miércoles, 14 de marzo de 2018

Rusia sobre el caso Skripal: "No tenemos nada que ver con esto y nada que esconder"


RT  -   14 mar 2018 20:39 GMT

La reunión tiene lugar después de que la primera ministra británica tomara una serie de medidas contra Rusia.

El Consejo de Seguridad de la ONU se ha reunido en su sede en Nueva York para discutir el caso Skripal tras ser convocado de urgencia por Londres.

Según precisó el Ministerio de Relaciones Exteriores británico, el objetivo de la reunión consiste en "informar a los miembros sobre la investigación del ataque con agentes neurotóxicos en Salisbury".

"Reino Unido pidió una sesión a puerta cerrada sobre este caso, y Rusia solicitó que se cambiara el formato a puerta abierta para que todos vean lo que está sucediendo", además, "en la carta enviada por Londres contiene declaraciones y amenazas absolutamente inaceptables contra Rusia", dijo el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.

"¿Por qué Reino Unido ha llevado este caso al Consejo de Seguridad de la ONU en lugar de llevarlo a organizaciones pertinentes? La respuesta es obvia: los británicos saben que sus argumentos no convencerán a los expertos. Ellos temen un debate profesional sobre este tema. Y Moscú considera absolutamente inaceptables las acusaciones infundadas de Theresa May", dijo Nebenzia.

"Londres nos dio un ultimátum para que confesemos este ataque. Nosotros no hablamos en el lenguaje de ultimátum y no permitimos a los demás que lo hagan con nosotros", agregó.

El diplomático señaló que Moscú ha pedido a Londres las muestras del agente nervioso utilizado, pero que esa solicitud ha sido denegada. El Reino Unido "no está actuando de forma transparente", por lo que se puede llegar a la conclusión que "los británicos son los últimos en querer esclarecer este caso", comentó Nebenzia.

"Hay una guerra de propaganda antirrusa con el objetivo de influir en el público" y "no se han presentado pruebas, solo acusaciones", aseveró.

La intervención de Reino Unido

El representante de Reino Unido ante la ONU, Matthew Rycroft, ha acusado a Rusia de violar la Convención sobre las Armas Químicas y ha opinado que actores que no están vinculados a un país no tienen capacidad para producir el agente nervioso Novichok.

Rycroft ha declarado que Londres ofreció a Moscú "la oportunidad de hablar", pero "no recibió ninguna respuesta creíble". Posteriormente, ha añadido que Rusia "es responsable de esta agresión" y ha asegurado que su Gobierno no ha llegado a conclusiones apresuradas, sino que se ha basado en "investigaciones".

Las predicciones de EE.UU.

Por su parte, la representante de Estados Unidos ante ese organismo internacional, Nikki Haley, también ha responsabilizado a Rusia por el suceso que afectó a Serguéi Skripaly su hija Yulia, "otro caso en el que se emplearon armas químicas, tras los llevados a cabo por parte de Corea del Norte y Siria".

La diplomática norteamericana ha aseverado que "con su veto [en el Consejo de Seguridad de la ONU], Rusia encubrió a Assad en cinco ocasiones" y el dirigente sirio "continúa matando a niños con armas químicas".

Para finalizar, Haley ha vaticinado que "si no tomamos medidas concretas e inmediatas, se podrían emplear armas químicas en Nueva York o en otros países".

Asimismo, el embajador de Francia ante Naciones Unidas, François Delattre, ha expresado que su país "tiene plena confianza en la investigación británica" y ha subrayado que París apoya en todo lo posible a Londres, que ha definido como su aliado.

La reunión abierta tiene lugar después de que la primera ministra británica, Theresa May, anunciara varias medidas contra Rusia, entre ellas la expulsión de diplomáticos y la suspensión de todos los contactos bilaterales de alto nivel.

  • El 4 de marzo, el exagente doble de inteligencia Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron envenenados con un agente nervioso en la ciudad británica de Salisbury.

  • El 12 de marzo, Theresa May afirmó que era "muy probable que Rusia fuera responsable" del envenenamiento, en el que se utilizó "un agente neurotóxico de uso militar producido en Rusia" llamado Novichok. La primera ministra dio a Moscú un ultimátum de 36 horas exigiendo explicaciones. 

  • Rusia no proporcionó la información exigida debido a que no ha obtenido ninguna muestra del agente neurotóxico con el que se atacó a Skripal.

  • El 14 de marzo, May ha calificado a Rusia como "culpable" del incidente y ha anunciado medidas en contra del país, incluida la expulsión de 23 diplomáticos.

NO ES OCIOSO HABLAR DE CONTINUIDAD. PERO LO PRIORITARIO AHORA ES HABLAR DE CAMBIOS


ESTEBAN MORALES

Venimos observando un conjunto de discursos que se concentran demasiado en la continuidad de la revolución. Por supuesto, que hablar de la revolución como un proceso de continuidad es relativamente fácil. Por eso, en discursos grandes y pequeños así principalmente se les enfoca.

Porque es cierto, que “contra viento y marea” la revolución cubana ha sobrevivido, e incluso garantizado su continuidad.

Pero también esa continuidad está enfrentando una nueva época de peligros. Por razones que tienen que ver con la propia necesidad de tener que garantizar esa continuidad ganada. Pues nos encontramos dentro de una nueva encrucijada, caracterizada por los momentos siguientes:

-Estamos abocados a un cambio del liderazgo político histórico de la revolución. Que ya no puede esperar más.

-En medio del proceso de aplicación de un nuevo modelo económico. Que garantice la sostenibilidad y el desarrollo.

-Con un conjunto de problemas económicos y políticos por solucionar: relacionados con el proceso de las inversiones, los cambios monetarios y las tasas, el trabajo por cuenta propia, la agricultura, los precios, el mercado al por mayor, la fuerza de trabajo calificada y su utilización en el trabajo por cuenta propia, la empresa estatal, etc.

-Todo en medio de un nuevo periodo de enfrentamiento con la política de Estados Unidos.

Dentro del tales procesos se han cometido errores, que deberán ser rectificados. Dar pasos que aún no se han dado. Pasos que al darlos se han gestionada mal. Situaciones que apenas han sido enfrentadas, como los cambios constitucionales, la legislación económica, el papel del monopolio del comercio exterior, etc. Entrando todos en el legado dejado por Fidel de “cambiar todo lo que deba ser cambiado”.

Pero, en demasiados discursos, que enfocan o tratan de enfocar el momento actual que vive la revolución cubana, se soslaya no pocas veces el reto principal: los cambios a realizar.

Particularmente en nuestra economía, aun no damos la nota. Pues no crecemos sistemáticamente, ni aun garantizamos el desarrollo. Pues nuestro Principal encargado del asunto, se nos presenta con enfoques que hablan más de continuidad que de cambios; e incluso, hasta de marchas y contramarchas. O movimientos que han resultado ser demasiado lentos.

Aún estamos tratando de hallar el lugar que va a tener la propiedad privada dentro del proceso de construcción socialista, más enfocado este hacia la “aplicación del nuevo modelo económico”, que como un proceso de transición socialista como tal. Error, que brota de no ver el momento actual como el de una integral transición hacia el socialismo; por lo que emergen contradicciones que no se tratan como ya la teoría de la transición al socialismo las enfoco hace muchos años.

Querer entonces enfocar el momento actual como un simple momento de aplicación de un nuevo modelo económico y no ver ello como el periodo de un proceso integral de tránsito hacia la sociedad socialista, nos saca del verdadero marco teórico conceptual del momento que estamos viviendo y nos hace dar marchas y contramarchas, temerosas e incoherente. Tal y como hemos hecho con el trabajo por cuenta propia, las cooperativas, los  procesos inversionistas, la política agrícola, la contratación de la fuerza de trabajo, el acopio, la contratación de la fuerza de trabajo  y la independencia de la empresa estatal, entre otros; cuyo trasfondo conceptual es que concretamente no sabemos aún, cuál será el papel de la propiedad privada dentro de tal proceso.

Por eso hablamos de un trabajo por cuenta propia que se estará obligado a ejercer con una sola licencia; que no se puede acumular capital y riqueza; que hacemos reducciones puramente administrativas de las categorías del cuentapropismo; que hay que desaparecer a los carretilleros; y que los profesionales no pueden ejercer el trabajo por cuenta propia, a pesar de que se nos van del país los mejores y en cantidades demasiado altas.

Por lo que, si ese es el marco económico-conceptual del discurso del cambio, será el oportunismo político el que lo defienda. Trayendo como consecuencia de que no habrá ningún dirigente político que se atreva a defender otra cosa que modifique ese discurso.

Temprano en la mañana del día 8 de febrero del año en curso, Marcela Heredia de TELESUR, le preguntaba a Suzely Morfa, primera secretaria de la UJC Nacional, sobre algunos aspectos importantes de la realidad cubana, el proceso electoral, etc. Y la joven dirigente no menciono la palabra cambio ni en una sola ocasión. Solo hablo de continuidad. Siendo asombroso observar como decenas de dirigentes, fundamentalmente jóvenes, hablan de continuidad y las palabras de Fidel en su concepto de revolución,” Cambiar todo lo que deba ser cambiado”, brilla por su ausencia en los discursos. Incluso dirigentes de alto nivel del gobierno y del partido, hablan mucho de continuidad y casi nunca mencionan la necesidad de los cambios.

Pero el asunto es aún más grave, porque no se trata simplemente de que sean nuestros dirigentes económicos los que enfoquen el asunto de esa manera; sino que en el Documento de la Conceptualización, el fenómeno está planteado en términos de evitar la acumulación de riqueza y de capital. Esta así, conceptualmente planteado por un documento rector del partido y del estado. ¿Por lo que cuantos nos vamos atrever a decir que esa conceptualización hay que cambiarla?

¿Cuántos nos vamos a atrever a decir, que sin acumular riqueza y capital no pueden existir crecimiento económico y desarrollo? Que el problema no está en acumular riqueza y capital, sino en lograr distribuir sus resultados en beneficio de toda la sociedad. Única forma de superar el sentido bipolar del desarrollo del capitalismo.

Pero hasta ahora, dentro de esa conceptualización, creo que mal interpretada, está la mentalidad de nuestros dirigentes económicos, que se lo trasmiten al resto de la dirección del país.

Luego entonces, ¿Qué dirigentes vamos a heredar, en términos de las necesidades de cambios? En términos de mentalidades enfocadas al cambio. Sabiendo, además, que aún existe tanta gente opuestas a los cambios.

De no superar la situación antes descrita, que no es simplemente conceptual, sino además práctica, no haremos los cambios a los que Fidel nos ha conminado, por lo que nuestra sociedad quedara estancada, en medio de una transición que no podremos superar para llegar al socialismo.

Por eso, el único modo de evaluar el cambio generacional del liderazgo político, será necesariamente observar y exigir continuamente, en qué medida, la nueva dirección, sustituta de la Dirección Histórica de la revolución, será capaz de emprender y desplegar los cambios que garanticen la continuidad de la revolución en las nuevas condiciones históricas que ahora se nos presentan.

La Habana, 6 de marzo del 2018

Trump afirma que el cosmos es "un campo de batalla" y propone crear una "Fuerza Espacial"


RT  -   14 mar 2018 16:43 GMT

El mandatario estadounidense se pronunció a favor de la militarización del espacio a pesar de que está prohibida por convenios internacionales.


El presidente de EE.UU., Donald Trump, propuso la creación en su país de una Fuerza Espacial, una nueva rama militar que utilizaría el espacio exterior como un "campo de batalla". Aparte de eso, prometió que los estadounidenses pronto llegarán a Marte.

"Mi nueva estrategia nacional para el espacio reconoce que el cosmos es un campo de batalla igual que lo son tierra, aire y mar. Incluso podríamos tener una Fuerza Espacial", afirmó el mandatario en un discurso desde la base aérea de Miramar, en California. "Tenemos la Fuerza Aérea, tendremos una Fuerza Espacial", aseguró.

A pesar de que Trump ha promocionado la idea de la militarización espacial en otras ocasiones, no está claro si sus palabras pueden tomarse al pie de la letra: el propio presidente reconoció que sus primera propuestas de la idea "en realidad no fueron en serio".

La reacción a estas palabras desde Rusia ha sido de consternación. Dmitri Rogozin, viceprimer ministro encargado de la industria de Defensa del país, considera que si esta declaración significa un despliegue de armas en el espacio, "EE.UU. ha abierto una caja de Pandora".

EE.UU. forma parte de acuerdos internacionales como el Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre de 1967, que prohíbe la militarización del espacio. Hasta el momento, ningún país tiene una rama militar fuera de la Tierra; por ejemplo, las recientemente creadas Fuerzas Aeroespaciales rusas se limitan a la gestión de satélites, ejecución de alertas y administración de cosmódromos.

Rusia sobre las declaraciones de May: "Es una provocación brutal sin precedentes"


RT  -   14 mar 2018 16:51 GMT

Desde Moscú consideran las medidas diplomáticas británicas como "inaceptables e indignantes", y prometen que habrá repercusiones.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia. Vladimir Pesnya / Sputnik

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha condenado categóricamente la crisis diplomática provocada por la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, que expulsó a 23 diplomáticos rusos de suelo británico por el caso Skripal.

Las palabras de May son "inaceptables e indignantes" y corresponden a una "provocación brutal sin precedentes" que socava las bases de un adecuado diálogo intergubernamental, afirman desde la Cancillería rusa. Agregan que las medidas de respuesta de parte de Moscú "no se harán esperar".

La semana pasada, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, tachó de "propaganda" las acusaciones que vinculan a Moscú con el envenenamiento del doble agente ruso Serguéi Skripal. "No es serio, es pura propaganda, una pura escalada de histeria", señaló Lavrov.

Rusia no acepta ultimátums

Por su parte, el embajador ruso en Reino Unido, Alexánder Yakovenko, comunicó al Ministerio de Exteriores británico que Rusia lamenta este traspié en las relaciones bilaterales, pero enfatizó que toda la responsabilidad al respecto recae sobre Londres.

"No estamos dispuestos a hablar en el lenguaje de los ultimátums", aseveró Yakovenko en entrevista con Sky News. Agregó que Reino Unido "debe seguir el derecho internacional" a través de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

El pasado 4 de marzo, Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron envenenados deliberadamente con un agente nervioso en un centro comercial de Salisbury.

El presidente ruso, Vladímir Putin, aconsejó al Reino Unido que solucione el caso del envenenamiento de Serguéi Skripal antes de discutir el suceso con Moscú.

Este lunes, la primera ministra británica dio a Moscú dos días para dar una explicación "creíble" sobre el envenenamiento de Skripal luego de indicar que Moscú "muy probablemente" está detrás de la acción.

Reino Unido expulsa a 23 diplomáticos rusos por el caso Skripal


RT  -   14 mar 2018 15:50 GMT

Theresa May espera la adopción de nuevas medidas contra Rusia a nivel internacional.

La primera ministra británica, Theresa May / Reuters

Reino Unido ha decidido expulsar a 23 diplomáticos rusos y suspender todos los contactos bilaterales de alto nivel con Moscú por el caso Skripal, ha anunciado la primera ministra británica, Theresa May, ante el Parlamento. 

Se trata de "la expulsión singular más grande en más de 30 años", ha agregado May. Asimismo, ha afirmado que los 23 diplomáticos han sido identificados como "agentes de inteligencia no declarados". Tienen una semana para abandonar el país. 

El Reino Unido también ha retirado una invitación al ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, para acudir a Londres.

May ha comparecido este miércoles ante el Parlamento sobre el caso del exagente de Inteligencia ruso Serguéi Skripal que, junto con su hija, fue envenenado el pasado 4 de marzo en la ciudad de Salisbury. La primera ministra ha afirmado que Rusia es "culpable" del incidente con Skripal y ha tachado las acciones de Rusia en este caso de "uso ilegal de fuerza" para con el Reino Unido.

"Cortar por completo el diálogo entre Rusia y el Reino Unido no está en los intereses nacionales del país, pero las relaciones no serán las mismas", ha dicho May. "Muchos rusos hacen una contribución valiosa a este país y van a ser bienvenidos. Pero para aquellos que quieran perjudicarnos, el mensaje es claro: no son bienvenidos", ha expresado la primera ministra.

Controles más estrictos

Entre otras medidas, May ha agregado que su Gobierno va a redactar una nueva legislación antiespionaje y aumentará los controles de los ciudadanos rusos que entren en el país. 
"Vamos a reforzar los controles de los aviones privados y endurecer las inspecciones en las aduanas y en el control del transporte de mercancías", ha detallado May.

Endurecimiento de las sanciones

La primera ministra ha informado que se incluirán nuevas enmiendas al estilo Magnitski en el proyecto de ley de sanciones existente. El proyecto de ley prevé la prohibición de visados y la congelación de activos de las personas acusadas de violar los derechos humanos.

El proyecto, introducido por el laborista Ian Austin, ya ha pasado por una primera lectura. La segunda lectura está prevista para junio de 2018.

Asimismo, el Reino Unido congelará las cuentas estatales de Rusia en el país si halla pruebas de que puedan ser utilizadas "para amenazar la vida y la propiedad de ciudadanos británicos", ha agregado May.

Copa Mundial 2018

Entre otras medidas, May ha anunciado que los altos funcionarios británicos y los miembros de la familia real no acudirán al Mundial de Rusia 2018.

Medidas internacionales

La primera ministra espera la adopción de nuevas medidas contra Rusia a nivel internacional. "Hoy, en Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU realizará consultas en las que vamos a intentar lograr una respuesta internacional firme", ha dicho la mandataria.

May ha afirmado haber informado a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas de que "Rusia utilizó una sustancia neurotóxica" contra Skripal, refiriéndose al agente neurotóxico Novichok. "Estamos colaborando con la Policía para que OPAQ pueda comprobar los datos obtenidos", ha agregado.

El ultimátum 

Este lunes May afirmó que era "muy probable que Rusia fuera responsable" del envenenamiento, que, según la primera ministra, se realizó utilizando "un agente neurotóxico de uso militar del tipo producido en Rusia", y dio a Moscú un ultimátum de 36 horas exigiendo explicaciones. La jefa del Gobierno británico destacó que el ataque fue un acto directo del Estado ruso contra el Reino Unido o el Gobierno ruso permitió que este agente tóxico cayera en las manos equivocadas.  

Rusia no proporcionó la información que había pedido el Reino Unido debido a que no ha obtenido ninguna muestra del agente neurotóxico utilizado contra Skripal. El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, afirmó que según la Convención sobre armas químicas, el Reino Unido tenía que haberse dirigido directamente al país sospechoso de haber utilizado la sustancia, proporcionándole acceso a la misma.

LA DEMOCRACIA EN CUBA Y EN ESTADOS UNIDOS


Por Manuel E. Yepe

Democracia y libertad, son dos categorías muy manipuladas por la élite que gobierna Estados Unidos, hasta el punto que las ha instalado en la mente de la mayor parte de sus ciudadanos de la nación como calificativos del modelo de sistema capitalista que rige en esa nación norteamericana, al que le asignan como destino manifiesto extenderse por todo el mundo.

El “mérito” de sus ideólogos por haber logrado controlar las psiquis de sus habitantes es mayor aún si se advierte que se trata de dos categorías -democracia y libertad- que en la sociedad actual de Estados Unidos han adquirido características diametralmente opuestas a las que semánticamente les correspondería.

Hay otros conceptos comúnmente manipulados por la élite que gobierna en la superpotencia mundial, como derechos humanos y gobernabilidad, de los que se valen sistemáticamente, apoyándose en sus inmensos recursos y las posibilidades que les están dadas por el control de los medios de comunicación que ejercen a escala global.

Es, por ejemplo, insultantemente irónico y engañoso el hecho de que Estados Unidos utilice el bloqueo económico como medida coercitiva contra muchas naciones que, como es el caso de Cuba, ha visto vulnerados todos los derechos de su pueblo durante más de medio siglo y, no obstante, presumen ante la opinión pública mundial como principales defensores de la vigencia de los derechos humanos de los pueblos. Pretender actuar al mismo tiempo como fiscal acusador y juez en los casos de violaciones que solo detecta en los gobiernos que no subordinan sus soberanías a la voluntad y conveniencia de Washington, es el colmo del cinismo.

La práctica de presentarse como modelo del mundo responde a la intención de cuestionar y controlar el manejo de los asuntos internos de los países que se les están sometidos. Siempre vinculan las características de tal sumisión a sus respuestas a pedidos de asistencia financiera,  transferencia de tecnología o apoyo en conflictos políticos con terceros país.

Debe saberse que, cuando la revolución cubana llegó al poder en 1959, la lucha que unificaba al pueblo cubano en aras de su autodeterminación era, en primer lugar, y por sobre todas las cosas, la lucha por los derechos humanos y la justicia, aspiraciones que tenían como principal oponente a las autoridades de Washington.

Cuba es probablemente el único país en el mundo donde nunca, desde 1959, ha sido torturado un solo prisionero, donde nunca en este período ha tenido lugar ejecución extrajudicial alguna y donde jamás las fuerzas policiales han usado chorros de agua, golpes de toletes u otras formas humillantes de represión contra manifestantes. Cuba es en la actualidad el único país en América Latina donde, en los últimos 58 años, no han existido fuerzas paramilitares ni escuadrones de la muerte, ni asesinatos, ni desapariciones o tortura de prisioneros, ni se ha utilizado violencia alguna contra el pueblo.

En Cuba, desde 1959, (si se exceptúa la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo), ningún prisionero ha sido jamás asesinado, torturado, violado sexualmente, llevado al exterior para ser torturado a distancia, encerrado sin juicio o “desaparecido” simplemente, al estilo de las brutales dictaduras latinoamericanas patrocinadas Washington durante el vergonzoso Plan Cóndor.

En Cuba, desde 1959, solo en la base naval que Washington mantiene ilegalmente junto a la bahía de Guantánamo, pudiera uno encontrar dirigentes civiles y militares que promuevan o permitan la tortura física u otras formas equivalentes de humillación contra detenidos.

Tales vergonzosas prácticas fueron introducidas en Latinoamérica por la  Escuela de las Américas del Departamento de Defensa de Estados Unidos, donde se forman oficiales para las fuerzas armadas de los países que controla la superpotencia.

Métodos para quebrar prisioneros mediante técnicas de depresión sensorial, aislamiento, negación de sueño, nudismo forzoso, miedo inspirado por animales entrenados para ello, actos de humillación sexual o cultural, ejecución  simulada y amenazas de violencia o muerte contra detenidos o sus seres queridos, entre otras prácticas inhumanas, se extendieron por los cuarteles y  estaciones militares y policiales del continente a partir de la asesoría de consejeros e instructores venidos de Estados Unidos.

En Cuba no hay presos políticos, si por tal se entiende gente encarcelada por propagar o profesar ideas políticas contrarias al gobierno.

Quien tenga dudas acerca de dónde la democracia funciona y dónde es pura ficción puede comparar, con objetividad y amplitud, el sistema electoral de Cuba -donde el pueblo es quien postula, elige y controla a sus líderes sin intermediarios- con el que llevó a la presidencia de Estados Unidos al señor Donald Trump.

O, sin ir más lejos, con las recientes elecciones en Colombia que aplaude Washington.

La Habana, Marzo 13 de 2018

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

DERIVA DE LA IZQUIERDA


Jorge Gómez Barata

Después de más de cuarenta años, los estados socialistas de Europa Oriental, instalados a partir de la orientación soviética, con graves problemas estructurales y carentes de apoyo popular, sucumbieron. La crisis alcanzó a la propia Unión Soviética, donde ocurrió exactamente lo mismo sin que los pueblos y las poderosas fuerzas políticas que había generado, en especial un partido de veinte millones de militantes y un movimiento sindical con 100 millones de afiliados, la defendieran.

Ante tales evidencias que desmintieron rotundamente el dogma de que el socialismo era “irreversible”, Fidel Castro llamó a los militantes cubanos a estar alerta porque los errores y las inconsecuencias podían destruir desde dentro a la Revolución y advirtió que el modelo instaurado no funcionaba. Poco después, bajo la presidencia de Raúl Castro se iniciaron las reformas que han comenzado por la economía. 

Aunque separadas por el tiempo y la distancia, algo parecido ha ocurrido en América Latina donde, después de un desempeño exitoso, los gobiernos de izquierda caen uno tras otros, en este caso por el voto negativo de aquellos a quienes habían beneficiado. ¿Habrá algo en común? ¿Existirá algún elemento intrínseco que impide la consolidación del socialismo o de los enfoques de izquierda o simplemente progresistas?

Aunque se han acumulado varios ejemplos, el más relevante es el de Brasil donde los representantes del Partido del Trabajo, la principal fuerza política de la izquierda latinoamericana, Luis Ignacio Lula y Dilma Rousseff gobernaron durante 13 años, en los cuales tuvieron tiempo y condiciones para conducir una vasta obra social y acumular un enorme capital político.

Algo parecido ocurrió en Argentina donde Néstor y Cristina Kirchner gobernaron por 12 años, al cabo de los cuales el candidato que debía dar continuidad a su obra, fue derrotado convincentemente. En El Salvador la izquierda parece abocada a una catástrofe electoral.

Al dejar la presidencia Lula era más popular que al asumirla y el electorado respaldó a su candidata Dilma Rousseff que realizó una gestión de continuidad hasta que su popularidad comenzó a ser socavada por manifestaciones populares, en parte asociada a la Copa Mundial de futbol, hasta que finalmente, en 2016 fue destituida por el parlamento sin que ello provocara mayores reacciones. Tampoco la defensa de Lula, que es víctima de una injustificada persecución judicial, es respaldada por una vigorosa reacción del pueblo y las fuerzas políticas progresistas.

Ante el drama que vive el que fuera el más popular de los políticos latinoamericanos, amenazado con pasar sus últimos días en la cárcel, uno se pregunta: ¿Dónde están los partidos comunistas y las fuerzas progresistas brasileñas? ¿Dónde los poderosos sindicatos de Sao Paulo? ¿Acaso es muda la intelectualidad y la academia brasileña? ¿Se acabó en Brasil la prensa progresista y honesta? ¿No hay en ese país jóvenes y estudiantes universitarios combativos?     

    En Nicaragua y Uruguay donde ha prevalecido un enfoque que ha privilegiado la búsqueda de consenso nacional, las cosas han marchado mejor  

La falta de respuesta a esta y otras problemáticas que afectan a la izquierda, puede estar asociada al modo como se gestionó el socialismo a lo largo de los setenta años de vigencia de un esquema plagado de dogmas e imposiciones, que impidieron a los científicos sociales y a la intelectualidad de los países socialistas y del propio país soviético, investigar, experimentar actualizar y colocar en contexto los preceptos del marxismo e incluso del leninismo. 

Obviamente, es preciso realizar indagaciones serias para descubrir las razones de que, aun en ambientes favorables, la izquierda no logre consolidar sus resultados, lo cual es particularmente importante para las experiencias en curso.  Se trata de una tarea urgente. Allá nos vemos.

La Habana, 14 de marzo de 2018

………………………………………………………………………..
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto! Al reproducirlo, citar la fuente.