Félix Plasencia, con quien mantiene una amistad desde hace varios años, y fue allí donde vio a la número dos de Maduro.

El periódico que reveló esta información detalla, sin embargo, que "el ministro subió la escalerilla del avión y accedió al interior del mismo, donde se encontraba la vicepresidenta venezolana" y allí permaneció "alrededor de una hora y media".

Esta situación generó gran revuelo a nivel nacional porque coincide además con que el presidente Pedro Sánchez no recibirá personalmente al autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, que realiza esta semana una gira por varios países europeos.

En su lugar le recibirá la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González, que en declaraciones recordó que Madrid fue uno de los actores que lideró el reconocimiento en la UE de Guaidó como presidente interino.

La derecha española no tardó en hacer públicas sus críticas a la supuesta reunión en el aeropuerto, con el líder de la principal fuerza de la oposición en España, Pablo Casado, pidiendo explicaciones al presidente y exigiendo la dimisión del ministro.

"Si se confirma, denunciaremos esta vulneración de las normas de la UE", aseguró el líder del conservador Partido Popular en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, mientras que la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, acusó a Sánchez de "desprecio a Guaidó".

​Desde la Comisión Europea mantienen que "la implementación de la prohibición de entrada" es competencia de cada Estado miembro, y que se espera que las sanciones "se cumplan" en todos los casos, dijo en una rueda de prensa citada por medios españoles una de las portavoces, Virginie Battu-Henriksson.

Por lo tanto, será responsabilidad de las autoridades españoles determinar si se incumplió el veto impuesto a Delcy Rodríguez, aunque las posibles consecuencias para España no son claras porque el Ejecutivo comunitario no contempla medidas sancionadoras a los Estados miembros en estos casos.

El experto chino que aseguró que el coronavirus era "controlable" cree que se infectó a través de sus ojos


RT     -     24 ene 2020 14:15 GMT

El especialista mantiene sus declaraciones anteriores, pero admite que se requiere de medidas más fuertes para evitar su propagación.

Funcionarios de seguridad de un aeropuerto controlan la temperatura de los pasajeros para evitar la propagación del coronavirus. Dinuka Liyanawatte / Reuters

Wang Guangfa, un especialista en respiración de la Universidad de Pekín, aseguró que el nuevo coronavirus se podía controlar, y poco después de visitar el epicentro del brote, contrajo la enfermedad. El experto cree que se infectó a través de sus ojos, informan medios locales.

Hace poco, Wang visitó la ciudad de Wuhan y tuvo contacto con algunos pacientes. En ese entonces, afirmó que el virus era "prevenible y controlable" pero más adelante confirmó que se había contagiado y considera que probablemente la falta de protección ocular fue la causa.

"En ese momento estábamos muy vigilantes y usábamos máscaras […] pero de repente me di cuenta de que no usábamos gafas protectoras", comentó el especialista.

Por su parte, Li Lanjuan, miembro del panel de expertos de alto nivel de la Comisión Nacional de Salud de China que visitó Wuhan el fin de semana, señaló que los médicos necesitaban anteojos protectores porque tenían contacto directo con los pacientes, pero que la ciudadanía solo debía usar mascarillas.

A pesar de las circunstancias, Wang mantiene sus declaraciones anteriores, pero admite que se requiere de medidas más fuertes para evitar su propagación.

Asimismo, dijo que todavía se desconoce la velocidad de propagación del virus, pero que "todavía es evitable y controlable, aunque la sociedad tendrá que pagar un precio por eso".

Finalmente, el experto confirmó a través de redes sociales que se está recuperando y que la fiebre estaba desapareciendo.

Confirman un segundo caso de coronavirus en EE.UU. y monitorean a otros 63 posibles infectados


RT    -    24 ene 2020 15:20 GMT

Las autoridades chinas ya han elevado a 26 el número de fallecidos por neumonía vinculada al brote del denominado 2019-nCoV.

Cámara térmica en el aeropuerto de Suvarnabhumi en Bangkok (Tailandia). 24 de enero de 2020. Soe Zeya Tun / Reuters

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) han confirmado este viernes un segundo caso en el país del mortal coronavirus originado en China y están actualmente analizando otros 63 casos potenciales.

Según las autoridades sanitarias, se trata de una mujer de unos 60 años de Chicago que regresó al país norteamericano el pasado 13 de enero después de una estancia en la ciudad china de Wuhan, lugar donde se originó el brote.

Los informes señalan que de momento la paciente se encuentra estable y permanece aislada en un hospital como medida de precaución. La mujer empezó a experimentar los síntomas de la enfermedad la semana pasada, según dijeron funcionarios de salud.

"Los CDC creen que en estos momentos el riesgo inmediato para la población estadounidense es bajo, pero la situación está evolucionando rápidamente", señaló Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias, citada por CNBC.

El primer caso de coronavirus en EE.UU. fue confirmado el pasado martes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. La persona contagiada llegó al país desde la localidad china de Wuhan y la semana pasada le fue diagnosticada neumonía en Seattle, en el estado de Washington. 

Mientras tanto las autoridades chinas ya han elevado a 26 el número de fallecidos por neumonía vinculada al brote del nuevo coronavirus 2019-nCoV, que ya ha dejado 897 infectados en el país asiático. El virus se transmite de humano a humano a través del tracto respiratorio y en caso de contactos estrechos.