miércoles, 27 de junio de 2018

Giran orden de captura internacional contra expresidente Mauricio Funes y su compañera de vida


LA PÁGINA  -   Napoleón Morales  -  25  de junio de 2018


El juez Quinto de Paz de San Salvador, decretó instrucción formal con detención para el expresidente de la República, Carlos Mauricio Funes Cartagena, su compañera de vida Ada Mitchell Guzmán y trece imputados más, todo ligados al proceso que la Fiscalía General de la República denominó “Saqueo público”.

En su resolución, el juez determinó que existen méritos suficientes para que el proceso que se sigue contra el expresidente Mauricio Funes pase a la siguiente etapa y que todos los imputados deben ser capturados.

Según el juez, hay suficientes pruebas sobre un posible delito de peculado, lavado de dinero y activos, previstos en los artículos 325 del Código Penal y 4 de la Ley contra el lavado de dinero y activos.

El juez resolvió que la policía debe buscar y capturar al expresidente Mauricio Funes Cartagena, su compañera de vida Ada Michell Guzmán Sigüenza, como también sus hijos Diego Roberto Funes Cañas y Carlos Mauricio Funes Velasco.

La orden de captura también es contra Nelson Antonio García Cerón, Hugo Alfredo Barrientos Clara, Ada Luz Sigüenza de Guzmán, Juan Carlos Guzmán Berdugo, Elvy Marina Paz Gutiérrez, Luis Miguel Ángel García García, Rosa López de García, Joaquín Eduardo Cárdenas Cárdenas, Regina María Cañas Rivera, Cristina Pignato y Tiago Nogueira Vasconcelo Cabral.

Contra todos ellos también se emitió orden de captura nacional e internacional.

También se pide la inmovilización de bienes inmuebles en contra de todos los imputados antes mencionados, por lo que ninguno de ellos puede venderlos y hacer traspasos a terceros.

La Fiscalía sostiene que Funes Cartagena desvió dinero del Estado a cuentas privadas por el orden de los 300 millones de dólares, que luego utilizó de forma discrecional en la presidencia de la República.

¿Ha comenzado una nueva guerra civil en EE.UU.?


RT  -   27 jun 2018 09:11 GMT

Personalidades llaman a tomar las calles, congresistas piden el acoso público de funcionarios de la Casa Blanca, multitudes 'hacen justicia' en los restaurantes. ¿Hacia dónde se dirige EE.UU.?

Imagen ilustrativa. Toya Sarno Jordan / Reuters

Muchos estadounidenses piensan que en su país han sido sembradas las semillas de una nueva guerra civil. En un artículo en USA Today, Glenn Harlan Reynolds, profesor de derecho de la Universidad de Tennessee, argumenta que esta nueva guerra, de hecho, ya está "en marcha".

Lo demuestran, según sostiene, los recientes incidentes con dos funcionarias de la Administración Trump. La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, fue afrontada la semana pasada por una multitud que interrumpió su cena en un restaurante gritándole "¡Qué vergüenza!". Luego algunos manifestantes aparecieron en su casa y pusieron audios de niños inmigrantes que lloraban mientras los separaban de sus padres.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah HuckabeeSanders, mientras tanto, fue expulsada de un restaurante por la dueña, que se negó a servirle porque "trabaja para el presidente".

Asimismo, Reynolds se hizo eco de comentarios similares del politólogo Thomas Schaller, quien afirmó, citado por Bloomberg, que Estados Unidos se encuentra ante "el comienzo de una guerra civil suave"; y del periodista Tom Ricks, quien indicó que el país parece estar "tambaleándose" en esa dirección.

Gran parte de la inquietud reciente de la sociedad estadounidense ha sido provocada por las políticas migratorias de "cero tolerancia" de la Administración Trump y su decisión de separar a los niños de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México.

No debería haber "ni paz ni descanso"

Maxine Waters, una demócrata de la Cámara de Representantes de EE.UU. y acérrima crítica del presidente, causó un gran revuelo la semana pasada cuando aseveró que el personal de la Administración Trump debería esperar hostigamiento en restaurantes, gasolineras e incluso ante sus hogares como forma de protesta por su política de inmigración.

No debería haber "ni paz ni descanso" para las personas responsables de que los niños sean separados de sus padres, una de las medidas de la política de 'tolerancia cero' contra la inmigración promovida por Trump, según urgió Waters a la multitud durante un mitin.

Las declaraciones incendiarias de Waters provocaron una serie de reacciones que van desde el apoyo abierto hasta la crítica, y algunos usuarios llegaron a tildarla de loca. Sus detractores consideran que su discurso es incendiario y la acusaron de "incitar disturbios".

El puente fronterizo internacional Paso del Norte en Ciudad Juárez, México, el 20 de junio de 2018. / Jose Luis Gonzalez / Reuters

Hollywood contra la Administración Trump

También las celebridades se están involucrando en la polémica, llamando a los estadounidenses a tomar las calles para protestar contra las políticas de la Casa Blanca.

La semana pasada, los comentarios del actor Peter Fonda pusieron en alerta al servicio secreto cuando sugirió que el hijo menor de Trump, Barron, debería ser separado de su madre Melania y puesto "en una jaula con pedófilos", y que los ciudadanos deberían "rodear las escuelas" de los hijos de los funcionarios de la Administración en respuesta a la política de separación de niños".

Algo menos dramáticamente, otras figuras de Hollywood han pedido protestas y cambios en la política actual. El actor John Cusack acusó a la Administración Trump de "fascismo" y de "torturar" a niños, mientras que el músico Serj Tankian escribió en Instagram que Estados Unidos está en un "retroceso total" y que es hora de una "revolución pacífica".

Controversia de los monumentos confederados

El ya anterior y feroz debate sobre la eliminación de monumentos y símbolos confederados en EE.UU. personifica la división política y social actual y las interpretaciones opuestas de la historia estadounidense. En ese orden, algunos sostienen que esos monumentos veneran a figuras que lucharon por mantener la esclavitud, mientras que otros argumentan que rinden homenaje a grandes patriotas.

Cuando el supremacista blanco Dylann Roof mató a nueve afroamericanos que asistían a un servicio eclesiástico en Charleston, en 2015, provocó un movimiento para eliminar los monumentos confederados de los espacios públicos de todo el país. Más de 100 monumentos y símbolos han sido retirados desde 2015, pero no sin controversia y contra-protestas.

Sin embargo, otros grupos están presionando para que se construyan nuevos monumentos confederados.

El año pasado, un mítin del grupo de extrema derecha Unite the Right, que convocó a protestar por el retiro de una estatua del militar confederado Robert E. Lee en Charlottesville, se volvió violento cuando un manifestante embistióen su automóvil a la multitud de contra-manifestantes, hiriendo a decenas de personas y matando a tres activistas.

Protestas contra el monumento al soldado confederado John B. Castleman en Louisville, EE.UU., el 19 de agosto de 2017. / Bryan Woolston / Reuters

Polarización de opiniones por los medios

Según analistas, toda esta discordia social se está reproduciendo en las pantallas de televisión de los estadounidenses, de una manera que parece estar exacerbando el problema. En el propósito de aumentar sus índices de audiencia, los medios de comunicación invitan a los expertos que postulan opiniones más polarizadas, para así generar aún más controversia y discordia.

En su artículo, Reynolds escribió que los medios que "promueven indignación ensordecedora en búsqueda de 'rating' y vistas de páginas, empeoran el problema" y recordó una época en la que los estadounidenses podían estar en desacuerdo sin odiarse entre sí.

"EE.UU. está armando todo un escenario de guerra en Latinoamérica"


RT  -   27 jun 2018 15:44 GMT

Analistas coinciden en que la visita del vicepresidente estadounidense debe significar una alerta sobre la posibilidad real de un ataque militar contra Venezuela.

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y el canciller brasileño, Aloysio Nunes, en el Palacio Itamaraty. Brasil, 26 de junio de 2018. Adriano Machado / Reuters

"Estados Unidos está armando un escenario de guerra en Latinoamérica, que luego amenazará a todos los países de la región, incluso a los que hoy se prestan para los planes contra Venezuela", aseveró a este medio la periodista argentina Stella Calloni.

Para la analista, la gira del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, "intenta garantizar los apoyos para que la invasión a Venezuela no sea solo de Estados Unidos, sino que lo acompañen Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Panamá, donde ingresaron marines a principio de año.

También se ha anunciado que Brasil entregará a Washington el control de la base de lanzamiento Alcántara, ubicada en el estado de Marañón y que opera la Fuerza Aérea.

Además, Calloni, estudiosa de la geopolítica de EE.UU. en la región, detalla que la violencia generada en Nicaragua "es un plan de golpe de Estado" y parte de una estrategia general de la Casa Blanca. "Mientras más rápido debiliten a los países que integran la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA), más rápido recolonizarán Latinoamérica", dijo.

Una nueva fase de agresión

La visita de Mike Pence a Brasil y Ecuador supone el "inicio de una nueva fase de agresión diplomática contra Venezuela", señaló Julio Chávez, integrante de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Así, el constituyente estima que Washington intentará "convencer" a gobiernos vecinos de que apoyen la estrategia de "asfixiar a la economía venezolana".

Para el dirigente político, EE.UU. visita Brasil, no solo por su cercanía fronteriza con Venezuela, también por su peso económico. Mientras que en el caso de Ecuador, según su opinión, la Casa Blanca apela al apoyo que pueda ofrecerle un presidente (Lenín Moreno) que "traicionó" los postulados de unidad regional enarbolados por la 'revolución ciudadana' iniciada por el exmandatario Rafael Correa.

Ciudadanos venezolanos en Cúcuta (ciudad colombiana fronteriza con Venezuela), el 21 de febrero de 2018. / Carlos Eduardo Ramirez / Reuters

"Seguramente, Estados Unidos contará en esta nueva fase diplomática con la beligerancia de Ecuador, Brasil, Colombia, Chile y Perú; países que encabezan las agresiones hacia nuestro país", indicó el constituyente.

La reacción oficial de Venezuela

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, escribió un mensaje en su cuenta Twitter en el que calificó al vicepresidente Pence como un "violador de derechos humanos de inmigrantes latinoamericanos".

Para el jefe de la diplomacia venezolana, la visita resulta irónica e hipócrita, en momentos en que Washington se encuentra en el ojo del huracán, por la deportación y separación violenta de las familias migrantes latinoamericanas.

En este sentido, Arreaza acusó de "racista" al gobierno de Donald Trump y condenó que Pence viaje a la región solo para "inmiscuirse" en asuntos que le son ajenos.

Esta fue la respuesta oficial del gobierno de Nicolás Maduro a la gira del segundo en la línea de mando estadounidense, quien anunció que la única intención del viaje era pedir "más presión" contra Venezuela.

Tres días antes de anuncio de la gira a Suramérica, Pence aseguró haber conversado con el presidente electo de Colombia, Iván Duque, sobre la supuesta "crisis humanitaria" en Venezuela. Además, adelantó que el nuevo mandatario colombiano se comprometió con EE.UU. a "seguir presionando" a Caracas para "la restauración de la democracia".

Hay que tener en cuenta que Colombia, considerado un aliado estratégico de EE.UU., le permitió al Pentágono la instalación de siete bases militares en su territorio.

Una línea de fuego 

Cascos blancos de Argentina que viajaron a la frontera de Colombia y Venezuela. / facebook.com / Comisión Cascos Blancos Argentina

En las últimas horas, cascos blancos argentinos fueron movilizados a la frontera de Colombia con Venezuela (Cúcuta) para supuestamente "ayudar en casos de desastres", comentó Stella Calloni.

Varios medios locales reseñaron esa información, asegurando que los cascos blancos de Argentina se movilizaron, a pedido del gobierno de Colombia, para atender a los venezolanos que cruzan la frontera.

Pero Calloni cree que no es poca cosa, ya que "el gobierno de Mauricio Macri se ha puesto en la primera línea de ataque a Venezuela". En ese sentido destacó que, a sugerencia de Estados Unidos, Argentina creó una fuerza de despliegue rápido. Además firmó un convenio con Panamá para supuestas tareas logísticas.
"Tras la visita de Rex Tillerson, también se comenzó a hablar de la instalación de una base militar logística estadounidense en Tierra del Fuego, y existe un plan para instalar otras cuatro", precisó la periodista.

Escalada de las agresiones

El internacionalista Basem Tajeldine opina que el actual contexto parece "servido para que Estados Unidos escale la agresión hacia Venezuela". Dentro de la región, dijo el analista, el gobierno de Trump "cuenta con un grupo de países aliados, que se han prestado a la geopolítica imperialista, a la neodoctrina Monroe".

Además, Tajeldine considera que las políticas injerencistas de Estados Unidos "fracasaron en Siria" y también en Corea del Norte, a pesar de que los medios quieran vender la reunión entre Trump y Kim Jong-un "como un acuerdo de paz".

Un miembro de la Fuerza Aérea de EE.UU. durante la operación AmazonLog, en Tabatinga (Brasil). 11 de noviembre de 2017. / Leonardo Benassatto / Reuters

Según el internacionalista, EE.UU. considera que en América Latina "no hay espacio para negociar, sino para imponerse de forma brutal". En este sentido, explica que el bloqueo financiero aplicado contra Caracas le ha servido a Washington para publicitar "una supuesta crisis humanitaria". Un argumento que llevaría a EE.UU. "a una intervención total".

Además, Basem Tajeldine señala que las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea contra individuos que ocupan cargos públicos, "esconden la verdadera sanción, que es contra todo el pueblo venezolano. Se trata de un bloqueo criminal con el país".

Alertas de intervención militar

Visto el contexto de la gira de Mike Pence, la investigadora Stella Calloni se pregunta: "¿Qué cosa esperamos que Estados Unidos haga contra Venezuela, si ya lo han intentado todo?". Y se responde: "A Estados Unidos solo le resta la intervención militar".

Venezuela debe estar más alerta que nunca, apunta la periodista, y debe vigilar la gira de Pence. "No se trata de que no podamos resistir, pero nuevamente la región está a punto de perder la soberanía que había alcanzado la década pasada", expresó Calloni.

Ernesto J. Navarro

Putin a Bolton: Rusia puede mostrar a EE.UU. cómo organizar un Mundial "como es debido"


RT  -   27 jun 2018 13:23 GMT

John Bolton, por su parte, ha dicho que espera "aprender cómo [Rusia] ha gestionado la Copa Mundial de manera tan exitosa".

Sergei Karpukhin / Reuters

Las relaciones entre Moscú y Washington "no están en su mejor momento" como consecuencia de las "luchas políticas internas en EE.UU.", ha afirmado el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en la reunión con el consejero de seguridad nacional de Trump, John Bolton.

Al mismo tiempo, Putin ha expresado que espera discutir diferentes pasos para tratar de normalizar las relaciones bilaterales. "Rusia nunca ha aspirado a una confrontación. Espero que podamos hablar hoy de lo que podríamos hacer, desde ambas partes, para restablecer unas relaciones plenas basadas en la igualdad y el respeto mutuo", ha señalado el presidente ruso.

Bolton, por su parte, también ha manifestado su esperanza en hablar de "las posibilidades para mejorar las relaciones entre Rusia y EE.UU. en los temas donde hay cierto acuerdo".

Comentando el tema del Mundial 2018, Putin ha propuesto compartir con EE.UU. la experiencia rusa en organizar el campeonato.

"Quiero felicitarle por el hecho de que EE.UU. obtuvo el derecho de organizar la Copa Mundial 2026. Por el momento, hemos conseguido organizar la competición como es debido y vamos a compartir con ustedes nuestra experiencia", ha dicho el mandatario. Bolton ha respondido diciendo que espera "aprender cómo [Rusia] ha gestionado la Copa Mundial de manera tan exitosa".

Antes del encuentro con Putin, Bolton se ha reunido con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, con quien ha tratado los temas de Siria, Ucrania y las relaciones bilaterales.