jueves, 14 de junio de 2018

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 15 DE JUNIO DE 2018



Mientras mediáticamente se distrae la atención con el caso judicial de supuestos actos de corrupción durante el gobierno de Mauricio Funes Cartagena – del período 2009 a 2014-, y luego que la fiscalía general de la república expusiera su demanda penal que ha nominado “saqueo público”, dirigida contra más de treinta exfuncionarios, socios, amigos cercanos y familiares del exmandatario, y a quienes se les ha decretado orden de captura, incluida para Funes; crecientes amenazas que también podrían catalogarse como otro tipo de saqueo, se ciernen sobre la población salvadoreña, urdidas por los sectores de la derecha representada en la asamblea legislativa.

Sin embargo, la movilización de diversos sectores de la sociedad no se ha hecho esperar, de tal forma que ha iniciado la resistencia contra la privatización del agua en este país centroamericano.

Para ello los últimos días ya se han realizado diversas actividades, como el caso de la vigésimo octava caminata ecológica, que ha propugnado por una ley general de aguas no privatizadora, y una ley de soberanía y seguridad alimentaria y nutricional como las principales demandas de las organizaciones en defensa de los derechos de la población.

Tal acción resulta una respuesta contundente contra los partidos de derecha en la asamblea legislativa, que el miércoles de la semana pasada decidieron, por nueve votos a favor y dos en contra, desechar los 92 artículos del anterior anteproyecto de ley de aguas que habían sido aprobados, decidiendo comenzar de cero en ajuste a sus intereses, o los que defienden. Como agravante, han decidido estudiar el anteproyecto presentado por la asociación nacional de la empresa privada, ANEP, con el fin de implementarla al decidir la legislación.

Existe la convicción expresa del movimiento social contra la privatización del agua de luchar para impedirlo, tal como lo advirtieron en sus pronunciamientos al transcurrir la marcha, que no iban a permitir que se arrebatara el derecho humano al agua, por lo que demandan que tal propósito se eleve a rango constitucional para ser respetado definitivamente por todos.

Las frases y comentarios más llamativas de los manifestantes llamaban a no permitir ganancias, ni explotación al agua; pues resulta un abuso, un acto violento contra la población desechar los 92 artículos aprobados previamente y por consenso por diputados de la comisión de medio ambiente, luego de más de un año de estudio.

El proyecto rechazado fue el presentado por organizaciones sociales, la iglesia católica y la Universidad Centro Americana, UCA, entre otros, quienes han sido desplazados de la discusión del tema con el objetivo de privatizar la distribución del agua.

Por su lado el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, ha expresado el pasado domingo su rechazo al proyecto de ley Integral de Aguas, presentado la semana pasada en la Asamblea Legislativa por los partidos de la derecha y apoyada por la cúpula empresarial del país.

Ha defendido el religioso que el pueblo tiene derecho a tener agua, y como iglesia se está trabajando en garantizar ese derecho. En el mismo sentido la conferencia episcopal de El Salvador se ha pronunciado demandando el respeto a este derecho que se pretende violentar a través de una ley privatizadora.

El cardenal Gregorio Rosa Chávez ha señalado por su cuenta que esta lucha es de vida o muerte, exhortando a no permitir que los pueblos se mueran de sed, ante la posible privatización del agua impulsada por los parlamentarios de derecha.

De igual manera, las más de 30 organizaciones y redes afiliadas a la Alianza Social por la Gobernabilidad y la Justicia, cono sus siglas ASGOJU, denunciaron el intento de la derecha de privatizar el agua en El Salvador. Por ello han rechazado y condenado enérgicamente el intento de dichos grupos con una ley presentada el pasado miércoles y que pretendían aprobar con dispensa de trámite en la sesión plenaria y de manera inconsulta.

ASGOJU ha anunciado en rueda de prensa que se ha declarado en alerta máxima, y ha llamado a la movilización de todas las organizaciones sociales y demás sectores del país, para evitar la aprobación de la nueva iniciativa de ley, por considerarla lesiva para los intereses de la población.

Este escenario ocurre ante las suspicacias provocadas por la utilización de distracciones mediáticas, como la introducción de la temática de la demanda contra la administración de Funes Cartagena, y el advenimiento del mundial de fútbol, que sin duda serían aprovechados por los especialistas en embaucar y traicionar los intereses de la población, con el objetivo de favorecer los intereses de quienes les han llevado a sus cargos.

Sin embargo, la agitación ha iniciado ya, y con seguridad no se detendrá mientras los intentos perversos quieran materializarse; ya se comprobará si los políticos han escarmentado de la respuesta de la población que ha repudiado a dicho sector en los procesos electorales recientes, y que con seguridad no permanecerá inmóvil, como ocurrió hace 2 décadas ante los intentos de privatización de la salud.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, por Radio Inédita, en Cosquín, Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.