domingo, 6 de mayo de 2018

Stormy Daniels irrumpe en Saturday Night Live para amenazar a Trump


"Se avecina tormenta", avisa la actriz porno en un skecth con Alec Baldwin y Ben Stiller

El Periódico / Barcelona
Domingo, 06/05/2018 a las 15:13 CEST

Stormy Daniels durante su intervención en el Saturday Night Live. / WILL HEATH / AP

La actriz y productora de cine porno Stormy Daniels ha hecho este sábado una aparición por sorpresa en el Saturday Night Live, el programa que, con Alec Baldwin como sosías de Donald Trump, se ha convertido en la pesadilla televisiva del presidente de EEUU.

El 'sketch' comienza con una conversación telefónica entre Donald Trump, interpretado por Alec Baldwin, y su abogado Michale Cohen, interpretado por Ben Stiller. El presidente llama a su abogado para "arreglar de una vez por todas" el escándalo de Stormy Daniels, a quien este letrado pagó 130.000 dólares para silenciar la relación sexual que tuvieron años atrás. Cohen dice entonces que va a llamar a la actriz porno para mantener una conversación a tres. Y es en ese momento cuando, para sorpresa de los espectadores, la verdadera Stormy Daniels aparece en pantalla.

"¿Qué llevas puesto?", es lo primero que Trump pregunta al teléfono para desesperación de su abogado. Entonces Trump le pregunta a la actriz qué pide para poner fin al escándalo. "Una dimisión", responde ella arrancando los aplausos del público.

"He solucionado lo de Corea del Norte y Corea del Sur. Por qué no puedo resolver lo nuestro?", pregunta Trump. A lo que la actriz, haciendo un juego de palabras con su nombre, responde con un aviso: "Lo siento Donald. Ya es muy tarde para eso. Yo sé que no crees en el cambio climático pero una tormenta ['storm', en inglés] se acerca, baby".

¿Quizá no necesiten ya a EE.UU?: California se convierte en la quinta economía mundial


RT  -   6 May 2018 | 11:47 GMT

Imagen ilustrativa. Pixabay / PatternPictures

Solo el PIB total de EE.UU., China, Japón y Alemania superan el de California.

La economía del estado estadounidense de California ha superado a la de Reino Unido, lo que la convierte en la quinta mayor del mundo, informa AP.

Según datos oficiales, el producto interno bruto (PIB) del estado aumentó en 127.000 millones de dólares de 2016 a 2017 y superando los 2,7 trillones de dólares. De momento, solo PIB de EE.UU., China, Japón y Alemania superan al de California.

Todos sectores económicos, excepto el agrícola, han contribuido al PIB de California, según indica Irena Asmundson, economista principal del Departamento de Finanzas de California.

Los servicios financieros y las propiedades inmobiliarias encabezan la lista, con un aumento de 26.000 millones de dólares. El sector de la información, que abarca muchas empresas tecnológicas, creció en 20.000 millones de dólares y la fabricación aumentó en 10.000 millones de dólares. El floreciente sector tecnológico de Silicon Valley y el atractivo de Hollywood como capital mundial del entretenimiento contribuyen de forma decisiva a la economía de estado.

En 2002 California ocupaba el quinto puesto en el mundo y diez años después, en 2012, figuraba en la décima posición debido al azote de la crisis financiera. Desde entonces el estado añadió 2 millones de empleos y aumentó su PIB en 700.000 millones de dólares.

Movimientos independentistas en California

A lo largo de los años varios han sido los intentos de separar California de EE.UU.: desde la creación de seis estados internos hasta el denominado estado de Jefferson, que pretendía reunir partes de California y Oregón.

Tras la llegada de Donald Trump a la presidencia, el fallido proceso denominado 'Calexit' ―término acuñado por analogía con el 'Brexit'  británico― cobró impulso con la idea de modificar la parte de la Constitución del estado que reza que California es "parte inseparable" de EE.UU.

Los partidarios de la secesión de California del resto de Estados Unidos recibieron el 23 de abril luz verde para comenzar a recabar firmas en apoyo a su iniciativa independentista.

CUBA SIEMPRE POR LA PAZ EN COLOMBIA


Por Pedro Martínez Pírez

Si alguien dudaba de la firme posición de Cuba en apoyo a la paz en Colombia tiene ya la confirmación de que La Habana será la sede desde esta semana del Quinto Ciclo de Diálogos entre el gobierno colombiano y el ELN, Ejército de Liberación Nacional.

El acuerdo entre el gobierno y el ELN de Colombia se concretó el pasado sábado en una reunión entre delegaciones de ambas partes celebrada en Maiquetía, en el Estado venezolano de Vargas.

Las delegaciones del gobierno y la guerrilla reconocieron la hospitalidad de Venezuela, país garante, así como el ambiente de respeto y cordialidad que prevaleció en la reunión en Maiquetía, que busca acordar un nuevo cese al fuego y avanzar hacia un acuerdo marco.

Cuba fue también la sede de las conversaciones entre la guerrilla de las FAR-Ejército del Pueblo y el gobierno colombiano, y en fecha ya lejana en el tiempo, el domingo 27 de abril de 1980, y a solicitud del gobierno presidido entonces por Julio César Turbay Ayala y la guerrilla del M-19 accedió a trasladar hasta La Habana al comando guerrillero y a los diplomáticos que estuvieron dos meses y un día secuestrados en la Embajada dominicana en Bogotá.

Fui como periodista de Radio Habana Cuba en el avión que recogió en Bogotá a quince diplomáticos, entre ellos el embajador de Estados Unidos Diego Ascencio y el Nuncio Apostólico Angelo Acerbi, y un número similar de guerrilleros, entre ellos el jefe del comando del M-19 que ejecutó la toma de la embajada dominicana, Rosember Pabón Pabón, quien se identificaba como Comandante Uno.

Es decir que Cuba, a lo largo de los tiempos, ha contribuido siempre a la paz en Colombia, actuando como facilitadora ante distintos gobiernos de ese país y guerrilleros del M-19, las FAR-EP y el ELN.

La Habana, domingo 6 de mayo de 2018.

Irán explica por qué "ningún país del mundo podrá confiar" en EE.UU. si abandona el acuerdo nuclear


RT  -   6 may 2018 13:32 GMT

Teherán "tiene la capacidad para afrontar la intimidación de Donald Trump", asegura un alto funcionario de seguridad iraní.

Carlos Barria / Reuters

Irán es capaz de afrontar el "acoso" del presidente de EE.UU, Donald Trump, pero su intento de revisar o de retirarse del acuerdo nuclear de 2015 socava toda la credibilidad de Washington, asegura el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, el contraalmirante Alí Shamjaní.

"Ciertamente tenemos la capacidad para superar su intimidación", aseguró este sábado Shamjaní ante altos mandos de la Policía en Teherán, agregando también que Irán se niega a renegociar el acuerdo nuclear.

Por otro lado, el militar subrayó que "si el actual presidente de EE.UU. no acepta los acuerdos firmados por sus predecesores, "ningún país en el mundo podrá confiar" en Washington, ya que "también es posible que la próxima Administración no acepte los acuerdos negociados por la Administración Trump".

"Entonces, ¿quién garantiza que si algo se hace contigo, el próximo presidente no se negará a aceptarlo?", se preguntó Shamjaní.

"Es imposible una guerra contra Irán"

El contraalmirante también enumeró en su discurso las razones por las que considera "imposible" una guerra contra Irán.

"Como alto funcionario de seguridad de este país, con toda seguridad expreso que no se puede imaginar ninguna guerra contra Irán", recalcó Shamjaní, que achacó esta imposibilidad a "las estimaciones enemigas sobre el poder político, militar y de seguridad de Irán y sobre la preparación de su país en todos los aspectos", así como a la "falta de determinación, solidaridad y poder operativo en nuestros enemigos".

El presidente de EE.UU., Donald Trump, fijó el 12 de mayo como fecha límite para "arreglar los terribles defectos" del histórico acuerdo nuclear multinacional con Irán, y advirtió que, de lo contrario, rechazará la extensión del alivio de las sanciones contra el país persa.

El presidente iraní, Hasán Rohaníha asegurado este domingo que EE.UU. se arrepentirá "como nunca antes" si abandona el acuerdo nuclear con Irán.

El acuerdo sobre el programa nuclear iraní fue firmado en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU. y Alemania). A cambio del compromiso de Teherán de no desarrollar ni adquirir armas nucleares, la UE y EE.UU. acordaron levantar las sanciones internacionales contra el país persa.