miércoles, 20 de junio de 2018

EE.UU. demuestra su "desprecio" por la ONU al salir de su Consejo de DD.HH.


RT  -   20 jun 2018 12:38 GMT

Así lo ha manifestado la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova.


Al retirarse este 19 de junio del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, EE.UU.  ha demostrado su "desprecio" no solo por el propio Consejo, sino por la ONU en general, ha afirmado este miércoles ante periodistas la vocera de la Cancillería rusa, María Zajárova. 

Además, la salida de Washington ha confirmado sus dobles estándares en el ámbito de la defensa de los derechos humanos. Al mismo tiempo, Zajárova ha expresado su esperanza de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU trabaje de manera eficaz sin EE.UU.

"El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ya funcionaba de manera bastante eficaz sin la presencia de EE.UU., y esperamos que lo haga en el futuro, quiero decir, que funcione eficazmente", ha precisado la vocera.

También Zajárova ha indicado que "EE.UU. una vez más infligió un fuerte golpe a su propia reputación respecto a la defensa de los derechos humanos". La diplomática rusa ha agregado que la salida de EE.UU. del Consejo de Derechos Humanos de la ONU "ha sido un error", pero ha dejado claro que en Moscú no están sorprendidos con esta decisión.

Rusia continuará trabajando en el desarrollo de un diálogo despolitizado en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, ha concluido Zajárova.

En opinión del analista político, José Antonio Egido, para EE.UU. no es cómodo estar en el Consejo y escuchar críticas, dado que su posición no coincide con la línea internacional.

Este 19 de junio, la representante estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en conferencia de prensa conjunta con el secretario de Estado de ese país, Mike Pompeo, anunció que el Gobierno de EE.UU. se retiraba del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Haley declaró que el compromiso de Washington con los derechos humanos "no permite [a EE.UU.] seguir formando parte de una organización hipócrita que se preocupa solo por sus propios intereses y se burla de los derechos humanos".

Consejo Europeo plantea la creación de centros de inmigrantes fuera de la UE


El presidente del Consejo Europeo sugiere establecer "plataformas de desembarco" para distinguir con rapidez a inmigrantes de refugiados

Silvia Martinez / Bruselas
EL PERIÓDICO  -  Martes, 19/06/2018 | Actualizado a las 20:47 CEST

Policías españoles tratan de disuadir a inmigrantes encaramados a la valla de Melilla, fronteriza con Marruecos. / EFE / FRANCISCO G. GUERRERO

La idea de crear campos de refugiados fuera de la Unión Europea no es nueva pero nunca hasta ahora había pasado del campo teórico al práctico. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha decidido incluirla en el borrador de conclusiones de la cumbre europea que tendrá lugar el 28 y 29 de junio en Bruselas y que tendrá en la inmigración uno de sus ejes centrales. El texto sugiere la creación de “plataformas de desembarco regionales” para distinguir con rapidez “entre los inmigrantes económicos y aquellos que necesitan protección internacional”, según el texto al que ha tenido acceso EL PERIODICO.

El objetivo de esta medida, que ya planteó hace unos años el húngaro Viktor Orban y hace unas semanas el danés Lars Loke Rasmussen, es doble. Por una parte, “establecer un marco más predecible para tratar con aquellos (inmigrantes) que se echan al mar y son rescatados en operaciones de búsqueda y salvamento” y, en segundo lugar, “reducir los incentivos para embarcase en viajes peligrosos”. La intención de los líderes europeos será buscar la colaboración de la Organización Internacional para las Migraciones (IOM en sus siglas en inglés) y del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados para poner en marcha estos campos lejos del territorio europeo en los que se decidiría quien tiene derecho al asilo, y por tanto puede entrar en territorio europeo, y quién no.

El borrador no menciona posibles emplazamientos para este tipo de centros aunque ha resonado en las últimas semanas la posibilidad de crear puertos seguros en Libia o Túnez. La idea ha cobrado fuerza a raíz del estancamiento que vive la reforma del reglamento de Dublín, que regula el procedimiento para que un solicitante de asilo presente su demanda en la UE, de la reciente crisis del ‘Aquarius’ y de la batalla interna que han provocado en Alemania los planes del líder del CSU, Horst Seehofer, que quiere impedir la entrada en territorio germano de todo refugiado que haya solicitado previamente asilo en otro país.

Evitar movimientos secundarios

Seehofer ha dado dos semanas de plazo a la canciller Angela Merkel para encontrar una “solución europea” y el presidente de la UE ya se ha lanzado a ayudarla en esta tarea. El borrador menciona, por ejemplo, el compromiso de los Estados miembros a adoptar “todas las medidas legislativas y administrativas internas necesarias” para evitar “los movimientos secundarios” de solicitantes de asilo entre los Estados miembros y más cooperación entre ellos para evitar que la integridad del sistema se ponga en peligro.

El texto también pone de manifiesto que la prioridad de la Unión Europea es cerrar a cal y canto las fronteras exteriores con un mayor control de las fronteras porque consideran que es una vía que ha cosechado éxitos. “Desde 2015 se han puesto en marcha varias medidas. Como resultado el número de inmigrantes ilegales a la UE ha caído un 95% desde el pico que hubo en octubre de 2015”, señala el borrador que aboga por redoblar los esfuerzos contra los traficantes en el mediterráneo central y que operan desde Libia y por seguir apoyando a Italia en esta ruta. El texto también menciona las otras dos rutas del mediterráneo, la oriental y la occidental, y subraya la importancia de seguir colaborando con terceros países.