martes, 4 de febrero de 2020

ES LA POLÍTICA


Jorge Gómez Barata

A diferencia de la biología, en la política no operan las leyes de la genética ni los procesos pueden atribuirse a malformaciones congénitas. Estados Unidos y Cuba no están fatalmente condenados a ser eternamente enemigos. Así lo probaron los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

El diferendo entre ambos países tiene fecha de inicio, aunque no de caducidad. Se originó en 1901, y se agudizó a partir de 1959. En la primera fecha no fue provocado por los patriotas, ni deseado por la Revolución Cubana que no lo buscó, ni lo estimuló.

Las evidencias históricas muestran que hasta 1901, los vínculos entre Estados Unidos y Cuba fueron cordiales, incluso las expresiones anexionistas que se manifestaron desde el siglo XVIII, salvo excepciones, no tuvieron por la parte norteamericana un sesgo imperialista, ni desde Cuba indicaban actitudes sumisas. Entonces se trataba de geopolítica, de determinismo geográfico, de ventajas comerciales, coincidencias políticas, afinidades y conveniencias mutuas.

En sus memorias, Orestes Ferrara, originalmente un romántico joven revolucionario italiano, coronel y ayudante de Máximo Gómez, cuenta que la declaración de guerra de Estados Unidos a España, y el desembarco en Cuba, fueron recibidos con beneplácito en las filas del Ejército Libertador, entre otras cosas porque significaba el fin de la guerra y de los sufrimientos, la paz y la esperanza…”

A pesar de la torpe e insólita decisión del general Shaffer, que no permitió la entrada de Calixto García y sus tropas a Santiago de Cuba, el comportamiento de los ocupantes fue básicamente correcto, y contribuyó a que la isla sanara las heridas y la pobreza gestada por la resistencia de la Corona Española a reconocer el triunfo de las armas cubanas.

Todo cambió cuando en medio de la Asamblea Constituyente de 1901, el gobernador estadounidense de la isla Leonardo Wood, invitó a los miembros de la Comisión de Relaciones del órgano constituyente a una cacería en la Ciénaga de Zapata, ambiente en el cual le dio a conocer el contenido de la fatídica Enmienda Platt, que cambió el contenido de las relaciones de Estados Unidos con Cuba, y marcó el inicio de un diferendo que no es fatalmente eterno.

La Enmienda Platt fue tan absurda y abusiva que no solo encontró repulsa en la Asamblea Constituyente cubana, sino en la Cámara de Representantes y en el Senado de los Estados Unidos. Varios senadores, entre ellos Morgan, Bacon, Foraker, Pettus, Berry, Jones, Tillman, Culberson y Teller emitieron duros juicio contra el absurdo engendro.

Morgan, expresó: “Estamos realizando un acto de despotismo que no nos hemos atrevido nunca a realizar con una tribu de indios de los Estados Unidos”.

Finalmente, con una votación de 159 a 134 en la Cámara de Representantes y de 43 a 20 en el Senado, la enmienda fue aprobada. No obstante, varios congresistas insistieron en sus críticas, Mac Call acusó a su partido de haber violado, sin el menor escrúpulo, compromisos solemnes de la nación norteamericana…”

A pesar de la orientación antiplatista de las luchas populares durante la república, no hubo en el programa de la Revolución Cubana, ni en el pensamiento de Fidel Castro anterior a 1959, expuestos en La Historia me Absolverá, evidencias indicativas de la intención de asumir un rumbo político en ruta de colisión con los Estados Unidos. Por otra parte, aunque los vínculos de Estados Unidos con el régimen de Batista eran conocidos, incluidos la asesoría militar y el suministro de armas, la administración evitó dar la impresión de que se movilizaba para impedir el triunfo de la Revolución.

Como resultado de intensas luchas y de un empeño en torno al cual se unía el pueblo, las clases políticas y los sectores avanzados, finalmente en 1934 la Enmienda Platt fue abolida. No obstante, aunque ya no existe, entre Estados Unidos y Cuba se levantan obstáculos formidables como el bloqueo y la ley Helms-Burton, que sin embargo no impidieron a los presidentes Barack Obama y Raúl Castro restablecer las relaciones diplomáticas y avanzar en la normalización de todos los vínculos.

Con altura y dignidad, para facilitar el diálogo, la dirección cubana soslayó las reservas generadas por hechos como el apoyo a las bandas armadas y al terrorismo, incluida la invasión por bahía de Cochinos.

En un contexto latinoamericano propicio, Obama sugirió una especie de “nuevo comienzo” en las relaciones bilaterales, para lo cual, debido a las posiciones de la actual administración fuertemente influida por la actitud visceral de la derecha cubanoamericana y los condicionamientos de la situación internacional, los ambientes son poco propicios; no obstante, lo importante es resaltar que no existe ningún fatalismo que impida la normalización.

Nunca creí vivir para ver un portaaviones norteamericano entrar en un puerto vietnamita con los cañones enfundados, ni un mandatario norcoreano cruzar la línea de demarcación del Paralelo 38 de la mano de un presidente estadounidense; también hubo un día que el Air Force One aterrizó en La Habana, entre otras cosas porque hubo líderes que creyeron que sí se podía. No os asombréis, es la política. Allá nos vemos.

La Habana, 01 de febrero de 2020


……………………………………………………………………………………..
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

Guatemala, Diputada indígena renuncia a sus privilegios, sus colegas se enfurecen


Ollantay Itzamná

Guatemala tiene el Producto Interno Bruto (PIB) más alto de Centroamérica (68 mil millones de dólares). Pero también es el país donde 6 de cada 10 guatemaltecos se encuentra en situación de pobreza. 5 de cada 10 niños menores de cinco años de edad se encuentra en situación de desnutrición.

Sensible a dicha realidad, el pasado 3 de febrero, la Diputada Vicenta Jerónimo, indígena maya mam, por el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), planteó en la sesión de jefes de bancada la propuesta de: “Que las reuniones de Junta de los Jefes de Bloque se realicen… a las 14:00 horas y no a las 12:00 horas… con el objetivo de que… lleguemos almorzados a la reunión… Para que el Congreso de la República no tenga que pagar nuestro almuerzo…”.

Pero, paradójicamente la propuesta, lejos de ser aplaudida por sus colegas fue censurada como populista e irracional. 

Una Diputada que también ya renunció a otros privilegios

Desde el primer momento que asumió el mandato de Diputada, Vicenta Jerónimo no aceptó el almuerzo servido en el Congreso. Además, recientemente, mediante un documento público renuncio al seguro de vida de Diputada, a los fondos de la caja chica, al pago por servicios de telefonía celular, y al personal contratado que le corresponde a su bancada. Además, indicó que sólo recibirá el 50% de su salario de Diputada (el otro 50% lo asignó para la formación política del instrumento político MLP, al cual pertenece).

Esta propuesta, absolutamente razonable y loable desde todo punto de vista, más allá de su carga simbólica, desató las reacciones más iracundas, grotescas, racistas y machistas por parte de los jefes de bloques de partidos políticos presentes en la sesión.

Álvaro Arzú, del partido Unionista, (hijo del ex Presidente Arzú que privatizó las empresas y servicios públicos en Guatemala), recriminó con ademanes de patrón enfurecido a su colega Jerónimo descalificando la propuesta como “populista”, “tarimeros”. Insinuó que la Diputada indígena es una “haragana” , que “los diputados no venimos a comer, sino a trabajar”. “Si quiere renunciar a su curul, lo puede hacer. Está en su derecho”, la increpó Arzú, exaltado, con aires de patrón medieval.

Después de una hora de debate, el único voto a favor para suprimir los almuerzos pagados para los diputados fue el de Vicenta Jerónimo. Ni la URNG, ni WINAQ… apoyaron la moción.

¿Por qué ofendió a los diputados de la oligarquía la renuncia a un almuerzo?

Si el proponente de la “supresión” de algunos privilegios en el Congreso hubiese sido un Diputado blanco, varón y adinerado…, quizás hasta se hubiese aprobado la moción.

Pero, la proponente fue nada menos que una mujer indígena maya, defensora de derechos de la Madre Tierra. Una sobreviviente, no sólo a los siglos del colonialismo blanco, sino al genocidio criollo republicano de finales pasado siglo. Una defensora del vilipendiado movimiento sociopolítico Comité de Desarrollo Campesino (CODECA).

Un básico análisis del discurso reactivo de los diputados en el Congreso evidencia que a éstos les incomoda de sobre manera que una NO ciudadana (para ellos las indígenas no son ni siquiera ciudadanas. Son sirvientas) les dé lecciones de ética política con su ejemplo. Por eso incluso sugirieron la renuncia de la Diputada Vicenta.

La reacción vulgar que desató la propuesta de Vicenta externaliza también el machismo ciego que habita a las y los diputados que les impide ver en una mujer campesina a una colega con las mismas capacidades y derechos para plantear ideas. Por eso le respondieron a Ella con: “aquí, nosotros trabajamos. No venimos a comer”. Insinuando que Vicenta es “la desubicada y preocupada únicamente por la comida”.

Vicenta Jerónimo es un “mal ejemplo” en el dispendioso Congreso de la República, hecho por y para los criollos y acriollados, insensibles con la Guatemala desnutrida. Vicenta, con su austeridad y transparencia les recuerda a los congresistas mercantes de la política, que Guatemala requiere de cambios simbólicos y materiales para reconectar al Estado con la sociedad.

Con seguridad que la Diputada Vicenta es y será “la piedra en el zapato” de los diputados y criollos y acriollados. Y tendrá que asumir las consecuencias. Pero también, como suelen decir las comunidades en resistencia que llevaron a Vicenta al Congreso: “Vicenta no está sola. Estamos los pueblos y las comunidades en resistencia fecundando a muchas otras Vicenta Jerónimo desde nuestras entrañas de rebeldía anti neoliberal, anti patriarcal, y anti imperial”.



Ollantay Itzamná
Defensor latinoamericano de los Derechos de la Madre Tierra y Derechos Humanos
@JubenalQ

Evo Morales, confirmado como candidato a senador por el departamento de Cochabamba


Evo Morales, expresidente de Bolivia (archivo) © AFP 2019 / Alejandro Pagni

SPUTNIK   -   11:59 GMT 04.02.2020

LA PAZ (Sputnik) — El exmandatario Evo Morales, candidato presidencial inamovible del Movimiento Al Socialismo (MAS) en las seis últimas elecciones realizadas en Bolivia, fue inscrito como aspirante a una banca en el Senado por el departamento de Cochabamba (centro) para los comicios de mayo, confirmaron dirigentes de ese partido.

"Nuestro hermano presidente Evo Morales está en las listas oficiales del departamento de Cochabamba, como primero en la lista de candidatos al Senado", dijo a reporteros el dirigente de los sindicatos cocaleros Leonardo Loza, también representante del MAS.

La postulación de Morales, que se daba por segura la semana pasada, estuvo en duda en los dos últimos días, después de la detención de su apoderada legal, Patricia Hermosa, quien supuestamente debía presentar los documentos del expresidente al Tribunal Electoral.

Sin precisar cómo se resolvió el problema de los documentos de Morales, Loza dijo que la inscripción del expresidente entre los candidatos del MAS se realizó "cumpliendo todos los requisitos legales".

Añadió que el actual principal dirigente de los sindicatos cocaleros del Chapare, Andrónico Rodríguez, figura también, en tercer lugar, en la lista de candidatos masistas a senadores por Cochabamba.

El presidente del Tribunal Electoral, Salvador Romero, dijo tras el cierre de la inscripción de candidatos que ese organismo analizará a partir del 4 de febrero la documentación de todos los candidatos, para determinar el cumplimiento de requisitos legales.

Añadió que los partidos podrán hacer cambios en sus listas hasta la última semana antes de las elecciones del 3 de mayo.

Fallece el juez argentino Claudio Bonadio, conocido por abrir las causas por corrupción contra Cristina Kirchner


RT   -    4 feb 2020 11:50 GMT

Tenía 64 años y en mayo del año pasado había sido operado de una lesión cerebral.

Claudio Bonadio. Foto: Hugo Villalobos / AFP

Este martes ha fallecido el juez federal Claudio Bonadio, encargado de las principales causas por presunta corrupción contra funcionarios kirchneristas, incluida la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner. La muerte se produjo pasadas las 6:00 (hora argentina) en su hogar del barrio de Belgrano, Ciudad de Buenos Aires.

El magistrado, de 64 años de edad, se encontraba de licencia, periodo que había extendido hasta el 1 de marzo, después de que en mayo del año pasado hubiera sido operado de una lesión cerebral. Asimismo, Tiempo Argentino añade que al momento de fallecer estaba siendo tratado con cuidados paliativos.

Un juez polémico

Bonadio es conocido por haber protagonizado varios enfrentamientos con la actual vicepresidenta. Fue el primer juez en llamar a Cristina a una indagatoria, además de ser quien más veces la ha procesado: elevó a juicio más de cinco causas en su contra y dictó nueve prisiones preventivas contra ella, además de pedidos de desafuero al Congreso. Algunas de las causas más resonadas que implican a esta dirigente son 'Dólar Futuro', 'Hotesur' y los llamados 'Cuadernos'. 

Al respecto, el magistrado desató fuertes cuestionamientos por haber ordenado la privación de la libertad de la referente del peronismo sin una sentencia previa. De hecho, la propia Kirchner denunció públicamente que ese funcionario judicial formaba parte del denominado 'Lawfare', un aparente entramado entre miembros de la Justicia, políticos y medios de comunicación para perjudicar a dirigentes progresistas de América Latina. 

Su polémica figura le había llevado a tener tres denuncias en su contra por mal desempeño ante el Consejo de la Magistratura, el ente que controla a los jueces. Además, el actual presidente, Alberto Fernández, se refirió a Bonadio antes de ganar los comicios, diciendo que iba a tener que explicar sus sentencias.

Larga carrera en el Poder Judicial

Aquel funcionario, de gran trayectoria en el Poder Judicial y enorme trascendencia en la política argentina, se graduó como abogado en 1988 en la Universidad de Buenos Aires (UBA). A partir de los 90, comenzó a ligarse con el gobierno del peronista Carlos Menem, y se convirtió en el asesor del entonces ministro del Interior, Carlos Corach.

Al cabo de unos años, mientras en el país sudamericano se expandían las políticas neoliberales, quedó a cargo del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 11, habiendo sido propuesto por el propio Menem, inclinando su carrera hacia la Justicia penal. Así, se mantuvo como juez de instrucción en los tribunales de Comodoro Py desde 1994. 

En el sistema argentino, el proceso de instrucción es la primera etapa en la que participa la Justicia, y tras una indagatoria inicial el magistrado debe definir si se produce un procesamiento o no, es decir, si continúa el juicio en instancias superiores o si se dicta el sobreseimiento. Sobre Bonadio, la enorme cantidad de críticas llegó porque resultaba extraño que la Justicia dictara tantas órdenes de prisión preventiva, apenas en su primera participación. Para muchos, se trató de una persecución política. 

Causa AMIA y el 'escándalo de la servilleta'

Además de las causas contra el kirchnerismo, aquel juez protagonizó otras polémicas, aunque siempre salió indemne. Estuvo al frente de la causa por el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 mató a 85 personas, pero fue separado en 2005 por su "doble rol de magistrado y sospechoso", en medio de una fallida investigación plagada de encubrimientos. 

También protagonizó el recordado 'escándalo de la servilleta', en 1996, cuando el exministro de Economía Domingo Cavallo denunció ante la prensa la existencia de un papel escrito por Corach, donde se nombraban a los jueces federales que eran favorables al Poder Ejecutivo: apareció el nombre de Bonadio. A partir de allí, se iniciaron varias investigaciones administrativas, pero ese magistrado supo sostenerse en el puesto. 

Mató a dos ladrones

En 2001 se vio envuelto en un caso policial, al disparar y asesinar a dos delincuentes que intentaron robarle cuando bajaba de un vehículo junto a un amigo en la localidad de Villa Martelli, Provincia de Buenos Aires.