lunes, 2 de marzo de 2020

China cierra uno de los hospitales temporales que construyó en Wuhan


RT   -   2 mar 2020 14:52 GMT

La noticia coincide con una notable disminución de los nuevos casos registrados en esta ciudad, epicentro del coronavirus.

Médicos en un hospital improvisado de Wuhan (Hubei, China), el 1 de marzo de 2020. China Daily / Reuters

Las autoridades chinas han cerrado uno de los 16 hospitales temporales que se construyeron en Wuhan (Hubei, China) para hacer frente al nuevo coronavirus covid-19, después de que fueran dados de alta los últimos 34 pacientes recuperados, informó este lunes Reuters que se hace eco del canal estatal CCTV.

Hasta el 28 de febrero las autoridades sanitarias habían construido 16 hospitales temporales en Wuhan. Asimismo, aumentó el número de camas de 5.000 a 23.000. De momento, unas 12.000 personas infectadas de coronavirus han sido tratadas en estos centros médicos.

La noticia coincide con una notable disminución de nuevos casos registrados en dicha ciudad, epicentro del coronavirus, así como en su provincia. Wuhan registró este domingo 193 nuevos infectados, el nivel más bajo desde el 26 de enero. Esa misma jornada en Hubei se registraron solo 196 nuevos casos de covid-19 (el día anterior fueron 570), lo que supone la cifra más baja desde el pasado 24 de enero.

En el resto de la China continental se contabilizaron seis nuevos casos, la cifra más baja desde el 22 de enero, ascendiendo el total de infectados en esta región a 80.026, mientras que ya son 2.912 las personas que han fallecido a causa de esta afección.

El plan de Xi Jinping

A lo largo de los últimos siete días 18 provincias chinas han rebajado el nivel de respuesta de emergencia por el coronavirus desde el nivel I —el más grave— a nivel II. La última en hacerlo ha sido la provincia de Zhejiang, que este lunes registró un caso importado de Italia.

El presidente del país asiático, Xi Jinping, aseguró este domingo que China tiene que adoptar una visión a largo plazo del brote del covid-19 y "subsanar las lagunas en sus leyes y en mecanismos de respuesta a las emergencias".

El coronavirus se ha extendido a cerca de 60 naciones de todo el mundo. El país más afectado es China, donde ya han muerto 2.912 personas debido a la enfermedad y acumula más de 80.000 infectados. 

AMENAZAS Y RESPUESTAS GLOBALES


Jorge Gómez Barata

En ejercicios literarios que aproximan eventos hipotéticos, se ha fantaseado que, ante una agresión militar extraterrestre, el planeta solo puede ser defendido por una alianza de grandes potencias que cuentan con capacidades militares para ello. En las presentes circunstancias, esa coalición que obviamente incluiría a China y Rusia, seria liderada por Estados Unidos. La moraleja es que, ante un peligro que compromete a la especie y la civilización humana, los adversarios depondrían objeciones. Por cierto, no sería la primera vez.

Aunque no proviene del espacio, ni los agresores son criaturas de otros planetas o galaxias, sino microscópicos virus, está en marcha lo que pudiera ser la primera amenaza global no militar que implica a la humanidad y obliga a concertar esfuerzos; en este caso científicos, organizativos y políticos para enfrentarla. Se trata del coronavirus, que está presente en 55 países y acaba de debutar en África por Nigeria y en América Latina por Brasil y México.

A propósito de adversarios que se aliaron por causas mayores, no conozco ni puedo imaginar a dos personas ideológica y culturalmente más diferentes y con posiciones políticas más contrapuestas que Franklin D. Roosevelt y Iósiv Stalin. Uno, un refinado aristócrata neoyorquino, liberal y demócrata consecuente y presidente de los Estados Unidos y el otro, un campesino georgiano, luchador contra el zarismo y conspirador nato que mediante dudosos procederes se hizo con el poder en la Unión Soviética, la cual lideró durante 30 años, función que desempeñaba cuando en 1941 las hordas nazis invadieron el inmenso y heroico país.

Apenas dos meses después, en agosto del propio año, Franklin D. Roosevelt, presidente de los Estados Unidos, que entonces no estaba en guerra con el eje fascista, convocó al primer ministro británico, Winston Churchill a un encuentro a bordo de un buque de guerra en el cual suscribieron la Carta del Atlántico, un documento político avanzado en el que se fijaron los principios bajo los cuales, Estados Unidos podría entrar en la guerra, entre otros, no buscar anexiones territoriales, no modificar fronteras y avanzar hacia el desarme.

En enero de 1942, después del ataque a Pearl Arbor, Estados Unidos organizó en Washington una reunión de los 26 países que entonces estaban en guerra contra Alemania para, sobre la base de la Carta del Atlántico, emitir la Declaración de las Naciones Unidas, a la cual se adhirió la Unión Soviética que, de ese modo, se convirtió en el más importante aliado de Estados Unidos y viceversa.

Se trató entonces de la primera alianza político militar que rebasó las ideologías y las contingencias políticas para aunar esfuerzos en el enfrentamiento al fascismo que constituía una amenaza global. Al amparo de la colaboración de la superpotencia imperialista con el país líder del comunismo mundial, entre Stalin y Roosevelt se forjó una amistad genuina, terminada por la repentina muerte de Roosevelt en 1945. En los cuatro años que duro aquella relación ambos líderes, se encontraron personalmente en dos oportunidades, Teherán 1943 y Yalta 1945; así mismo se cruzaron más de 300 cartas y mensajes. Como dato significativo no puedo dejar de señalar que Roosevelt trataba al líder soviético de “Querido mister Stalin.

Como parte de sus programas sociales, en Cuba se han elaborado estrategias y doctrinas de salud que han permitido lidiar con todo tipo de enfermedades trasmisibles, muchas de las cuales fueron erradicadas y otras controladas. Así mismo, la Isla ha enfrentado con razonable eficacia epidemias de Fiebre Porcina Africana (1971), dengue (1981) y en la década de los ochenta ante la aparición del VIH Sida, se elaboraron protocolos que permitieron interrumpir la cadena de contagios y controlar la propagación de la enfermedad.

Este desarrollo y la voluntad política hicieron posible que la isla desempeñara el papel principal en la lucha contra el cólera en Haití, y en 2014, junto a varios países, incluso médicos militares estadounidenses, contribuyera a la lucha contra el ébola en África, de un modo que el New York Times calificó de “impresionante”.

Existen precedentes que evidencian como ante situaciones de emergencia, el liderazgo cubano ha depuesto las diferencias políticas y evidenciado su disposición para colaborar con Estados Unidos. Así ocurrió el 11 de septiembre de 2001, cuando en medio de las tensiones generadas por el ataque a las Torres Gemelas, Fidel Castro ofreció todos los aeropuertos de Cuba para acoger a los cientos de aviones que en ese momento sobrevolaban los Estados Unidos y, en 2005 tras el paso del huracán Katrina, organizó una brigada médica para acudir a Nueva Orleans y asistir a las víctimas de la tragedia.

El nuevo Coronavirus, que amenaza con convertirse en pandemia, constituye una amenaza global ante la cual, como hizo ante el fascismo, con sus enormes recursos económicos, médicos y farmacéuticos y su capacidad de convocatoria, Estados Unidos, la Organización Mundial de la Salud y otros estados, pudieran liderar una coalición mundial para formular una estrategia que permitiría lidiar con la crisis sanitaria en progreso. En un esfuerzo así, la participación de Cuba que ha acumulado vastas experiencias, pudiera ser importante.

Tal vez, haya que calzar otra vez las botas de Roosevelt y Stalin, forjar una nueva coalición, con el añadido que esta vez no será tan difícil porque no se trata de un conflicto militar, sino de un esfuerzo benefactor en bien de la humanidad. Como ha sido dicho, las crisis son también oportunidades. Dar un chance a la solidaridad y a la paz, devolvería a los Estados Unidos el liderazgo que tuvo en la más letal de las guerras y pudiera revivir el multilateralismo imprescindible en la solución de los asuntos globales.  Allá nos vemos.

La Habana, 29 de febrero de 202020


…………………………………………………………………………………………………………
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

Hechos y cifras: Lucha de China contra brote del nuevo coronavirus


XINHUA   -     2020-03-02 22:25:43


BEIJING, 2 mar (Xinhua) -- China ha intensificado los esfuerzos para contener la propagación del nuevo coronavirus. Estos son los últimos acontecimientos en la lucha contra la epidemia:

-- Los nuevos casos diarios confirmados y sospechosos de la neumonía COVID-19 en China han mantenido una tendencia general a la baja durante dos semanas. En cambio, el número diario de pacientes dados de alta a nivel nacional continúa mostrando una tendencia al alza, fluctuando sobre los 3.000 en los últimos días.

La rápida propagación de la epidemia ha sido contenida en la ciudad de Wuhan y el brote también está bajo control en otros lugares de la provincia de Hubei fuera de su capital.

-- Un equipo médico de un hospital de la provincia central china de Hunan imprimió hoy lunes con éxito las vías respiratorias de un paciente infectado con el nuevo coronavirus.

En comparación con las imágenes de tomografía computarizada (TC), que son bidimensionales, los modelos tridimensionales ofrecen una reconstrucción más vívida de las arterias, venas, y bronquios del paciente, lo que puede ayudar en gran medida a la terapia clínica, indicó He Yucheng, doctor del Primer Hospital Popular de Chenzhou y director del equipo.

-- Hasta el domingo, el Comando del Teatro de Operaciones del Centro del Ejército Popular de Liberación había enviado a Wuhan 260 efectivos y 130 vehículos de carga para transportar 8.500 toneladas de bienes de consumo doméstico y 23.600 piezas (conjuntos) de materiales y equipos de protección.

El comando había despachado, además, helicópteros para transportar 6,5 toneladas de suministros médicos.

-- Cerca de 3.000 camas han sido instaladas en 63 hospitales militares designados para tratar a pacientes con la neumonía COVID-19, con más de 10.000 médicos militares trabajando en la primera línea de enfrentamiento a la enfermedad.

Hasta el domingo, los hospitales designados de las fuerzas armadas y los equipos médicos militares enviados a la provincia de Hubei, la más afectada por el nuevo coronavirus, habían tratado a 4.450 pacientes, 1.000 de los cuales ya se habían recuperado, afirmó Chen Jingyuan, oficial del área de Salud del Departamento de Apoyo Logístico de la Comisión Militar Central.

Tres hospitales dirigidos por militares en Wuhan, la capital de Hubei, habían admitido 3.467 casos graves de COVID-19 y habían dado de alta a 689 pacientes.

-- La producción diaria de mascarillas en China llegó el sábado a 116 millones de unidades, 12 veces la cantidad del 1 de febrero, acercándose al ritmo máximo de producción, mostraron hoy lunes los datos oficiales.

Hasta el cierre de febrero, la capacidad diaria de producción de mascarillas de estándar médico y de uso diario en el país se había quintuplicado en relación con el 1 de febrero, llegando a 110 millones de unidades, informó la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.

-- La Comisión Nacional de Salud informó hoy lunes que se habían confirmado 202 nuevos casos de la neumonía causada por el nuevo coronavirus y otras 42 muertes en la parte continental de China el domingo. Todos los decesos se registraron en la provincia de Hubei, epicentro del brote.

También el domingo, otros 2.837 pacientes fueron dados de alta tras haberse recuperado, mientras que el número de casos graves disminuyó en 255 hasta 7.110.

El total de casos confirmados en la parte continental de China alcanzó 80.026 hasta la medianoche del domingo, incluidos 32.652 en tratamiento y 44.462 dados de alta tras su recuperación. Entretanto, un total de 2.912 personas han fallecido a causa de la neumonía COVID-19.

-- La provincia central china de Hubei, epicentro del brote del nuevo coronavirus, reportó el domingo 196 nuevos casos confirmados de infección.

El último informe elevó a 67.103 el total de casos confirmados, entre ellos 2.803 fallecidos en Hubei.

Por su parte, Wuhan, la capital provincial, reportó 193 nuevos casos confirmados y otros 32 fallecimientos el domingo. Desde el inicio de la epidemia, la ciudad ha registrado un total de 49.315 casos confirmados y 2.227 decesos.

La provincia también reportó 2.570 pacientes recuperados y dados de alta el domingo, elevando a 33.757 el número total de personas curadas.

-- El hospital temporal con más camas en Wuhan había dado de alta a un total de más de 1.000 personas hasta la medianoche del domingo.

El hospital temporal Jianghan, habilitado a partir del Centro Internacional de Conferencias y Exposiciones de Wuhan, comenzó a recibir pacientes el 5 de febrero. Está equipado con 1.564 camas y cuenta con más de 1.100 trabajadores sanitarios.

CUBA: DOS FRENTES EN EL COMBATE POR EL DESARROLLO


Por Pedro Martínez Pírez

Quienes sigan con atención y objetividad el acontecer cubano de los últimos tiempos podrán comprobar que a la batalla contra el recrudecido bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de los Estados Unidos, se suma con fuerza el combate contra la burocracia, por la transparencia y por la calidad.

El Presidente de Cuba, ingeniero Miguel Díaz-Canel Bermúdez, así como otros dirigentes del gobierno, trabajan sin descanso por el perfeccionamiento de la sociedad cubana.

Un ejemplo puede verse en los planteamientos formulados por Díaz-Canel durante la reunión de balance del trabajo realizado el pasado año por el sector bancario y financiero, encuentro que tuvo lugar en La Habana el último sábado.

Según el reporte publicado por el portal CUBADEBATE, al intervenir en la reunión el Presidente cubano recordó el escenario sobre el cual se desempeñó la economía cubana durante 2019, caracterizado en lo fundamental por el recrudecimiento de la persecución financiera y las medidas yanquis para impedir la llegada de combustible a Cuba.

Reconoció el primer mandatario cubano que una de las cuestiones cardinales que empañan el trabajo de la banca nacional es el tema de la calidad. Hay que aligerar la burocracia en la actividad bancaria de cara a la población y a los diferentes actores económicos, enfatizó el Presidente Díaz-Canel.

En otro momento de su intervención puntualizó Díaz-Canel que en Cuba el banco no está todavía a la altura que se necesita en cuestión del comercio electrónico.

Sobre el tema de la calidad de los servicios dijo con franqueza que es necesario eliminar las colas, los trámites y el papeleo y dar solución a las molestias de la población, pues muchas veces los cajeros no funcionan y tenemos que pensar en lo que nuestra gente necesita.

Subrayó el Presidente cubano que de cara a este 2020 las prioridades se centran en el ordenamiento monetario y cambiario, en perfeccionar la política crediticia y lograr un mayor grado de informatización en las actividades bancarias, pues Cuba está llamada a tener una banca más moderna y actualizada.

La Habana, 2 de marzo de 2020