domingo, 24 de mayo de 2020

China: "EE.UU. toma como rehén las relaciones entre Pekín y Washington y empuja a dos países al borde de una nueva Guerra Fría"


RT   -   24 mayo 2020 13:26 GMT

El canciller chino, Wang Yi, acusó a algunas fuerzas políticas en EE.UU. de "etiquetar el virus y politizar sus orígenes, estigmatizando a China".

El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi. China Daily / Reuters

Washington está provocando que las relaciones entre China y EE.UU. lleguen al borde de una nueva Guerra Fría, declaró este domingo el ministro de Asuntos Exteriores del país asiático, Wang Yi.

"Algunas fuerzas políticas en EE.UU. están tomando como rehén las relaciones entre China y EE.UU. y empujando a nuestros dos países al borde de una nueva Guerra Fría", precisó durante una rueda de prensa, citado por AFP.

Respecto a las declaraciones de las autoridades estadounidenses, en las que acusan a Pekín de estar detrás de la propagación del coronavirus por el mundo, Wang alentó a Washington "a dejar de perder el tiempo y dejar de perder vidas preciosas".

"Algunas figuras políticas en EE.UU. se apresuran a etiquetar el virus y politizar sus orígenes, estigmatizando a China", afirmó, añadiendo que "un virus político" se propaga por el país norteamericano. "Este virus político es el uso de cada oportunidad para atacar y difamar a China. Algunos políticos ignoran completamente los datos básicos y han fabricado demasiadas mentiras atacando a China y tramaron demasiadas conspiraciones", agregó.

En ese contexto, precisó que su país está "abierto" para la cooperación internacional en las investigaciones sobre el origen del coronavirus, que, no obstante, deben estar "libres de interferencias políticas". "Debe ser un proceso profesional, imparcial y constructivo […] Todo el proceso debe ser abierto, transparente, objetivo y racional", destacó el ministro, cuyas declaraciones recoge la cadena china CGTN.

"Si alguien pensaba que puede usar algunas demandas ridículas para socavar la soberanía y dignidad de China o privar al pueblo chino de sus logros ganados con esfuerzo, están soñando y se avergüenzan a sí mismos", concluyó.

"Acusaciones absurdas" de EE.UU.

Previamente, el presidente de EE.UU, Donald  Trump, declaró que "¡fue 'la incompetencia de China', y nada más, lo que perpetró este asesinato en masa mundial!". El pasado viernes, el mandatario aseguró que el virus podría haber sido detenido "fácilmente" y "con rapidez", pero China "por alguna razón fue incapaz" de hacerlo.

La Cancillería china, por su parte, publicó el pasado 9 de mayo un artículo de 30 páginas en el que refuta lo que denomina como 24 "acusaciones absurdas" de algunos políticos importantes estadounidenses sobre la forma en que Pekín manejó el brote del SARS-CoV-2.

Entre otras cosas, desde Pekín mostraron un cronograma que refleja cómo China ha ido proporcionando información a la comunidad internacional de una manera "adecuada, abierta y transparente", pese a que EE.UU. afirma lo contrario.

La efectiva estrategia de Cuba: cercar al coronavirus por todos los flancos


CRÓNICA BALEAR  -  EFE   -   23/05/2020

EFE

Una cubana de mediana edad, pongamos que se llama Belkis, llega a lo que antes era un cámping estatal y ahora, un centro de aislamiento para potenciales enfermos de la Covid-19. Una vecina con la que charló tres días antes resultó positiva. Antes de que acabe el día y sin saber aún si se contagió, Belkis iniciará un tratamiento farmacológico para elevar su sistema inmune.

Hasta el jueves, Cuba había culminado una semana sin muertos por el coronavirus y muestra un índice de letalidad (4,2 %) por debajo del de la región de las Américas (5,9 %) y del mundial (6,6 %). Desde mediados de marzo acumula 1.916 casos y 81 fallecidos. En su mayoría ancianos con patologías de riesgo o pacientes con enfermedades previas en estado terminal. El 85 % de los enfermos ya se ha recuperado.

¿Cómo lo han hecho? El caso de Belkis ilustra la -hasta ahora exitosa- estrategia de la isla frente al coronavirus, un doble cerco que empieza por lo espacial y acaba en el mismo organismo humano: cercar al virus para que no se propague. Pero también para que si penetra en el organismo encuentre una respuesta rotunda.

Sin confinamiento general

En la isla no se ha decretado confinamiento obligatorio para toda la población en ningún momento a causa del virus. Lo que se ha hecho es, literalmente, sacar de circulación a sus potenciales portadores.

También se han aislado temporalmente barrios completos -hasta ahora 44- cada vez que se han detectado focos de transmisión local.

Miles de estudiantes de medicina han salido a las calles a buscar puerta por puerta al virus. Han ido informando al sistema primario de salud sobre aquellas personas que manifestaran síntomas de enfermedad respiratoria para darles seguimiento.

Pero más allá de la pesquisa nacional, en el manejo epidemiológico la prioridad ha sido la localización y aislamiento de los casos, pero no solo de los positivos al SARS-Cov-2. También los casos sospechosos y los contactos de casos sospechosos y confirmados son aislados -obligatoriamente, y ahí está la clave- en centros estatales, mientras que los contactos “secundarios” deben guardar cuarentena obligatoria en sus hogares.

“Esta es una particularidad de Cuba y su sistema de salud, pues no todos los países tienen los centros de aislamiento y algunos apuestan por dejar a los sospechosos y a los contactos de casos confirmados en sus viviendas”, explicó esta semana el doctor Francisco Durán, director de Epidemiología del Ministerio cubano de Salud.

El “zar” cubano de la Covid-19

Durán es la cara visible del enfrentamiento a la pandemia en la isla caribeña. Cada mañana, este respetado experto de pelo cano con el rostro embozado tras una mascarilla de tela lee por televisión a los cubanos el parte diario y responde con paciencia a las preguntas enviadas por la prensa. En pocas semanas se ha vuelto una auténtica celebridad nacional.

A día de hoy hay hospitalizadas 202 personas positivas a la Covid-19 y otras 669 potenciales portadoras, además de 1.790 bajo vigilancia domiciliaria.

El aislamiento obligatorio en centros a las afueras de las ciudades también se aplica al goteo de personas que llegan en vuelos de repatriación, los únicos que aterrizan en el país desde hace casi dos meses.

Una vez eliminados este y otros riesgos como el transporte público -paralizado desde abril-, el flanco más débil siguen siendo las colas y aglomeraciones a la entrada de las tiendas: el desabastecimiento crónico, el miedo a quedarse sin comida en casa y el fantasma del duro “periodo especial” han desatado una suerte de histeria colectiva entre los cubanos, que se han lanzado en masa a la caza de alimentos.

Ganarle tiempo al virus

Lejos del frenesí de las tiendas, tener aislados y controlados a los portadores confirmados y potenciales ha sido básico para el otro pilar de la estrategia cubana, el clínico.

Una vez que las personas llegan al hospital, e incluso antes de someterse a la prueba, se inicia un protocolo farmacológico que persigue reforzar el sistema inmune y ganarle tiempo a la enfermedad para evitar que se complique.

“Por eso insistimos en que las personas no oculten síntomas. Un ingreso oportuno evita que las complicaciones sean mayores (…). Creemos que con una detección temprana algunos de los fallecidos se podrían haber salvado”, advertía el epidemiólogo hace unas semanas.

Como muchos otros países, Cuba está investigando una vacuna contra el SARS-CoV-2, sin suerte por ahora. Mientras, el sistema de salud de la isla trabaja con lo que ya tenía -una nada desdeñable industria biofarmacéutica- y ha diseñado una estrategia clínica que equivale a desplegar la artillería pesada en el organismo de los pacientes -de todos- y de la población de riesgo, incluido el personal sanitario.

Poder aprovechar recursos preexistentes ha sido clave para el país, que atraviesa una grave crisis de liquidez agravada por el incremento de las sanciones de Estados Unidos, lo que limita mucho la posibilidad de importar medicamentos.

“En el enfrentamiento a la pandemia hemos logrado un resultado digno, dignísimo, y más en las condiciones en que lo ha hecho el país”, sostuvo ayer jueves el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en un encuentro con científicos involucrados en la lucha contra la pandemia.

Casi veinte fármacos

Según el doctor Durán, se ha puesto el foco médico en la prevención, con “medidas para mejorar la inmunidad innata”.

Desde que a mediados de marzo se detectó por primera vez la enfermedad en la isla, el manejo clínico ha ido evolucionando para sumar nuevos fármacos, casi una veintena y la mayoría producidos en Cuba.

Entre los primeros tratamientos estuvo el Interferón Alfa 2B Recombinante (de producción local) que “se aplica desde el primer momento, tres veces a la semana por vía intramuscular, tanto a pacientes confirmados como a sospechosos, para que la evolución sea satisfactoria” y que posteriormente comenzó a suministrarse en forma de gotas nasales a los trabajadores médicos.

También se emplea para la célebre vacuna cubana contra el meningococo como baza para reforzar el sistema inmune.

Otro medicamento preventivo que se está administrando a los viajeros que llegan y a la población de riesgo es la Biomodulina-T, definida como “un inmunomodulador biológico de origen natural con acción citorestauradora” usado en “pacientes con disfunción inmunológica, sobre todo de tipo celular, asociada al deterioro gradual del sistema inmune provocado por el envejecimiento”.

Este fármaco se utiliza desde hace más de dos décadas en Cuba, básicamente para tratar infecciones respiratorias recurrentes en ancianos.

Según el extenso protocolo de actuación hecho público recientemente por el Ministerio de Salud, a las personas en centros de aislamiento de casos sospechosos se les suministra también -además del Interferón- Oseltamivir, azitromicina y plasma de pacientes recuperados.

Los pacientes confirmados reciben también el antirretroviral Kaletra y cloroquina, y en los casos graves y críticos se suman la eritropoyetina, Surfacén (un humectante de origen animal empleado en el tratamiento del distrés respiratorio agudo) y el CIGB-258.

El prometedor CIGB-258

Este último fármaco del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), que cuando estalló la pandemia estaba en fase de investigación como tratamiento para la artritis reumatoide, parece ser uno de los logros más prometedores de la ciencia cubana para tratar la Covid-19.

El péptido CIGB-258 fue diseñado para activar los mecanismos que controlan y disminuyen los procesos inflamatorios, según la investigadora al frente del proyecto, Gillian Martínez.

De 49 pacientes a los que les fue suministrado, el 78,2 % de los enfermos en estado crítico sobrevivieron. Y en el caso de los graves la tasa se elevó hasta el 92 % de los graves. Se trata de datos “alentadores” frente a la baja tasa mundial de supervivencia de los enfermos en estado crítico (alrededor del 30 %).

Son asimismo interesantes los resultados logrados con el anticuerpo monoclonal humanizado Itolizumab para frenar la llamada “tormenta de citoquinas”, una reacción descontrolada del sistema inmune que puede tener consecuencias fatales.

El fármaco, producido en Cuba desde 2014, se emplea habitualmente para tratar otras afecciones como la psoriasis y la artritis reumatoide y ha sido utilizado en 70 pacientes de nueve hospitales con alto riesgo de agravamiento.

Escenario favorable

El uso de semejante batería de fármacos para adelantarse a las complicaciones clínicas explica, a juicio del Gobierno cubano, que el sistema sanitario de la isla, aunque deteriorado por décadas de problemas económicos, haya permanecido lejos del colapso.

La suma de casos críticos y graves apenas llegó a las treinta camas en abril, cuando se calcula que tuvo lugar el pico de la pandemia en la isla.

“El sistema de Salud cubano logró controlar la epidemia, no colapsó. Y va en camino a erradicarla”, aseguró el jueves el doctor Raúl Guinovart, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, quien avanzó que el modelo predictivo confirma que el país se mantendrá “en el escenario favorable”.

Con gratitud y afecto despide ciudad italiana brigada médica de Cuba


PRENSA LATINA   -   23 de mayo de 2020



Por Frank González

Roma, 23 mayo (Prensa Latina) Cuando los primeros colaboradores cubanos de la salud arribaron a Italia el 22 de marzo último para ayudar a combatir la Covid-19, los residentes en la ciudad de Crema reforzaron su confianza frente al nuevo coronavirus.

Los 36 médicos, 15 licenciados en enfermería y un especialista en logística fueron acogidos con numerosas muestras de simpatía y agradecimiento por los “cremaschi”, azotados con saña por la epidemia con su secuela de muerte y sufrimiento, en las dramáticas condiciones de aislamiento para frenar el contagio. Los miembros del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias Henry Reeve laboraron con colegas italianos en el hospital principal y en otro de campaña, así como en un centro de atención a adultos mayores con enfermedades asociadas a la Covid-19.


Más de cinco mil atenciones médicas, tres mil 668 de enfermería y 210 altas médicas directas avalan los resultados del trabajo, en la que demostraron profesionalidad, entrega, altruismo y vocación humanista, cualidades con las cuales se ganaron el cariño de todos. Muchas son las anécdotas y experiencias vividas en estos dos meses, en los cuales no tuvieron que lamentar la pérdida de vidas y, por el contrario, sintieron la satisfacción de salvar muchas. Cuando la curva epidémica marca una tendencia positiva y la Covid-19 parece ir en retirada, los habitantes de Crema los despiden agradecidos por su generosidad y la labor realizada, con el afecto sincero de una amistad forjada en circunstancias muy difíciles. En Crema, profesionales de la salud italianos y cubanos demostraron el valor de la colaboración entre países de diferentes lenguas, culturas, sistemas políticos y niveles de desarrollo, unidos en el empeño de salvar vidas, principio en el cual se inspira la ayuda médica de Cuba, más allá de cualquier otra consideración.



Al partir, los colaboradores cubanos de la salud dejan una huella imborrable de altruismo y solidaridad en aquel rincón de la llanura padana, con la satisfacción del deber cumplido y sentimientos recíprocos de gratitud a tono con el concepto martiano de que Patria es Humanidad.

npg/fgg

Buque iraní Fortune con combustible se dirige a refinería de El Palito, Venezuela


El primer buque llega después de cargar gasolina en el puerto iraní de Bandar Abás el mes de marzo. | Foto: HispanTV

Telesur   -    24 mayo 2020

El envío de gasolina por parte de la República Islámica de Irán a Venezuela corresponde al fortalecimiento diplomático y a acuerdos comerciales entre los dos países.

La embarcación iraní Fortune, cargada de combustible para Venezuela, se dirige este domingo al puerto de la refinería El Palito, ubicada en el municipio Puerto Cabello, en las costas del estado Carabobo, informó la corresponsal de teleSUR, Madelein García.

El buque arribó el sábado pasado a aguas venezolanas y es escoltada por embarcaciones, helicópteros y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) del país suramericano.

El primer buque llega después de cargar gasolina en el puerto iraní de Bandar Abás el mes de marzo, el periplo se emprendió desde el pasado 16 de mayo. Se espera en los próximos días el arribo a aguas venezolanas de otros cuatro navíos con gasolina. 

La medida de escoltar la embarcación por parte de la FANB se da ante las amenazas de Estados Unidos (EE.UU.) con atacar los navíos provenientes de Irán. "Nosotros ya hemos contactado con el ministro de Defensa iraní, de cuando todos esos buques entren a nuestra zona económica exclusiva, serán escoltados por naves, buques y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, para darles la bienvenida y decirle al pueblo iraní: ¡Gracias por tanta solidaridad!", indicó el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, el pasado 20 de mayo.

El envío de gasolina por parte de la República Islámica de Irán a Venezuela corresponde al fortalecimiento diplomático y a acuerdos comerciales entre los dos países.

La corresponsal de teleSUR, Madelein García, quien se encuentra a bordo de una de las embarcaciones venezolanas que acompañaron el buque iraní, destacó que toda la trayectoria se realizó con normalidad y, según los funcionarios presentes, "no hubo ningún tipo de amenaza que colocara en peligro la operación".

Además, la Embajada de Irán en Venezuela destacó el arribo del primer buque a las aguas territoriales de la nación suramericana con un mensaje en su cuenta Twitter.

Por su parte, el Comando Estratégico Operacional de la FANB (Ceofanb) publicó en su cuenta Twitter un mensaje de agradecimiento desde las Fuerzas Armadas venezolanas a Irán por su acción solidaria.

"La FANB agradece la solidaridad de la República de Irán Bandera de Irán al asistir al país con ayuda que se materializa en buques con combustible", indicó el comandante del Ceofanb, Remigio Ceballos.

Asimismo, el vicepresidente para el Área Económica, Tareck El Aissami, publicó un mensaje en su cuenta Twitter para saludar la llegada de los buques iraníes "en nombre del (presidente) Nicolás Maduro y de toda Venezuela".

El Aissami también destacó que "esta cooperación energética apunta al desarrollo integral en beneficio de nuestros pueblos".

A principios del presente mes, el ministro de Turismo y Comercio Exterior del país suramericano,  Félix Plasencia, y el embajador de Irán en Venezuela, Hojjatollah Soltani, firmaron convenios de conectividad comercial y de turismo. 

Las embarcaciones Fores, Petunia, Faxon y Clavel llegarían en los próximos días al país suramericano que sufre de desabastecimiento de combustible, debido a las ilegales sanciones impuestas por la Casa Blanca.