miércoles, 9 de mayo de 2018

Ejército israelí: Fuerzas iraníes en Siria lanzan al menos 20 misiles contra los Altos de Golán


RT  -   9 mayo 2018 22:55 GMT

De acuerdo con los informes preliminares, el ataque no ha dejado heridos.

Amir Cohen / Reuters

Las sirenas de alerta de cohetes se han activado la madrugada de este jueves en los Altos de Golán, al norte de Israel, horas después de los informes de un ataque israelí en Siria, informa la Fuerza de Defensa de Israel.

El Ejército israelí ha reportado que fuerzas iraníes desplegadas en Siria han lanzado unos 20 misiles contra los Altos de Golán. De acuerdo con los informes preliminares, el ataque no ha dejado heridos.

Los misiles han sido interceptados por el sistema de defensa antiaérea 'Cúpula de Hierro' (Iron Dome), informa la Fuerza de Defensa de Israel en su Twitter.

En los videos, publicados por testigos en las redes sociales también se puede escuchar fuego de artillerilla. 

Mientras tanto, la agencia estatal de noticias siria SANA ha reportado que los misiles que, según se sospecha, provenían de Israel, impactaron en el sur de Siria, informa AFP.

Este miércoles, el Gobierno sirio ha reportado que su defensa antiaérea derribó dos misiles israelíes en la zona de Al-Kaswa, al sur de Damasco. El ataque aéreo perpetrado por Israel, que mató a 15 personas, habría tenido como objetivo una base militar con presencia iraní en la zona.

El Ejército israelí, por su parte, ha anunciado este martes que está en alerta máxima después de descubrir una presunta "actividad irregular" iraní en Siria y asegura que su escudo antiaéreo en los Altos del Golán y los refugios antibombas están preparados ante un posible ataque, según han indicado las Fuerzas de Defensa de Israel en un comunicado.

Las tensas relaciones entre Israel e Irán empeoraron después del ataque aéreo contra la base aérea de Tiyas (T-4) que la Fuerza Aérea Árabe Siria posee cerca de la ciudad de Homs, en el cual perdieron la vida al menos a siete asesores iraníes el pasado 9 de abril. Irán, Siria y Rusia culparon a Israel de este suceso, aunque Tel Aviv no reconoció su autoría.

Tras esa ofensiva, el representante del líder supremo de Irán en la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, Alí Shirazi, advirtió a Israel de que "debe tener cuidado con su comportamiento". "Si quiere existir más que unos días, debe evitar dar pasos estúpidos" porque "si ofrece a Irán una excusa, Tel Aviv y Haifa serán destruidas", aseguró ese vocero oficial.

Más información en breve.

Cuba rechaza retirada de Estados Unidos del Acuerdo nuclear con Irán

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores

9 de mayo de 2018 17:05:51

Fin del acuerdo nuclear con Irán Foto: Reuters

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba expresa su profundo rechazo a la decisión del gobierno de los Estados Unidos de retirarse del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) o Acuerdo Nuclear con Irán y de reimponer sanciones a este país. El incumplimiento de estos compromisos internacionales atenta contra las normas de convivencia entre los Estados y puede provocar graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad en el Medio Oriente.

Cuba se opone a la aplicación de medidas económicas coercitivas unilaterales contra cualquier país y reconoce el derecho legítimo de todos los Estados al uso de la energía nuclear con fines pacíficos. Al mismo tiempo, llama al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a cumplir la responsabilidad que le confiere la Carta de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, exigiendo el cumplimiento de su resolución 2231 (2015) sobre la cuestión nuclear iraní, aprobada por unanimidad en ese órgano.

La Habana, 9 de mayo de 2018

"Cuba y algunos retos del color de la piel en la contemporaneidad"


Esteban Morales

Trabajo actualizado por su actor recientemente

Cuba ya no es una nación racista como lo fue antes de 1959.

Pero 500 años de colonialismo no se borran en 58 años de revolución,  por muy radical que esta haya podido ser, y que lo ha sido. Máxime  también, si los errores, voluntarios e involuntarios cometidos en el  tratamiento del tema, son innegables porque han sido reales.

¿Cuáles han sido esos errores? A mi modesto entender. Entre los más  importantes, los siguientes:

  -  Sólo Fidel Castro, desde el propio año de 1959, comenzó a tratar  el tema, especialmente, cuando en marzo de 1959, en varias  oportunidades, habló fuertemente sobre el mismo.

Volviéndolo a tratar  en la Iglesia de Harlem, Nueva York, Estados Unidos, años más tarde,  cuando mencionó nuestro idealismo de considerar que el asunto se  solucionaría rápidamente y lanzando entonces el concepto de “discriminación  objetiva”.

    El comandante Ernesto Guevara muy tempranamente lo mencionó en la  Universidad de Las Villas.

    El comandante Raúl Castro, a su vez,  lo trató en una reunión del Buró  Provincial del Partido en Santiago de Cuba, celebrada en 1986.  Posteriormente lo volvió a tratar en el reciente Congreso de la UJC.  Hablando del mismo como “una vergüenza a más de 50 años de revolución”.

    -Pero el tema, en realidad, nunca había  sido, hasta hoy,  objeto de un tratamiento  sistemático en el discurso político de la revolución, como debió haber,  sido durante todos estos años.

    -Tampoco debió haber sido víctima del idealismo y el voluntarismo  político que lo proclamaron como un problema resuelto en 1962.

Por eso el tema racial, por más de 40 años debió sobrevivir dentro de  la encrucijada formada por las circunstancias siguientes:

   -Al declarar el tema como resuelto en 1962, eso lo anuló para el  estudio científico, debate o reclamación alguna. Algo considerado entonces como resuelto, no debía ser  objeto de estudio del trabajo académico y mucho menos debatido políticamente.

   - Los tempranos ataques de la contrarrevolución crearon un ambiente  político interno en Cuba, dentro  del cual  no había espacio para debatir sobre  algo  que nos podía dividir .Porque no es posible  negar, que se trata de un tema, de mucho cuidado, dado el potencial componente de división social  que encierra.

  -  La política social de la revolución, aunque enfocada solo en la pobreza, fue suficiente para que todos los pobres, blancos, negros y mestizos, sintieran que sus vidas mejoraban de manera sensible.  Dándole a los negros, en particular, la seguridad y la confianza de que la revolución no los abandonaría. Pero en Cuba, aunque la pobreza fue también masivamente blanca, la riqueza nunca fue negra.

Hoy, al cerrar 58 años del triunfo de la revolución, hemos avanzado  considerablemente en el tratamiento del tema racial, como nunca antes, pero aun de  manera insuficiente.

Raúl Castro, en la reciente Clausura de la Asamblea Nacional del Poder Popular decía:

“ Esto ha costado mucho trabajo, no fue fácil y todavía nos queda la batalla de la proporción en los aspectos no solo numéricos, como dije, sino cualitativos, en lugares decisorios. Ya las mujeres y los negros se han preparado en el país…pero costo trabajo, por eso les insisto ¡ni un paso atrás!

Y también decía:

“…los negros y mestizos alcanzan el 45,2%, tanto en un tema como en el otro. No debemos retroceder ni un milímetro, porque ha costado muchos años, desde el triunfo de la Revolución, empezando por Fidel, que fue el que inicio estas ideas”.

Solo 58 años después de triunfo de la revolución, una mujer negra, por primera vez, asoma su rostro en el Noticiero nacional de Televisión. Y me pregunto, ¿es eso un logro? Sin dudas que lo es; pero es también una vergüenza. Que hayamos tenido que esperar 58 años de una revolución radical, para que apareciera el rostro de una mujer negra, dentro de un papel estelar, en nuestra televisión nacional.

Y decía Raúl respecto:

“Ustedes ven que hay algunas compañeras y compañeros, poquitos todavía, negros como locutores, tanto en la televisión como en la radio, ¿No ven que aparecen algunos ya? Eso no fue fácil. Yo mismo di la instrucción concreta a los responsables de esos organismos”.

Y dije: “hagan eso sin afectar a nadie, pero vayan poco a poco resolviéndolo. Han dado algunos pasitos, pero no suficientes, desde mi punto de vista; seguir como van, no tan lentamente, pero seguir avanzando prudentemente para que nadie alegue que se sintió afectado porque me pusieron aquí un mestizo o un negro”.

“Y una de deporte, menos mal que ya a veces aparece en el noticiero estelar y no se ha quitado a nadie”.

Y expresaba también Raúl:

“Las cosas hay que pensarlas y no decirlas a la buena de dios, lo cumplieron o no lo cumplieron, insistiendo, buscando nuevos métodos evitando cometer errores para que no nos critiquen en objetivos tan nobles, y hay que pensar una vez y volver a pensar en otra solución, cuando no logramos resolver los problemas.”

Pero algunos errores aún no se superan. Estamos trabajando en ellos, pero no pueden ser dados aun como solucionados. Entre ellos:

    -Aunque nos reconocemos como una sociedad mestiza; aun ese  mestizaje se bate dentro de  los lastres de una “hegemonía blanca”, que no  acaba de abandonar su espacio. Observándose a cada paso los mecanismos a través de los cuales pretende perpetuarse. En los medios, la prensa escrita en particular, el ballet, las universidades, la actividad privada, el turismo, ciertas áreas de la cultura, la calidad del empleo, etc.

Cuando hablamos de hegemonía, hay que tomar en consideración de que esta existe porque se ejerce con el consentimiento de los hegemonizados. Y es real, pues existe la necesidad de elevar la autoestima de los negros; a veces sacarlos de la tendencia a destacarse por lo negativo, la necesidad de equilibrar su participación en algunos sectores de la vida social y económica, su cierta invisibilización en los medios, que persiste, etc. Obligándonos a considerarlos como asuntos aun no resueltos.

Pues con mucha razón sigue diciendo el Cro. Raúl:

“Y ese detalle que les conté de las mujeres y la cuestión racial, es que llevamos rato “…no es una vergüenza recordar, como a veces en algunas discusiones particulares, he planteado, quiero decir, en reuniones no oficiales.”

    Pero en nuestras Instituciones educacionales, en especial, en la Escuela Primaria aún no se menciona el color. Dejando que sean la calle y la familia, los que lo mencionen, prejuiciadamente, tomándonos entonces la delantera en la formación educacional de nuestros niños y jóvenes. De la que debe ser una educación antirracista.

    Las costumbres, la fraseología popular, el blanqueamiento, aun representan una fuerte dosis de tendencia hacia lo “blanco”, que también se manifiesta en la educación; faltando una formación hacia la riqueza policromática de nuestra cultura. Que se manifiesta en lo poco que estudiamos África, Asia y Medio Oriente. Raíces de nuestra cultura. Y aun ni pensar que algún día podamos solucionar también el interés por el estudio de las lenguas africanas. Dominadas solo en el estrecho marco de algunos practicantes y sacerdotes de las religiones afrocubanas.

     En casi ninguna de nuestras universidades el tema de las Relaciones Raciales es objeto de tratamiento académico y científico. Muy pocos grupos abordan el tema. Trayendo como resultado una sociedad multicolor, que no se estudia así misma en la magnitud necesaria. Por tanto, que no asume todavía su identidad integralmente. Con el consiguiente peligro para el despliegue y el desarrollo de nuestra cultura nacional.

    Nuestra prensa escrita apenas refleja nada que tenga que ver con el tema racial. De  los miles de artículos que se publican sobre nuestra vida social, económica y política, apenas es posible recordar uno o dos sobre el tema racial, en varios años transcurridos.

    En nuestra televisión,  lo que más hemos avanzado; aun no existen  suficientes productos que eduquen a nuestra gente en el tema racial. Solo recientemente han comenzado a aparecer algunos de esos temas, particularmente en Cuba Visión Internacional y el canal Clave. Los cuales solo pueden ser vistos con la llamada cajita, a la que únicamente una parte de la población tiene acceso.

Cuando en nuestra televisión se exhibe alguna película en la que se aborda el tema racial, casi siempre se trata de una película norteamericana.,

    Por lo que vivimos todavía  dentro de un ambiente social en el que hablar del  tema, continúa siendo objeto de disgusto,  no pocas veces de  desaprobación y descontento.

    Aun se observa una preocupante ignorancia sobre el tema, en  nuestros medios en general. Por lo que su tratamiento es preferentemente superficial y prejuiciado. De lo cual, las Mesas Redondas celebradas sobre el tema, han aportado consideraciones.

 Dentro de la sociedad civil cubana, ha venido lográndose paulatinamente un proceso de agrupamiento para el estudio y tratamiento del tema racial. Tales como los proyectos comunitarios,  asociaciones culturales que tratan el tema, pero sin que ello tenga un  reconocimiento gubernamental explícito, sino que más bien subsistiendo  dentro de  un cierto rango de tolerancia y permisibilidad oficial y sin reconocimiento de los medios de información.

    En realidad, pienso no se  justifica que a nivel estatal o gubernamental no exista todavía   un departamento, instituto, o sección parlamentaria, que atienda el  tema racial en nuestro país. Observándose una seria preocupación gubernamental por su atención, pero que no adopta aun una expresión oficial en las estructuras que dirigen a la sociedad cubana. Produciéndose cierta discriminación, en cuanto a lo que al tema racial se refiere, comparándolo con la atención que se brinda a la mujer, la cuestión religiosa, la homosexualidad y la homofobia, la religión, etc. Creo que el tema racial, cuenta con la suficiente jerarquía social, como para ser atendido, por nuestro gobierno, como mismo se atienden los temas mencionados más arriba.

    Nuestro sistema estadístico nacional prácticamente ignora la necesidad de colorear nuestras variables demográficas y sus expresiones económicas, sociales, culturales y políticas. De modo que los censos no reflejan fielmente las características que distinguen a los miembros y grupos de la sociedad cubana. Con el consiguiente resultado negativo para las investigaciones sociales y la dirección científica de la sociedad. Lo que trae como resultado, que asumirnos como pueblo, que sería uno de los objetivos más importantes de nuestra educación, no tiene lugar aun dentro de ella, en el grado que sería necesario. La sociedad es en primer lugar, el pueblo que la forma. Y si fallamos en caracterizar integralmente a ese pueblo, nuestra identidad y la cultura nacional sufren considerablemente.

    Relativamente reciente se ha comenzado una revisión a fondo de nuestros programas y libros de historia, para dar espacio merecido en los mismos al tema de la presencia negra y mestiza en la formación de nuestra nación, su cultura e historia.

    El tema racial no ha formado nunca parte de la agenda de ninguna de las organizaciones políticas, de masas y sindicales. Por lo que desconocemos todavía cual sería la reacción que provocaría su discusión masiva. Aunque si es posible percibir  el  descontento  que provoca su no discusión.

No obstante todo lo expresado,  se va ganando conciencia de la necesidad de no prolongar  más la discusión del tema; sacándolo del enclaustramiento intelectual  y político en que se encuentra; pero existe también mucho temor por  las divisiones que ello pudiera provocar. Cuando creemos que el componente de división ya avanza, como resultado de que muchas personas, negras y mestizas en particular, no dejan de expresar su disgusto ante una situación que se arrastra por siglos y aún hay que asumir una actitud práctica radical para que la gente comience a sentir que de verdad el problema se está resolviendo.

Tal y como ha hecho el Cro. Raúl castro, en su reciente discurso en la Asamblea nacional de este 19 de abril. Siendo el tema racial, lamentablemente, al que con menos radicalidad se ha enfrentado la sociedad cubana.  Habiéndolo asumido, pero con ciertas cortapisas, temor, desconfianza y no poca   ignorancia.

¿Dónde podría estar la explicación, de que hayamos logrado ser   eficientes y hasta no poco exitosos en el tratamiento del tema de la  mujer en particular, las religiones, el anciano y el niño; algo de lo  logrado en el tema del homosexualismo y la homofobia, dentro de una  sociedad todavía profundamente machista, pero que no hayamos logrado  avanzar lo suficiente aun en el tema racial?

Creo que lo anterior es resultado, de que ninguno de nuestros  problemas sociales está tan traspasado, ha sufrido tanto,  por los asuntos de clase, los  prejuicios que dejó la esclavitud, los intereses contrapuestos, los prejuicios,  las imperfecciones de la  construcción de nuestro modelo social y el neocolonialismo, aun  subyacente, como lo está aún el tema racial.

Razón por la cual, aunque no los hayamos solucionado todavía, en todos los  temas sociales mencionados,  hemos avanzado, pero solo en el racial  hemos tendido en algunas ocasiones a retroceder. Observándose en el tema racial marcadores históricos, que nos han llevado desde su comportamiento antes de 1959, a la radicalidad de su planteamiento por Fidel en los años 60, el idealismo y voluntarismo sufrido en el año 1962, hasta los 70 y 80; así como a su necesaria reconsideración, a partir de los años 90. Que ahora el compañero Raúl Castro refuerza. Momento este último, dentro del cual, parece haberse asentado ya una conciencia relativamente fuerte en toda la sociedad, de que el tema no puede volver a ser abandonado. Y de que hay que debatirlo y agredirlo fuertemente para solucionarlo.

Lo anterior  me resulta  posible observarlo con mucha claridad, cuando me  percato de las diferencias de opiniones que crean mis artículos. Dado que algunos los consideran como excesivamente radicales; mientras otros creen que están en la línea correcta. Por lo cual, consigo conocer, que me muevo en una frontera en la que es necesario andar con mucha cautela para no hacer daño. Observando siempre, a fondo, con detenimiento y  honestamente la realidad, para lograr ser lo más objetivo posible.

Cuando me siento en ese punto mencionado más arriba, nada me detiene  respecto a lo que debo decir o escribir. Mucho menos, cuando un discurso como el pronunciado recientemente por Raúl Castro, nos conmina a continuar la lucha.

No es posible tampoco dejar de observar la realidad de que el tema  racial no se encuentra para nada al margen de la guerra cultural que  ya Estados Unidos libra contra nosotros. Habiéndonos referido a este  asunto en múltiples ocasiones.

Es que precisamente, por lo explicado en este artículo, es que el tema  racial sea  tal vez, entre nuestros problemas  sociales, el de mayor  sensibilidad política. Dado que el mismo abarca, desde la identidad y  la condición social del individuo, pasando por su reconocimiento,  hasta llegar a la oportunidad económica, especialmente el empleo, del  cual depende su nivel de vida personal.

Por eso es tan sensible el asunto de la fuerza laboral en el turismo,  dentro del cual, sin dudas, los negros y mestizos  no ocupan una posición  ventajosa. O es tan sensible el tema de su presencia en los medios, en  particular dentro de la televisión, o dentro del ballet, este último  tan cuestionado, hasta hace muy poco tiempo, por la casi no presencia  de negros.

Sin dudas, el tema racial ha avanzado considerablemente dentro de la  sociedad cubana. Desde donde antes apenas se podía hablar del mismo, era ignorado y reprimido, social y administrativamente. Aunque todavía, en cualquier lugar de nuestra geografía, sería posible toparnos con la existencia de los tres problemas.  Pero tratándose entonces de situaciones que ya se baten en retirada. Sobre todo por el impulso a su solución que ha recibido recientemente.

No obstante, si en algo es posible retroceder, es en este tema,  respecto al cual se muestra todavía un nada despreciable nivel de  rechazo a su tratamiento. En todo los sectores y niveles de la sociedad cubana. Tanto del gobierno, como del estado y la sociedad civil, las organizaciones políticas y de masas y otros sectores   de la sociedad cubana, con independencia del color de la piel.

Ahora el Cro. Raúl retoma fuertemente el tema, en el Discurso de Clausura de la Asamblea Nacional el 19 de abril del presente año.

El General Presidente parecía molesto. Como si estuviera chocando con un problema que quiere apurar su solución. Lógico, sabe cómo un asunto no resuelto como ese, puede afectar a la sociedad cubana.

De todos modos, aunque el tema ha recibido un impulso avasallador, la resistencia de siglos, no es posible vencerla en poco menos de 60 años.

Por lo que no debemos hacernos ilusiones de  que todas las puertas se abren para mirar hacia el tema. Hoy se abren muchísimas más, pero aun otras permanecen cerradas. Idealismos con este tema, más nunca.

La Habana, 27-
12-2017, actualizado en segunda versión recientemente

Macron y Rohaní acuerdan buscar "la continuidad del acuerdo nuclear"


RT  -   9 mayo 2018 15:59 GMT

Los gobiernos de Francia e Irán señalaron que seguirán adelante con la iniciativa a pesar del paso al costado dado por EE.UU.

Como se venía anunciando, los países europeos que forman parte del acuerdo nuclear con Irán, decidieron seguir adelante a pesar de la retirada de EE.UU. En esa sintonía este miércoles el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció junto a su par iraní, Hasán Rohaní, que continuarán con su implementación.



Desde el Elíseo, en París, emitieron un comunicado luego de que ambos mandatarios dialogaran telefónicamente. Allí se afirma que el jefe de Estado francés declaró "la voluntad" de su país de seguir "implementando el acuerdo nuclear iraní en todas sus dimensiones". Asimismo "hizo hincapié en la importancia de que Irán haga lo mismo".

Finalmente se señala que los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países "se reunirán para involucrarse de inmediato en esta perspectiva".

Corea del Norte libera a los tres estadounidenses detenidos


RT  -   9 mayo 2018 13:51 GMT

El presidente de EE.UU., Donald Trump, lo informó a través de su cuenta de Twitter.

Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU., junto al presidente norcoreano Kim Jong-un en Piongyang, Corea del Norte. Handout / Reuters

El gobierno de Kim Jong-un decidió dejar en libertad a tres estadounidenses que se encontraban detenidos en Corea del Norte. Se trata de Tony Kim, Kim Hak-song y Kim Dong-chul, quienes regresan a EE.UU. en un avión junto al secretario de Estado, Mike Pompeo.

El funcionario estaba en Pionyang en el marco de reuniones oficiales y para terminar de afinar los detalles del encuentro previsto entre Kim y el mandatario estadounidense, Donald Trump.

Según un mensaje oficial de la Casa Blanca el jefe de Estado norteamericano consideró la medida como "un gesto positivo" y "de buena voluntad" de parte de las autoridades norcoreanas.

Fue durante la estadía de Pompeo que el gobierno norcoreano transfirió primero a los estadounidenses de los campos de trabajo donde estaban detenidos a un hotel cerca de la capital. Finalmente, a última hora del martes, se autorizó su liberación y fueron entregados a la delegación norteamericana.

Sin embargo, esta decisión fue tomada luego de varias semanas de negociaciones. En marzo, el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, viajó a Suecia, que actúa como intermediario, para discutir la situación de los detenidos. Durante el fin de semana de Pascua, el entonces director de la CIA, Pompeo, habló personalmente con Kim al respecto.

Joseph DeTrani, un exfuncionario de inteligencia de EE.UU. que negoció conversaciones de paz con Corea del Norte, declaró a Vox que "liberar a los tres estadounidenses es una buena señal de que Corea del Norte quiere un buen encuentro entre el presidente Donald Trump y Kim Jong-un". Además añadió que se busca "una resolución pacíficade los asuntos nucleares".

¿Quiénes son los liberados?

 Tony Kim, de 59 años, pasó un mes enseñando en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pionyang. Sin embargo cuando iba a abordar un avión el 22 de abril de 2017 para abandonar el país, fue arrestado por cargos desconocidos. Este hombre nació en Corea del Sur pero luego se convirtió en ciudadano estadounidense.

Kim Hak-song trabajó en la misma universidad. Las autoridades norcoreanas lo detuvieron a principios de mayo del año pasado, dos semanas después que Kim, por cometer "actos hostiles". Originario de China, es consultor agrícola y llegó a EE.UU. en la década de 1990 donde obtuvo la ciudadanía. Regresó a su país natal para estudiar y luego se mudó a Pionyang.

Finalmente Kim Dong-chul fue detenido en octubre de 2015 y condenado a 10 años de trabajos forzados por espionaje y subversión. Previamente vivía en una ciudad china cerca de la frontera con Corea del Norte y había trabajado como jefe de una empresa de servicios hoteleros en la zona económica especial entre los dos países desde 2001.

Capital de EE.UU. se mueve al ritmo de la música cubana



Washington, 9 de mayo (PL) El manisero, una de las canciones más conocidas de la música cubana, invitada al baile de los espectadores por la apertura del festival que celebra hoy en Estados Unidos la cultura de la nación caribeña.

La obra de Moisés Simons, devenida símbolo popular cubano, fue el cierre ideal para un vibrante espectáculo que contó con las actuaciones de figuras reconocidas y orquestas del país antillano.

Dentro del Teatro Eisenhower del Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas, sede del festival Artes de Cuba hasta el venidero 3 de junio, las primeras sonoridades de la isla en el impactar al auditorio fueron las de la música afrocubana por medio del Quinteto de Yosvany Terry y su obra Laroko.

La pieza, dedicada al espíritu de la deidad Eleguá, de la tradición Arará, conquistó con la combinación exclusiva de aspectos prácticos y aplausos, y dejó abierto el camino para las interpretaciones de la velada.

Tras lo conjunto, los destacados pianistas Aldo López-Gavilán y Jorge Luis Pacheco ratificaron el virtuosismo que les ha ganado fama internacional con una mezcla de creaciones como La Comparsa, de Ernesto Lecuona; su versión de El manisero; y otro de los temas emblemáticos de todos los tiempos, Guantanamera.

López-Gavilán y Pacheco, quienes ya han presentado en otras ocasiones en el Centro Kennedy, arrancaron fuertes aplausos a un público que luego aclamaron también a la guitarrista Alí Arango por su ejecución de Sonata III. La Toccata de Pasquini, del compositor cubano Leo Brower.

La sensibilidad despertada por esa última obra se trocó luego en gran diversión con la llegada de la Orquesta Miguel Faílde, que tras un solo conductor de flauta, lleno de energía el lugar con las piezas Almendra y Ran Kan Kan, las cuales levantaron a los asistentes de sus asientos.

El Quinteto de Terry regresó entonces a un ritmo de jazz, y después el conjunto acompañó a la cantante Aymée Nuviola en su interpretación de la rumba Bemba Colorá.

Gran emoción provocó la llegada al escenario de Diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo, en su voz vibró dos grandes canciones de todos los tiempos: Veinte Años y Quizás, quizás, quizás.



La aclamada intérprete se unió luego a Nuviola en Tres Palabras, antes de la actuación de la Orquesta del Liceo Mozartiano de La Habana, que se ganó largas ovaciones y logró una gran empatía con los presentes gracias a su Samba Son.

Fue esa agrupación la carga de los acordes finales de la noche, con El hombre, tema en el cual se unieron los artistas que tomaron parte en el espectáculo.

De ese modo, quedaron abiertas las puertas de un festival en el que, además de la música, se dan la mano la danza, el teatro, el cine y las artes plásticas, entre otras manifestaciones.

arco / mar / cvl

China se pronuncia tras la decisión de EE.UU. de poner fin al acuerdo nuclear con Irán


RT  -   9 mayo 2018 12:27 GMT

Pekín hizo un llamado a todas las partes a asumir una "actitud responsable", teniendo en cuenta el "interés general a largo plazo".

Imagen Ilustrativa. Fabrizio Bensch / Reuters

China "lamentó" la decisión anunciada este martes por Estados Unidos de poner fin al acuerdo nuclear con Irán. Así lo expresó el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang, informó NDTV.

En un comunicado, Geng señaló que Pekín busca "salvaguardar" el pleno cumplimiento del tratado y que mantendrá "intercambios económicos y comerciales normales" con Irán.

Asimismo, el portavoz hizo un llamado a todas las partes a asumir una "actitud responsable", teniendo en cuenta el "interés general a largo plazo", para lograr una resolución "política y diplomática" adecuada.

"China adoptará un enfoque imparcial y responsable, mantendrá un diálogo con todas las partes y continuará preservando e implementando el acuerdo global", manifestó el diplomático.

Según el presidente de EE.UU., Donald Trump, el acuerdo nuclear de 2015 es un "tratado horrible y unilateral" que "no ha traído la paz" y "nunca lo hará". Asimismo, anunció el establecimiento de nuevas sanciones contra la República Islámica. 

Tras el anuncio de Trump sobre la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear, el presidente iraní, Hasán Rohanímanifestó por su parte que Irán cumple con sus compromisos, mientras que EE.UU. no lo ha hecho nunca.

DESNUCLEARIZAR ES LA MEJOR OPCION


Jorge Gómez Barata

John Bolton, flamante asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump debutó mostrando “la soga en casa del ahorcado” al sugerir que en la desnuclearización de Corea del Norte, Estados Unidos aplicará la receta utilizada en Libia. Es falso, entre otras cosas porque nunca hubo tal receta.

Lo que Bolton hace es entronizar confusiones que provocan a Corea del Norte y aportan municiones a los manipuladores interesados en sembrar temores al vincular el desmantelamiento del programa nuclear libio en 2004 con los bombardeos y el asesinato de Gadafi ocurridos siete años después, especulando con la idea de que algo semejante pudiera ocurrirle a Kim Jong-Un.

La decisión de Gadafi de abandonar el programa de armas nucleares, adoptada en 2003, fue correcta y entre esa medida y lo ocurrido posteriormente, incluidos los bombardeos de la OTAN y su asesinato, no puede establecerse una relación de causa efecto.

LIBIA EN LA ERA NUCLEAR

En los años ochenta del pasado siglo, violando las disposiciones del Tratado de no Proliferación Nuclear, el cual había suscrito, de modo clandestino Gadafi inició un programa para fabricar bombas atómicas.

En realidad, aquel proyecto carecía de futuro debido a que Libia no poseía el desarrollo científico ni las capacidades industriales para desarrollar un programa atómico.

Lo que parece haber ocurrido es que después de veinte años, el programa nuclear libio se volvió insostenible, entre otras cosas la dependencia del exterior y por el modo ilegal como adquiría los componentes nucleares que la hacían vulnerable a las redes de traficantes de armas y a la penetración de los servicios especiales occidentales.

Ya sea por la presión de occidente o porque se persuadió de lo insostenible del proyecto, en 2003 Gadafi abandonó del programa nuclear.

En aquel contexto los gobiernos de Estados Unidos y Gran Bretaña, así como al Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) participaron en el desmantelamiento del programa nuclear y se hicieron cargo de la tecnología, entre ellas cuatro mil centrifugas sin estrenar, incluido uranio y plutonio y la documentación asociada a aquel proyecto. Como premio se levantaron las sanciones y Libia retornó a la comunidad internacional.

Confundido por el éxito o creyéndose derrotado, Gadafi vivió durante años la ilusión de haberse convertido en un aliado de los círculos de poder occidentales que lo admitían con honores y halagos en sus palacios y cancillerías, mientras conspiraban para liquidarlo como después se comprobó.

El error de Gadafi no fue abandonar el programa nuclear que nunca necesitó ni debió iniciar, y que significaba un enorme peligro para su país y los vecinos, sino haberse dejado tentar por occidente al que se entregó en cuerpo y alma.

En Corea del Norte e Irán existen estructuras de poder, aunque autoritarias, consolidadas con algunos resguardos frente a actitudes políticamente erosivas, no existen los peligros que estuvieron presentes en Libia. Si bien valen las alertas, la desnuclearización de Corea del Norte y la preservación del acuerdo 5+1 son avances en la dirección de evitar la difusión de las armas nucleares.

La Habana, 09 de mayo de 2018

Obama explica por qué es un "grave error" la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán


RT  -   9 mayo 2018 05:35 GMT

El exmandatario estadounidense consideró que el anuncio de la Casa Blanca "erosiona" la credibilidad del país y lo pone en "desacuerdo" con las potencias mundiales.

El expresidente estadounidense Barack Obama habla en una conferencia en Francia. Diciembre del 2017. Benoit Tessier / Reuters

El expresidente estadounidense Barack Obama calificó este martes de "grave error" la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán.

Mediante un comunicado, publicado íntegramente por el canal CNBC, Obama lamentó la decisión de la administración de Donald Trump, por considerar que "erosiona" la credibilidad de EE.UU. y lo pone en "desacuerdo" con las principales potencias del mundo.

"Por eso el anuncio de hoy es tan equivocado. Alejarse del acuerdo nuclear le da la espalda a los aliados más cercanos de EE.UU., y a un documento que negociaron los principales diplomáticos, científicos y profesionales de inteligencia de nuestro país", reza el texto.

Este martes, Trump anunció la salida de EE.UU. del tratado, luego de que varios países intentaran persuadir al mandatario de no dejarlo. Según el actual inquilino de la Casa Blanca, el acuerdo nuclear del 2015 es un "trato horrible y unilateral" que "no ha traído la paz" y "nunca lo hará".

Carrera armamentista

Luego del anuncio, Obama defendió el acuerdo porque, a su juicio, ha permitido frenar la "capacidad de arranque" de Teherán para la fabricación de armas nucleares y ha impuesto "limitaciones estrictas" que lograron "resultados reales".

El exmandatario estadounidense destacó que Irán ha cumplido el acuerdo y se ha sometido al "régimen de verificación e inspección", lo que garantiza que las instalaciones nucleares estén "estrictamente controladas".

Sin embargo, considera que la salida de Washington conlleva a "peligros inaceptables" para la propia seguridad de EE.UU., así como el riesgo de una "carrera armamentística en la región más peligrosa del mundo". "La decisión de poner en riesgo el JCPOA sin ninguna violación iraní del trato es un grave error", agregó.

Motivos de la salida del acuerdo

El presidente Trump le reprocha al tratado haber fallado en su objetivo de proteger a Washington y a sus aliados de la "locura" de una bomba nuclear iraní, además de dejar por fuera otros objetivos clave para sus intereses. En concreto, Trump condena que el acuerdo:

  • "Ha permitido a Irán continuar enriqueciendo uranio"

  • No impone "ningún límite" a las "siniestras" actividades iraníes en lugares como Siria y Yemen

  • Ha provisto de fondos a Teherán para "apoyar el terrorismo" y "desestabilizar Oriente Medio"

  • Provocaría una "guerra armamentista" en la región en caso de continuar en vigor

  • Carece de mecanismos adecuados para prevenir, detectar y castigar "fraudes" de la parte iraní

  • No permite inspeccionar varios "lugares importantes", incluyendo instalaciones militares

  • No cubre el programa de misiles balísticos iraní

Adicionalmente, Trump ha afirmado que cuenta con "pruebas definitivas" y "concluyentes" provenientes de la Inteligencia israelí de que Irán busca activamente hacerse con armamento nuclear. Por su parte, Teherán ha rechazado en numerosas ocasiones las acusaciones de tener como objetivo el desarrollo de armas nucleares.