martes, 3 de julio de 2018

CUMBRE RUSO-AMERICANA


Jorge Gómez Barata 

Cuando el próximo día 16 los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Donald Trump y Vladimir Putin se encuentren en Helsinki, capital de Finlandia, darán continuidad a una tradición forjada a lo largo de cien años.

Desde el triunfo de los bolcheviques, los líderes soviéticos, rusos y estadounidenses se han encontrado en casi treinta ocasiones. Ninguna ha sido superflua ni ha fracasado. Desde 1991 Boris Yeltsin y Vladimir Putin han ocupado los espacios que corresponden a Rusia, heredera de la URSS.

Estos eventos, todos trascendentales, han involucrado a los presidentes Roosevelt, Truman, Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Clinton, Reagan, H Bush, W Bush y Obama y, del lado soviético, a Stalin, Kruzchov, Brezhnev y Gorbachov. Los que más veces se encontraron fueron Stalin y Roosevelt, que protagonizaron las reuniones políticas más importantes del siglo XX.

Por una curiosa paradoja, cuando en 1917 los bolcheviques asumieron las riendas del estado ruso, técnicamente se convirtieron en aliados de Estados Unidos en la guerra contra Alemania. Aunque no se conocieron, entre el presidente estadounidense Woodrow Wilson y Lenin se creó una corriente positiva. Aunque desde perspectivas diferentes, ambos confrontaron a la vieja y retrograda Europa, y proporcionaron una visión innovadora de la política internacional basada en nuevos valores. Wilson elogió la diplomacia bolchevique, cosa que Lenin agradeció.

El hito más trascendental en la aproximación entre los líderes de estas superpotencias comenzó cuando el 26 de julio de 1941, un mes después de la invasión de Alemania a la Unión Soviética, cuyas tropas eran destrozadas por la maquinaria bélica hitleriana, llegó a Moscú Harry Hopkins, quien entregó a Stalin un mensaje del presidente Franklin D. Roosevelt, en el cual se declaró dispuesto “…A proporcionar a la URSS toda la ayuda que pudieran prestar los Estados Unidos…”

De haber vivido aquella dramática coyuntura, los obsesos de la teoría de la conspiración de hoy seguramente hubieran rechazado la oferta, al estimar que Estados Unidos pretendía derrotar a la Unión Soviética de otra manera. Se hubieran equivocado. Desde aquel día hasta la repentina muerte de Roosevelt el 12 de abril de 1945, se gestó una alianza que, sobrepasando las barreras ideológicas, salvó a la humanidad del fascismo.

Conmueve conocer que ante la negativa del líder soviético de alejarse de los frentes y viajar al extranjero, Roosevelt, que vivía atado a una silla de ruedas, abordó el crucero Iowa para atravesar el Atlántico infestado de submarinos alemanes, y tras navegar cerca de 15.000 kilómetros, llegar a la remota Teherán para encontrarse con Stalin.

Desde que en la capital persa se conocieron hasta su muerte en 1945, Roosevelt intercambió con Stalin más de 300 cartas y mensajes, algunos de ellos difíciles, pero ninguno hostil. Muchos se sorprenderían al leer que el presidente Roosevelt se dirigía al líder soviético como: “Querido señor Stalin…”

 Luego les contaré de aquellas y de otras cumbres, en especial de la última donde Roosevelt no pudo estar, y su lugar fue ocupado por Truman. Allá nos vemos.

La Habana, 02 de julio de 2018

………………………………………………………………………..
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por Esto! Al reproducirlo citar la fuente

"Dé propinas": La recomendación de una diputada argentina para solucionar los problemas económicos en su país


RT  -   3 jul 2018 15:13 GMT

La legisladora oficialista Elisa Carrió hizo esa insólita propuesta en un programa de televisión y las redes sociales estallaron en repudios y bromas al respecto.

La diputada oficialista Elisa Carrió durante un acto en Buenos Aires el 17 de octubre de 2017. JUAN MABROMATA / AFP

El lunes por la noche la diputada argentina Elisa Carrió, que se caracteriza por sus declaraciones histriónicas, hizo una insólita propuesta. Ante el deterioro de la situación económica del país reconoció que "hay una desesperanza" y un impacto "sobre los salarios". "La primera recomendación que le hago a la clase media y media alta es: dé propinas", sugirió la política en un programa televisivo del canal Todo noticias.

Según la legisladora, que responde al presidente Mauricio Macri, su objetivo es que no se caigan las llamadas "changas": trabajos temporales y precarios, muchas veces inventados por la propia persona que lo hace. "Hay más de dos millones o tres millones de personas que viven de esa changa", señaló Carrió sin citar la fuente de esos datos.

"Hay veces que nosotros cuando nos ajustamos lo primero que dejamos es de dar propina. Esto va cortando un círculo", remató.

Inmediatamente usuarios de las redes sociales reaccionaron a las declaraciones de la política. En algunos casos con indignación, en otros con cierto sarcasmo e ironía.

Los dichos de la diputada se enmarcan en una importante devaluación que se viene sucediendo de manera constante desde fines de abril. Corridas cambiarias han llevado a que el dólar pase de los 21 pesos a casi 30 en estos últimos dos meses, con un impacto considerable en los precios que afecta el poder adquisitivo de la población.

Pekín advierte sobre el peligro de viajar a EE.UU. por los tiroteos y los robos


RT  -   3 jul 2018 13:30 GMT

"Son frecuentes los casos de tiroteos, robos y hurtos", constata la misión diplomática china en Washington.

Imagen Ilustrativa. Carlo Allegri / Reuters

La embajada de China en Washington ha recomendado a sus connacionales que viajan a EE.UU. que sean conscientes de que la seguridad pública en el país norteamericano "no es buena".

"Son frecuentes los casos de tiroteos, robos y hurtos", ha advertido la misión diplomática en un aviso emitido el jueves pasado. Los diplomáticos alertan de que salir a solas de noche o actuar con imprudencia hacia "personas sospechosas" es la forma más fácil de meterse en problemas.

La advertencia también se refiere a la política fronteriza de EE.UU., y notifica a los viajeros que los agentes de aduanas tienen el derecho de examinar minuciosamente, sin necesidad de una orden de registro, a los turistas que llegan al país. En la nota se especifica que la posesión de "un visado válido no garantiza el derecho a ingresar a EE.UU.".

Según la nota, las facturas médicas en el país norteamericano son caras, e insta a los ciudadanos chinos a obtener un seguro de salud de antemano.

La embajada también recomienda a los viajeros mantenerse informados sobre las condiciones meteorológicas en EE.UU. y tomar precauciones en caso de desastres naturales.

Esa advertencia se produce en medio de las crecientes tensiones comerciales entre Pekín y Washington por la cuestión arancelaria. 

El pasado 15 de junio Donald Trump aprobó la imposición de aranceles del 25 % contra productos tecnológicos procedentes de China por valor de 50.000 millones de dólares.

Además de estas tarifas, a las que China ya respondió adoptando un arancel del 25% sobre 659 productos estadounidenses, Trump amenazó con imponer nuevos gravámenes contra importaciones desde el país asiático por valor de 200.000 millones de dólares.