jueves, 19 de abril de 2018

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 20 DE ABRIL DE 2018



Esta semana se ha conocido a través de medios de prensa que el Juzgado 3º de Paz de San Salvador ha ordenado a la fiscalía general de la república que acuse a los autores intelectuales del asesinato de los sacerdotes jesuitas.

De igual forma, dicho juzgado ha declarado nulidad absoluta de la audiencia inicial del caso celebrada el año 2000, por lo que la fiscalía tendrá ahora que presentar un nuevo requerimiento contra los autores intelectuales del crimen, para la posterior celebración de la audiencia inicial. Así lo dio a conocer el abogado de las víctimas, Arnau Baulenas.

Recalcó el abogado del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana, con sus siglas IDHUCA, que el Juzgado declaró nulidad absoluta de la audiencia inicial efectuada el año 2000, y en la que se dictaba el sobreseimiento del proceso a favor de seis militares y del expresidente de la República Alfredo Cristiani, primer presidente de Arena en el período de 1989 a 1994.

Por su lado, la defensa de los acusados trató de dilatar la sentencia alegando que ya había cosa juzgada. Previamente, el IDHUCA había solicitado en noviembre de 2017 la reapertura de la causa penal contra los autores intelectuales de la masacre.

El abogado Baulenas ratificó que el juez ha declarado que no hay cosa juzgada y que la excepción por falta de acción tampoco es procedente, como argumento para tal resolución.

Los acusados por participar en el asesinato, catalogado de lesa humanidad, son los generales Humberto Larios, Juan Rafael Bustillo, Francisco Elena Fuentes, Rafael Zepeda, René Emilio Ponce (ya fallecido), y el coronel Inocente Montano, quien enfrente juicio en España por este crimen, luego de ser extraditado por los Estados Unidos.

Respecto a los señalamientos que recaen en el expresidente Cristiani, el exrector de la UCA y actual director del IDHUCA, José María Tojeira, ha afirmado que la petición de reapertura no incluye al expresidente porque no existen indicios que éste haya conocido antes ni durante ocurrió el crimen, sino hasta después.

También la petición deja por fuera a los autores materiales de la masacre, quienes fueron sometidos a un cuestionado juicio en 1992; y en el que fueron condenados a 30 años de prisión dos militares, quienes fueron liberados al aprobarse la ley de amnistía de 1993.

Al ser ésta abolida por la sala de lo Constitucional de Corte Suprema de Justicia, uno de ellos se encuentra actualmente detenido, luego que la Cámara Primera de lo Penal ratificara la condena de 30 años contra el coronel Guillermo  Alfredo Benavides, impuesta en 1992 por el entonces Juzgado Cuarto de lo Penal de San Salvador.

Como se recuerda, la muerte de cinco sacerdotes de origen español, uno salvadoreño y una empleada y su hija menor de edad ocurrió en la madrugada del 16 de noviembre y estuvo a cargo del batallón élite Atlacatl, del que Benavides era jefe de comando operacional para perpetrar el hecho.

Las víctimas fueron Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Armando López y Juan Ramón Moreno, de origen español. También fue asesinado el sacerdote salvadoreño Joaquín López y la colaboradora doméstica Elba Ramos y su hija Celina, de 17 años.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, por Radio Inédita, en Cosquín, Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Detienen a un activista español por escribir en Facebook "Los Borbones a los tiburones"


RT 19 abr 2018 19:26 GMT

Roberto Mesa habría difundido ese mensaje el mismo día en que los reyes de España visitaron Santa Cruz de Tenerife.

facebook.com / Roberto Mesa

Esta mañana, la Policía Nacional ha puesto en marcha un dispositivo compuesto por más de seis vehículos para detener al activista tinerfeño Roberto Mesa en su domicilio de La Laguna (Islas Canarias, España) por un delito de odio e injurias graves a la corona.

Fuentes vinculadas a Mesa, vinculado a diferentes movimientos sociales, aseguran que las autoridades españolas le podrían haber arrestado por difundir a través de su perfil de Facebook el mensaje: "Los Borbones, a los tiburones" el mismo día en que los reyes de España, Felipe VI y Letizia, visitaron Santa Cruz de Tenerife.

Para esta tarde, al menos una organización ha convocado una protesta frente a la comisaría en que se encuentra el sospechoso para mostrarle su apoyo y manifestar su rechazo a la situación en la que se encuentra, que ha sido ampliamente comentada a través de las redes sociales.

FELIZ CONFIRMACIÓN DE DEMOCRACIA EN CUBA


Por Manuel E. Yepe

El sistema electoral cubano confirmó su carácter democrático mediante el ejercicio del procedimiento consultivo popular que eligió a Miguel Díaz-Canel Bermúdez como jefe de Estado y de Gobierno, en quien los cubanos depositan ahora sus esperanzas y voluntad de continuidad del proceso revolucionario de la isla, paradigma de las ideas y luchas por el socialismo y la independencia de las naciones de América Latina.

“No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo lo Revolución. Vengo a cumplir el programa que nos hemos impuestos con los lineamientos del Socialismo y la Revolución”, subrayó acerca de sus principales objetivos de trabajo el nuevo Presidente.

Díaz-Canel ocupaba el cargo de Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Junto a él fue proclamado 1er. Vice-presidente el ingeniero Salvador García Mesa. Antes, Esteban Lazo había sido reelecto Presidente de la ANPP.

El 18 de abril se constituyó la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba (ANPP) en su Novena Legislatura y ésta eligió, de entre sus 605 diputados recién electos, a los miembros de su órgano superior, el Consejo de Estado. Éste, a su vez, escogió en su primera reunión constitutiva al nuevo presidente de la República de Cuba, sucesor del General Raúl Castro Ruz quien había estado al frente del gobierno de la nación desde 2008.

Inicialmente, Raúl ocupó el cargo por sustitución reglamentaria al enfermar el Presidente Fidel Castro Ruz y corresponderle a él reemplazarlo en función de su deber como Primer Vicepresidente, cargo que legalmente le había sido asignado por la Asamblea Nacional del Poder Popular anteriormente.

Durante esos dos períodos presidenciales consecutivos que antecedieron, Raúl fue electo y reelecto Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros por voluntad de la ciudadanía expresada en las urnas, pero en esta ocasión el líder revolucionario cubano anunció su decisión de no presentarse a una nueva reelección.

Raúl Castro había sido, desde que comenzara la insurrección contra la tiranía de Batista, la segunda figura en la dirigencia de la revolución. Su actuación al frente del gobierno le conquistó un incremento en su prestigio como líder, que ya era grande por su brillante desempeño al frente de la defensa del país.

Nadie cuestiona que la autoridad y popularidad enorme de Raúl lo habrían capacitado para continuar en el cargo presidencial en un nuevo período, pero el propio Raúl Castro había propugnado la necesidad de renovar los dirigentes de la revolución y el gobierno, lo que, a los ojos del pueblo convirtió el acatamiento de su decisión de no continuar en el cargo en algo así como el pago de una deuda de gratitud a su Presidente.

En la mañana de este 19 de abril, fecha en que se conmemora la primera derrota del imperialismo yanqui en América ocurrida en Playa Girón, Miguel Díaz-Canel pronunció su primer discurso como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Con esta legislatura –destacó- culmina el proceso eleccionario de los últimos meses que el pueblo ha llevado a cabo consciente de su importancia histórica, sin que mediaran campañas, ni corrupción ni demagogia. Los ciudadanos han distinguido a personas humildes, trabajadoras y modestas, como sus genuinos representantes, los cuales participarán en la aprobación e implementación de las políticas aprobadas.

Añadió que quien quiera ver a Cuba en toda su diversidad, puede percibirla en su Asamblea Nacional.

Destacó que asume la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios, desde cualquier trinchera, “seremos fieles a Fidel y a Raúl, líder actual del proceso revolucionario”.

Acto seguido resaltó, como otro logro heredado, que “la unidad se ha hecho invulnerable en el seno de nuestro partido, que no nació de la fragmentación de otros, sino de la unificación de quienes se proponían lograr un mejor país”.

“Raúl se mantiene al frente de la vanguardia política, sigue siendo Primer Secretario del Partido como referente que es para la causa revolucionaria, enseñando y siempre presto a enfrentar al imperialismo, como el primero, con el fusil a la hora del combate».

Destacó la obra revolucionaria y política de Raúl, su legado de resistencia y en la búsqueda del perfeccionamiento de la nación, su dimensión de estadista, formando consenso y liderando el proceso de implementación de los lineamientos del Partido. Igualmente refirió cómo había apoyado Raúl los esfuerzos por lograr el regreso de los Cinco héroes que predijera Fidel.

Esta sesión de la Novena Legislatura de la Asamblea Nacional fue clausurada por Raúl con un vibrante e histórico discurso que delineo muchas de las tareas más urgentes con deberá encarar el nuevo Presidente cubano.

La Habana, Abril 19 de 2018

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

Miguel Díaz-Canel: Asumo la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios seremos fieles a Fidel y a Raúl


El nuevo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba abordó las posturas de continuidad del gobierno que encabezará, en especial en cuanto a la relación con el pueblo, las relaciones internacionales y el liderazgo del Partido Comunista de Cuba, al frente del cual continúa el General de Ejército Raúl Castro Ruz

19 de abril de 2018 10:04:30

Foto: Tomada de Twitter

En la mañana de este 19 de abril, día histórico en que ya no solo se conmemora la primera derrota del imperialismo yanqui en América sino la toma de posesión de un nuevo gobierno en Cuba que hace evidente en las más altas esferas de dirección del país la continuidad de las nuevas generaciones con el legado de la generación histórica que fundó la Revolución cubana, el compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, pronunció su primer discurso.

Su primera intervención comenzó con un reconocimiento al liderazgo del General de Ejército Raúl Castro, quien fue el candidato con más votos en estas elecciones generales vividas por el país, así como también estuvo entre los de mayores cantidades de votos los Comandantes de la Revolución, «quienes al estar en esta sala nos dan la oportunidad de abrazar la historia», destacó.

Igualmente hizo referencia a «los oscuros intentos por destruirnos» de quienes no han podido destruir «el templo de nuestra fe».

Con esta legislatura —destacó— culmina el proceso eleccionario de los últimos meses que el pueblo ha llevado a cabo consciente de su importancia histórica. El pueblo ha elegido a sus representantes atendiendo a su capacidad para representar a las localidades, sin que mediara una campaña, sin corrupción ni demagogia. Los ciudadanos han distinguido a personas humildes, trabajadoras y modestas, como sus genuinos representantes, los cuales participarán en la aprobación e implementación de las políticas aprobadas.

En su opinión, «este proceso ha contribuido a la consolidación de la unidad en Cuba».

Sobre las expectativas que pudiera tener el pueblo sobre este gobierno, destacó que el nuevo Consejo de Estado debe continuar «actuando, creando y trabajando sin descanso, en vínculo permanente con su gente noble».

También añadió que, si alguien quisiera ver a Cuba en toda su composición, bastaría que viera nuestra Asamblea Nacional, con todas las mujeres que ocupan cargos decisivos en el estado y el gobierno. Sin embargo, alertó, no importa tanto cuánto nos parecemos al país que somos, como el compromiso que contraemos con el presente y el futuro de Cuba. El Consejo de Estado y de Ministros tiene su razón de ser en el vínculo permanente con la población.

LA BANDERA DE LA REVOLUCIÓN PASA A MANOS DE LOS PINOS NUEVOS

Díaz-Canel señaló cómo durante la clausura del Congreso del Partido el General de Ejército dejó claro que su generación entregaría a los pinos nuevos las banderas de la Revolución y el Socialismo lo cual significa —entre muchas razones— que el mandato dado por el pueblo a esta legislatura es crucial y que debemos perfeccionar nuestra labor en todos los ámbitos de la vida de la nación.

«Asumo la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios, desde cualquier trinchera, seremos fieles a Fidel y a Raúl, líder actual del proceso revolucionario», destacó el nuevo Presidente de Cuba.

Acto seguido resaltó que los hombres y mujeres que forjaron la revolución «nos dan las claves de una nueva hermandad que nos transforma en compañeros y compañeras» y destacó, como otro logro heredado, la unidad que se ha hecho invulnerable en el seno de nuestro partido, que no nació de la fragmentación de otros, sino de quienes se proponían lograr un mejor país.

Por eso, dijo, «Raúl se mantiene al frente de la vanguardia política. Él sigue siendo nuestro Primer Secretario como el referente que es para la causa revolucionaria, enseñando y siempre presto a enfrentando al imperialismo, como el primero, con su fusil a la hora del combate».

De la obra revolucionaria y política del General de Ejército destacó su legado de resistencia y en la búsqueda del perfeccionamiento de la nación. «Al dolor humano, antepuso el sentido del deber», comentó en referencia a la pérdida física del Comandante en Jefe Fidel Castro el 25 de noviembre de 2016.

Asimismo, destacó de Raúl su dimensión de estadista, formando consenso nacional y la manera en que liderado el proceso de implementación de los lineamientos. Igualmente destacó cómo había hecho realidad el regreso de los Cinco héroes, tan anunciado por Fidel.

 Ha signado con espíritu propio las relaciones internacionales: dirigió las relaciones diplomáticas con EE.UU., lideró la presidencia protémpore de la CELAC, el proceso de Cuba como garante para la paz en Colombia, y ha estado en todos los diálogos regionales y hemisféricos resaltando las razones de nuestra américa. Ese es el Raúl que conocemos, dijo Díaz-Canel.
Y recordó al pueblo cuando el General de Ejército, siendo muy joven, participó en la expedición del Granma, emprendió la lucha en la Sierra Maestra, fue ascendido a Comandante, y desarrolló experiencias de gobierno que serían aplicadas en el país tras el triunfo revolucionario.

SOBRE EL NUEVO MANDATO

Conozco de las preocupaciones y las expectativas de un momento como este, pero sé de la fuerza y sabiduría del pueblo, el liderazgo de Partido, las ideas de Fidel, la presencia de Raúl y Machado, y conociendo el sentir popular, le afirmo a esta asamblea que el compañero Raúl, encabezará las decisiones para el presente y futuro de la nación, puntualizó Díaz. 

Ratifico que la política exterior cubana se mantendrá inalterable. Cuba no aceptará condicionamientos. Los cambios que sean necesarios los seguirá haciendo el pueblo cubano, agregó.
También reclamó el apoyo de todos los que ocupan responsabilidades de dirección a diferentes niveles en la nación, pero, sobre todo del pueblo. «Tendremos que ejercer una dirección cada vez más colectiva. Fortaleciendo la participación del pueblo», resumió.

No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo lo Revolución en todos estos años. Vengo a cumplir el programa que nos hemos impuestos con los lineamientos del Socialismo y la Revolución, subrayó acerca de sus principales objetivos de trabajo.

Y en cuanto a los enemigos del proceso revolucionario, dijo: Aquí no hay espacio para una transición que desconozca o destruya la obra de la Revolución. Seguiremos adelante sin miedo y sin retrocesos; sin renunciar a nuestra soberanía, independencia, programas de desarrollo, e independencia.

«A quienes por ignorancia o mala fe dudan de nuestro compromiso, debemos decirles que la Revolución sigue y seguirá», aclaró pues «el mundo ha recibido el mensaje equivocado de que la revolución termina con sus guerrilleros».

Cuba tiene nuevo presidente


ASAMBLEA NACIONAL -  La Habana, 19/04/2018


Miguel Díaz-Canel Bermúdez es el nuevo presidente de Cuba. Con el 99, 83% de los votos válidos emitidos, los diputados ratificaron este miércoles quien encabezará al Consejo de Estado durante los próximos cinco años.

Los resultados fueron dados a conocer hoy por Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, ante la recién constituida Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

También fueron ratificados Salvador Valdés Mesa como Primer Vicepresidente; Ramiro Valdés Menéndez, Roberto Tomás Morales Ojeda, Gladys María Bejerano Portela, Inés María Chapman Waugh, y Beatriz Johnson Urrutia como vicepresidentes; y  Homero Acosta Álvarez como secretario.

El Consejo de Estado quedó integrado, además, por Leopoldo Cintra Frías, Teresa Maria Amarelle Boué, Ulises Guilarte de Nacimiento, Miriam Nicado García,  Guillermo García Frías, Bruno Rodríguez Parrilla, Martha del Carmen Mesa Valenciana, Carlos Rafael Miranda Martínez, Susely Morfa González, Rafael Antonio Santiesteban, Miguel Ángel Barnet e Ileana Amparo Flores Morales, Raúl Alejandro Palmero Fernández, Jorge Amador Berlanga Acosta, Yipsi Moreno González,  Elizabeth Peña, Yoerky Sánchez Cuéllar, Ivis Niuba Villa Millán, Bárbara Alexy Terry Depestre, Reyna Salermo Escalona, Rosalina Fournier Frómeta, Carlos Alberto Martínez Blanco y Felicia Martínez Suárez.

El Consejo de Estado,  órgano de la ANPP que la representa entre uno y otro período de sesiones, ejecuta los acuerdos de ésta y cumple las demás funciones que la Constitución le atribuye. Tiene carácter colegiado y, a los fines nacionales e internacionales, ostenta la suprema representación del Estado cubano.