domingo, 8 de julio de 2018

Los seis primeros niños han sido rescatados de la cueva en Tailandia


RT   -   8 jul 2018 14:33 GMT

La próxima fase de la operación comenzará dentro de 10-20 horas, anunció el gobernador de la provincia de Chiang Rai.

Thai Navy Seal/Handout via REUTERS / Reuters

Seis de los 12 niños atrapados en una cueva en Tailandia ya han sido rescatados. "Dos niños están afuera", dijo a Reuters Tossathep Boonthong, jefe del departamento de Salud de Chiang Rai y miembro del equipo de rescate. 

Las fuentes del equipo de buceo y la Marina tailandesa han confirmado que los dos primeros niños fueron rescatados el domingo por la tarde y trasladados en helicóptero a la ciudad de Chiang Rai, a unos 80 kilómetros de distancia, después de pasar exámenes físicos en el hospital de campaña cerca de la cueva.

Narongsak Ossottanakorn, gobernador de Chiang Rai, confirmó que los primeros cuatro niños rescatados han sido trasladados al hospital provincial. El quinto y el sexto niño rescatados están pasando exámenes médicos fuera de la cueva.

"Transcurre mejor de lo esperado"

Ossottanakorn aseguró en una rueda de prensa que la operación está yendo mejor de lo esperado.

La próxima fase de la operación comenzará dentro de 10-20 horas, agregó el funcionario.

Según sus palabras, primeramente los rescatistas han sacado a la superficie a los niños que se encuentran mejor.

Operación de rescate

Las autoridades de Tailandia han dado comienzo a la complicada operación de rescate de los niños que llevan más de dos semanas atrapados en una cueva del norte del país. En la operación toman parte 18 buzos (13 extranjeros y cinco tailandeses). Los rescatistas entraron en la cueva a las 3:00 UTC de este domingo. Los niños están siendo llevados a la superficie acompañados por dos buzos cada uno.

Atravesar el sistema de cuevas para llegar hasta el lugar donde se refugian los niños lleva a los socorristas más de cinco horas. Los peligros de esta operación se hicieron evidentes este viernes con la muerte de uno de los buceadores que participaban en las tareas de asistencia.

Los niños de entre 11 y 16 años y su entrenador de fútbol desaparecieron el 23 de junio, luego de que decidieran explorar la cueva de Tham Luang, en el norte del país. Una vez dentro, las lluvias torrenciales comenzaron a llenar las cavidades de la cueva y obligaron al grupo a refugiarse más adentro. Sin alimento sólido, debieron beber el agua que goteaba de las paredes hasta que fueron encontrados el 2 de julio.

El gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, advirtió que queda solo un "tiempo limitado" para tratar de sacar a los menores, debido a que pronto empezará a llover "de nuevo". Otra de las preocupaciones es la caída de los niveles de oxígeno dentro de la cueva.

Por lo tanto, los especialistas llegaron a la conclusión de que la única manera de que los niños pudieran salir de la cueva era buceando, aunque existía el problema añadido de que ninguno de los menores tenía experiencia en buceo y solo algunos de ellos saben nadar. La labor de rescate se preveía complicada por los estrechos y peligrosos pasadizos de la cueva y debido a que algunos tramos del pasaje que lleva hasta donde se encuentran los menores están inundados y su diámetro es inferior a un metro.