jueves, 7 de junio de 2018

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 08 DE JUNIO DE 2018



Como es sabido, El Salvador, al igual que los demás países de la región que comparten el mismo modelo económico, conserva la agricultura como unas de sus principales fuentes de desarrollo y subsistencia, y que en las décadas pasadas las tendencias neoliberales, que favorecieron el poder financiero, propiciaron su abandono hasta casi su debacle, bajo el criterio – entre otros – de que resultaba mejor y más barato comprar los alimentos que producirlos localmente.

En poco tiempo se comprobó quiénes se beneficiaron de estas hipótesis que se impusieron casi como una moda; por el contrario quiénes resultaron afectados, principalmente la población y la misma estructura productiva agrícola que perdió muchos incentivos y apoyos especialmente financieros, tanto privados como estatales.

En este país centroamericano, pocos años después, se constató la destrucción de la agricultura local, con énfasis en su baluarte nacional, la caficultura; teniendo que adquirirse desde el exterior por varios años, hasta elementos de la alimentación poblacional, en especial los granos básicos, como el maíz y el frijol.

Las últimas administraciones, sin embargo, han renovado el interés político por su rescate e impulso, y una de las medidas que se han practicado y que han comprobado su efecto en el incremento de la producción agrícola hasta niveles de autosuficiencia, ha sido la distribución de paquetes agrícolas a los propios trabajadores del campo, a quienes luego de varios años de escaseces, sequías y bajas producciones, les han servido para incrementarla con todos sus beneficios posibles y esperados.

Tal es así que este año en el país se ha iniciado la entrega de insumos agrícolas a partir de abril en las zonas occidental, central y paracentral, prosiguiendo este mes de junio la distribución en el oriente, esperando alcanzar a nivel nacional la entrega de más de 400,000 paquetes a igual número de productores.

Ha sido el propio vicepresidente de la república, Óscar Ortiz, quien ha realizado la verificación del inicio de la entrega de dichos paquetes agrícolas en el oriental departamento de La Unión, donde se completarían unos 8,000 insumos agrícolas,  entre los 141,760 correspondientes a la zona oriental del país, que también incluyen los departamentos de Morazán, San Miguel y Usulután.

Destacó Ortiz en su mensaje de ocasión que uno de los objetivos de tal tarea es ayudar a incrementar la economía familiar y la producción agrícola en todo el país, para que resulten productos más accesibles y baratos a toda la población.

Se puntualizó que la distribución inició el 25 de abril en las regiones occidental, central y paracentral, la que concluiría con la entrega de 412,775 paquetes a nivel nacional; siendo un esfuerzo del gobierno a través del ministerio de agricultura y ganadería como apoyo a los pequeños agricultores, y resultado de una política que reafirma el compromiso de ampliar la reactivación del agro.

Con el objetivo de asegurar la cobertura de cerca de medio millón de productores que reciben este beneficio, la administración ha invertido cerca de 17 millones de dólares, favoreciendo además a las cooperativas locales pues a ellas se les compra la semilla certificada que es entregada en los citados paquetes.


Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, por Radio Inédita, en Cosquín, Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


LA GUERRA CULTURAL CIVIL EN ESTADOS UNIDOS


Por Manuel E. Yepe

“Estados Unidos está en guerra consigo mismo. En realidad es una función del patrimonio de la nación, el pasado que impugna aspectos específicos de un presente moderno. Esto da lugar a un flujo de tradiciones. El racismo, la mentalidad pseudofronteriza y el fundamentalismo religioso persisten en el momento actual. Estas son las tradiciones que caracterizaron la primera mitad de la historia de la nación, y aunque algunas de ellas pueden haberse retirado a la latencia en los últimos cincuenta años, están de vuelta ahora con nosotros. Como resultado, los estadounidenses están en medio de una guerra cultural en curso que en muchos sentidos es tan antigua como la nación misma.”

El párrafo que antecede es el inicial de un artículo publicado en el más reciente número del semanario digital estadounidense CounterPunch con la firma de Lawrence Davidson, un destacado académico que, nacido en un hogar secular judío de Filadelfia, fue uno de los fundadores de Students for a Democratic Society (SDS) en los tiempos de la guerra contra Vietnam.

En su ensayo, Davidson afirma que en la vida norteamericana tomó forma una cultura racista desde antes de la fundación de los Estados Unidos.

Esta cultura se arraigó particularmente en las colonias/estados del Sur, donde la esclavitud se convirtió no sólo en una institución económica fundamental, sino también en una institución que proyectó la imagen que el Sur tenía de sí mismo. En el Norte, la cultura racista también estaba muy extendida y la sociedad segregada pero con la diferencia de que el sistema laboral del Norte no se basaba  en la esclavitud.

En el Sur, esta cultura profundamente arraigada del racismo se interrumpió brevemente cuando, tras la Guerra Civil, tuvo lugar un breve período de Reconstrucción (1865-1877) durante el cual la ocupación militar norteña suprimió la mayoría de las leyes racistas.

La razón principal para ello era política y no social. Bajo el régimen de ocupación del Norte, los negros se reconocían como ciudadanos y podían votar. Esto propició apoyo al partido de Abraham Lincoln y permitió a los republicanos abolicionistas mantener el control del Congreso. La reconstrucción sólo duró mientras hubo dominio de la facción abolicionista. Acabó en 1877.

El ejército estadounidense fue retirado de los estados del sur. Casi inmediatamente hubo una reversión en toda la región a una forma de relaciones raciales en la que la opresión de la esclavitud se reemplazó por leyes "Jim Crow" que legitimaban la segregación y discriminación de los negros.

Esta situación duró cerca de otros cien años, hasta que en la década de 1960, un movimiento masivo de desobediencia civil conocido como el Movimiento de Derechos Civiles, logró finalmente la ilegalización de las prácticas racistas dentro de la esfera pública tanto en el Sur como en el Norte.

Davidson subraya que los cambios se limitaron a la esfera pública porque la esfera privada fue dejada a su propia voluntad. Nada se hizo para cambiar las percepciones y conductas racistas dentro de la esfera privada. Ni siquiera hubo esfuerzo alguno por obligar a la enseñanza de la tolerancia en las escuelas públicas a fin de erosionar mejor las percepciones racistas privadas.

El racismo es un tema importante en la actual guerra cultural civil de la nación, pero no es el único. Otro es la lucha por las leyes sobre armas de fuego, que en la actualidad son inadecuadas para garantizar la seguridad pública.

El mito del individuo robusto y armado, es en realidad producto de la distorsión televisiva y cinematográfica de la historia del "viejo Oeste".

Davidson refiere la supervivencia del fundamentalismo cristiano del siglo XIX que, aunque no incluya a todos los cristianos del país, abarca a millones de creyentes que todavía se adhieren a la "fe de sus padres" de una manera que fomenta la desigualdad social y socava la naturaleza secular del estado. También es una fe plagada de intolerancia racial y de género, plena de hipocresía vergonzosa y egocentrismo santurrón.

La derecha cristiana, junto con los entusiastas de los derechos a las armas, y aquellos que en privado apoyan una corriente difusa de tradicionalismo racista, creen que los movimientos modernos por la igualdad de derechos, así como el reclamo por las comunidades de seguridad y protección a través de la ley y la regulación, son amenazas a la genuina cultura estadounidense porque amenazan las tradiciones de "libertad" que hacen que su mundo sea ideológicamente disfrutable.

Con tal telón de fondo, queda claro a qué se refiere el presidente cuando llama a "hacer grande a Estados Unidos de nuevo".

La Habana, Junio 7 de 2018

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

Sede paradisíaca para un difícil encuentro


Jorge Gómez Barata

Cuando el próximo 12 de junio los mandatarios de Estados Unidos y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, respectivamente se encuentren en el hotel Capella de la paradisíaca isla Sentosa del no menos paradisíaco Singapur, se dará un paso decisivo para poner fin a una guerra inconclusa y avanzar para, por primera vez en la historia, desnuclearizar una potencia atómica por vía pacífica, como debe ser.

Aunque es difícil precisar las dimensiones de su arsenal nuclear, se afirma que Corea debe poseer entre diez y veinte bombas atómicas u ojivas nucleares acoplables en misiles capaces de alcanzar los puntos más cercanos de los Estados Unidos, incluidas sus magníficas urbes ribereñas del océano Pacifico. El parque atómico y la determinación mostrada hacen de Corea el rival nuclear más peligrosos para los Estados Unidos. Tiene menos bombas que Rusia y China, pero más razones para utilizarlas. La lógica de Trump es brutal e impecable. No hay que apaciguar a Kim, es preciso desarmarlo. 

Todo se reduce a una transacción legítima y bien lograda de bombas por financiación y transferencias tecnológicas para el desarrollo de su país. Lo cual, dicho sea de paso, no es una novedad, sino un retorno a la táctica practicada por Kim Jong-il, padre del actual mandatario y asimilada como buena por Bill Clinton, que no llegó a concretarse porque George W. Bush se rehusó a cumplir lo acordado, incluyendo a Corea del Norte en el “eje del mal”. 

La isla Sentosa, sede de la delicada negociación, no pudo ser mejor elegida. En lengua malaya significa “paz y tranquilidad”. Bajo la dominación británica, el territorio de poco más de cuatro kilómetros cuadrados y menos de dos mil habitantes, fue un bastión militar que, en 1942, durante la II Guerra Mundial fue ocupada por Japón y convertida en campo de prisioneros para militares ingleses y australianos.

En 1945, tras la capitulación de Japón, la isla retomó su perfil predominantemente militar hasta la década de los setenta del pasado siglo XX, cuando el gobierno decidió convertirla en un destino turístico de alto estándar y entregar su administración a la Corporación de Desarrollo de Sentosa que, mediante la inversión de capitales públicos y privados, nacionales y extranjeros, hizo de ella uno de los enclaves turísticos más atractivos y exclusivos del mundo.

Sentosa, a donde el próximo día 12 conversarán dos de los estadistas más diferentes que puedan ser imaginados, está separada de Singapur por un brazo de mar de menos de un kilómetro y además de botes y ferris se accede a ella por el puente Calzada, el teleférico Singapur Coche y el Sentosa Express, un ultramoderno ferrocarril monorraíl que además recorre toda la isla. No cuenta con aeropuerto con capacidad para operar el Air Force One.

Para preservar los bosques que ocupan el 70 por ciento de la isla y su biodiversidad, se han congelado la construcción de hoteles y otras atracciones que demanden grandes extensiones, como los campos de golf, de los cuales existen dos. No obstante, las preocupaciones medioambientales no impidieron la creación de tres kilómetros de magnificas playas artificiales con arena comprada en Indonesia y Malasia. Últimamente, mediante vertido y compactación de arena al mar, la superficie de la isla tiende a ampliarse.

Corea del Norte no va a Singapur a entregar sus armas atómicas, sino a negociarlas. Si alguien le dice que en Sentosa no se hablará de ellas, de las seguridades que el país asiático recibirá y de las compensaciones que reclamará, no le crea. Allá nos vemos.

La Habana, 07 de junio de 2018

Reportan tenso diálogo telefónico entre Trump y Trudeau sobre tarifas


Washington, 6 jun (PL) El presidente estadounidense, Donald Trump, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, sostuvieron una tensa llamada telefónica el 25 de mayo sobre las nuevas tarifas impuestas por Washington al vecino del norte, reveló hoy CNN.

La televisora citó a fuentes familiarizadas con la conversación, según las cuales, el jefe de la Casa Blanca realizó una referencia histórica errónea durante la conversación sobre los aranceles vigentes desde el viernes último para las importaciones de acero y aluminio, provenientes de Canadá.

Según las fuentes, Trudeau presionó a Trump sobre cómo podría justificar las tarifas como una cuestión de 'seguridad nacional', y en respuesta, el gobernante republicano bromeó: '¿Ustedes no quemaron la Casa Blanca?'.

Con ello hizo alusión a la Guerra de 1812, un conflicto que enfrentó a Estados Unidos contra el Reino Unido, durante el cual tropas británicas quemaron la mansión ejecutiva.

De acuerdo con CNN, los historiadores indican que el ataque contra Washington fue en represalia al asalto estadounidense a York, Ontario, un territorio que finalmente pasó a formar parte de Canadá, pero que entonces aún era colonia británica.

Cuando se le preguntó a una de las fuentes si el comentario fue recibido como una broma, respondió que 'en la medida que uno pueda tomar lo que se dice como una broma'.

'El impacto en Canadá y, en última instancia, en los trabajadores de Estados Unidos, no será un asunto de risa', expresó la persona citada por CNN.

Trump, como parte de su cruzada contra lo que él califica de leyes comerciales injustas para su país, había aprobado los mencionados aranceles en marzo, pero otorgó exenciones temporales a varios aliados.

Canadá, México y la Unión Europea se encontraban entre los socios a los que se concedió alivio momentáneo, pero la administración del republicano anunció que desde el 1 de junio también estarían sujetos a las tarifas, del 25 por ciento en el caso del acero; y de 10 por ciento en el del aluminio.

Para justificar la acción, Trump citó la Ley de la Sección 232, una normativa raramente invocada que permite aplicar medidas de ese tipo a un país en interés de la seguridad nacional.

En una entrevista difundida el domingo pasado por la cadena NBC News, Trudeau manifestó que la idea de que Canadá amenaza la seguridad nacional de Estados Unidos es insultante e inaceptable.

Al mismo tiempo, llamó la atención sobre el hecho de que Trump dice estar preocupado por los déficits comerciales de Washington con todo el mundo, pero recordó que, en el caso de su nación, Estados Unidos tiene un superávit de dos mil millones de dólares en el comercio de acero.

oda/mar

Suecia permite la construcción del gasoducto Nord Stream 2 en su zona económica exclusiva


RT  -   7 jun 2018 14:20 GMT

Alemania y Finlandia ya otorgaron su permiso a la compañía operadora Nord Stream 2 AG.

Trabajador pasa junto a una pila de tubos para el Nord Stream 2 en Kotka (Finlandia). Axel Schmidt / Reuters

Suecia ha autorizado la construcción del gasoducto Nord Stream 2 en su zona económica exclusiva, ha anunciado Mikael Damberg, ministro de Empresa e Innovación del país.

"Como Estado costero, Suecia no puede impedir la colocación de tuberías en la zona económica exclusiva sueca y aprobará este proyecto", anunció Damberg en rueda de prensa, informa el portal Regeringen.

El proyecto Nord Stream 2 prevé la construcción de dos rutas de gasoducto desde la costa de Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico. Su capacidad anual total de suministro será de 55.000 millones de metros cúbicos.

La nueva infraestructura se ejecutará junto al proyecto ya existente Nord Stream.

Alemania y Finlandia ya otorgaron su permiso a la compañía operadora Nord Stream 2 AG para su construcción en sus respectivas zonas económicas exclusivas.

Se espera también que se produzca la aprobación de Rusia y Dinamarca. El gasoducto atravesará el mar territorial de este último país, algo que tiene un estatus legal diferente a la de las zonas económicas exclusivas, por lo que, en ese caso, se requerirá de una tramitación adicional relacionada con la seguridad marítima.

Cuba con la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia


RADIO RELOJ  -   EL 7 JUNIO, 2018

Cuba con una tasa de mortalidad infantil de 3,9 por cada mil nacidos vivos

La Habana, Cuba. – El sistema sanitario de Cuba alcanzó, en los primeros cinco meses del presente año, la mortalidad infantil más baja de su historia, con una tasa de 3,9 por cada mil nacidos vivos.

El ministro de Salud Pública, Roberto Morales Ojeda, expresó que el nuevo récord evidencia la consolidación del programa materno infantil, y destacó los esfuerzos del gobierno en la atención primaria, en hogares maternos y unidades intensivas pediátricas.

Señaló, asimismo, que el sistema de salud cubano se propone mantener en 2018 un registro inferior al mínimo histórico de 4.0 registrado el año anterior.

Morales Ojeda agregó que se prioriza la atención a la mortalidad materna y a las estrategias para mejorar los servicios de neonatología, parto y preparto en toda Cuba.

Abogado de Trump: Kim Jong-un "suplicó de rodillas " al presidente de EE.UU. no cancelar la cumbre


RT  -   7 jun 2018 11:56 GMT

El líder de Corea del Norte supuestamente suplicó después de que Trump cancelara la reunión por causa de la "abierta hostilidad" mostrada por el país asiático.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un / Reuters

Rudy Giuliani, abogado del presidente de EE.UU., declaró que el líder norcoreano, Kim Jong-un, "suplicó de rodillas" a Donald Trump no anular la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur, recoge The Wall Street Journal. La afirmación la hizo el también exalcalde de Nueva York durante una conferencia de Globes Capital Market, que se celebra esta semana en Israel.

"Él [Trump] canceló la cumbre porque ellos [Corea del Norte] insultaron al vicepresidente, insultaron a su asesor de seguridad nacional y también dijeron que comenzarían una guerra nuclear contra nosotros. Dijimos: bueno, en esas circunstancias no vamos a celebrar la cumbre", sostuvo Giuliani.

"Esto obligó a Kim Jong-un a ponerse de rodillas y suplicar para que la llevaran a cabo", aseguró el letrado.

El periodista internacional Francisco José Saavedra opina que "mostrar a Kim Jong-un en una posición débil con estas declaraciones va a facilitar las conversaciones norteamericanas".

  • Las conversaciones entre Trump y Kim Jong-un se vieron envueltas en incertidumbre después de que a finales de mayo el mandatario estadounidense anunciara que cancelaba la reunión debido a la "abierta hostilidad" mostrada por el país asiático.

  • Sin embargo, más tarde el jefe de la Casa Blanca declaró que el histórico evento podría celebrarse.

  • La cumbre Trump-Kim tendrá lugar el próximo 12 de junio en el hotel Capella de la isla de Sentosa, en Singapur.